Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 29 Abr 2019, and is filled under Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , ,

Manteniendo viva a Ai Yazawa: Planeta Cómic reedita “Last Quarter”

La mangaka Ai Yazawa es una de las figuras más relevantes del manga moderno, particularmente del josei, gracias a su obra más destacada, Nana, que comenzó a publicarse en el año 2000 y que lleva una década en hiatus, manteniendo en vilo a sus fans, por motivos de salud de la autora.

Estos problemas de salud no impiden que Ai Yazawa siga siendo una autora de referencia, que ha visto varios de sus títulos publicados en castellano. El primero, en 2003, fue Paradise Kiss, una obra ya clásica del manga moderno. Nana llegó en 2006, gozando de un éxito considerable y convirtiéndose en todo un bombazo. Tal fue la popularidad que alcanzó que a partir de entonces Planeta se lanzó a la publicación de obras de la mangaka, algunas de ellas muy destacadas, como Historia de un vecindario (que completa el trío de títulos más destacados de su trayectoria) y otras menores, como No soy un ángel, Un manga, un romance o Last Quarter, esta última en tres tomos.

Desde entonces, el mercado editorial, particularmente en lo que a cómic y a manga se refiere, ha sufrido grandes cambios, en parte propiciados por la crisis económica que alteró la tendencia creciente del mismo y puso en evidencia la burbuja que se había generado mediante la multiplicación de las licencias por parte de las editoriales. Sin embargo, tras los años más duros de recesión, llegó un nuevo periodo de crecimiento, esta vez, mucho más sólido y con un público más maduro, que ha facilitado un momento como el actual en el que recibimos tanto los éxitos más actuales como grandes clásicos que permanecían inéditos en España.

Dentro de este panorama, y atendiendo precisamente a la madurez de un mercado en el que un sector importante ha crecido y ampliado su poder adquisitivo, ha surgido igualmente una tendencia de reediciones y recuperación de obras que ya fueron publicadas en los años noventa y comienzos de los dos mil, pero que tuvieron recepciones desiguales por diversos factores. La apelación a la nostalgia de este tipo de movimientos editoriales es clara, pero también coinciden con el interés por obras de cronologías muy variadas.

Hay un tercer factor que resulta pertinente al respecto, la voluntad de recuperación y consolidación de las demografías tradicionalmente femeninas (shôjo y josei), que han quedado relegadas a un segundo plano por percibirse de manera altamente estereotipada, lo cual hace de barrera que impide que muchos lectores potenciales se sumerjan en este tipo de obras. Estos prejuicios son cada vez menores, sin embargo, las reticencias siguen existiendo y ha sido necesario en determinados casos la voluntad específica de las editoriales por crear líneas en esta dirección. En este sentido, Planeta Cómic ha sido una de las grandes editoriales preocupadas por establecer una línea dentro de su catálogo, gracias a proyectos como un número especial de revista shôjo, a imagen de las revistas japonesas, que ofrecía capítulos de varias series y obras a modo de adelanto de sus publicaciones.

Es en este contexto en el que debe entenderse esta recopilación de Last Quarter en un tomo único que presenta la obra completa. No se trata de una edición de lujo, sino que se presenta en un formato funcional, que no encarezca innecesariamente la obra, puesto que lo interesante es que llegue a un nuevo público, así como a los lectores y fans clásicos.

Last Quarter plantea dos historias paralelas que se entrelazan mediante un encuentro sobrenatural. Por un lado encontramos el planteamiento más arquetípico del shôjo, un romance intenso entre Mizuki, una  joven japonesa y un músico extranjero llamado Adam, cuya relación se convierte en el principal misterio de la trama. Por otro lado, un grupo de niños descubre la existencia de esta pareja y algunos de los problemas que rodean su relación, lo cual dará lugar al desarrollo de la historia principal, en la que los escolares se convierten en una suerte de detectives que intervienen activamente para ayudar a la pareja a alcanzar un final feliz.

En Last Quarter, que originalmente fue publicada entre 1998 y 1999, Ai Yazawa aborda el tema de la música, que se desarrollará hasta el extremo en su gran obra, Nana. Por otro lado, el personaje de Adam, de origen occidental, supone a su vez una materialización de la influencia de la cultura occidental que ha sido una constante en las obras de esta mangaka, ya presente en títulos tempranos como Marine Blue (que también ha recuperado Planeta Cómic en los últimos años).

El dibujo es extremadamente estilizado, como caracteriza a las obras de Ai Yazawa. Destaca la manera en la que representa tanto los ojos, en los que reside buena parte de la expresividad de los personajes, como el cabello, especialmente de los personajes femeninos, haciendo que prácticamente se pueda percibir su tacto sedoso y su movimiento fluido y constante. Otro aspecto visual a tener en cuenta es el interés que Ai Yazawa pone en la ropa, diseñando a algunos personajes, especialmente a Mizuki, con un estilo moderno muy característico de su época, a pesar de la gran sencillez de sus vestuarios.

Pero el aspecto más destacado de Last Quarter es su narrativa, ágil y adictiva. Ai Yazawa plantea una historia a medio camino entre el thriller y el melodrama, incorporando algunos elementos que enriquecen todavía más el conjunto, como el aspecto sobrenatural o la perspectiva de los niños, que rápidamente se hacen con el peso de la historia. Todos estos elementos constituyen una ruptura con el shôjo y josei más estereotípico, así como una demostración más de la riqueza de estas demografías que injustamente se han visto reducidas a una percepción simple y con un marcado sesgo de género.

Por este motivo, Last Quarter es una recomendación perfecta para el lector que quiera aventurarse en un ámbito diferente, saliendo de su zona de confort habitual, al tiempo que esta edición recopilatoria hará las delicias de aficionados que podrán llenar este hueco en sus bibliotecas particulares. Además, su reedición resulta muy pertinente también para los fans más acérrimos de Nana, que pueden conocer mejor otras obras de la autora mientras esperan que se resuelva el hiatus en el que se encuentra esta mítica serie que revolucionó en su día el panorama del josei.

avatar Carolina Plou Anadón (271 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, prepara una tesis doctoral sobre fotografía japonesa. Autora del libro “Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón”.


Share

Deja una respuesta

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.