Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 31 May 2015, and is filled under Historia y Pensamiento.

Current post is tagged

, , , , , ,

Ecos del pasado: El mundo perdido de Asia II

Fragmento del mural pintado en 1947 en el 'Great Hall of Dinosaurs', en la sección de paleontología del PeabodyMuseum of Natural History de laYaleUniversity, que muestra a un brontosaurio en su hábitat natural. El mural al completo representa a dinosaurios del Triásico, Jurásico y Cretácico.Imagen: Xaxam Live Journal.

Fragmento del mural pintado en 1947 en el ‘Great Hall of Dinosaurs’, en la sección de paleontología del Peabody Museum of Natural History de la Yale University, que muestra a un brontosaurio en su hábitat natural. El mural al completo representa a dinosaurios del Triásico, Jurásico y Cretácico. Imagen: Xaxam Live Journal.

Desde Ecos de Asia realizamos, una vez más, un acercamiento al ámbito de la paleontología en el continente asiático. Si en el artículo previo resumíamos la importancia del continente asiático en el mundo de los dinosaurios y nos centrábamos en describir algunos de los hallazgos y yacimientos más relevantes descubiertos por los paleontólogos desde el siglo XX en este ignoto continente, toca ahora aventurarse a examinar las especies más relevantes de dinosaurios que han coexistido en este mundo, así como observar cómo el cine ha representado a estos animales.

A continuación repasaremos las especies de dinosaurios más relevantes de Asia. Conviene apuntar, antes que nada, que los dinosaurios asiáticos guardan una gran semejanza con los encontrados en América del Norte, lo cual es debido a que ambos continentes se encontraban próximos a través del Círculo Polar Ártico y a la vez separados en una línea Norte-Sur, de los actuales América del Sur, África y Oceanía. Esto explica claramente que, como veremos más adelante, el cine estadounidense se haya podido “apropiar”de ciertos dinosaurios que, en realidad, habitaron y prosperaron en el continente asiático.

La imagen muestra el fenómeno de la deriva continental desde el período Pérmico (último período dentro de la era Paleozoica) hasta la actualidad, pasando por la Era Mesozoica o “Era de los Dinosaurios”, la cual se divide en los períodos Triásico, Jurásico y Cretácico.

La imagen muestra el fenómeno de la deriva continental desde el período Pérmico (último período dentro de la era Paleozoica) hasta la actualidad, pasando por la Era Mesozoica o “Era de los Dinosaurios”, la cual se divide en los períodos Triásico, Jurásico y Cretácico.

Dentro de Asia, dos países sobresalen sobre el resto a la hora de concentrar yacimientos e investigaciones sobre dinosaurios. Estos son, por un lado China, una tierra lejana y misteriosa para los paleontólogos de comienzos de siglo, que en la época de los dinosaurios no gozaba de la separación que hoy en día le proporciona la Cordillera del Himalaya,  y Mongolia, en cuyo desierto de Gobi han centrado los paleontólogos sus expediciones. Concretamente, la provincia de Sichuan será el lugar de China más célebre por los descubrimientos de dinosaurios, mientras que el museo de Beijin, en Pekín, y el museo de Beipei, en Sichuan, son los mejores lugares para contemplar esqueletos de dinosaurios en China.

Dado que los tipos de dinosaurios asiáticos son muy dispares, nos centraremos en los que exclusivamente habitaron Asia, aunque también citaremos otras especies presentes tanto en Asia como en otros continentes. Un dato relevante es que muchos de los dinosaurios chinos deben su nombre al lugar en el que fueron encontrados.

Comenzando el recorrido por la provincia de Sichuan y los dinosaurios que habitaron Asia durante el Jurásico, en ella se encontraría el que sería uno de los dinosaurios carnívoros más célebres de China, el Yangchuanosaurus, parecido al Allosaurus norteamericano, un terópodo carnívoro de 10 metros de longitud. De esta especie se sabe bastante, dado que se pudo encontrar un esqueleto casi completo.

Arriba Yangchuanosaurus; abajo Allosaurus. El Yangchuanosaurus era ligeramente más pequeño que su pariente norteamericano.

Arriba Yangchuanosaurus; abajo Allosaurus. El Yangchuanosaurus era ligeramente más pequeño que su pariente norteamericano.

Otro grupo de animales que también prosperó en China fue el de los Estegosaúridos, caracterizados por sus placas óseas en el lomo y su cola terminada en varias púas, que podían diferir en número según la especie. En Asia, eso sí, en vez del Stegosaurus encontramos como especie más representativa de este grupo al Tuojiangosaurus, con 7 metros de largo y 3 de altura, al cual se le relaciona como presa del ya referido Yangchuanosaurus dado que habitaron durante el mismo período.

IzquierdaTuojiangosaurus; derecha Stegosaurus.

IzquierdaTuojiangosaurus; derecha Stegosaurus.

En lo que a Saurópodos se refiere, China cuenta con el Mamenchisaurus. Se trata de uno de los Saurópodos más célebres en parte porque durante décadas ha ostentado el hecho de tener el record del cuello más largo del mundo animal (10 metros), equivalente a la mitad de todo su cuerpo. Este animal vivió en China durante el período Jurásico, la que es considerada la época dorada de los grandes saurópodos y se alimentaba a partir de las secuoyas que florecieron allí por aquel entonces.

Dibujo que representa a unMamenchisaurus.

Dibujo que representa a un Mamenchisaurus.

A continuación hablaremos de los dinosaurios que habitaron Asia durante el período Cretácico, último período de la Era Mesozoica y que acabaría con la extinción de estas criaturas hace 65 millones de años.

De todos ellos, si hay uno que haya alcanzado fama mundial, ese es precisamente el Velociraptor. Perteneciente a la familia de los “Dromeosáuridos”, también conocidos como raptores por el gran público. Este pequeño dinosaurio carnívoro que habitó China y Mongolia, no sobrepasaba el metro de alto y los dos metros de longitud. Dos características definen a este dinosaurio, una su velocidad, lo cual ha llevado a que los paleontólogos lo comparasen con el antecesor del guepardo en el mundo animal, y la otra y más conocida, su distintiva garra curvada y afilada situada en el segundo dedo de cada pie, las cuales, mientras el animal corría, mantenía en alto para que no rozaran el suelo. Por otro lado, en los últimos años se le han atribuido a este animal otras dos características relevantes como son el hecho de que podrían haber estado provistos de plumas, así como que gozaban de gran inteligencia, pudiendo tratarse del más inteligente de los dinosaurios. Este animal estaba provisto de una larga cola que le servía para mantener el equilibrio. Si bien durante décadas se pensó que la cola era flexible, recientes investigaciones han aportado otra visión, considerando que ésta era más bien rígida y que estaría situada en paralelo respecto del suelo, ayudando a mantener el equilibrio durante la carrera. Con ella el animal alcanzaba los casi dos metros de longitud.

Velociraptor: dos representaciones distintas para un mismo animal.

Velociraptor: dos representaciones distintas para un mismo animal.

Otro dinosaurio relevante es el ya mencionado Oviraptor, dinosaurio bípedo que habitó en el período cretácico y que fue descubierto durante las primeras investigaciones en el desierto de Gobi. Su característica es la ausencia casi total de dientes y el hecho de poseer una cresta. Por otro lado, los investigadores lo contemplan como un dinosaurio que bien pudo tener plumas y ser el antecesor de las aves terrestres actuales, así como de los llamados Diatryma[1]. En un principio se pensó que se trataba de un ladrón de huevos pero, más tarde, otra investigación se encargó de desmentir esta hipótesis, ya que al encontrar una cría de Oviraptor dentro de un huevo fosilizado y comparar este con los que en un principio se tomaron como huevos de Protoceratops, se descubrió que en realidad los huevos eran de Oviraptor.

El Gallimimus por su parte, era otro dinosaurio de características similares con los avestruces actuales que también pobló el desierto de Gobi y que ha tenido gran relevancia gracias a sus constantes incursiones en el cine y la televisión.

Oviraptor y su nido.

Oviraptor y su nido.

Gallimimus.

Gallimimus.

En Asia también encontramos amplios rastros de la presencia de Ceratopsios, dinosaurios herbívoros cuadrúpedos provistos de un gran cráneo con cuernos, como es el caso del Protoceratops. Precisamente el Protoceratops es uno de los pocos ejemplares de este grupo que ni poseía cuernos, ni tenía un gran tamaño, en comparación con sus parientes americanos (como el Triceratops), contando sólo con un metro de alto y dos de largo. Es uno de los dinosaurios más comunes tanto en China como en Mongolia, observándose distintos tamaños entre los machos y hembras, así como distintos tipos de Protoceratops. Su defensa contra los atacantes consistía en una placa ósea desprovista de cuernos.

imagen muestra a dos Protoceratops luchando entre sí por el control de la manada.

La imagen muestra a dos Protoceratops luchando entre sí por el control de la manada.

Pero,sin lugar a dudas, el dinosaurio carnívoro más grande de Asia habitó en Mogolia, y fue el Tarbosaurus (“reptil alarmante”), y era un Tiranosaúrido directamente emparentado con su famoso pariente norteamericano. Poseía brazos algo más largos que este último y una cabeza del mismo tamaño, la única gran diferencia estaba en que el Tarbosaurus era sólo dos metros más pequeño que el Tyrannosaurus.

Tarbosaurus.

Tarbosaurus.

También se han encontrado en Asia restos de dinosaurios tan famosos como el Iguandon, Pinacosauruso Euoplocephalus, estos últimos dos pertenecientes a la especie de los Anquilosaúridos[2], así como de Polacantus, Saichania e Indosuchus, demostrando con ello la enorme diversidad que existía en China y Mongolia en la época de los dinosaurios.

La imagen muestra la reconstrucción de una pelea entre un Euplocephalus y un Tarbosaurus.

La imagen muestra la reconstrucción de una pelea entre un Euplocephalus y un Tarbosaurus.

Por otro lado, los dinosaurios han constituido desde sus orígenes un elemento que ha generado gran expectación y fascinación por parte del público, relacionando a veces su existencia pretérita con el mundo de la fantasía (véase el culto al dragón en China), por lo que no es de extrañar que el cine haya abordado el tema. No obstante, pocas veces se ha representado fielmente a estos magníficos animales en relación con lo que ya sabía la paleontología sobre ellos en el momento de producirse cada uno de los diversos films. Por otro lado, y como se ha podido comprobar, muchos de estos célebres dinosaurios eran asiáticos o estaban directamente emparentados con la rama de los dinosaurios asiáticos, por lo que conviene realizar una breve descripción de los aciertos y errores que el cine ha cometido con los dinosaurios.

En primer lugar, y como es lógico, comenzaremos analizando la película más conocida a nivel internacional sobre este tema, como no podía ser de otra manera nos estamos refiriendo a Jurassic Park (1993). La película centra su argumento en la cuestión moral de si es conveniente devolver a la vida especies extintas. Esta producción marcó un antes y un después en la forma de ver a los dinosaurios en la gran pantalla, pues su director, Steven Spielberg, contó con el asesoramiento de paleontólogos y el uso de tecnologías innovadoras para devolver a los dinosaurios a la vida.

Por otro lado la película generó expectación por un nuevo dinosaurio, el Velociraptor, que pasaría a suscitar una enorme fascinación que lo convertiría en el único dinosaurio que gozará de un papel principal en el resto de películas de la trilogía jurásica. No obstante, a pesar de los esfuerzos del equipo del film por crear una representación más o menos fiel de los dinosaurios, algunos de ellos vieron algunas características modificadas. Y en ello, el que quizás sale peor parado es precisamente el Velociraptor, debido a los cambios introducidos en su diseño para convertirlo en un cazador, si cabe, más aterrador aún.

Si atendemos a los Velociraptores del film, se nos los presenta,a grandes rasgos,como animales de más de 2 metros de alto, desprovistos de plumas y con comportamientos que rozan casi la inteligencia de los mamíferos más desarrollados.

Sin embargo, la realidad dista mucho de ser la que muestra la película. El auténtico Velociraptor, en primer lugar, seguramente estaría provisto deprotoplumas, a diferencia de lo que muestra el film. Error subsanado en Jurassic Park 3, en donde se decidió que algunos de los Velociraptores presentes en el film estuviesen cubiertos de protoplumas. Por otro lado, si bien se le considera una especia inteligente, no está demostrado que su inteligencia compitiera o incluso superase a la de mamíferos como los delfines. En cuanto a la morfología del animal, encontramos que esta tampoco es la exacta, dado que los brazos del auténtico Velociraptor se orientan a los laterales, en vez de al frente, mientras que el hocico es largo y estrecho, no como el morro robusto y estrecho que se muestra en el film.

También es errónea la escena en la que los protagonistas desentierran un Velociraptor en Montana y que ha contribuido a que los espectadores relacionen al animal con América en vez de con Asia, porque, si bien había Dromaeosauridos que vivían en América, el Velociraptor no se encontraba entre ellos.

Por otro lado, y como dato más importante, está el tema de la envergadura, y es que frente al Velociraptor de 2 metros de alto que presenta el film, conviene recordar que el auténtico Velociraptor no levantaba más de un metro del suelo.

Como dato curioso,y que podría corregir el error de la película con un simple cambio de nombre, se encontraría el hecho que,una vez estrenada la película, se encontraron en Norteamérica los restos de un raptor que sí encajaban fielmente con la descripción que el film hace de los raptores, a este nuevo dinosaurio se le bautizo como Utaraptor.

Errores similares con el raptor los encontramos no sólo en películas sino también en documentales de rigurosa factura como Caminando entre dinosaurios (1999), en el cual los raptores serán también mal representados así como ubicados en Europa, si bien la mayoría vivía en Asia y América del Norte.

Fotograma de la película Parque Jurásico en el que se ve a dos Velociraptores.

Fotograma de la película Parque Jurásico en el que se ve a dos Velociraptores.

Otro dinosaurio asiático que hace acto de presencia en el filmes el Gallimimus, en cuyo caso obtenemos una representación bastante fiel ya que a ciencia cierta no se ha descubierto que este animal tuviese plumas.

Con todo, los dinosaurios seguirán fascinando por igual a jóvenes y adultos, pero ahora el horizonte se presenta esperanzador con un mundo perdido por explorar en Asia que nos aclare más dudas sobre estos animales.

Para saber más:

  • Gardom, Tim;Milner, Angela., El libro de los dinosaurios. Barcelona, Libros Cúpula, 1994.
  • Los Dromaeosauridos en Dinosauria S.A.
  • Sanz, José Luis; Barret, Paul., Larousse de los dinosaurios. Barcelona, Larousse editorial, S.A., 2000.
  • Sanz, José Luis., Cazadores de dragones. Barcelona, Ariel, 2007.

Notas:

[1] Se conoce como Dyatrima a un ave no voladora, similar a un Avestruz actual, pero de mayor tamaño (2 metros de alto), cuello de menor longitud y cuerpo mucho más robusto, que vivió en la era Cenozoica.

[2] Se conoce como Anquilosaúridos a los dinosaurios herbívoros cuadrúpedos provistos de una armadura ósea en la espalada y una maza en el extremo de la cola que abundaron durante el período Cretácico.

avatar Jon-Aitor G. Doncel (9 Posts)

Es Graduado en Derecho, Máster de Acceso a la Abogacía, y actualmente cursa el Máster de Profesorado en la Universidad de la Rioja, en la especialidad de Geografía e Historia. Le interesan la paleontología e Historia.


Deja un comentario