Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 30 Jul 2017, and is filled under Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , , , , , , , , , ,

La recepción de Pokémon en España

Desde la década de los años ochenta son muchas las franquicias que han llegado a España desde el País del Sol Naciente, pero de todas ellas, la que más impacto ha tenido sin lugar a dudas sobre nuestro país, y una de las que más han perdurado, ha sido Pokémon. Por ello, y coincidiendo con el vigésimo aniversario del fenómeno, a lo largo de las siguientes líneas realizaremos un breve repaso al impacto que la saga ha tenido en España, citando los formatos más representativos de la misma y concluyendo con el cambio que ésta motivó en la sociedad española.

Cartel promocional de la temporada AdvanceGeneration de Pokémon.

El recorrido del videojuego

En primer lugar, conviene aclarar que Pokémon nació como un videojuego,[1] que supuso la culminación de la idea más ambiciosa y prometedora del tokiota Satoshi Tajiri de desarrollar un juego basado en la exploración y la captura de criaturas ficticias.

Corría el año 1996 cuando una Nintendo que veía como sus ventas de Game Boy se estancaban decidió sacar a la venta las ediciones Rojo y Verde de Pokémon, unas primeras ediciones anteriores a las que se comercializarían posteriormente a nivel internacional. Contrariamente incluso a lo esperado por la compañía, los juegos acabaron siendo un rotundo éxito, por lo que ante la demanda de más material se decidió sacar adelante un anime inspirado en el juego, y así es como comenzó todo.

No sería hasta el año 1999 cuando la saga llegó finalmente a España, primero en octubre de ese mismo año en forma de videojuego,[2] para más tarde llegar la emisión en abierto del anime un 20 de diciembre de ese mismo año. A partir de ese momento, asistimos a la progresiva llegada de todo el material de merchandising relacionado con la saga bajo el más que célebre lema de la franquicia “Hazte con todos”.

En la imagen se muestra la edición remasterizada para la consola Nintendo 3DS de las primeras ediciones de videojuegos de Pokémon que Nintendo ha relanzado con motivo del 20 aniversario de la franquicia.

Dado que los juegos constituyen el pilar fundamental de la franquicia, comenzaremos repasando su desarrollo a lo largo del tiempo. Antes que nada, conviene aclarar que ya desde un principio podemos realizar una diferenciación en dos bloques de los diferentes juegos de la saga.

En primer lugar nos encontramos con los conocidos como juegos pertenecientes a la saga principal y que suponen la razón de ser de la misma. Se trata de una serie de juegos de temática RPG[3] lanzados para las portátiles de Nintendo en los que el jugador debe convertirse en un entrenador Pokémon. La mecánica de estos juegos consiste en recorrer una región del mundo Pokémon y hacerse con las ocho medallas de gimnasio al tiempo que frustramos los planes la organización criminal de turno para finalmente emprender el camino a la Liga Pokémon y hacerse con la victoria y el título de Maestro Pokémon. Los juegos son lanzados en dos ediciones a los que a veces se suma una tercera edición especial con algunas mejoras, de tal forma que para capturar todos los Pokémon existentes, los jugadores deben intercambiar los que les faltan con jugadores que tengan otras ediciones del juego.

El sistema de combate por turnos de estos juegos sigue una mecánica similar al famoso piedra, papel o tijera. De forma que existen un total de 18 tipos diferentes tales como los tipos agua o fuego, pudiendo un Pokémon pertenecer a dos al mismo tiempo e ir aprendiendo ataques de estos tipos a medida que gana experiencia y sube de nivel. Cada tipo goza de ventaja e inconvenientes frente al resto, de tal forma que conviene tener Pokémon de distintos tipos y recurrir a distintas estrategias para derrotar a los rivales durante los combates.

En la fotografía se muestran los Pokémon iniciales de la región de Kalos y sus respectivos tipos.

Un ejemplo, si de los Pókemon de la foto el rival tiene a Chespin, que es de tipo planta, el jugador deberá cambiar a Froakie por Fennekin, convirtiendo su desventaja inicial en una ventaja, dado que el tipo planta gana al agua pero es vulnerable frente al tipo fuego.

Por otro lado, la franquicia aglutina a un segundo tipo de juegos que por descarte incluyen a todos los que no siguen el concepto RPG. Estos juegos son lanzados tanto para consolas portátiles hasta consolas de sobremesa siendo los más famosos Pokémon Pinball, Pokémon Trading CardGame y PokémonStadium.

Arriba a la izquierda, captura de pantalla del juego PokémonStadium 2. Abajo a la derecha, carártula y captura de pantalla del Pokémon Trading CardGame. A la derecha, captura de pantalla de la segunda edición del juego Pokémon Pinball para GameBoyAdvance.

De todos ellos, los que han marcado el inicio y a la vez el éxito de la franquicia, han sido los primeros. Como hemos mencionado, las ediciones Rojo y Azul fueron las primeras en llegar al mercado, permitiendo al jugador explorar la región de Kanto y hacerse con los primeros ciento cincuenta y un Pokémon. Para ello, al inicio del juego se le ofrecía al jugador la posibilidad de hacerse con su primer Pokémon de entre tres, los más que conocidos Bulbasaur, Charmander y Squirtle. Una vez realizada ésta decisión, el jugador se embarcaba en la aventura de hacerse con el resto de criaturas e ir ganando las ocho medallas de gimnasio hasta completar la Liga.

Capturas de pantalla de las ediciones Rojo y Azul de Pokémon para GameBoy.

Debido precisamente al éxito que tuvo el anime entre el público, se lanzó más tarde al mercado una edición especial conocida como Pokémon Amarillo, más fiel a la serie y con mejores gráficos. En ella el jugador, al igual que Ash, comenzaba con Pikachu como Pokémon inicial, al tiempo que se podía hacer a la vez con Bulbasaur, Charmander y Squirtle. Esta edición también trajo algunos personajes exclusivos de la serie, como Jessie y James del Team Rocket.

Estos tres juegos marcaron el inicio de la franquicia, y serían conocidos como la primera generación de juegos Pokémon de un total de seis hasta la fecha.[4]

La segunda generación salió a la venta en España en 2001 para el sistema de Game Boy Color por medio de las ediciones Oro, Plata y más tarde Cristal, añadiendo  cien nuevas especies y trayendo consigo cambios significativos de entre los que destacaron la inclusión de gráficos a todo color así como de un ciclo noche y día. Al mismo tiempo se incluía una historia principal completamente nueva y desarrollada en la nueva región de Johto, si bien tras completar la Liga Pokémon, el jugador tenía la oportunidad de regresar a la región de Kanto.

La segunda generación salió a la venta en España en 2001 para el sistema de Game Boy Color por medio de las ediciones Oro, Plata y más tarde Cristal, añadiendo  cien nuevas especies y trayendo consigo cambios significativos de entre los que destacaron la inclusión de gráficos a todo color así como de un ciclo noche y día. Al mismo tiempo se incluía una historia principal completamente nueva y desarrollada en la nueva región de Johto, si bien tras completar la Liga Pokémon, el jugador tenía la oportunidad de regresar a la región de Kanto.

Pokémon Oro, Plata y Cristal

  Así los jugadores podían regresar a Kanto tras lo narrado en los anteriores juegos y desafiar a Rojo, el personaje protagonista de las ediciones Rojo, Azul y Amarillo. En estas ediciones al igual que en las anteriores, el equipo antagonista volvía a ser el Team Rocket pero esta vez, Giovanni, su anterior líder, no estaría al frente del grupo.

Posteriormente, ya en 2003, llegaron a España las ediciones Rubí y Zafiro para Game Boy Advance y con ellas el mayor salto gráfico hasta la fecha, introduciendo unos gráficos más cercanos al anime, ciento treinta y cinco nuevos Pokémon y nuevos antagonistas, los equipos Aqua y Magma, cuyos objetivos eran crear más espacios acuáticos y terrestres respectivamente alterando las fuerzas de la naturaleza. En estas ediciones los jugadores recorrían la región de Hoenn al tiempo que disfrutaban de mejoras como la posibilidad de desplazarse más rápidamente por el mapa o crear bases secretas. Más tarde llegaría la esperada edición Esmeralda, una nueva edición especial de la franquicia cuya mayor novedad era la inclusión del Frente Batalla.[5]

Arriba, carátulas de las ediciones Pokémon Rubí y Zafiro. Abajo, comparativa gráfica de Ciudad Portual. A la izquierda imagen de Oro y Plata y a la derecha imagen del remake.

Estos juegos supusieron, no obstante, un pequeño jarro de agua fría para los fans de la franquicia dado que incluían una única región, mientras que en las ediciones de Oro y Plata los jugadores habían podido explorar dos regiones en un mismo cartucho.

Justo a la par que estas ediciones estaban en el mercado Nintendo, decidió sacar el primer remake de un juego. Pokémon: Rojo Fuego y Verde Hoja (2004) permitieron a los jugadores retroceder al origen de la historia y revisitar los míticos lugares de Kanto con unas mejoras entre las que destacaba la inclusión de un nuevo territorio formado por siete islas, ausente en los juegos originales. Estas nuevas versiones inaugurarían una nueva tendencia, en la que los siguientes títulos (Oro y Plata y Rubí y Zafiro) han recibido sendos remakes en 2009 y 2014 respectivamente, que incluían mejoras sustanciosas respecto de los originales. Todas estas adaptaciones han sido en muchos casos los juegos que mayor aceptación han recibido por los fans.

Arriba, capturas de pantalla de las Ediciones Rojo Fuego y Verde Hoja. Las dos capturas inferiores, comparativa gráfica de Ciudad Olivo. A la izquierda imagen de Oro y Plata y a la derecha imagen del remake.

Tras esta tercera generación le llegó el turno a la cuarta, los juegos fueron lanzados en 2007 para la nueva consola de la compañía de Kioto, la Nintendo Ds, bajo los nombres de Pokémon Perla, Diamante y Platino. Estos juegos situaban la historia en la región de Sinohh contando con unos nuevos antagonistas, el equipo Galaxia. A pesar de iniciar el incipiente salto de la saga al 3D la mecánica se asemejaba bastante a las ediciones anteriores, lo que hizo que en nuestro país fuesen acogidos de forma discreta.

No obstante, justo cuando la saga parecía mostrar signos de cansancio salió al mercado en 2010 para Nintendo Ds la quinta generación de juegos de la franquicia bajo los Títulos de Pokémon Blanco y Negro. En ellos los jugadores recorrían la región de Teselia, enfrentándose al equipo Plasma, todo ello con un motor gráfico mejorado respecto los anteriores juegos y con una historia más elaborada que de costumbre en la franquicia, lo que devolvió a la saga al primer puesto de la palestra. A estos juegos hay que sumar las ediciones Blanco y Negro 2 aparecidas en 2012, en las que el jugador se situaba en la región de Teselia transcurridos 2 años desde el arco argumental de la primera parte. De esta forma se podía seguir una historia entre ambos juegos y constatar el paso del tiempo dentro de una misma región, al tiempo que esta característica posibilitó crear una historia más compleja y que supo conectar mejor con los jugadores de todas las edades.

Capturas de las ediciones Negro 2 y Blanco 2.

Ya en 2013, los juegos Pokémon X e Y tomaron el relevo generacional para presentarnos, por primera vez en la franquicia, unos gráficos completamente en 3D gracias al potencial de la nueva Nintendo 3DS, contando con una historia que se desarrolla en la región de Kalos. En estos juegos se incluyeron opciones como la de personalización del personaje y la aparición de nuevos medios de transporte para moverse por el mapa.

Finalmente, para el año 2016 está previsto el lanzamiento de una nueva generación de juegos bajo los títulos de Pokémon Sol y Luna, cuya historia tendrá lugar en la región de Alola, inspirada en el archipiélago hawaiano. Si bien aún no han sido comercializados, han ido generando una gran expectación entre los fans de la saga ante el paulatino anuncio de nuevos escenarios y modificación de algunas criaturas presentes en las generaciones anteriores. Dado que se conmemora el vigésimo aniversario de la franquicia, las novedades para este año no se han ceñido únicamente a estos juegos, sino que también han comprendido la salida al mercado de nuevo merchandising relacionado con la franquicia, así como la exitosa aplicación Pokémon Go.

La influencia de la franquicia

Los juegos de la franquicia han supuesto un antes y un después en la industria del videojuego a nivel general, no siendo ajeno nuestro país a este hecho. De esta forma, por primera vez los jugadores pudieron presenciar cómo era posible recrear un mundo abierto en una consola de bolsillo. Asimismo, la capacidad de intercambiar Pokémon con otros jugadores mediante el uso del cable Game Link motivó que por primera vez los videojuegos fuesen un motivo de unión entre jugadores. A todo ello hay que sumar el carácter competitivo de los mismos, lo que ha llevado a crear torneos Pokémon oficiales en los que jugadores de diferentes edades de todo el mundo compiten por llevarse diferentes premios.

Los torneos oficiales de cartas y juegos Pokémon han congregado a jugadores de todo el mundo. Arriba, campeonato del juego de cartas coleccionables de Pokémon celebrado en 2015 el Centro de Convenciones Hynes en Boston, Massachusetts. Abajo a la izquierda, torneo de cartas Pokémon celebrado en Madrid en 2014. Abajo a la derecha, algunos de los ganadores del torneo Nacional de videojuegos y cartas Pokémon de Stuttgart, Alemania.

Por otro lado los juegos sirvieron para introducir al jugador en la cultura asiática, muchas veces de forma subliminal, dado que los territorios y nombres de gran parte de las regiones que conforman este amplio mundo están basados en lugares reales de la geografía nipona. De esta forma, la región de Kanto presente en los primeros juegos se inspira directamente en la región principal de Japón, en cuyo territorio se encuentra la capital del país, Tokio, además de los enclaves urbanos de Yokohama, Nikkô, Saitama, Narita, Kamakura, Hakone y el célebre Monte Takao.

La región de Hoenn, por su parte, se inspira en la región de Kyûshû, la tercera mayor isla del archipiélago nipón, donde se localizan las ciudades de Nagasaki y Fukuoka. No obstante, Hoenn presenta variaciones respecto a su homóloga en el mundo real. Mientras que la región de Sinnoh, se basa en la isla de Hokkaido, situada al norte del archipiélago japonés.

Los mapas muestran las regiones del mundo Pokémon superpuestas sobre el territorio del archipiélago japonés coincidiendo con las localizaciones geográficas en las que están inspiradas.

Pero sin lugar a dudas, si hay que citar una región inspirada visualmente en Japón, debemos hablar de la región de Johto. Y es que esta región, que fue presentada en los juegos Oro, Plata y Cristal de la segunda generación, y a la que volveríamos en los remakes de ambos juegos incluye las características propias de la cultura japonesa.

De entrada, la región se inspira en una parte de la región japonesa de Chûbu, famosa por albergar la ciudad de Nagoya y el Monte Fuji,[6] así como la región de los cinco lagos. Por otro lado, los pueblos y ciudades de Johto aluden a plantas características de la vegetación japonesa como el Olivo y el Cerezo.

Pero lo más reseñable de esta región es como la cultura nipona se hace patente a medida que se recorren sus rutas. Así, en contra de lo que se observa en el resto de juegos de la franquicia, son muchos los casos en los que el jugador puede encontrar en los pueblos las típicas casas japonesas, así como a gente portando los tradicionales kimonos.

Arriba, capturas de pantalla de las ediciones Oro Heartgold y Plata Soulsilver en las que se hace patente la forma de representar el Japón tradicional en los juegos. Abajo, Ciudad Endrino y su Guarida Dragón son un claro ejemplo de la gran influencia que estas criaturas mitológicas han ejercido sobre el país oriental.

Pero a pesar del gran interés que poseen estas localizaciones de inspiración tradicional, cuyo máximo exponente es Ciudad Iris, inspirada en Kioto, también se ha querido reflejar el Japón más moderno y urbano, en localizaciones como Ciudad Trigal, inspirada en Tokio.

Los juegos de la saga han sabido ilustrar muy bien la comparativa entre el Japón tecnológico y el tradicional. Arriba comparativa entre Ciudad Iris y Kioto. Abajo, imágenes de Ciudad Trigal y Tokio.

Precisamente en Ciudad Trigal podremos encontrar un elemento indispensable del Japón actual, el llamado “tren bala” o shinkansen, que la comunica con Ciudad Azafrán, ubicada en la región de Kanto. La historia de este medio de transporte encuentra su origen en 1964, cuando quedó inaugurada la primera línea de este tren de alta velocidad para reforzar el transporte y el comercio a lo largo de la llamada ruta del Tôkaidô.[7]  Debido al éxito que el sistema cosechó en sus primeros años, la idea de la alta velocidad pronto se exportó a occidente, en donde los primeros trenes de alta velocidad comenzarían a operar a comienzos de los años ochenta. Mientras tanto, Japón continuó desarrollando la alta velocidad hasta adentrarse en la investigación de los trenes de levitación magnética, llegando a alcanzar velocidades superiores a los 600 km/h en fase de pruebas. Con una gran experiencia a sus espaldas, Japón se ha situado a la vanguardia de la alta velocidad ferroviaria a nivel mundial, por lo que es uno de los países que se ha convertido en modelo de España a la hora de crear un sistema ferroviario de alta velocidad.

A la izquierda se pueden observar imágenes de dos de los diferentes tipos de trenes de alta velocidad o shinkansen que recorren Japón actualmente. A la derecha, imágenes del Magnetotrén, que permite a los jugadores trasladarse entre Johto y Kanto en las ediciones Oro, Plata y Cristal.

Por otro lado, la tradición marinera de Japón viene representada por Ciudad Olivo, en el que su puerto y su faro recuerdan a los célebres entornos de las ciudades de Enoshima y Yokohama. Ya para finalizar, Ciudad Endrino se hace eco de ese Japón ancestral vinculado con los mitos y los dragones, acercando al espectador las criaturas mitológicas del país.

Arriba, imagen del Faro de Enoshima. Abajo a la izquierda, Ciudad Olivo. Abajo a la derecha, vista nocturna de la villa de Yokohama con la Torre marina iluminada.

Precisamente en ese sentido resulta reseñable la gran cantidad de Pokémon que se han inspirado en animales propios de la mitología japonesa, de entre los cuales destacan Ho-Oh, el ave legendaria de Johto inspirado en el Fenghuang,[8] Lugia, basado en Ryujin, [9] o Ninetales, inspirado en un kitsune.[10]

Pero no sólo de mitología viven los Pokémon, sino también de criaturas no mitológicas propias de la cultura japonesa. Como ejemplo de ello destaca la influencia de los kaiju[11] en el origen de Pokémon tan célebres como  Feraligart y Tyranitar. A ello hay que sumar los intentos de la saga por crear Pokémon en base a leyendas procedentes de Europa o la tradición bíblica, como Golurk, Pokémon inspirado en el conocido como Golem de Praga.[12] También resulta reseñable el caso de Groudon, Kyogre y Rayquaza, los tres Pokémon legendarios de la región de Hoenn, quienes están inspirados en las criaturas mitológicas de la Biblia, mencionadas en el Antiguo Testamento y conocidas como Behemoth, Leviatan y Ziz.[13] Siendo sólo estos algunos ejemplos de las innumerables fuentes de las que se sirvieron sus creadores.[14]

La saga no solo se ha quedado en una traslación de las costumbres niponas y asiáticas, sino que también ha servido para trazar un puente cultural entre oriente y occidente adaptando lugares y costumbres occidentales.

De esta forma, las dos últimas regiones de la franquicia, Teselia y Kalos, se han inspirado en los Estados Unidos y en Francia respectivamente. Mostrando en el primer caso una gran influencia de la cultura anglosajona en detalles como la proliferación de parques temáticos y espectáculos o el estilo musical, destacando la recreación del bajo Manhattan llevada a cabo para conformar Ciudad Porcelana.

Arriba, comparativa entre las Vegas y Ciudad Mayólica. Abajo, Ciudad Porcelana está inspirada en el bajo Manhattan.

Kalos por su parte, toma como inspiración Francia y el tema de fondo de las artes plásticas, tan relacionadas con la cultura europea, de tal forma que no resulta extraño encontrarse con palacios e iconos de la cultura francófona a nuestro paso por esta región. Como muestra de ello destaca en este caso Ciudad Luminalia,[15] inspirada en la villa de París.

Comparación de lugares de Ciudad Luminalia con iconos turísticos de París.

Como ya es sabido, el fenómeno no quedó reducido únicamente al videojuego, sino que se trasladó a cualquier soporte comercial que pudiera ser de utilidad  a la franquicia. Es precisamente esta capacidad de adaptación a casi cualquier formato lo que ha hecho que Pokémon sea tan popular.

Y es que la saga de Pokémon también ha supuesto un antes y un después en nuestro país desde el punto de vista de la cultura del anime, así la serie estrenada en España un 20 de diciembre de 1999 no sólo sirvió para atraer un mayor público a la franquicia sino también al mundo del anime, como ya lo hiciera en su momento la saga Dragon Ball.

Con más de 845 episodios a sus espaldas, Pokémon es hoy en día uno de los animes de mayor trayectoria de la historia, pero su difusión y buena acogida no hizo sino aumentar la demanda de productos audiovisuales, lo que supuso el salto a la pantalla grande. De este modo, se produjeron películas en las que se asistía a una incorporación de elementos mitológicos dentro de la franquicia, al tiempo que actuaban de altavoz para poner énfasis en problemas de gran actualidad muy dispares, tratando desde la finalidad de la existencia y los problemas que conlleva la clonación hasta la necesidad de cuidar el medio ambiente.

Fotogramas pertenecientes a los tres primeros largometrajes de Pokémon.

Cabe mencionar que durante el estreno de las primeras películas se supo aprovechar el marketing y el tirón de los estrenos para crear campañas y fidelizar así al público. De esta forma, se llevaron a cabo una serie de eventos y pases especiales durante los meses de proyección de las tres primeras películas que incluían el reparto entre los espectadores de material exclusivo de la película, así como de cartas exclusivas del popular juego de cartas intercambiables.

En este sentido, los formatos en los que la saga acabó entrando en contacto con el público fueron tan variados como exitosos, yendo desde los álbumes de cromos editados por Merlin Collections, hasta los famosos tazos de Matutano.

La música que ha acompañado a la saga también ha servido como puente intercultural mezclando diversos estilos y yendo desde el rock, el dance o la música sinfónica hasta estilos más tradicionales provenientes de oriente.[16]

En la actualidad y lejos de desgastarse, la franquicia goza de un estado de salud inmejorable, lo que ha permitido poner en común a jugadores de todo el mundo por medio de los torneos profesionales que se celebran anualmente tanto de sus videojuegos como del juego de cartas coleccionables a los que ya hemos hecho referencia.

Un hecho significativo en relación con la saga y ocurrido recientemente en nuestro país ha sido la publicación del manga oficial de la franquicia, por parte de Norma Editorial, más de una década después de su publicación en Japón. El argumento, al igual que en la serie animada, sigue la historia de distintos entrenadores de forma paralela al desarrollo de los videojuegos.

No obstante, las novedades en torno a la saga no paran de sucederse, un ejemplo de ello es el reciente lanzamiento de la aplicación para móviles Pokémon Go, en la que los jugadores pueden, haciendo uso de la cámara de sus dispositivos móviles, moverse por su ciudad y capturar Pokémon.

El juego se basa en el uso de la realidad aumentada, así una vez descargado en el Smartphone, éste reproduce el mapa del pueblo o ciudad correspondiente ubicando en el mismo tres tipos de enclaves o señalizaciones principales.[17] Los primeros son enclaves en los que el usuario puede recoger objetos, indicados en color azul reciben el nombre de Pokeparadas, mientras que el resto de lugares señalados se corresponden con gimnasios o zonas del mapa en las que ha aparecido un Pokémon.

La mecánica del juego consiste en hacer salir al jugador a la calle para que éste pueda, siempre atento al mapa que le muestra la pantalla, recorrer las calles de su municipio. Debiendo acudir a los sitios en los que el móvil detecta una Pokeparada para hacerse con objetos que le serán de utilidad durante las partidas, al tiempo que captura los Pokémon que se le aparecen mientras va caminando.

Una vez conseguidos los primeros Pokémon,[18] para lo que se necesita de la correspondiente Pokéball, el jugador está listo para dirigirse al gimnasio. Los gimnasios son los lugares centrales del juego, dado que sólo en ellos los jugadores podrán combatir contra los Pokémon de otros jugadores.[19]

Dado que el juego basa su funcionalidad en la capacidad del mapeado para albergar distintos gimnasios y Pokémon así como en el número de jugadores que lo juegan en cada lugar, es precisamente en las grandes ciudades donde se le ofrecen al jugador más gimnasios y puntos para capturar Pokémon y conseguir objetos. Lugares emblemáticos y variados de ciudades como Madrid, Zaragoza o Nueva York tales como la Catedral de la Almudena, el Paseo de la Independencia o Central Park, han visto como se han convertido en puntos de encuentro en donde se reúnen numerosos jugadores para combatir y capturar Pokémon.

En principio, es la propia aplicación la que determina en donde hay un gimnasio o un Pokémon,[20] lo que ha hecho que numerosos negocios y entidades públicas hayan solicitado a la compañía desarrolladora del juego ser incluidos.[21]

El merchandising y las novedades en torno a la saga no para de crecer en nuestro país. Desde la época de los tazos, hasta la de la publicación del manga y el lanzamiento tanto de la última colección del juego de cartas intercambiables como de PokémonGo la franquicia ha seguido creciendo en presencia en nuestro país.

Las cifras de la saga Pokémon en España no dejan lugar a dudas sobre el impacto que ha tenido la saga sobre nuestro país. Así, solo el lanzamiento de Pokémon X e Y en España incrementó en más de un 26% las ventas de la consola Nintendo  3DS[22], mientras que la aplicación Pokémon Go ya es la más descargada de todas las aplicaciones móviles. Con estos datos sobre la mano se puede asegurar que seguirá habiendo Pokémon para rato.

Grupo escultórico de Pokémon realizado para las fallas de Valencia de 2015.

Notas:

[1] Debido a que en el mundo occidental el videojuego y el anime fueron lanzados a la par, mucha gente concibió el juego como traslación de lo visto en el anime en vez de como una saga iniciada gracias a un videojuego.

[2] En cuanto a los primeros videojuegos que fueron lanzados en nuestro país, no se trataba de las ya citadas ediciones Rojo y Verde, sino de las ediciones Roja y Azul, versiones mejoradas de las anteriores con un motor gráfico que las convertía en aptas tanto para el sistema Game Boy como para la nueva consola de Nintendo, la Game Boy Color.

[3] RPG: Se conoce por estas siglas al Role Playing Game o juego de Rol, en el que los jugadores adoptan el papel de un personaje ficticio e interactúan con este personaje en un mundo en el que sus decisiones influirán, en mayor o menor medida, en los acontecimientos o giros de la historia.

[4] Se considera generación de juegos Pokémon a todos aquéllos juegos de temática RPG lanzados para videoconsolas portátiles que introducen nuevos Pokémon y presentan una nueva región con una nueva historia. Generalmente su lanzamiento coincide con el de la siguiente generación de consolas portátiles.

[5] Complejo existente en algunos juegos de Pokémon al que se accede tras ganar la Liga. Cada complejo se encuentra formado por una serie de coliseos en los que los jugadores pueden subir la experiencia de sus Pokémon y ganar puntos que pueden ser intercambiados por objetos tras ir derrotando a una serie de entrenadores experimentados.

[6] Es el pico más alto de la isla de Honshû y de todo Japón, cuenta con 3.776 metros de altitud.

[7] Tradicional ruta de comercio de Japón que conectaba los principales enclaves urbanos y comerciales del país desde Tokio hasta Kobe, pasando por Yokohama, Nagoya o Kioto entre otras ciudades

[8] Nombre por el que se conoce al Ave Fénix chino.

[9] Nombre por el que se conocía a la divinidad tutelar del mar en la mitología japonesa o sintoísmo. Esta deidad o Dios dragón del mar no hacía sino simbolizar el poder del océano.

[10] Espíritu del bosque  con forma de zorro, cuya función clásica es la de proteger bosques y aldeas.

El zorro es uno de los animales que mayor importancia poseen para los japoneses y su folclore, ya que, según la creencia nipona, el zorro posee una gran inteligencia y habilidades mágicas que se incrementan con la edad. Por otro lado, un rasgo de este animal mitológico es su elevado número de colas, y es que a mayor número de las mismas, mayor es la edad, sabiduría y poder de un kitsune, siendo el de nueve colas es el más poderoso.

[11] Término japonés traducible por “bestia extraña o gigante”. Es utilizado para referirse a las criaturas que aparecen defendiendo o atacando el mundo de los humanos en el género Tokusatsu, que es como se conoce al género cinematográfico japonés centrado en la utilización de efectos especiales.

[12] El PokémonGolurk se basa en una leyenda que recorre las calles de la ciudad de Praga. Durante el siglo XVI, en el que las persecuciones a los ciudadanos judíos eran habituales por parte del gobierno de Bohemia, el rabino JehudaLow Ben Becadel, del ghetto judío medieval de Praga logra descifrar la palabra que Yahvé utilizó para dar el don de la vida. Tras lo que fabricó un hombre de arcilla que obedeciera sólo sus órdenes e introdujo un papel en su boca para que cobrara vida. No obstante, al carecer de alma, el hombre de arcilla escapó a su control, por lo que tuvo que detenerlo y destruir el papel. Finalmente guardó al inanimado Golem en un lugar seguro hasta que lo encontrase algún otro rabino más sabio que volviese a descifrar la palabra mágica, y activase el Golem para proteger al pueblo judío.

[13] Los tres Pokémon representan la relación existente entre estas tres grandes criaturas cuya función era representar a las fuerzas de la naturaleza.

[14] En relación con los Pokémon y su origen se encuentra publicado el siguiente artículo en la web de Ecos de Asia: G. DONCEL, Jon-Aitor. El origen de los Pokémon. Ecos de Asia [en línea]. 2 de junio de 2016. [fecha de consulta:11 de agosto de 2016]. Disponible en: <http://revistacultural.ecosdeasia.com/el-origen-de-los-pokemon/>.

[15] Inspirada en París, toma prestado el sobrenombre de la ciudad, a la cual se llama “ciudad de las luces” por ser la primera ciudad del mundo en contar con un sistema de iluminación eléctrica.

[16] Como ejemplo de ello el célebre Dance Mix de Pokémon, las melodías que acompañan tanto a los videojuegos como a las películas de la franquicia así como las canciones incluidas en el CD de la serie.

[17] Para jugar al juego se necesita estar conectado a Internet y tener la señal GPS del Smartphone activada.

[18] Para capturar Pokémon se necesita, como en los juegos RPG de la franquicia, de las famosas Pokéballs. Empezando el juego con cincuenta y debiendo conseguir más en las Pokeparadas o pagando por ellas. Aunque el juego es inicialmente gratuito, se pueden conseguir objetos y otras mejoras de forma más rápida mediante compras online.

[19] La gracia está en que, a diferencia de en los videojuegos, no existe un líder de gimnasio predefinido. Siendo el líder de cada gimnasio el jugador que gane al resto y así sucesivamente.

[20] Niantic, empresa desarrolladora del juego, puso a disposición de sus usuarios a los pocos días de ser lanzada la aplicación oficial una página web en la que se puede rellenar un formulario con nuevas direcciones a incluir como Pokeparadas o gimnasios. Esta novedad sirvió de ayuda a los jugadores que vivían en pueblos o ciudades pequeñas para mejorar su experiencia de juego.

[21] El caso más curioso quizás sea el del Museo Metropolitano de Nueva York, convertido en un gimnasio por la aplicación, que ha decidido incluir un tour específico en el que se muestran las obras más relevantes del museo a los visitantes a la vez que estos combaten y capturan Pokémon.

[22] Datos procedentes de la revista online “revogamers”.

avatar Jon-Aitor G. Doncel (11 Posts)

Es Graduado en Derecho, Máster de Acceso a la Abogacía, y actualmente cursa el Máster de Profesorado en la Universidad de la Rioja, en la especialidad de Geografía e Historia. Le interesan la paleontología e Historia.


Deja un comentario