Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 22 Jun 2014, and is filled under Arte, Crítica.

Current post is tagged

, , ,

Arte japonés y japonismo en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Cartel anunciador de la exposición.

Cartel anunciador de la exposición.

Hôtel Drouot de París, principios del siglo XX. Un elegante caballero uruguayo afincado en Bilbao acude a las subastas de arte oriental más destacadas del momento. Armado con sus catálogos, en donde anota todo lo perteneciente a los objetos que le interesan, José Palacio tiene ocasión de conocer de cerca las obras que salen a la venta para escoger con un gusto exquisito las piezas que formaran parte de su colección: Chaire y chawan, piezas de cerámica utilizadas en la célebre ceremonia del té, tsuba (guardamanos de la katana), estampas de Kitagawa Utamaro, Utagawa Kunisada, Katsushika Hokusai o Utagawa Hiroshige, muy demandadas por los pintores modernos que las utilizan a modo de inspiración, diversas cajas y objetos de uso cotidiano, como inrô y netsuke, todos ellos decorados de manera muy elegante con una laca especial (urushi) que ha permitido su perfecta conservación con el paso de los años.

Piezas que pertenecieron a los editores de las publicaciones de arte japonés más destacadas del momento, Louis Gonse (L’art japonais) y Samuel Bing (Le Japon artistique) pasan a formar parte del selecto grupo de fragmentos que tratan de contar la historia de la cultura del Sol Naciente en el domicilio bilbaíno de Palacio. Así, la burguesía occidental entra en contacto con el mundo nipón, convirtiéndose en una moda en todos los ámbitos.

Momento de la presentación.

Momento de la presentación.

Casi un siglo después, su colección de arte japonés se expone por primera vez al completo en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, al que pertenece, bajo el nombre de “Arte japonés y japonismo”. En 1953, María de Arechavaleta, heredera de Palacio, a petición de éste donó al Museo parte de las obras, no sólo de arte japonés y oriental, sino también piezas renacentistas y barrocas, junto con una extensa biblioteca, legando el resto en 1954. La idea de la muestra, comisariada por el profesor y experto en arte japonés Fernando García Gutiérrez, surgió en 2007 cuando Javier Viar, director de la pinacoteca, contactó con él para estudiar y catalogar la colección correctamente. Con ayuda de David Almazán, profesor de la Universidad de Zaragoza, de Yayoi Kawamura, profesora de la Universidad de Oviedo, y de Jose Luís Merino, jefe del departamento de restauración del Museo de Bellas Artes de Bilbao, llevó a cabo su cometido y el resultado es la exposición de las doscientas veintiún piezas que se pueden visitar hasta el 15 de Septiembre de 2014 y el excelente catálogo que las documenta. Se trata de un conjunto de gran importancia que ya había sido abordado en diversos estudios por el profesor Federico Torralba, el conservador del British Museum Mr. Laurence Smith y Arantxa Pereda, quien ha participado también en este último proyecto.

El Dr. David Almazán, explicando a los asistentes parte de la muestra.

El Dr. David Almazán, explicando a los asistentes parte de la muestra.

Destacando el acertado montaje y la correcta iluminación de las piezas, el recorrido está dividido en tres secciones: “Lo sagrado y lo caballeresco”, “El grabado japonés en el periodo Edo” y “El arte de la laca urushi” y a lo largo de todo el perímetro cuelgan obras occidentales en las que se observa la influencia japonesa, ya sea en la temática o en la estética, de artistas como Paul Gauguin, Francisco Durrio, Darío de Regoyos, Antoni Tàpies o Eduardo Chillida.El Museo ha sabido captar a la perfección la idea del comisario, como él mismo dijo tras finalizar el recorrido por la sala.

Una exposición única, que pone de manifiesto la calidad de los fondos del Museo de Bellas Artes de Bilbao y un magnífico reflejo de la cultura japonesa y del distinguido  gusto de su propietario. Según el profesor García Gutiérrez, se trata de una colección singular, la mejor de Españay con una de las mejores recopilaciones de tsuba que ha visto jamás.

En definitiva, se trata de una visita imprescindible para conocer el arte japonés y la influencia de éste en el arte oriental.

avatar Rocío Llorente Fonseca (1 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad del País Vasco, con especialidad en Exhibición de Arte Contemporáneo.


Share

One Comment

  1. […] [6] Se refiere a la exposición Arte japonés y japonismo del Museo de Bellas Artes de Bilbao. Para más información, véase este enlace. […]

Deja un comentario