Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 26 Mar 2015, and is filled under Crítica, Literatura.

Current post is tagged

, , , ,

Reseña: “Guía ilustrada de Monstruos y Fantasmas de Japón”, de Sekien Toriyama

La editorial Quaterni publicó a finales de 2014 la Guía ilustrada de Monstruos y Fantasmas de Japón, una popular recopilación de la obra del artista del ukiyo-e[1] Sekien Toriyama, hasta ahora inédita en castellano. En ella se recogen los grabados de fantasmas japoneses o yôkai que el artista publicó a finales del siglo XVIII, por lo que el libro no se trata simplemente de una guía o enciclopedia al uso, sino del conjunto de cuatro libros ilustrados de uno de los principales artistas del ukiyo-e japonés.

Sekien Toriyama (1712-1788), cuyo verdadero nombre era Toyofusa Sano, nació y vivió en la ciudad de Edo, actual Tokio. Perteneciente a una familia acomodada de religiosos budistas cercanos a los shogunes Tokugawa, su situación privilegiada le permitió que no tuviera que pintar por necesidad. Formado según la tradición pictórica de la escuela Kanô[2], su carrera artística empezó muy tarde, realizando sus obras maestras cuando superaba los 60 años de edad. Uno de sus discípulos más destacados fue Kitagawa Utamarô (1753-1806), uno de los principales artistas del grabado japonés.

Portada de la edición del libro que reseñamos.

Portada de la edición del libro que reseñamos.

Con el término yôkai nos referimos a las criaturas sobrenaturales y monstruos que aparecen en los cuentos y leyendas populares del archipiélago japonés. Aunque se suele remontar el origen de los yôkai a las crónicas y escritos mitológicos japoneses, la temática de fantasmas tuvo su momento de esplendor con el surgimiento de una serie de publicaciones a mediados del período Edo (1603-1868). Entre ellas destacan las del propio Sekien Toriyama, quién se encargó de recoger estas historias a través de un conjunto de grabados. La importancia de Sekien  radica en que fue el primero en llevar a cabo la plasmación visual de los distintos yôkai, que hasta entonces sólo existía de forma oral en las leyendas populares. A través de la tecnología de la época, que permitía la aparición de obras de gran tirada, Sekien popularizó con enorme éxito las historias de estos fantasmas a lo largo de todo Japón, temática que también abordaron maestros posteriores como Katsushika Hokusai o Utagawa Kuniyoshi.

En la publicación de Quaterni encontramos los cuatro tomos publicados por Sekien: El desfile nocturno de los cien demonios ilustrado (1776), Cien demonios ilustrados del presente y del pasado (1779), Suplemento de los cien demonios del presente y del pasado (1780), y La bolsa de los cien utensilios aparecidos al azar (1784). La primera obra está inspirada en el Desfile Nocturno de los Cien Demonios, obra anónima del periodo Muromachi (1336-1553), mientras que la segunda y la tercera beben de distintas fuentes tanto japonesas como chinas e indias, además de contener algunas criaturas inventadas por el propio Sekien. Para finalizar, en  el cuarto libro somos testigos de la abrumadora imaginación del artista con toda una serie de monstruos inventados e inspirados a partir de distintos objetos de la vida cotidiana.

El libro presenta una sencilla estructura, tras una presentación en la que se nos señalan las pautas que se han seguido para la disposición de los grabados de Sekien, encontramos los cuatro libros por orden de publicación. Todos y cada uno de los grabados se acompañan del nombre de la criatura, tanto en japonés como en español, además de la traducción de las inscripciones que, por norma general, acompañan a la ilustración. Además, las obras cuentan con un breve pero experto comentario a cargo de Isami Romero, en el que se nos señala  muy acertadamente alguna característica del monstruo en cuestión. Esta explicación está basada en autores de referencia en el estudio de los yôkai, e incluye una enumeración de otras obras literarias en las que la criatura está presente o tiene un especial protagonismo.

La obra nos presenta alguno de los monstruos más populares de Japón, como el kappa, una criatura acuática que intenta ahogar a los descuidados bañistas en los ríos; el kitsunebi o zorro de fuego que se muestra en las frías noches del mundo rural japonés; el rokurokubi siniestro ser de largo cuello que antaño fue una sirvienta o una mujer despechada, o el Rajômon no oni, un fantasma que habitaba la antigua puerta Rashômon de la ciudad de Kioto entre muchos otros.

Como hemos señalado, el conjunto de cuatro libros del maestro Sekien conforman una obra cumbre no solo del grabado sino de la mitología japonesa. Tras contemplar y deleitarnos con los extraños yôkai, seremos conscientes de multitud de influencias que podemos encontrar tanto en el manga, como en el anime, el cine y los videojuegos actuales. Se trata de una obra indispensable para todos aquellos interesados de una manera u otra en Japón, en su arte, cultura y tradiciones populares.


Notas:

[1] El grabado japonés tuvo su momento de esplendor durante el período Edo (1603-1868), época en la que se desarrolló el género conocido como ukiyo-e (pintura del mundo que fluye o del mundo flotante), vinculado a la clase de comerciantes y artesanos que a lo largo de esta época alcanzaron un importante poder económico. Los artistas trataron numerosos temas, como el de mujeres bellas, actores del teatro kabuki, el  sumo, paisajes o incluso historias de fantasmas. Más información aquí.

[2] Durante el período Momoyama (1568-1603) los pintores profesionales de la escuela Kanô recogieron la herencia de la pintura a la tinta y de la tradicional escuela yamato-e de épocas anteriores. Sus obras de gran formato y variada temática, entre la que podemos encontrar paisajes, temas naturales o pintura de género, se realizaban mediante la técnica de la tinta china monocroma o bajo un nuevo estilo caracterizado por sus colores planos y brillantes así como por sus fondos dorados.

avatar David Lacasta (55 Posts)

Soy Licenciado en Historia del Arte y actualmente estoy cursando el máster en estudios avanzados, en la modalidad de Asia Oriental. Estoy trabajando en la cerámica Satsuma, y el fenómeno de su coleccionismo en occidente.También me interesa mucho todo lo relacionado con las armas y armaduras de los samurai, así como la historia militar de Japón.


Deja un comentario