Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 02 Oct 2017, and is filled under Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , ,

El shinsengumi: realidad vs. mangas, animes y otomes II

En un artículo anterior se vio una comparación entre los datos históricos conocidos sobre los dos líderes del Shinsengumi, Kondô e Hijikata, y sus representaciones en la cultura popular. Sin embargo, esta organización no estuvo liderada sólo por estos dos hombres: diez capitanes controlaron los diez escuadrones que llegaron a formar el Shinsengumi en su plenitud. Todos ellos tuvieron fama en su época, pero hay dos cuya imagen ha trascendido la historia. De ellos hablamos en este artículo.

 

Sôji Okita

Sôji Okita fue el capitán del Primer Escuadrón del Shinsengumi, uno de sus miembros más jóvenes y el mejor espadachín del grupo. Además, fue un reconocido niño prodigio: se unió al Roshigumi a los 19 años y antes de esa edad ya había dominado todas las técnicas del estilo Tennen Rishin-ryû. El hecho de ser el mejor espadachín del Shinsengumi aparece representado de forma unánime en mangas, animes y juegos. Lo único que a veces queda dudoso es si es más fuerte que el comandante Kondô, ya que a éste se le ve pelear pocas veces. En Hakuôki,[1] el propio Okita menciona en una ocasión que el comandante es más fuerte, pero puede que sea una exageración debido a su cariño por él, ya que la afirmación nunca queda confirmada o denegada durante el juego.

Representaciones de Sôji Okita en Gintama (arriba izquierda), Peace Maker Kurogane (arriba derecha), Sayonara ga Chikai no de (abajo izquierda) y Hakuôki (abajo derecha).

A diferencia de Kondô e Hijikata, era hijo de una familia de samuráis de Shirakawa, en lo que es la actual prefectura de Fukushima, aunque sus padres murieron cuando era muy pequeño, por lo que fue criado por su hermana. El hecho de que Okita proviniera de una familia de samuráis e Hijikata, por el contrario, perteneciera a una familia de granjeros es un tema tratado brevemente en Kôtetsu no Hana,[2] durante el brutal interrogatorio de Furutaka Shuntaro, antes del Incidente de Ikedaya.[3] Se dice que Hijikata es capaz de infringir tan cruel tortura porque no es un auténtico samurái, una opinión que Okita no comparte. Si bien la tortura de Hijikata al rebelde es un hecho histórico demostrado, así como el horror que causó a sus compañeros, no se sabe qué actitud tomó Okita al respecto, si bien no hay ninguna mención a que Okita diera importancia a su ascendencia samurái.

Dado que su familia lo mandó a entrenar al dôjô que regentaba Kondô a temprana edad, pronto se sintió muy apegado a él y lo veía como una figura paterna. La relación entre Okita y Kondô suele representarse conforme a las fuentes históricas, aunque variando el grado de apego de Okita por el comandante: en Hakuôki, el personaje de Okita está prácticamente obsesionado con servir a Kondô y lograr su reconocimiento, mientras que en Peace Maker Kurogane[4] parecen tener una relación más de igual a igual.

Una relación que tiene más libertad de representación es la que tenía con el vice-capitán Hijikata. Históricamente no hay muchos datos de su relación personal. Su relación se ve representada de diferentes maneras en la cultura popular: en el anime Gintama,[5] por ejemplo, Okita se considera rival de Hijikata y durante toda la serie está intentando matarlo; una relación de rivalidad menos extrema entre los dos espadachines puede verse en el manga Getsu Seiki – Sayonara Shinsengumi;[6] en el anime Peace Maker Kurogane, Okita e Hijikata están en muy buenos términos, y en varias ocasiones se ve a Okita cuidando de Hijikata (sirviéndole té, o dándole masajes); en los juegos Hakuôki, Okita respeta la fuerza de Hijikata pero le tiene envidia por creer que es más cercano a Kondô que él; o en Kaze Hikaru,[7] Hijikata es el mentor de Okita, al que hace llorar muchas veces riéndose de él en los entrenamientos, aunque tienen una relación similar a la de hermanos.

A diferencia de en los otros casos, no se conservan fotografías suyas y tampoco testimonios relevantes sobre cuál era su apariencia física. Su representación más extendida es la de un joven con rasgos muy aniñados (caso de Gintama) o afeminados (Hakuôki, Burai[8]), llegando en algunos casos a parecer una mujer (caso de Shinsengumi Imon Peace Maker[9] o Peace Maker Kurogane). El que representarlo de esta manera tan poco varonil sea algo prácticamente unánime a todas sus apariciones puede deberse a que, como ya se ha dicho, era el integrante más joven del Shinsengumi, o sea que se le quiere dar una apariencia distintamente más joven que la del resto de compañeros. Pocas veces se le da una representación más realista como en el manga Sayonara ga Chikai no de,[10] donde se cuentan los últimos años de su vida y se le representa como un hombre bastante feo incluso cuando no estaba envejecido y consumido por la enfermedad.

En cuanto a personalidad, se dice que era un joven educado y amable con los de su alrededor, especialmente con los niños, con los que le gustaba jugar en su tiempo libre. Esta personalidad contrastaba con la crueldad que mostraba a sus enemigos, no dudando en matar tanto a enemigos como aliados si así se lo ordenaban. Tal y como se ha visto en los dos casos anteriores, este tipo de contraste no era algo fuera de lo normal entre los miembros del Shinsengumi, pero puede que la juventud de Okita hiciera del cambio de persona normal a brutal asesino más acusado, ya que en la cultura popular se le suele representar como un sádico (siendo el ejemplo más prominente el manga de Gintama) o, directamente, con doble personalidad (Kôtetsu no Hana). En juegos otome (Gum Boys,[11] The Amazing Shinsengumi – Heroes of Love-,[12] Bakumatsu Shinsengumi,[13] Bakumatsu Renka[14]) y en algún manga (Burai) se le suele representar con una personalidad reservada, oculta por una actitud relajada y bromista. El rasgo antes comentado de su gusto por jugar con niños aparece en los mangas Shinsengumi Imon Peace Maker y Burai, si bien no suele ser uno de los aspectos más difundidos de su persona.

La mayor parte de sus servicios en el Shinsengumi los cumplió estando enfermo de tuberculosis, enfermedad que le fue dejando cada vez más debilitado conforme pasaban los años, hasta el punto de que tuvo que retirarse de la guerra tras la batalla de Toba-Fushimi. Murió solo de dicha enfermedad el 19 de junio de 1868, a la edad de 25 años. El tema de su enfermedad y muerte siendo joven está muy presente en la cultura popular, que tiene un gusto por estos héroes trágicos. Está comúnmente aceptado que se le descubrió la tuberculosis durante el Incidente de Ikedaya, si bien es un hecho que carece de base histórica. Su enfermedad es interpretada de diferentes maneras en función del personaje: algunos toman un enfoque más realista, como Peace Maker Kurogane, que sigue los hechos históricos sobre el debilitamiento y muerte de Okita; en el caso de Gintama, quien tiene tuberculosis y muere joven no es el propio Okita, sino su hermana; en el caso de los juegos de Hakuôki, Okita es diagnosticado la enfermedad y se tiene que retirar del campo de batalla, aunque en caso de que la protagonista decida elegirlo como principal interés romántico será capaz de salvarle la vida por una misteriosa pócima. El manga Sayonara ga Chikai no de es el que sigue más fielmente los últimos momentos de Okita, incluyendo la anécdota (no demostrada) de que murió intentando matar un gato, aunque no pudo debido a su debilidad.

 

Hajime Saitô

Hajime Saitô fue el capitán del Tercer Escuadrón del Shinsengumi y uno de los pocos integrantes del grupo que sobrevivió a su caída. Llegó a vivir durante la era Meiji[15] formando parte de la nueva policía. Saitô aparece retratado en esta época de su vida en Rurôni Kenshin, [16] donde forma parte de la policía moderna, pero sus métodos y mentalidad siguen siendo los de la época de los samuráis, matando a cualquiera que considera el enemigo.

Fotografía hecha a Hajime Saitô en 1897 (izquierda), con 53 años. Representaciones suyas en Rurôni Kenshi (medio arriba), Gintama (medio abajo), Hakuôki (arriba derecha) y Peace Maker Kurogane (abajo derecha).

Era de la misma edad que Okita, si bien no es de los que se unieron al Roshigumi, sino que se unió directamente al Shinsengumi apoyándose en la amnistía que daba el gobierno a los pertenecientes a dicho grupo para evitar el castigo por haber matado a un samurái en Edo. Esta etapa de su vida es cubierta en los mangas Makoto no Kuni[17] y Burai (este manga incluye una versión más libre de los hechos, introduciendo sectas y espíritus), donde Saitô es el protagonista. Pese a su poca edad, era uno de los mejores espadachines del Shinsengumi, especializado en el iai. Esto queda reflejado, por ejemplo en el manga Ichi,[18] donde gracias a su gran destreza con la espada es capaz de matar a varios oponentes armados con rifles. En algunas versiones de su persona, como en la serie de juegos Hakuôki, se dice que era zurdo, aunque no hay ninguna fuente histórica que lo confirme. Lo que parece más probable es que fuera propenso a utilizar un tipo de ataque desde el lado izquierdo, algo que solía hacerse para sorprender al enemigo. Esta es la versión que se ha tomado en el manga Rurôni Kenshin.

No parecía tener rasgos físicos distintivos, a excepción de ser mucho más alto que la media (algo más de 1.82 metros).

Aunque su principal ocupación era ser capitán de su escuadrón, Saitô actuó como agente doble por orden de Kondô e Hijikata del grupo de Kashitarô Itô, que intentó crear su propio grupo de samuráis como escisión del Shinsengumi y en contra de sus ideales. Se dice que era un consumado actor, ya que Kashitarô nunca le descubrió. Sus misiones como espía aparecen reflejadas en el manga Kaze Hikaru.

En cuanto a su personalidad, aunque no hay muchos testimonios, se le suele representar como un hombre extremadamente callado y con muy poca presencia, seguramente por esta faceta como espía. Esto queda reflejado en el anime Peace Maker Kurogane, donde el protagonista es a menudo sorprendido por Saitô porque no puede detectar su presencia, o en el manga Makoto no Kuni, donde algunos de sus compañeros llegan a decir que nunca han oído su voz. En el caso de su representación en Gintama, la suposición de que habla poco se lleva al extremo, y representan al personaje comunicándose únicamente a través de anotaciones en un bloc de notas sin hablar nunca. En los juegos otome también se le suele representar como alguien tímido (siendo el caso de Hakuôki), aunque otros juegos, como Bakumatsu Shinsengumi le ponen una personalidad más abierta y de mujeriego, si bien no es lo habitual. En Burai, Saitô tampoco es un hombre especialmente callado, aunque sí le cuesta relacionarse con los demás.

En conclusión, ya sea siguiendo con veracidad los hechos históricos o dando interpretaciones más libres, no se puede negar el fuerte impacto que el Shinsengumi ha tenido en la cultura popular, así como la fascinación que produce (se esté o no de acuerdo con las acciones que tomó este grupo) la vida de estos samuráis de la Edad Contemporánea.

Notas:

[1] Franquicia Hakuôki. Desarrollada por Idea Factory, 2010

[2] Kanno, Aya. Kôtetsu no Hana. Ed. Hakusensha, 2003

[3] Incidente ocurrido durante el 8 de Junio de 1864, en el que el Shinsengumi logró frustrar los planes de unos rebeldes jôi haciendo una redada en la posada de Ikedaya. Este episodio fue el que consolidó la reputación del Shinsengumi como policía.

[4] Chrono, Nanae. Peace Maker Kurogane.  Ed. MAG Garden, 2002 y estudio GONZO, 2003

[5] Sorachi, Hideaki. Gintama. Ed. Shûeisha, 2003 (distribuido en España por Glénat, 2007) y estudio Sunrise, 2006

[6] Morita, Kenji. Getsu Seiki – Sayonara Shinsengumi. Ed. Shôgakukan, 2003

[7] Watanabe, Taeko. Kaze Hikaru. Ed. Shôgakukan, 1997

[8] Iwasaki, Yôko. Burai. Ed. Akita Shoten, 1997

[9] Chrono, Nanae. Shinsengumi Imon Peace Maker. Ed. MAG Garden, 1999

[10] Yukimura, Makoto. Sayonara ga Chikai no de. Ed. Kodansha, 2004

[11] Gum Boys. Desarrollado por Lotte, 2016

[12] The Amazing Shinsengumi – Heroes of Love-. Desarrollado por D3 Publisher, 2016

[13] Bakumatsu Shinsengumi. Desarrollado por SPACEOUT Inc!, 2015

[14] Franquicia Bakumatsu Renka. Desarrollada por Vridge Inc., 2007

[15] 1868 – 1912

[16] Watsuki, Nobuhiro. Rurôni Kenshin. Ed. Shueisha, 1994 (distribuido en España por Ivrea, 1999)

[17] Kanno, Aya. Makoto no Kuni. Ed. Hakusensha, 2013

[18] Shimozawa, Kan y Shinohara, Hana. Ichi. Ed. Kodansha. 2008

avatar Claudia Bonillo (7 Posts)

Nació en Zaragoza el 29 de diciembre de 1993. En su época de instituto vio sus primeros mangas y animes, lo que la llevó a interesarse por Japón. Acabó la carrera de Ingeniería Informática en 2016 y actualmente estudia japonés en el Centro Universitario de Lenguas Modernas, además de cursar el post-grado de Estudios Japoneses en la Universidad de Zaragoza.


Deja un comentario