Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 20 Nov 2017, and is filled under Cine y TV.

Current post is tagged

, , , ,

Pokémon ¡Te elijo a ti!

A lo largo del último año, y con objeto de conmemorar los veinte años de la franquicia, han sido muchos y muy diversos los eventos en los que los aficionados a la saga Pokémon han podido ser partícipes y que han comprendido entre otras cosas, el lanzamiento de novedades en ámbitos tan diversos como los videojuegos, las aplicaciones móviles o las cartas coleccionables.

Precisamente, para servir como guinda a la conmemoración del vigésimo aniversario de la franquicia, se acaba de estrenar en los cines españoles la veintésima película de la saga,[1] bajo el título Pokémon ¡Te elijo a ti!, que busca revisar los primeros momentos de la franquicia volviendo a narrar el origen de la historia de una manera diferente.

Cartel promocional de la película.

De este modo, la película narra de nuevo los inicios ya vistos en el anime, en donde Ash Ketchum, un joven de Pueblo Paleta, buscará iniciar el camino por convertirse en un maestro Pokémon. Para ello, Ash acudirá recién cumplidos los diez años al laboratorio del profesor Oak para que este le entregue el que será su primer Pokémon y poder así comenzar su aventura por la región de Kantô. Su primer compañero no será otro que Pikachu, que comenzará dando varios quebraderos de cabeza al protagonista a lo largo de los primeros pasos de su aventura debido al carácter rebelde del primero. Durante el transcurso de su aventura por hacerse con las medallas de Gimnasio y ganar la Liga Añil, Ash se topará con dos entrenadores llamados Verónica y Samuel, y entrará en contacto con el Pokémon legendario Ho-Oh, dando así inicio a una nueva aventura.

Fotograma de la película en el que Ash intenta sin éxito que Pikachu se meta en la Pokéball.

Pokémon vuelve a los cines tras dieciséis años de ausencia, y es que solo las tres primeras películas de la saga fueron llevadas a los cines españoles, siendo el resto lanzadas al mercado directamente en formato doméstico. Lejos de ser un calco exacto de los primeros episodios de la primera temporada del anime, nos encontramos ante una película que representa un punto intermedio entre una película de Pokémon al uso, con su correspondiente historia de Pokémon legendarios, y un episodio más de la serie. Esto, por un lado, aporta algo de originalidad al desmarcarse del argumento recurrente en el resto de películas estrenadas hasta la fecha, pero por otra parte resta enteros al no sentirse tanto como una película en sí misma. El encargado de dirigir la cinta no es otro que el realizador nipón Kunihiko Yuyama, un asiduo de la saga que ya se ha encargado de otros largometrajes de la misma.

En cuanto a la historia, ésta vuelve a explorar los orígenes de la franquicia como ya se ha apuntado, pero lo hace de una forma que casa mal en determinados puntos de la trama con lo ya narrado anteriormente en el anime, con lo que la cinta parece mostrase más bien como un reinicio de la saga, o al menos, como una historia independiente de las demás en forma de historia paralela al cánon oficial. De esta manera, son notables las ausencias de personajes tan importantes dentro del anime original como Brock y Misty así como el hecho de que otros personajes como el Team Rocket, los malos de la función, o Gary, el rival de Ash en la serie, se hayan visto relegados a simples cameos que poco o nada aportan al desarrollo de la trama. También resulta evidente la inclusión de Pokémon pertenecientes a otras regiones, en clara diferencia con el anime original en donde la mayor parte de criaturas que aparecían en pantalla pertenecían a la región de Kantô. Por otro lado, resulta palpable el fanservice del film en guiños a los fans a través de determinadas escenas del anime original que son recreadas en la película o en el protagonismo de los Pokémon más valorados por los fans del anime como Pikachu o Charmander. Precisamente uno de los protagonistas de la película será el Pokémon legendario Ho-Oh, el cual ya realizó un cameo en el primer episodio de la primera temporada del anime aun perteneciendo a una generación posterior.[2]

 

El mismo momento narrado de nuevo. Arriba fotograma de la película, Pokémon ¡Te elijo a ti!. Abajo, fotograma del primer capítulo del anime. La diferencia en la calidad de los gráficos resulta palmaria.

 

No obstante, la cinta no está  exenta de fallos, siendo destacables los cambios repentinos de ritmo en la narración, lo que a veces hace que la película se detenga mucho rato en una escena determinada para luego transitar repentinamente a otra sin un nexo de unión sólido, o que determinados eventos que ocurren en la trama y pueden resultar interesantes al espectador por ayudar al desarrollo de los personajes sean narrados de forma acelerada. Por otro lado, el difícil encaje de esta historia dentro del mundo Pokémon no viene tanto del hecho de ser una obra independiente como de querer ser al mismo tiempo una película que calque la línea argumental de las anteriores con sus momentos épicos y criaturas legendarias, así como una película que sustituya la historia ya conocida del anime, lo que hace que nos encontremos ante una obra un tanto difusa en su planteamiento final.

Dentro de los aspectos positivos de la cinta, destaca sobremanera el apartado visual de la misma, ofreciendo un dibujo de una calidad superior a lo que la saga nos tiene acostumbrados desde sus inicios, muy en la línea del gran trabajo realizado en la producción Pokémon Origins (2013) y la reciente serie de cortos animados Pokémon Generations (2016). El apartado sonoro es también otro aspecto a tener en cuenta, mezclando la reutilización de temas anteriores y clásicos de la franquicia con otros nuevos en una banda sonora que corre a cargo del compositor japonés Shinji Miyazaki, ya un habitual dentro de la saga. A todo esto hay que añadir los mensajes moralizantes que la cinta trata de enseñar acerca de temas como la responsabilidad de los actos cometidos por las personas o el cuidado del medio ambiente. También resultan destacables las narraciones en forma de mitos que se suceden en la cinta y que trasladan al espectador la cultura popular de leyendas vinculadas al país nipón.[3]

Diferentes fotogramas de la película en los que se aprecia la calidad de dibujo de la que hace gala la obra, así como algunos de los personajes que aparecerán en esta nueva aventura.

Con todo, nos encontramos ante un producto menos maduro que otros formatos de la saga como es el caso del manga, o no tan redondo en su conjunto como lo fueron las primeras tres películas, quedando como resultado un esfuerzo notable de sus productores[4] por llevar a cabo una historia diferente que se aprovecha de todo el material desarrollado por la saga hasta la fecha y en la que priman más los detalles que la espectacularidad del conjunto.

Para saber más:

Notas:

[1] Si bien es cierto que se habla de la existencia de veinte películas, a estas habría que añadir la OVA conocida bajo el título Pokémon Mewtwo: El regreso, lanzada al mercado doméstico en el año 2000, y que sirve de continuación a los acontecimientos narrados en la primera película de Pokémon.

[2] Al final del primer episodio de la primera temporada del anime Ash pudo ver a Ho-Oh, siendo uno de los pocos momentos de la primera temporada en los que se pudo ver a un Pokémon de una región y generación posteriores, dado que pertenece a la región de Johto. No obstante la serie no continuó con la trama de este legendario y no se supo mucho de él salvo algún que otro cameo. Pokémon ¡Te elijo a ti! se convierte así en la primera cinta que dota a este Pokémon de un papel protagonista.

[3] Sobre el origen de los Pokémon, entre ellos Ho-Oh, y algunas leyendas niponas puede leerse más aquí.

[4] La productora principal de la cinta es el estudio de animación japonesa Oriental Light and Magic.

avatar Jon A. García (12 Posts)

Es Graduado en Derecho, Máster de Acceso a la Abogacía, y actualmente cursa el Máster de Profesorado en la Universidad de la Rioja, en la especialidad de Geografía e Historia. Le interesan la paleontología e Historia.


Share

Deja un comentario