Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 10 Nov 2021, and is filled under Cine y TV, Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , , , ,

Caminos de ida y vuelta. Adaptando a anime el manga de Jujutsu Kaisen – Parte III

Tras los análisis en las anteriores entregas de los dos primeros episodios, Ryomen Sukuna y Hitoku Shikei, en el presente artículo continuamos la serie examinando el tercer episodio, Tekkotsu Musume, que se centra en el personaje de Kugisaki Nobara y se corresponde con el cuarto capítulo del manga, con el que comparte título.

El episodio comienza después de que Yûji haya sido aceptado formalmente en la Escuela Técnica de Hechicería del Área Metropolitana de Tokio, cuando va junto con Megumi y su tutor Gojô a recibir a la que va a ser la tercera estudiante de primer curso, Nobara. La primera mitad del episodio se desarrolla en Harajuku, concretamente en la popular Calle Takeshita, una localización dibujada con minuciosidad que constituye la primera aparición en el anime de puntos de interés de peregrinaje otaku, un tema que ha sido explorado en profundidad en otros artículos de esta revista. De hecho, el anime aprovecha para incluir varios planos de contextualización que además tienen la función de establecer la conexión entre Nobara y esta zona de la capital, escenas todas ellas ausentes en el manga que prefiere centrarse en avanzar la historia. Desde un punto de vista de la animación, es interesante fijarse la forma en la que MAPPA enfrenta la producción de multitudes: en vez de decantarse por el dibujo tradicional (demasiado costoso) o por el CG (que da resultados demasiado rígidos al modelar personas) elige mezclarlos, utilizando dibujo tradicional para las personas más cercanas y ordenador para rellenar el fondo, lo que permite obtener el mejor resultado con los mínimos recursos.

La escena en la que Nobara amenaza al cazatalentos de modelos presenta varios cambios entre las dos versiones, siendo además un ejemplo de cómo las escenas cómicas funcionan de manera diferente en cada medio. Por ejemplo, el manga presenta a Nobara como una figura amenazante, dibujándola por completo sombreada y con los ojos brillantes, mientras que en el anime hacen que la hechicera coja del cuello de la camisa al huidizo cazatalentos, aportando dinamismo. Como detalle, es curioso que en la siguiente escena, las gafas que lleva Yûji tienen la forma de la palabra “rook”, mientras que en el manga tienen la forma de “2018”, año en el que comienza la serie. Dado que este coincide con la fecha de publicación del capítulo original es natural que Gege eligiera ese modelo de gafas y, aunque más adelante va a ser necesario que el anime aborde la temporalidad de la serie, no es un dato relevante en esta primera temporada, por lo que tiene sentido que no dirijan la atención del público hacia ese detalle.

Comparación entre las gafas de Yùji durante su visita a Harajuku en el manga (arriba) y en el anime (abajo).

Seguidamente, en el manga la conversación entre los cuatro hechiceros sucede en medio de la calle, mientras que en el anime se han trasladado a una zona de consignas; además, aunque no se aprecia en el anime, dichos casilleros están situados en un patio interior en el último piso de un edificio a la entrada de Harajuku que sólo es accesible por un ascensor lateral, algo que pude comprobar cuando fui a hacer peregrinaje otaku en una excursión a Tokio, por lo que se trata de un lugar en extremo aislado, ideal para poder hablar con cierta privacidad. Desde un punto de vista práctico, esto permite a MAPPA ahorrarse tener que animar muchedumbres y, a la vez, empezar a desarrollar el personaje de Nobara a través de sus movimientos, llenos de energía y personalidad aunque sólo está guardando su equipaje. También es en este punto, tras su introducción, que el anime emite el opening, lo que da la impresión de que han finalizado las presentaciones y de que Nobara ya forma parte de la clase.

La valoración de la nueva alumna de sus dos compañeros está adaptada sin cambios, así como la intervención del profesor Gojô anunciando su intención de llevarles a hacer turismo por Tokio, una afirmación que está mejor ilustrada en el anime (con un detallado montaje de las atracciones principales de la capital y una panorámica del lujoso barrio de Roppongi), en gran medida gracias a que dispone de más espacio en comparación con las viñetas del manga. También es notable el esfuerzo que ha puesto el equipo de MAPPA en animar la emoción de los dos estudiantes, demostrando que no sólo prestan atención a las escenas de batalla.

Escenas exclusivas del anime mostrando las principales atracciones turísticas de Tokio: en la captura de pantalla de la izquierda puede verse la Estación de Tokio, el estadio de sumô Kokugikan, el edificio de la Dieta, el Skytree, el zoo de Ueno con su representativo oso panda, el puente Chûô-Ôhashi sobre el río Sumida, la Torre de Tokio y el santuario de Asakusa; la captura de pantalla de la derecha es Roppongi.

Tras la breve explicación de lo que va a consistir su misión en Roppongi, Gojô entrega una tozama a Yûji para que pueda defenderse de las maldiciones. Durante la entrega del arma, el anime incluye en segundo plano a Megumi, y puede verse que pone cara de desconcierto y luego de malestar. Dado que la escena se centra en Yûji, es poco probable que los espectadores se fijen en el personaje que aparece al fondo, y es que se trata de un guiño a los lectores que estuvieran al día del manga, ya que más adelante se sabe que dicha arma pertenece a la alumna de segundo curso Zen’in Maki, quien además no estaba muy contenta de prestársela a su tutor. Merece mención aparte la escena en la que Nobara insulta a Yûji entre dientes por emocionarse tanto por recibir la herramienta maldita. Si bien en el manga simplemente se ve a Nobara insultándolo en voz baja, en el anime esta escena corrió a cargo del diseñador de personajes. Por tanto, no sólo le ha dedicado un primer plano a Nobara, sino que, en vez de utilizar las tres formas básicas de la boca en los personajes de anime (abierta, entreabierta y cerrada), decidió animar el movimiento de los labios para que se correspondiera de manera exacta con la pronunciación del insulto, una técnica en extremo costosa que obliga a ajustar el dibujo después de doblar el episodio, pero que tiene la ventaja de aportar una gran fuerza expresiva. Dedicarle tanto trabajo a escenas aparentemente triviales sube la calidad media de la serie y pone de relieve el cuidado que le dedican al conjunto, y no sólo a unas pocas escenas clave.

Comparación entre la reacción de Nobara, Fushiguro y de Yûji cuando este recibe la tozama en el manga (arriba) y en el anime (abajo).

El resto del episodio se centra en la incursión al edificio maldito, donde el anime añade varias escenas que resaltan el contraste entre la actitud de Yûji y la de Nobara a la hora de afrontar la misión, empezando por la forma de explorar los pasillos. Por otra parte, y como viene siendo habitual, el anime edita las peleas para que queden más dinámicas, y en este caso, los movimientos de Yûji son más complejos, sobre todo los aéreos. Esto es algo que también se aprecia cuando, antes de que aparezca la maldición, Nobara patea a Yûji, y en el anime este da varias vueltas en el aire antes de caer en el suelo. La música es otro elemento a tener en cuenta en esta parte. Dado que la acción salta de Yûji, a la conversación entre Gojô y Megumi y luego a Nobara enfrentándose a la amenaza principal, la música cumple el importante papel de dotar de continuidad al episodio, proporcionando unidad a tres partes que podrían parecer desconectadas a primera vista.

Tras el salto publicitario, el duelo entre Nobara y la maldición, así como el posterior secuestro del niño está adaptado prácticamente viñeta a viñeta, siendo la mayor diferencia entre las dos versiones el propio diseño de Nobara, más estable en el anime que en el manga, ya que Gege ha reconocido en entrevistas que es uno de los personajes que más le costó aprender a dibujar. Sí se introduce un pequeño cambio en la aparición de Yûji. En el manga, tras cortar la mano a la maldición, Yûji se escurre entre sus piernas, mientras que en el anime tras salvar al niño le asesta una patada para alejarla. Algunas razones que podemos suponer para este cambio es que esto permite establecer la dominancia del protagonista (que no huye de la maldición sino que la ataca, lo que lo convierte en el depredador y no en la presa), y razones prácticas, ya que este movimiento permite acercar la maldición más a la ventana (por donde intentará huir más adelante) y permite mantener en el mismo eje a Yûji y a Nobara, por lo que es más fácil enfocarlos en el mismo plano sin cambiar el movimiento de la cámara. Merece prestar especial atención a la animación de la escena sakuga en la que Nobara atraviesa la muñeca de vudú, ya que los animadores han comentado que han puesto especial atención al movimiento del pelo para que este aspecto tan femenino contraste con la violencia de atravesar el muñeco utilizando clavos y un martillo.

Reacción de Yûji contra la maldición después de salvar al niño en el anime (arriba) y en el manga (abajo).

La mayor adaptación del episodio sucede tras la muerte de la maldición. Mientras que en el manga se dedican dos viñetas a los pensamientos de Nobara sobre su pasado, ilustrados con unos paisajes de una zona rural genérica, en el anime se adapta de manera detallada su relación con su amiga de infancia Saori, algo que en el manga no sucede hasta el décimoquinto volumen. De hecho, tal y como revela el fanbook oficial de la serie, si bien le pidieron a Gege que les adelantara qué tenía pensado decir del pasado de la muchacha, el diseño de Nobara en la escuela primaria que aparece en el anime no es obra de Gege, sino del diseñador de personajes de MAPPA, pero le gustó tanto al mangaka que decidió copiar dicho diseño cuando le tocó dibujar después a él el pasado durante el Incidente de Shibuya. Se trata de uno de los pocos casos, entonces, en los que el mangaka se basa en el material del anime y no al revés, lo que demuestra la relación de confianza entre ellos. Por tanto, dado que en este punto de la producción del anime todavía no se había dibujado el pasado de Nobara, lo que hace el anime es tomar el diálogo que aparece en el primer volumen del manga e incluir escenas propias nuevas de distintos momentos compartidos entre la chica venida de la capital y la pequeña Nobara. Otro cambio es el color del pelo de Saori, rubio en el manga (en el flashback del volumen 15) y morena en el anime, y será curioso estar atentos a ver qué versión de los dos mantienen si adaptan más adelante el resto de la serie. Por último, la última parte de este arco también está ligeramente alargada en el anime, añadiendo más interacciones con el grupo principal, lo que permite rebajar la tensión para luego subirla de golpe anunciando que, en la siguiente misión, uno de los tres va a ser víctima de una maldición.

Primeras apariciones en la serie (tanto en anime como en manga) de Saori (izquierda) y Nobara de niña (derecha).

En este artículo hemos resaltado las diferencias entre la introducción del personaje de Nobara en el manga y en el anime, viendo cómo la relación entre ambos medios es un camino de doble sentido. En la siguiente entrega pasaremos a analizar la que es la primera saga multiepisódica del manga, el incidente del reformatorio.

avatar Claudia Bonillo (73 Posts)

Graduada en Ingeniería Informática con mención en Computación (2016, Unizar), Diploma de Especialización en Estudios Japoneses (2017, Unizar) y Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte (2018, Unizar), actualmente es doctoranda del área de Asia Oriental en el Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza especializada en la transmisión de la historia medieval japonesa, periodo Sengoku (1467/1477-1603), a través de la cultura popular nipona (videojuegos, manga y anime). En el año 2020 ganó la Beca del Gobierno Japonés (MEXT/ Monbukagakushô) para Graduados Españoles para poder hacer una estancia de investigación en la Universidad de Kioto.


Share