Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 26 Feb 2016, and is filled under Cine y TV.

Current post is tagged

, , , ,

Hollywood se queda “corto”: De la escasa presencia de Asia en los Oscar

Este domingo, 28 de febrero de 2016, tendrá lugar en el afamado Dolby Theatre de Los Ángeles la 88ª Edición de los Premios Oscar. Durante esta semana previa, en la que todo son cábalas sobre los futuros galardonados, en Ecos de Asia queremos analizar someramente la presencia de las cinematografías orientales entre los nominados para el más prestigioso galardón del Séptimo Arte.

Si bien el año pasado dedicamos un completísimo especial a este evento cinematográfico, lo cierto es que la presencia asiática el próximo domingo brillará por su ausencia. Tradicionalmente, Asia ha tenido una fructífera relación con los premios Oscar (mención especial merecen China y Japón), destacando, como no podía ser de otra manera, en la categoría a Mejor Película de Habla No Inglesa, así como en el ámbito de la animación. Sin embargo, este año la presencia de producciones y cineastas asiáticos en la alfombra roja será sumamente escasa. Ríos de tinta han corrido ya sobre la discriminación racial en las nominaciones de estos premios ante el vacío de actores afroamericanos en las principales categorías –algo sobre lo que, sin duda, hará hincapié el anfitrión de la gala, Chris Rock-, pero no es menos escandalosa la exigua presencia de las cinematografías asiáticas.

Desaparecidas en las categorías reinas del certamen (Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor o Actriz…), encontramos una película asiática entre las candidatas a Mejor Película Animada: la japonesa When Marnie was there (2014),[1] del afamado Studio Ghibli. Esta cinta, que ya analizamos en un artículo anterior, habrá de competir con el éxito veraniego de Disney-Pixar: Del revés (2015) y con otros largometrajes de animación menos conocidos (Anomalisa, El niño y el mundo, y La oveja Shaun). Si bien el filme de Hiromasa Yonebayashi hace gala del buen hacer técnico de su productora, con una atención al detalle y una belleza visual que la hace impecable, lo cierto es que su argumento edulcorado y su ritmo algo lento, restan méritos a esta personal adaptación de la novela Cuando Marnie estuvo allí (1967) de la escritora británica Joan G. Robinson. A esto debemos añadir el hecho de que el Studio Ghibli anunciara que, con esta película, se iniciaría un cese temporal en la realización de largometrajes, noticia que fue recibida con desamparo por muchos de sus seguidores internacionales.

Por su parte, la categoría de Mejor Película de Habla no Inglesa, cuenta con cinco producciones de diversos orígenes, entre las que destacan tres cintas europeas: la húngara El hijo de Saúl, de László Nemes, abalada por público y crítica, y que ya triunfó en los Globos de Oro; la película danesa A war, de Tobias Lindholm; y Mustang,[2] de Deniz Gamze Ergüven, una coproducción entre Francia y Turquía que ya fue objeto de análisis en esta revista por su presencia en el festival logroñés de Actual.

Galardonado con la Espiga de Plata en la Seminci vallisoletana, este drama analiza el papel de la mujer en la sociedad turca a través de la vida de cinco hermanas, de entre 12 y 16 años. Durante un intenso verano, las muchachas deberán hacer frente a su opresor entorno familiar, cada una a su manera, con actitudes que van de la resignación a la rebeldía. El honor familiar vinculado a la importancia de la virginidad femenina, el aún presente matrimonio de conveniencia y la figura de la mujer vinculada a las tareas domésticas, son temas presentes en este filme. Si bien la temática y el guión son fascinantes, la factura del mismo (plasmada, por ejemplo, en la fotografía), muestra algunas deficiencias técnicas que le aportan un toque inocente y poco estudiado, directamente relacionado con el cine independiente.

A estas películas ya comentadas, se unen en la misma categoría la colombiana El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra, y la interesante Theeb,[3] de Naji Abu Nowar, procedente de Jordania. Este filme, ambientado a comienzos del siglo XX, nos cuenta la historia de un joven beduino de nombre Theeb (que en árabe significa lobo) y su hermano mayor, Hussein, los cuales forman parte de una tribu que habita en el desierto del, por entonces, Imperio Otomano. Una noche, mientras los hombres juegan sobre la arena del desierto, reciben en su jaima  a dos misteriosos forasteros, que son acogidos haciendo gala de la conocida hospitalidad árabe. Estos dos hombres resultan ser un oficial del ejército británico y su guía, los cuales deben llevar a cabo una misteriosa misión. Hussein les acompañará en su camino y el pequeño Theeb les seguirá a través del desierto, viviendo así peligrosas aventuras.

Cartel de Theeb.

Cartel de Theeb.

Entre los nominados a Mejor Documental, encontramos la cinta Amy,[4] del director británico Asif Kapadia, de ascendencia india. Son precisamente los orígenes asiáticos de este cineasta las que hacen que la citemos aquí, entre otras películas orientales, a pesar de tratarse de la biografía fílmica de una cantante judía del norte de Londres. El filme, intimista y compuesto, a modo de collage cinematográfico, por multitud de grabaciones caseras, nos guía a través del ascenso y caída de la que fuera diva del jazz contemporáneo: Amy Winehouse. Los conocidos excesos con el alcohol y las drogas y sus desórdenes alimenticios, se combinan aquí con la versión más intimista de esta estrella mundial en sus orígenes cuando, con tan solo 16 años, comenzó a despuntar por su increíble voz.

Hasta aquí llega la escueta presencia de largometrajes asiáticos en los Oscar pero, en contraposición, contamos con cinco cortometrajes de procedencia oriental que pugnarán por hacerse con una estatuilla. Optando a la de Mejor Cortometraje, encontramos la comedia Ave Maria,[5] de Basil Khalil y Eric Dupont, y el drama Day One,[6] de Henry Hughes. En la primera, una familia de israelíes a los que se les avería el coche en un área rural de Cisjordania, deben pedir ayuda a cinco monjas para regresar a casa. Por su parte, Day One –inspirada en una historia real- relata el primer día de trabajo de una traductora que acompaña al ejército americano en su búsqueda de un terrorista, mostrando las barreras de género y religiosas que la protagonista deberá superar en su día a día.

Cartel del cortometraje Day One.

Cartel del cortometraje Day One.

La cinta pakistaní A girl in the river: the price of forgiveness,[7] de Sharmeen Obaid-Chinoy, se enfrenta a la estadounidense Chau, beyond the lines,[8] de Courtney Marsh y Jerry Franck, en la categoría a Mejor Cortometraje Documental. En el primero, se hace referencia a los denominados “crímenes de honor”, consistentes en el asesinato de mujeres para restablecer la honra familiar, una práctica aún vigente; mientras que el segundo filme tiene como protagonista a un adolescente discapacitado por los efectos del Agente Naranja, usado durante la Guerra de Vietnam.

Finalmente, entre los aspirantes a Mejor Cortometraje Animado, encontramos la interesante Sanjay’s Super Team,[9] de Sanjay Patel y Nicole Grindle. Esta película, producida por el estudio Pixar, supone el debut como director de Patel, y fue proyectado en cines como aperitivo a El viaje de Arlo (2015) –del mismo modo que el cortometraje Lava antecedía al visionado de Del revés-. Inspirado en la infancia del propio director, este corto supone un cuento sobre el poder de la imaginación infantil, así como un relato de las contradicciones culturales de un inmigrante de segunda generación en Estados Unidos. El protagonista de la historia es un niño que quiere ver dibujos animados pero debe unirse a las meditaciones de su padre en el pequeño altar familiar; así, el pequeño Sanjay soñará despierto con una fantasía en la que los dioses hindúes Durga, Visnú y Hánuman, se enfrentan al rey de los demonios raksasas, Ravana, como si fueran superhéroes, en una fusión intercultural sumamente interesante. Finalmente, el pequeño unirá ambas cosas en sus dibujos, que emergen  como algo nuevo y diferente, configurando la personalidad del futuro cineasta.

Las divinidades hindúes a través de tres fotogramas del cortometraje: arriba, en el altar doméstico; en el centro, cuando cobran vida en la imaginación de Sanjay; y abajo, recreadas por el niño en su cuaderno de dibujos.

Las divinidades hindúes a través de tres fotogramas del cortometraje: arriba, en el altar doméstico; en el centro, cuando cobran vida en la imaginación de Sanjay; y abajo, recreadas por el niño en su cuaderno de dibujos.

Emotivos títulos de crédito donde, junto a un fotograma de la película, vemos la foto actual del director junto a su padre.

Emotivos títulos de crédito donde, junto a un fotograma de la película, vemos la foto actual del director junto a su padre.

Así pues, pese a la escasa presencia asiática en esta edición de los Oscar, hemos podido comprobar una enorme variedad, con profundos dramas y veraces retratos sociales, o comedias hilarantes, en ámbitos que van desde la realidad inmediata del documental, hasta la animación. Este domingo, al margen de la expectación por el posible (aunque esquivo) galardón de Leonardo DiCaprio, estaremos también muy atentos a los posibles vencedores asiáticos de la velada, ansiando que la Academia del Cine hollywoodense reconozca nuevamente el gran impacto de estas cinematografías a nivel internacional.

 Notas:

[1] El recuerdo de Marnie / When Marnie Was There / Omoide no Mânî (2014). País: Japón. Director: Hiromasa Yonebayashi. Guión: Niwa Keiko, Ando Masahi (Libro: Joan G. Robinson). Música: Takatsugu Muramatsu.

[2] Mustang (2015). País: Francia. Director: Deniz Gamze Ergüven. Guión: Deniz Gamze Ergüven, Alice Winocour. Música: Warren Ellis. Fotografía: David Chizallet, Ersin Gok. Reparto: Erol Afsin, Ilayda Akdogan, Doga Zeynep Doguslu, Elit Iscan, Ayberk Pekcan, Günes Sensoy, Tugba Sunguroglu. Productora: Coproducción Francia-Turquía-Alemania; CG Cinéma.

[3] Theeb (2014). País: Jordania. Director: Naji Abu Nowar. Guión: Abu Nowar, Bassel Ghandour. Música: Jerry Lane. Fotografía: Wolfgang Thaler. Reparto: Jacir Eid, Hassan Mutlag, Hussein Salameh, Marji Audeh, Jack Fox. Productora: Noor Pictures.

[4] Amy: La chica detrás del nombre (2015). País: Reino Unido. Director: Asif Kapadia. Guión: Asif Kapadia. Música: Antonio Pinto. Reparto: Amy Winehouse, Mitchell Winehouse, Blake Fielder, Salaam Remi, Nick Shymanksy, Mos Def, Tony Bennett, Mark Ronson, Janis Winehouse. Productora: Playmaker Films / Universal Music.

[5] Ave Maria (2015). País: Palestina. Director: Basil Khalil. Guión: Basil Khalil, Daniel Yáñez Khalil. Música: Jamie Serafi. Fotografía: Eric Mizrahi. Reparto: Shady Srour, Maria Zreik, Huda Al Imam, Ruth Farhi, Maya Koren. Productora: Coproducción Palestina/Francia/Alemania; Incognito Films.

[6] Day One (2015) País: Estados Unidos. Director: Henry Hughes. Guión: Dawn DeVoe, Henry Hughes. Música: Omar Fadel. Fotografía: Kee Kyung. Reparto: Layla Alizada, Navid Negahban, Alexia Pearl, Bill Zasadil, Alain Washnevsky, Yanellie Ireland, Shari Vasseghi, Mustafa Haidari, Jesse Luken, Ali Olomi, Dave Racki.

[7] A Girl in the River: The Price of Forgiveness (2015) País: Pakistán. Director: Sharmeen Obaid-Chinoy. Fotografía: Asad Faruqi.

[8] Chau, Beyond the Lines (2015) País: Estados Unidos. Director: Courtney Marsh. Guión: Courtney Marsh, Marcelo Mitnik. Música: Steve London. Fotografía: Courtney Marsh. Productora: Cynasty Films.

[9] Sanjay’s Super Team (2015). País: Estados Unidos. Director: Sanjay Patel. Guión: Sanjay Patel. Música: Mychael Danna. Productora: Pixar Animation Studios.

avatar Laura Martínez (75 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, actualmente cursa el Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, especializándose en Cine.


Deja un comentario