Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 10 Sep 2018, and is filled under Crítica, Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , , , , , , ,

“Atelier of Witch Hat”: el increíble mundo mágico de Kamome Shirahama de la mano de Milky Way Ediciones

“¿Un deportista es deportista desde su nacimiento? ¿Lo es un astronauta? ¿Y un artista famoso? Al nacer nadie sabe lo que deparará el futuro. Pero… ¿y los magos?”.[1] Con esta reflexión empieza la obra Atelier of Witch Hat, una de las últimas novedades licenciadas por Milky Way Ediciones en España, la cual, probablemente, sea uno de los mejores mangas del 2018.

Imagen promocional incluida en los catálogos de Milky Way Ediciones.

No cabe duda de que la magia es uno de los factores que más se explotan en el mundo literario, y Kamome Shirahama es consciente de ello. Esta artista nipona era conocida por dibujar portadas para Marvel y DC, pero poco a poco fue entrando en el terreno del manga, dando lugar a la publicación de un one-shot en el año 2011 que tiene por nombre Watashi no Kuro-chan, y a la serialización de su primera serie, Endevi, al año siguiente, la cual tuvo un total de quince capítulos que fueron recogidos en tres volúmenes. De este modo, Atelier of Witch Hat, conocida en japonés como Tongari Boushi no Atelier, es su segundo manga.

Portada del primer tomo de Atelier of Witch Hat, de Milky Way Ediciones.

Atelier of Witch Hat inició su publicación en el año 2016 en la revista Morning Two de la editorial Kôdansha. Más tarde la historia empezó a ser recopilada en volúmenes, habiendo tres hasta el momento, ya que la obra aún continúa activa.

Lo sorprendente de esto es que Kamome Shirahama es una mangaka que no lleva mucho tiempo en este mundillo, pero su obra es magnífica en todos los sentidos. Tal es su maestría que en este año su obra Atelier of Witch Hat fue nominada a la décima primera edición del Manga Taishô, un galardón que es entregado a la mejor historieta nipona, todo ello bajo el criterio de diferentes libreros japoneses encargados de las secciones de manga. En esta ocasión, Kamome Shirahama no logró alzarse con la estatuilla, puesto que el ganador fue Paru Itagaki por su magnífica Beastars, la cual también se encuentra publicada en España de la mano de Milky Way.

El hecho de que una mangaka con tan poca trayectoria sea nominada a uno de los mayores premios de manga que existen en Japón es una buena señal del futuro de Kamome Shirahama, y es que esta artista tiene un don especial, como veremos a continuación.

Desglose completo de la solapa de Atelier of Witch Hat, de Milky Way Ediciones.

Ilustración de Coco incluida en el artbook.

Atelier of Witch Hat no deja de ser una obra típica donde la magia es la protagonista, pero al igual que ocurre con la saga Harry Potter de J. K. Rowling o Memorias de Idhún de Laura Gallego, Atelier of Witch Hat engancha al lector desde la primera página. En esta ocasión, no es la historia la que logra la inmersión, ni tampoco el dibujo o los diálogos, sino todo el conjunto.

El personaje principal de esta historia es una niña preadolescente que vive en una pequeña aldea junto a su madre. Su nombre es Coco y desde pequeña sueña con convertirse en maga, algo imposible puesto que para ser uno de ellos, hay que nacer con el don, o al menos eso era lo que Coco creía.

Las labores que ella realizaba en el pueblo consistían en ayudar a su madre, tanto en las labores de la casa como en el negocio que regentaba, una sastrería. Por suerte o por desgracia, un día llegó un carruaje alado a su tienda, algo bastante atípico, tanto que incluso los niños de la aldea empezaron a inspeccionarlo y lo rompieron. Esto disgustó mucho a las tres mujeres que habían venido en él, quienes aseguraban que su padre se enfadaría con ellas, pues era su carruaje. La suerte que tuvieron es que en la tienda se encontraba otro cliente que se ofreció a reparar el desastre, pues él era un mago y sólo los poseedores de magia pueden arreglar (y crear) los artilugios mágicos.

Ilustración de Qifrey incluida en el artbook.

Este joven mago, de nombre Qifrey, se ofreció a arreglar el carruaje, a raíz de lo cual sucederían cambios muy importantes en la vida de Coco, que terminaría convirtiéndose en discípula de Qifrey.

Es a partir de ese momento cuando empieza la verdadera historia de Coco, quien se irá a vivir al atelier de su maestro, donde ella, junto a otras tres niñas (Tetia, Riche y Agete), aprenderá a ser una maga. Aunque parece ser que Qifrey, con su “rollito intelectual moderno”, esconde algo relacionado con el destino de Coco, pero… ¿qué será lo que oculta?

Portada del arbook incluido en la primera edición de Atelier of Witch Hat, de Milky Way Ediciones.

Marcapáginas incluido en la primera edición de Atelier of Witch Hat, de Milky Way Ediciones.

El apartado gráfico, por otro lado, es sublime. El estilo de dibujo que presenta Kamome Shirahama tiene un toque aniñado que, en muchas ocasiones, recuerda a los típicos mangas de los años noventa, pero ese estilo lo combina con la estética que domina el mercado actual. De este modo, se consigue un efecto muy bello que es acompañado del gran detallismo que presenta la mangaka tanto en los personajes como en los fondos. Incluso la posición y la narración de las viñetas es una delicia, ya que estas guían al lector de un modo sin igual, centrándose muchas veces más en los detalles o en los elementos secundarios (como escaleras, plumas, etc.) que en los personajes principales; todo ello para que lector no se pierda ni un solo dato de la historia.

Milky Way acompaña la primera edición de este primer con un pequeño artbook a modo de obsequio, además del marcapáginas habitual. Este libro de arte presenta desde bocetos de personajes, lugares y objetos, hasta ilustraciones a color de diferentes partes del manga. Sin duda, se trata de un detalle muy interesante por parte del equipo de Milky Way, y es que en él se puede ver el trabajo y el cariño que Kamome Shirahama ha depositado en Atelier of Witch Hat.

Bocetos y dibujos de personajes de Atelier of witch hat, incluidos en el artbook.

Algo muy importante que se puede ver en el artbook son las propuestas para algunas portadas de los diferentes capítulos del tomo, un trabajo que mucha gente no percibe. Mediante este regalo por parte de la editorial ovetense, los lectores podrán conocer el verdadero esfuerzo que se pone para realizar las portadas, algo que no es nada fácil para los mangaka. Además, el libro de arte contiene información adicional que ayudará al lector a entender mejor el mundo creado por Kamome Shirahama.

Esbozo de propuesta para el primer capítulo de Atelier of witch hat, incluido en el artbook.

Portada final del primer capítulo de Atelier of witch hat.

Portada del primer capítulo de Atelier of witch hat a color, incluida en el artbook.

De este modo, y tras este pequeño análisis, queda una pregunta por hacer: ¿merece la pena comprar Atelier of Witch Hat?, y la respuesta es un sí rotundo, puesto que no se trata de una obra más, sino de un manga que realmente llega al corazón de quien lo lee. El dibujo, los personajes, los diálogos y la historia forman un unísono increíble que no sólo engancha al lector, sino que lo sumerge de lleno en el universo de fantasía de Kamome Shirahama. “El atelier de sombreros de mago”, como se traduciría el título de la obra al español, es una gran apuesta de Milky Way Ediciones y, sin duda, uno de los mejores mangas que se podrá leer en este 2018.

Ilustración del gorro de mago de Coco, junto a un gusano pincel, incluida en el artbook.

Notas:

[1] Shirahama, Kamome. Atelier of Witch Hat. Oviedo, Milky Way Ediciones, 2018, p. 3.

avatar Daniel Rodríguez (85 Posts)

Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo y con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca, ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones Laudeo, la Universidad de Salamanca y Satori Ediciones. Actualmente se encuentra estudiando el Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional en la Universidad de Oviedo.


Share

Deja un comentario