Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 22 Sep 2017, and is filled under Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , , , ,

El shinsengumi: realidad vs. mangas, animes y otomes I

En este artículo se analiza la personalidad de las principales figuras del Shinsengumi comparando la imagen histórica que se tiene de ellos[1] con la que ha pasado al imaginario público a través de algunos mangas, animes y juegos otome.

Isami Kondô

Isami Kondô nació el 9 de octubre de 1834 en el seno de una familia campesina rica. Fue un hombre de valores tradicionales y mentalidad de guerrero. Esta parte de su personalidad queda especialmente bien reflejada en el manga Getsu Seiki – Sayonara Shinsengumi,[2] donde se ve que ya tenía una mentalidad muy estricta incluso antes de fundar dicho cuerpo de policía. Sin embargo, hay testimonios de que a Kondô no le gustaba blandir su espada, sólo la desenvainaba cuando era necesario y mataba cuando no le quedaba otro remedio. Esto queda reflejado en el mismo manga, donde Kondô le pide a su vice-capitán, Toshizô Hijikata, que no sea tan rápido en condenar a seppuku a los miembros del Shinsengumi.

Fotografía hecha a Isami Kondô en 1868 (izquierda). Representaciones suyas en Hakuôki (medio arriba), Hitokiri Ryûme (medio abajo), Peace Maker Kurogane (arriba derecha) y Gintama (abajo derecha).

Físicamente, era un hombre robusto, donde destacaba su mandíbula muy cuadrada y firme y sus ojos penetrantes, y así es representado en la cultura popular.

Kondô fue el fundador del Shinsengumi y su comandante en jefe. Era especialmente cercano a aquellos miembros a los que conocía desde sus tiempos de maestro en el dôjô, como Hijikata y Sôji Okita entre otros. Esta actitud cercana, sobre todo con estos dos capitanes, aparece reflejada en la mayor parte de sus representaciones: por ejemplo, en el manga Sayonara ga Chikai no de,[3] donde Kondô va a visitar a Okita cuando está enfermo a pesar de que están en plena guerra; en el manga Strength, [4] en el cual se ve como Kondô está acostumbrado a tratar con Hijikata incluso cuando éste está enfadado; o en el anime Bakumatsu Rock[5] también se refleja esta complicidad, donde los tres forman parte de la misma banda de música. Parece ser que era un hombre prepotente, una actitud que se fue acentuando conforme al Shinsengumi se le otorgaban más privilegios, hasta tal punto que algunos de sus capitanes (Sanosuke Harada, Nagakura Shinpachi) abandonaron el Shinsengumi por diferencias irreconciliables con Kondô. Esta faceta de hombre altivo está especialmente representada en la series de juegos otome llamada Hakuôki[6], donde aparece este episodio. Sin embargo, en general, ha pasado a la cultura popular como un hombre campechano y bondadoso (anime Peace Maker Kurogane[7] y manga Gintama[8]).

Kondô practicaba caligrafía con fervor (bajo el pseudónimo de Toshu), pues quería ocupar un lugar entre los grandes hombres de su tiempo que eran versados tanto en poesía como en artes marciales. Esta faceta suya queda reflejada en el anime Peace Maker Kurogane, si bien no es de las más representadas. Era un habitual en los barrios de placer, a los que a menudo iba acompañado por Hijikata. En Gintama se hace alusión a esta costumbre suya, aunque tampoco es de los rasgos de Kondô más representados.

En la época en la que el Shinsengumi ya estaba declarado como un grupo de traidores, las tropas imperiales encontraron a Kondô en Nagareyama, si bien como nunca lo habían visto en persona, sólo le informaron de que a la mañana siguiente lo llevarían a Itabashi, el cuartel general de las fuerzas imperiales, a hacerle unas preguntas. Parece ser que Kondô quería cometer seppuku esa misma noche para poder morir como un samurái. Según algunas fuentes, Hijikata le imploró que no lo hiciera ya que existía alguna posibilidad de que no le reconocieran. La captura de Kondô varía ligeramente en algunos medios: por ejemplo, en la serie de juegos Hakuôki, Kondô decide quedarse atrás para ayudar a Hijikata y otros miembros del Shinsengumi a huir de las fuerzas imperiales; una situación similar se desarrolla en el manga Gintama, mientras que en Hokusô Shinsengumi,[9] Hijikata se enfada con Kondô por intentar suicidarse y es quien dice que vaya a Itabashi, apostando en la posibilidad de que no lo reconocerán.

En cualquier caso, al final Kondô dejó que a la mañana siguiente lo llevaran vivo a Itabashi pues sabía que su muerte significaría la del Shinsengumi. Sin embargo, la suerte no estuvo de su parte, y al llegar a Itabashi alguien lo reconoció como Isami Kondô, por lo que se ordenó su ejecución por decapitación. Los testimonios sobre su ejecución dicen que murió con gran compostura. Sus últimas palabras fueron “He causado muchos problemas”. El manga Hitokiri Ryûme[10] se centra en la persona de Kondô, así como en sus últimos momentos. En este manga se sigue otra de las teorías populares sobre la muerte del comandante, que dice que fue ejecutado acusándole falsamente del asesinato de Ryoma Sakamoto (históricamente, no se sabe por quién fue asesinado).

Toshizô Hijikata

Toshizô Hijikata fue, junto con Isami Kondô, uno de los dos principales pilares del Shinsengumi. Se le conocía por el sobrenombre de oni no fukuchô (“el vice-capitán demonio”). Ambos fueron grandes amigos, ya que se dice que “los dos hombres eran tan cercanos como si fueran hermanos” y raro era ver a Kondô sin que estuviera acompañado de Hijikata. La relación entre Hijikata y Kondô tiene una dinámica similar en la mayoría de representaciones populares: Hijikata es el demonio que tiene que lidiar con las partes oscuras del Shinsengumi, complementando a Kondô que era de naturaleza más amable. Esta transformación de un joven normal sin predilección por matar al demonio es el tema principal del manga Kôtetsu no Hana.[11] Por otra parte, en el manga Getsu Seiki – Sayonara Shinsengumi se ve la relación de maestro y discípulo que tenían Kondô e Hijikata antes de formar el Shinsengumi.

Fotografía hecha a Toshizô Hijikata el año de su muerte (izquierda). Representaciones suyas en Gintama (medio arriba), Peace Maker Kurogane (medio abajo) y Hakuôki (derecha).

Físicamente, se sabe que fue un hombre con una estatura superior a la media, esbelto, pálido y de rasgos regulares, considerado como una persona atractiva tanto por hombres como mujeres. Estos rasgos se han mantenido en su representación popular, con diversas interpretaciones: a veces se le ha dado un aspecto extremadamente afeminado (mangas Kôtetsu no Hana, Hokusô Shinsengumi) y otras veces más varonil (manga Shinsengumi Imon Peace Maker[12]), pero en general se mantienen los rasgos de un hombre delgado, guapo, de pelo negro y largo. A pesar de su belleza física, hay testimonios de que era altivo, desconfiado, desagradable en el trato con la mayoría de las personas y apenas sonreía, lo que no lo hacía muy popular entre la gente. El representarlo como un hombre altivo y desagradable ha sido algo que, curiosamente, se ha marcado especialmente en los juegos otome en los que aparece (Hakuôki, Bakumatsu Shinsengumi[13]): al principio de estos juegos se destaca esta faceta más desagradable que va desapareciendo conforme se va enamorando de la protagonista. En el resto de los casos se le suele representar como un hombre extremadamente serio y que apenas sonríe, a excepción de con Kondô (y en ocasiones con Okita) con quien mantiene una postura más relajada (este tipo de relación está representada, por ejemplo, en Peace Maker Kurogane). En otros mangas, como Burai,[14] se ve que aunque da la impresión de ser bastante frío, en realidad se preocupa por sus hombres (en este manga, Hijikata compra a los capitanes de su escuadrón amuletos cuando se van a enfrentar a una misión peligrosa, aunque acaba por no dárselos por timidez).

A pesar de esta personalidad tan arisca se dice que era un habitual en los barrios de placer, donde tenía mucho éxito entre las prostitutas, un éxito del que luego le gustaba alardear. Esta faceta de su persona no está demasiado representada en la cultura popular. Se ha encontrado una breve mención a sus salidas a Shimabara (barrio rojo de Kioto) en el manga Kôtetsu no Hana, de su época antes de que se formara el Shinsengumi o en el manga Getsu Seiki – Sayonara Shinsengumi, en el que se menciona que ha hecho llorar a muchas mujeres. En el resto de casos, aunque se suele mencionar su éxito con las mujeres, sus relaciones con ellas están generalmente ligadas a cuestiones estratégicas y no de búsqueda de placer: por ejemplo, en el anime Peace Maker Kurogane, Hijikata conquista a una espía de Chôshu a la que luego mata sin dudar cuando deja de resultarle útil. O en la serie de juegos Hakuôki, Hijikata va a los barrios de placer para espiar a los rebeldes de Chôshu.

Se tiene constancia de que era un hombre inteligente: fue uno de los artífices del plan para matar a uno de los comandantes originales del Shinsengumi, Serizawa Kamo y fueron sus investigaciones las que llevaron a evitar el atentado contra el emperador de los rebeldes de Chôshu y Satsuma en el Incidente de Ikedaya. Su gran inteligencia y carisma es algo unánime a sus representaciones populares, aunque destaca el ejemplo del manga Shinsengumi Jingishô Asagi,[15] donde la entrada de Hijikata en la sala y unas pocas palabras suyas son capaces de levantar la moral de los capitanes del Shinsengumi y del comandante Kondô.

En cuanto a su destreza como espadachín, el único que estaba por encima de él era Sôji Okita. Durante los años de servicio del Shinsengumi se hizo famoso por la cantidad de gente que murió bajo el filo de su espada, y no sólo rebeldes y criminales. Hijikata fue el principal precursor del Código del Shinsengumi, un conjunto de reglas basadas en el código del bushido, y cualquiera que las desobedeciera debía cometer seppuku o ser asesinado por Hijikata. Este es un tema ampliamente tratado en el manga de Gintama, aunque desde el punto de vista de la comedia, donde es habitual que Hijikata vaya amenazando a cualquiera que tenga la más mínima falta de comportamiento con cometer seppuku. Desde un punto de vista más serio se trata el tema en Peace Maker Kurogane, donde el protagonista queda horrorizado al ver lo estricto de este código de comportamiento o en Getsu Seiki – Sayonara Shinsengumi, donde se ve cómo Hijikata aplica el código a rajatabla. Una versión más humana del comandante donde relaja la aplicación de dicho código se ve en Hokusô Shinsengumi.

Como contrapunto a esta personalidad violenta, también tenía una faceta sensible (escribía haikus en su tiempo libre bajo el pseudónimo de Hogyoku). Este aspecto también está muy representado en la cultura popular, normalmente usado como comedia: en el manga Strength intenta ocultar en vano esta afición suya aunque todos los capitanes del Shinsengumi están al tanto de la misma, y en el juego concretamente de Hakuôki: Demon of the Fleeting Blossom,[16] el capitán Harada llega a robarle uno de sus haikus para leerlo en público, ya que al parecer (en esa representación ficticia en concreto) eran realmente malos.

Como todos los integrantes del Shinsengumi, Hijikata estaba en contra de la invasión de los occidentales. Desde pequeño había querido ser samurái pese a ser de una familia de granjeros y no aprobaba las modernas armas de fuego, creyendo al principio que las espadas podían hacerles frente. Se dice que, después de la batalla de Toba-Fushimi (enero de 1868) quedó desencantando, llegando a decir que “las espadas y las lanzas ya no son de ninguna utilidad en la batalla”. Tras esta derrota, el Shinsengumi pasó a usar armas de fuego por orden de Hijikata y si bien éste adoptó el uniforme occidental, nunca dejó de utilizar la espada. Hijikata en esta etapa más tardía de su vida es tratado en el anime Drifters,[17] donde aparece vestido con el uniforme occidental, o en el anime Intrigue in the Bakumatsu – Irohanihoheto,[18] donde se le ve brevemente durante su época al mando de la República de Ezo.

En este breve análisis se puede ver que mangas, animes y juegos tratan distintos aspectos de estos carismáticos líderes, algunos centrándose más en su lado legendario y otros en su lado más humano. El conocer las distintas fuentes de la cultura popular que representan a estas personas nos ayuda a hacernos una idea más completa de cómo ha pasado su figura hasta nuestros días y, tal vez, de cómo fueron realmente. Sin embargo, Kondô e Hijikata no son los únicos pilares del Shinsengumi que han dejado su impronta en la cultura popular actual…

Notas:

[1] Hillsborough, Romulus. Shinsengumi The Shogun’s Last Samurai Corps. Ed. Turtle, 2011

[2] Morita, Kenji. Getsu Seiki – Sayonara Shinsengumi. Ed. Shôgakukan, 2003

[3] Yukimura, Makoto. Sayonara ga Chikai no de. Ed. Kodansha, 2004

[4] Akaboshi, Yu. Strength. Ed. Gangan Online, 2012

[5] Bakumatsu Rock. Estudio DEEN, 2014

[6] Franquicia Hakuôki. Desarrollada por Idea Factory, 2010

[7] Chrono, Nanae. Peace Maker Kurogane.  Ed. MAG Garden, 2002 y estudio GONZO, 2003

[8] Sorachi, Hideaki. Gintama. Ed. Shūeisha, 2003 (distribuido en España por Glénat, 2007) y estudio Sunrise, 2006

[9] Kanno, Aya. Hokusô Shinsengumi. Ed. Hakusensha, 2003

[10] Ishikawa, Masayuki. Hitokiri Ryûme. Ed. Leed, 2005

[11] Kanno, Aya. Kôtetsu no Hana. Ed. Hakusensha, 2003

[12] Chrono, Nanae. Shinsengumi Imon Peace Maker. Ed. MAG Garden, 1999

[13] Bakumatsu Shinsengumi. Desarrollado por SPACEOUT Inc!, 2015

[14] Iwasaki, Yôko. Burai. Ed. Akita Shoten, 1997

[15] Yamamura, Tatsura y Nanegawa, Yaeko. Shinsengumi Jingishô Asagi. Ed. Square Enix, 2008

[16] Hakuôki: Demon of the Fleeting Blossom. Desarrollado por Idea Factory, 2012

[17] Kôuta, Hirano. Drifters. Ed. Shonen Gahosha, 2009 y estudio Hoods Drifters, 2016

[18] Intrigue in the Bakumatsu – Irohanihoheto. Estudio Sunrise, 2006

avatar Claudia Bonillo (7 Posts)

Nació en Zaragoza el 29 de diciembre de 1993. En su época de instituto vio sus primeros mangas y animes, lo que la llevó a interesarse por Japón. Acabó la carrera de Ingeniería Informática en 2016 y actualmente estudia japonés en el Centro Universitario de Lenguas Modernas, además de cursar el post-grado de Estudios Japoneses en la Universidad de Zaragoza.


Deja un comentario