Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 13 Mar 2020, and is filled under Crítica, Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , , ,

“SKiP”: un delirio visual de manos de la mano de la artista Molly Mendoza y la editorial Dibbuks

Una de las grandes sorpresas de comienzos de este 2020 ha sido la publicación por parte de Dibbuks de la historieta SKiP, guionizada, dibujada e ilustrada por la artista Molly Mendoza. Sin duda alguna, es uno de los cómics estadounidenses más únicos que se han publicado en España, por lo que a continuación reseñaremos, brevemente, la grandiosidad de esta obra.

Portada de SKiP.

En primer lugar, es necesario señalar que Molly Mendoza no sólo es historietista e ilustradora, sino que también es pintora (posiblemente enmarcada dentro del Surrealismo actual mezclado con la abstracción lírica), y eso es algo que queda reflejado a la perfección en SKiP, pues no es la historia lo más destacado del cómic, sino todo lo demás.

La historieta nos sitúa en una especie de mundo posbélico en el que pocos son los humanos que han sobrevivido. En este contexto es donde se encuentran Bee y Bloom, quienes viven juntos en una casa a orillas de un lago. Pero un día reciben una señal de socorro por radio, y Bee, de mayor edad, se va a ayudar a las personas que emitieron dicha señal, quedándose Bloom, aún en la niñez, cuidando de la casa y el lago.

El tiempo pasa y Bee no vuelve, y cuando Bloom empieza a perder la esperanza tira al lago el colgante que Bee le había regalado antes de marcharse. Tras arrepentirse lo empieza a buscar, encontrando un agujero que lo lleva a otro mundo. Allí conocerá a Gloopy, quien parece ser que no consigue encajar en su sociedad, decantándose por la soledad y culpabilidad. Bloom y Gloopy, quienes comparten los mismos sentimientos, viajarán a través del agujero por diferentes realidades, una travesía que servirá para que afronten sus propios miedos, encontrándose a sí mismxs[1] al final del camino.

Imagen de las páginas 8 y 9 de SKiP.

De este modo, el cómic acaba siendo un viaje de autoconocimiento para Bloom y Gloopy, venciendo a sus miedos y conociendo otra persona en la que confiar y querer en un mundo dónde la soledad era su principal amistad. Pero como se mencionó anteriormente, no es la historia lo que más llama la atención de la obra, sino los dibujos y colores que Molly Mendoza ha realizado y utilizado en esta obra.

Imagen de las páginas 26 y 27 de SKiP.

SKiP es un delirio visual. Es una obra de arte en el sentido de que al leer y ver la historieta parece que se está viajando por un museo de arte contemporáneo mezclado con la imaginación de una autora estadounidense que en muchas ocasiones recuerda a los mundos de fantasía de la literatura y cultura japonesas. Son las ilustraciones los que provocan que el mismo lector viaje junto a Bloom y Gloopy, provocando una serie de emociones y sensaciones indescriptibles. No sólo la travesía ayuda a Bloom y a Gloopy a descubrirse y afrontar sus miedos, sino que tú también lo haces, y eso debido a la mano de Molly Mendoza.

No se trata de una obra que guste a todo el mundo, eso está claro, pero sin duda alguna es una historieta que te transporta a otro mundo. SKiP te atrapa completamente, y la edición tan cuidada de Dibbuks sin duda te ayuga a ello. Molly Mendoza ha creado una historieta que sin duda alguna sorprenderá a todo el mundo, y por ello desde Ecos de Asia damos las gracias por que existan editoriales que sigan apostando por lo diferente, y sobretodo por el arte.

Notas:

[1] “Nota de la editora: la autora ha creado este libro usando lenguaje no binario y en la edición en castellano hemos decidido mantenerlo por respeto a su obra. Hemos optado por la grafía “x” para representar de manera más inclusiva la diversidad de identidades, evitando las formas tradicionales enmarcadas dentro del binarismo mujer/hombre”. SKiP. Dibbuks, 2020, página 4.

avatar Daniel Rodríguez (150 Posts)

Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo, con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca, ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones Laudeo, la Universidad de Salamanca y Satori Ediciones. Recientemente ha finaliado el Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional en la Universidad de Oviedo.


Share