Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 29 Jun 2022, and is filled under Varia.

Current post is tagged

, , ,

40 Cómic Barcelona: ¡no sin mis mangas!

Los dos grandes eventos organizados por Ficómic han evidenciado y acentuado una brecha entre distintos tipos de público. En su día, la escisión del manga en un salón propio respondía a la necesidad de dar espacio a un público específico que había surgido explosivamente a la sombra de las emisiones de Dragon Ball, tejiendo las primeras etapas de la cultura otaku en España.

Aquella dicotomía originada en los noventa quedó un tanto sepultada por el paso de los años, en los que los dos eventos han ido conviviendo de manera paralela y hermanada. Ambos han crecido de manera exponencial hasta ocupar amplios espacios en los principales recintos feriales de la ciudad que los acoge, una Barcelona que gusta de vestirse de tebeo para sus ocasiones especiales.

Pero, aunque esta convivencia ofrece al fan medio la posibilidad de tener anualmente dos eventos de referencia, en lugar de uno, y sin olvidar que se trata de sendas ferias enfocadas fundamentalmente al consumo (cultural, sí, pero consumo es el concepto principal), es cierto que esta diferenciación entre ambas ha supuesto uno de los ejemplos más visibles y evidentes de un debate sobre la separación entre “cómic” como algo eminentemente occidental y su contrapartida “manga” como algo japonés y, por lo tanto, diferente.

Si en el pasado esta concepción dio lugar a quejas y reivindicaciones, especialmente por parte de los aficionados al manga, que entendían esta separación como una manera de apartar el manga del ámbito comiquero, dándole una entidad aislada y diferenciada y levantando fronteras; el paso del tiempo ha cambiado considerablemente la situación.

Y es que la recuperación del mercado editorial post crisis de 2008, que presentaba año tras año una tendencia ascendente que se recibía en positivo pero con cautela, últimamente se ha convertido en una explosión que alcanza el mainstream. Como referencia tenemos las cifras del mercado francés (donde los bonos juveniles para cultura han sido invertidos mayoritariamente en manga -cerca de un cincuenta por ciento-) o un reciente artículo de El País que afirmaba que en los dos últimos años, desde el comienzo de la pandemia, las ventas de manga en el mercado nacional se habían duplicado.

Y ahora, el Cómic Barcelona en su primera edición postpandémica ha abrazado esta tendencia de vindicación del tebeo japonés en su programación, manteniendo las fronteras mentales de que se trata de un apartado cerrado dentro del cómic, pero incluyendo una serie de actividades relacionadas específicamente con él, quizás tratando de emular la experiencia que ofrece el Manga Barcelona para acercar público de uno a otro.

El auditorio acogió dos proyecciones niponas: la cinta de animación La casa encantada en el cabo (dirigida por Shinya Kawamo, responsable también de animes como Non non Biyori o Sagrada Reset) y el live action de Tokyo Revengers; así como un encuentro con actores de doblaje que han prestado su voz a algunos de los personajes más queridos de distintas franquicias de anime, reuniendo a Núria Trifol, David Jenner, Marcel Navarro, Masumi Mutsuda y Clara Schwarze. Estas actividades salpicaban una programación en la que se destacaba un homenaje al recientemente fallecido Miguel Gallardo (en cuya memoria se ha renombrado el reconocimiento al artista revelación que se escoge anualmente en los premios) y algunas actividades más experimentales, como el concierto dibujado de Tronco con Roberta Vázquez y Álvaro Ortiz.

Más presente estuvo el manga en la programación de charlas y mesas redondas: de las cuarenta programadas a lo largo del fin de semana, cinco se dedicaban de manera exclusiva al manga y a cuestiones relacionadas, algo que no ocurría con ninguna otra procedencia: las treinta y cinco charlas restantes giraban en torno a cuestiones generales, unas cuantas centradas en la propia historia del salón (que celebraba así, de manera bastante tibia, sus cuarenta años de existencia), otras bajo el paraguas del Comic Fantasy y de Cómic Visión, dos espacios novedosos que se centraban en los juegos de rol, mesa y similares y en la relación con el cine, respectivamente; y algunos monográficos sobre obras o autores concretos.

Pero si hubo un aspecto del evento en el que el manga fagocitaba al cómic y sacaba músculo de este crecimiento del mercado, fue en las presentaciones editoriales. Como es tradicional, a lo largo del fin de semana y, particularmente, a lo largo de una intensiva jornada de sábado, una sala de conferencias reservaba sus micrófonos para que los responsables de comunicación de las editoriales de tebeos españolas (como siempre, no estaban todas las que son, pero sí una muestra importante de lo heterogéneo del mercado) pudieran presentar los títulos que se incorporarán próximamente a su catálogo. Y es aquí donde el eco del manga resonaba con mayor fuerza.

En este sentido, rompía el hielo Yermo Ediciones, que lanzaba varias noticias bomba, entre ellas la intención de crear un sello destinado exclusivamente a publicar cómic en catalán. Arechi, su sello manga, no anunció ninguna nueva licencia, pero sí valoró el buen funcionamiento de algunas de sus publicaciones recientes, como Pichi Pichi Pitch y calentó motores para el primer tomo de la mítica Ashita no Joe, que ha visto la luz por primera vez en España a finales de mayo.

La segunda en presentar fue Panini, que, siguiendo la inercia de las últimas ediciones (en las que ha vuelto a los eventos de Ficómic tras unos años de ausencia), no hizo ningún anuncio importante, sino que se limitó a repasar algunos de sus lanzamientos recientes, centrándose especialmente en sus obras de autores nacionales y, de manera particular, en Quiero ser como tú, de Sara Jotabé, Subnormal, de Iñaki Zubizarreta y Miguel Porto (obra de la cual se hacía, además, una actividad dirigida a colegios durante el primer día del evento) y La señora de Chicago, de Marc Tinent y Pablo Moreno. Todos ellos eran además invitados en el evento y protagonizaron firmas y otras actividades.

A continuación le tocó el turno a ECC Ediciones, editorial que este año también se encuentra celebrando un aniversario, el de su primera década de vida. Tal vez imbuidos de espíritu festivo, o quizás por las ganas del reencuentro que suponía este Cómic Barcelona tras dos años de pandemia, la presentación de ECC fue una de las más intensas de la jornada. Comenzaron por su línea americana, confirmando algunos títulos de DC que, aunque se daban por hechos, no se habían anunciado todavía, y de ahí pasaron a su recientemente creada línea ECC Focus, que enfatiza la presencia autoral española en DC. Se le suma una nueva línea centrada en la autoría nacional, con nombres de la talla de Lorenzo Montatore o Fernando de Felipe. Tras esto, dedicaron también un ratito a su línea Kodomo de cómic infantil, que, aunque ya lleva varios años en marcha, estaba viviendo en el evento una reinauguración gracias a la voluntad de la editorial de reforzar este aspecto de su catálogo. Después de toda esta vorágine de anuncios, todavía les quedó tiempo para ofrecer algunos adelantos de lo que se vendrá en su línea manga, que llevaba un tiempo algo parada pero parece volver a tomar impulso con estos anuncios. El tomo final de ¡Qué difícil es el amor para un otaku! en castellano se aproxima, y como colofón se ha licenciado una antología de historias cortas. El terror sigue siendo un pilar fundamental en su catálogo, que sigue sumando obras de Junji Ito (tanto de este género, como otras más distendidas, como El diario gatuno que hasta hace poco estaba en el catálogo de Tomodomo), pero también crece a través de otros autores: una nueva obra de Suehiro Maruo, Yume no Q-saku, otra de Nokuto Koike, Alimañas, y otra del tándem formado por Yuu Kuraishi y Kengo Mizutani, Shokuryou Jinrui. Pero no solo de terror vive ECC, como demuestran otros tres títulos anunciados: la reedición de una obra que ya se publicó a comienzos de siglo y que se encontraba descatalogada, Angel Sanctuary de Kaori Yuki; la fantasía sobrenatural de Mierun Desu, de Mimika Ito; y la esperadísima serie de corte histórico ambientada en el Antiguo Egipto Aoi Horus no Hitomi, de Chie Inudoh, una biografía ficcionada de la faraón Hatshepsut.

Kitsune Manga, por su parte, tenía preparada una batería de anuncios, una manera de sacar pecho con los títulos vinientes frente a su de momento corta trayectoria. Uno de los aspectos más esperados, acerca de la serie El ratón de biblioteca (cuyo anime está alcanzando una popularidad considerable) y su continuidad, no encontró respuesta en aquella charla, pero sí conocimos algunas de las series que se incorporarán próximamente a su catálogo, y que nos permiten sospechar que títulos ya publicados como el manhwa ¿Qué le ocurre a la secretaria Kim? hayan tenido una acogida satisfactoria. En la conferencia del Cómic Barcelona se anunciaron nueve títulos muy variados entre sí, de los cuales tan solo dos son series cerradas: Fin de la comunicación estelar, de Menota, que cuenta con cinco tomos; y Un jefe de cuento de hadas, de Kazuki Minamoto, un BL de cuatro tomos. Entre las series abiertas, se anunció Nukuto es amo de casa, de Yuki Isoya, que ahora mismo cuenta tan solo con su primer tomo publicado en Japón, aunque la tónica general fueron series con algo más de bagaje: los tres tomos del primer yuri de la editorial, La pureza de los lirios, de Naoimai; los siete tomos de Shintoki, de Tsukasa Tanimai y Shunsuke Aoyama; de La vida de caza en el país nevado del noble del norte y la esposa rapaz, de Mashimesa Emoto y Shikayo Shirakaba; y de El portador de la espada sigue siendo el más fuerte, de Rokuro Akashi; los ocho tomos de Si mi ídolo favorito llega al Budokan me muero, de Auri Hirao; y lo que es más atrevido, los veinte tomos y sumando de
El ministerio de la muerte de Kishi Azumi.

La conferencia de Norma Editorial se centró más en un repaso de novedades al uso, para incidir en la mayor visibilidad de las últimas publicaciones. Ya avisaron de que no anunciarían licencias nuevas y su paso por el evento fue, en este sentido, bastante discreto. Y eso que guardaban ases en la manga, como el que se ha desvelado a lo largo de junio: inaugurarán con Tokyo Revengers una nueva línea de manga en catalán a partir de verano.

En el caso de Planeta Cómic, la editorial celebraba también sus cuarenta años dedicada al tebeo, y lo hacía con un vídeo conmemorativo en el que la afición por el cómic pasa de padres a hijos. Es especialmente significativo que los dos títulos que protagonizan el vídeo sean, precisamente, dos cabeceras de manga: Dragon Ball y My Hero Academia. A pesar de que por Planeta Cómic han pasado cientos de tebeos de muy distintos orígenes y dirigidos a públicos muy diferentes, con etapas de publicación que se recuerdan con nostalgia y con gran importancia para la historia de publicación de tebeos en nuestro país (sirva de ejemplo el sello Cómics Forum, que ellos mismos han recuperado ahora con el cómic de Keanu Reeves, BRZRKR), desde la propia editorial se han escogido obras de manga para recordar el pasado y para celebrar el presente, considerando que el tebeo japonés apela a una sensibilidad particular y reafirmando su valor intergeneracional (y de paso, su larga trayectoria en España; tanto el Cómic Barcelona como Planeta Cómic cumplen cuarenta años, pero Dragon Ball celebra su treintena en 2022).

Cerrando la maratoniana jornada del sábado, Penguin Random House se estrenó en este bloque de presentaciones con su recién inaugurado Distrito Manga, un sello que despegará a principios de junio con sus cinco novedades anunciadas a través de Twitter (a saber: El incidente Darwin de Shun Umezawa, Love in focus de Yôko Nogiri, Ranger Reject de Negi Haruba y Shikimori es más que una cara bonita, de Keigo Maki y Joy, de Etsuko), y que aprovechó la ocasión para seguir presentando más títulos que integrarán su catálogo. Hay que destacar que, a través de sus diversos sellos, Penguin tiene ya una trayectoria de publicación de cómic, y que hace unos años se hizo con los derechos del catálogo de la histórica Editorial Bruguera, todo lo cual se materializaba en el stand que el conglomerado editorial tenía en el evento; no obstante, de cara a la presentación de novedades, decidieron centrarse de manera exclusiva en este nuevo sello. Distrito Manga nace con el respaldo de un gran grupo a la hora de poder apostar por licencias y correr riesgos con determinados títulos, aunque de entrada este respaldo puede generar cierto escepticismo en tanto que una maniobra puramente comercial para subirse al carro de este nuevo boom del manga. En cualquier caso, solo el tiempo dirá hacia qué lado se inclina la balanza, primero tendrán que empezar a llegar a tiendas y lectores su abanico de licencias. De momento, Distrito Manga anunció en el Cómic Barcelona ocho títulos (muchos inéditos en España, alguno descatalogado desde hace tiempo) muy diferentes entre sí, tratando de crear un catálogo inicial para todos los gustos y apostando por algunas obras a priori difíciles de encajar en nuestro mercado. Empezamos el repaso por una reedición necesaria: la recuperación de Old Boy, de Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi, que se publicará en tres tomos de más de seiscientas páginas, en una edición en tapa dura. Además, hablando de recuperar, en este caso a autores ya conocidos por estos lares, licencian también para nuestro mercado Hiraeth, El Final de la Travesía, de Yuhki Kamatani. Avanzando en el entramado de construcción de su catálogo, suman también una secuela, Joy 2, de Etsuko; y Kageki Shôjo! Season 0, de Kumiko Saiki, que se publicará en un tomo único que agrupa los dos volúmenes de esta precuela de Kageki Shôjo!!. Anunciaron también dos series abiertas que en Japón llevan ya varios tomos: Don’t Call It Mystery, de Yumi Tamura, que actualmente va por los diez tomos, y La bestia del rey, de Rei Tôma, que va por los nueve. Y, para acabar, también se atrevieron con dos obras que, por diversos motivos, suponen sendos movimientos arriesgados a la hora de licenciar manga en España: el primer caso, Farewell, My Dear Cramer, de Naoshi Arakawa, es un spokon centrado en el fútbol femenino que consta de catorce tomos, que aquí se publicarán en siete volúmenes dobles. Tradicionalmente, el spokon no ha funcionado bien en nuestro mercado, pero los vientos de cambio que llevamos sintiendo en los últimos tiempos quizás transformen también esta tendencia. Finalmente, la última licencia que desvelaron fue un movimiento de demostración de músculo, el slice of life de Harold Sakuishi, Beck, que verá sus treinta y cuatro tomos originales publicados en castellano en diecisiete volúmenes dobles.

Aunque el plato fuerte de las presentaciones editoriales fue esta maratoniana jornada del sábado, el domingo no paró la actividad en este sentido, ya que se reservó ese momento para editoriales más pequeñitas y otros proyectos similares (como los treinta y cinco años de la revista TMEO). Entre proyectos locales y de nicho, el manga estuvo presente de nuevo gracias a Ooso, que anunció un nuevo título de Go Nagai, Getter Robot (con dibujo de Ken Ishikawa) y una nueva colección, Science manga, que se estrenará con X-Venture. El cuerpo en crisis, con el que además emprenden otro gran proyecto: la edición en euskera, que se unirá al castellano y al catalán como lenguas en las que Ooso edita sus cómics.

También tuvo su hueco el domingo en la franja de mediodía Selecta Visión, que presentó el estreno (todavía sin fecha) de la película Made in abyss: El amanecer del alma profunda, así como varios títulos de videojuegos que Selecta Play está preparando para los próximos meses.

Ahora solo nos queda esperar, un poquito más que de costumbre, al próximo Manga Barcelona, que rompe con sus fechas tradicionales y este año se celebrará del 6 al 8 de diciembre en la Fira Gran Vía, un recinto ferial de Barcelona menos céntrico pero con mayor capacidad, preparado para seguir abrazando estas tendencias de crecimiento.

avatar Carolina Plou Anadón (271 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, prepara una tesis doctoral sobre fotografía japonesa. Autora del libro “Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón”.


Share

Los comentarios están cerrados.