Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 31 May 2016, and is filled under Arte, Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , , , , ,

30 vistas de Edo a través de Fernando Bellver

Fernando Bellver es un artista español contemporáneo, uno de los más importantes representantes del arte figurativo de nuestro país. Proviene de una familia de escultores muy importante: es sobrino-nieto del escultor Ricardo Bellver (conocido por el ángel caído del parque del Retiro) y nieto también del célebre escultor Francisco Bellver y Collazos. Ha obtenido algunas distinciones a nivel internacional, como la beca que obtuvo del Ministerio de Asuntos Noruego para trabajar en 1982 con Anne Breivik. Así también ha participado en numerosas exposiciones nacionales e internacionales como ARCO, recibiendo diferentes premios en bienales y ferias, y ha colaborado también con galerías importantes como Esti_Arte, Juana Mordó o Max Estrella, en Madrid.

Retrato realizado a Fernando Bellver, por el fotógrafo Juanmi Márquez, 2009.

Retrato realizado a Fernando Bellver, por el fotógrafo Juanmi Márquez, 2009.

Entre su vasta producción destaca una serie de grabados muy importante relacionada con Japón, la cual tituló 30 vistas de Tokio, surgida como un encargo, en el año 2009, por parte del director de la galería Photosai de Madrid, Alfonso Mateos Paramio, al propio Fernando Bellver, existiendo un acuerdo de colaboración. Este trabajo consistió en la recreación de las escenas del clásico cómic Tintín, muy del gusto del artista, con los ambientes y las técnicas del ukiyo-e inspirándose en la obra de Ando Hiroshige.

La primera fase de este proyecto se basó en la realización de un diario durante la primera estancia de Fernando Bellver en Japón, entre los meses de septiembre y octubre de ese mismo año 2009, para su exposición el día 20 de ese mismo mes de octubre en la Sala de Exposiciones del Instituto Cervantes de la ciudad de Tokio, una exposición que llevó por título Tokio Nikki (traducido al español como “Diario de Japón”). De esta misma muestra se publicó un catálogo en japonés, que no dejaba de ser la traducción de ese diario de viaje, editado también por Photosai.

En este primer viaje del artista se puede apreciar una doble visión, que es lo que aquí destaca principalmente: el seguimiento de los famosos grabados de Utagawa Hiroshige en sus Cien famosas vistas de Edo, y la descripción de una ciudad como Tokio, dentro de su espíritu personal y artístico. En este marco, una de las imágenes que mejor representa la primera línea de trabajo de Fernando Bellver sobre Hiroshige es la estampa que lleva por título Bellver, frente al puente de Ryogoku, con su grabado en la espalda, y que reproduce de una manera fiel la visión antigua del lugar.

El proyecto no terminó con un solo viaje, ya que tres años después, en 2012, el artista volvió a Japón para enriquecer aún más sus conocimientos y experiencias. Sus andanzas en este viaje no fueron expresadas inmediatamente en forma diario, sino que contribuyeron a su evolución debido a que fueron recreadas en el diario realizado en 2014.

Ya a comienzos del 2014, entre los meses de febrero y marzo, Bellver sí que volvió a Tokio para realizar el segundo tomo de los Diarios de Tokio, que editó también la galería Photosai. En ellos se puede observar que muchos de sus dibujos constituyen una preparación de lo que será la serie de estampas 30 vistas de Tokio, y no deja de ser una recreación de Fernando Bellver ambientada en los escenarios que Ando Hiroshige pintó entre 1856 y 1858. El conjunto fue presentado en España en el Stand de la galería Photosai y entre el 26 de febrero y el 22 de marzo de 2015 en una exposición en la Factoría de Papel de Madrid.

Bellver, combinando una fuerte influencia de las estampas de Hiroshige con los personajes de Hergé, utiliza una técnica que hay que destacar porque las estampas unen una gran labor artesanal con la tecnología. Hay que recordar que de Cien vistas de Edo fue una de las series más importantes realizadas dentro del grabado japonés del siglo XIX, en las cuales se representaban escenas populares y de género, así como paisajes, siempre imbuidas de una gran belleza y lirismo. En palabras de Fernando Bellver: «Me di cuenta que Hergé, en la representación de Tintin y los demás personajes, utilizaba una técnica muy similar». Se ve, pues, que la mezcla de ambos mundos ha dado un resultado muy interesante.

La serie 30 vistas de Tokio, se puede subdividir a su vez en cuatro grupos homogéneos, haciendo alusión a cada una de las estaciones del año, como dividió también Hiroshige en su trabajo.A continuación, escogeremos algunos ejemplos de estas treinta vistas para poder analizar con más detenimiento lo que Fernando Bellver quiere proponer en esta serie

En cuanto a las estampas de la primavera, un ejemplo muy destacado sería la  titulada Cascada de Oji. Bellver se presentó en este lugar situado al norte de la ciudad de Tokio, conocido por su carácter sagrado y por sus propiedades saludables, siguiendo las huellas que había trazado Hiroshige, y donde se encontró con que solo quedaba una placa de bronce. El dibujo que realizó sobre este lugar en sus diarios muestra una catarata en pie entre los edificios, a lo que posteriormente incluyó en su estampa las setas gigantes de La estrella misteriosa de Tintín, añadiendo un toque de irrealidad en ese lugar desaparecido que pudo contemplar Hiroshige pero del que Bellver no pudo disfrutar.

Cascada de Oji, Fernando Bellver, estampa Nº1.

Cascada de Oji, Fernando Bellver, estampa Nº1.

Una estampa perteneciente al verano sería Bahia de Edo, donde Bellver nos muestra un juego sutil que subyace bajo la mezcla de Hiroshige, Tokio y el propio artista. La escena podría recordar a Las Meninas de Velázquez, donde el pintor-camarógrafo Tintín se vuelve de manera cómplice al contemplador y le pide silencio para captar una escena imposible de filmar, ya que tuvo lugar hace casi dos siglos. La ironía se superpone a una composición vertical repleta de carteles en una de las escenas más pop y más sugerentes de toda la serie.

Bahia de Edo, Fernando Bellver, estampa Nº2.

Bahia de Edo, Fernando Bellver, estampa Nº2.

Una de las estampas más peculiares de la serie, en este caso dentro de la estación otoñal, sería Kodenmachô. Al pasear por las grandes avenidas del barrio de Kodenmachô, en pleno centro de Tokio, resulta imposible imaginar su antigua configuración de calles estrechas y ordenadas, que acogían los establos y casas de los mensajeros que mantenían comunicado el antiguo imperio japonés. El barrio se distinguía también por ser curiosamente el lugar de residencia del grabador Hiroshige.

Esta última circunstancia es la que impulsó a Bellver a escoger la estampa japonesa que utiliza en su composición, realizada por Hiroshige probablemente desde su ventana, de la que pende su yukata, o quimono de verano, puesto a secar a la derecha, y al fondo, entre la niebla, la torre contra incendios propiedad de su padre. La brisa que mueve los bambúes nos indica la llegada del otoño, mientras que la inclusión de Tintín dota de instantaneidad a la imagen y genera un primer plano que refuerza la profundidad de la composición. La trayectoria de la cuerda de la que pende el personaje de Hergé contrapesa las líneas oblicuas de los exvotos sacudidos por el viento.

Kodenmachô, Fernando Bellver, estampa Nº12.

Kodenmachô, Fernando Bellver, estampa Nº12.

De la etapa invernal un buen ejemplo sería la estampa Asakusa. Este es uno de los templos más destacados de la ciudad. Incluso Fernando Bellver lo visitó y anoto en su diario:

He leído cómo comportarme en un templo de este tipo. Primero el lavado de manos y boca con un cacillo en la fuente, después se echa una moneda, luego se da un golpe en el gong para atraer a la deidad. Se enciende una vela o incienso, se coloca en el altar, se dice una oración, y al final para que el dios se entere se dan dos palmadas. Creo que lo he hecho perfectamente, pero la gente me ha mirado como si estuviera loco.

El templo Sensô-ji de Asakusa es el más antiguo de Tokio y uno de los más importantes de la ciudad, dado que era el principal templo de los shogunes del clan Tokugawa que regían Japón. Fue destruido por los bombardeos norteamericanos de la Segunda Guerra Mundial, pero se reconstruyó poco después.

 Durante sus estancias en Tokio, Bellver acostumbra a pasear por Nakamise Dori, la calle comercial en la que, entre otros, abundan los puestos que venden ukiyo-e, las imágenes del mundo flotante de los antiguos grabadores japoneses como Hiroshige. En esta estampa de sus 30 Vistas de Tokio, Bellver superpone la Kaminari Mon, la gran Puerta del Trueno, con Hernández y Fernández en precario equilibrio sobre un dos- caballos, sacando a la escena de la quietud intemporal otorgada por la nieve, y trayéndola al presente de nuestra contemplación. El 2CV contiene una alusión secreta al mismo coche adquirido por Bellver en 2014, quien le ha añadido al dibujo el hueco lateral para insertar el gato de cambiar las ruedas.

Asakusa, Fernando Bellver, estampa Nº25.

Asakusa, Fernando Bellver, estampa Nº25.

En resumen, como se pueden ver,las 30 vistas de Tokio son una fusión de sus experiencias por Japón y un doble imaginario ya que no solo trata a Utagawa Hiroshige, sino que también lo hace con Hergé, el maestro creador de Tintín, que tantas veces ha sido modificado por el arte pop de Fernando Bellver. En sus estampas aparecen algunos de los personajes más destacados de Hergé como Tintin, Milú, el capitán Haddock, o Castafiore. Cada una de estas estampas pone de manifiesto la originalidad del arte pop del artista junto al grabado japonés ukiyo-e, estableciendo una conexión intima e intemporal el Tokio entre el siglo XIX y el famoso maestro belga de la línea clara.

Para  saber más

  • Trede, Melanie,Hiroshige: Cien famosas vistas de Edo: Ota Memorial Museum of Art, Tokio, Koln, Ed: Taschen, 2010.
  • Página oficial de los Diarios de Japónde Fernando Bellver.
  • Imágenes de la serie “30 vistas de Tokio”
avatar David Díez (13 Posts)

Graduado en Historia del Arte por la Universidad de Valladolid, japonólogo. Ponente y colaborador en el Congreso Internacional España-Japón "Arte-Hoy". Máster en Europa y el Mundo Atlántico. Poder, Cultura y Sociedad en la misma universidad. Con ideas de futuro para realizar una Tesis doctoral sobre el arte y la cultura japonesa.


Share

Deja un comentario