Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 26 Ene 2016, and is filled under Crítica, Literatura.

Current post is tagged

, , , , ,

Rezar al dinero, comprar a un dios: El todopoderoso Shikaku, de Naoko Tanigawa

Ilustración de portada.

Ilustración de portada.

Un culto misterioso parece extenderse por un Japón que todavía acusa las recientes heridas del terremoto y tsunami de marzo de 2011. De manera discreta, pero efectiva, y apoyándose en internet como principal (que no única) fuente de difusión, la veneración a Shikaku comienza a aflorar. No obstante, no descubriremos una de las premisas fundamentales de la novela hasta que las hermanas Minami y Azumi se vean involucradas en las misteriosas salidas de su padre. Si bien cuando nos sumergimos en el detonante la novela ofrece la sensación de que vaya a dirigirse por unos derroteros muy diferentes, mucho más convencionales, sentimentales y triviales, esta impresión deriva en pocas páginas hacia un inquietante misterio, hábilmente desarrollado. Muy paulatinamente, se van descubriendo las distintas piezas del puzle en torno a Shikaku, de forma que, al llegar a determinado momento, el lector es consciente de conocer con bastante exactitud en qué consiste el culto a esta divinidad y hasta qué punto se ha propagado, sin que muchos aspectos hayan sido explicados claramente.

Esto es posible gracias a una estructura narrativa que resulta, al principio, desconcertante. La autora juega, de manera plenamente consciente, a crear cierto despiste en el lector mediante fluidos cambios de narrador, con lo que la historia se va descubriendo desde distintos puntos de vista (el de Minami, el de Asami, el del padre, el de la madre y el de la hija de Asami). De este modo, no solo los acontecimientos, sino también las impresiones y reflexiones de cada uno de los personajes se van sucediendo, separadas todas mediante cortes y saltos narrativos sin ningún contexto, obligando al lector a prestar una atención mayor. No obstante, este ejercicio resulta más que estimulante a la hora de desentrañar a qué narrador se ha cambiado en cada ocasión, convirtiéndose en un aliciente que enriquece la experiencia lectora.

Los pilares fundamentales de la novela son la religión y el dinero, que se funden en uno solo para desarrollar una reflexión sobre la sociedad moderna y de qué manera ésta se relaciona con lo material (reducido al dinero como elemento básico y a la vez metafórico de todo lo demás) y lo espiritual. Plantea una cuestión de fondo muy interesante, y es el valor y las connotaciones que se atribuyen al dinero. ¿Es realmente algo pernicioso y maligno que ha esclavizado a una sociedad ambiciosa, o es un medio y una herramienta de cohesión para poder prosperar como comunidad?

Más allá de estas cuestiones, en El todopoderoso Shikaku, Naoko Tanigawa también habla de la desestructuración y la falta de comunicación familiar, y aborda (quizás un tanto más de puntillas de lo que podría parecer a priori) un tema tan complejo como es la depresión y la distorsión que esta enfermedad causa en la persona afectada y en su entorno más cercano. Si bien ofrece un tratamiento  del tema que, en ocasiones, roza lo trivial, en otros casos se descubre un reflejo muy atinado de los sentimientos de desconcierto y condescendencia del entorno familiar, así como de las ansiedades del personaje que la padece.

Esta primera incursión de la editorial Chidori Books en la narrativa contemporánea japonesa constituye un nuevo acierto (y ya van muchos) en el acercamiento de la literatura del país asiático. Si primero elaboró un más que interesante catálogo apoyado en grandes clásicos, algunos de ellos inéditos, y a continuación inició la senda de las publicaciones infantiles, ahora se consolida como una de las editoriales de referencia sobre literatura nipona a través de una obra reciente de una escritora prácticamente desconocida en Occidente. No solo ofrece literatura de calidad, sino que mantiene ese afán divulgativo (que nosotros compartimos, quizás por eso les sentimos tan cercanos) a través de la búsqueda de autores y títulos que sorprendan, fascinen y enriquezcan nuestro conocimiento.

No todo iba a ser Murakami.

avatar Carolina Plou Anadón (145 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, preparando una tesis doctoral sobre fotografía japonesa.


Deja un comentario