Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 05 Ene 2018, and is filled under Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , ,

Aula demoníaca de Junji Ito: el lado más divertido del maestro del terror nipón

Junji Ito es un mangaka de sobras conocido por la gran popularidad que han alcanzado sus obras. Títulos como Tomie, Gyo o la que muchos consideran su obra maestra, Uzumaki, son muy apreciadas por el público español, lo cual ha favorecido que en España se editen muchas de sus obras.[1] En esta ocasión, dedicamos nuestra atención a Aula demoníaca, uno de los lanzamientos de Ediciones Tomodomo para el XXIII Salón del Manga de Barcelona, que gozó de una acogida muy favorable.

Aula demoníaca nos presenta la historia de los hermanos Azawa, Yuuma y Chizumi. Él acaba de llegar nuevo al instituto, es un chico de carácter extraño que se disculpa constantemente. Chizumi, por su parte, es una niña que se dedica a asustar al vecindario, apareciendo de sopetón con su aspecto terrorífico al doblar las esquinas.

La obra se articula en cinco capítulos, que podrían funcionar como historias sueltas, pero que tienen un hilo conductor que las conecta, a través de estos dos hermanos, que no solo tienen un papel protagonista en las cinco ocasiones, sino que corresponden a sucesos que ocurren de manera lineal en sus vidas. Así, aunque al principio parecen ligeramente inconexas, con el avance de la lectura se va haciendo evidente el argumento subyacente. Además, se incluyen también dos historias cortas, de seis páginas cada una, tituladas Reencuentro e Hijos de la tierra, y un epílogo de apenas una página que juega con la cuarta pared, contribuyendo a hacer más efectista el final y a dar mayor fuerza a la historia de los hermanos Azawa.

Aula demoníaca se caracteriza por aunar la magistral fantasía macabra de la que hace gala Junji Ito con un humor negro acidísimo pero muy efectivo, que hace que incluso las escenas o historias más crueles se perciban desde una perspectiva deshumanizada que permita su disfrute. Así, gracias a esta conjugación de factores, Junji Ito da lugar a una sucesión de historias interconectadas cuya lectura resulta muy amena, sobre todo para aquellos lectores aficionados al autor. Aquellos para los que Aula demoníaca sea su primera incursión en la obra de Junji Ito, en el terror o en el gore nipón, posiblemente tarden uno o dos capítulos en familiarizarse con los planteamientos y mecanismos que presentan con total naturalidad situaciones extremadamente desagradables.

Sin embargo, esto no impide que la inmersión en la historia sea total, ya que el misterio sobre los dos hermanos supone un aliciente que vence la posible repulsión. Además, aunque las representaciones de los momentos desagradables son abundantes e impactantes, plantean situaciones irreales y muy fantasiosas, lo cual descarga en cierto modo el rechazo que pueden causar las imágenes violentas explícitas y realistas. Frecuentemente, estas situaciones incluyen además un componente de humor absurdo y muy negro, uno de los principales sellos de identidad de la obra.

Un aspecto muy interesante, que se ha destacado frecuentemente, es la raíz occidental que tienen estas historias de terror cómico. A diferencia de lo que cabría esperar (también por los ejemplos que se pueden encontrar en otras obras de Junji Ito), en este caso el aparato sobrenatural que sostiene la historia es de componente occidental, aunque quede cubierto por un velo de misterio. La explicación que se ofrece constantemente a los poderes sobrenaturales de Yuuma parte de un pacto con el diablo y se sostiene mediante distintos rituales satánicos. Sin embargo, la mayoría de los detalles los conocemos a través de Chizumi, que ofrece versiones ligeramente diferentes que no explican todos los aspectos y que siembran la duda respecto al origen real de estos poderes.

La edición de Tomodomo es, como siempre, muy cuidada. El tomo cuenta con una sobrecubierta de diseño muy vistoso, aunque la portada que esconde esta sobrecubierta, mucho más sobria, constituye un guiño precisamente a las prácticas satánicas de los Azawa. Así, al retirarla aparece una portada en negro que recuerda a una biblia demoníaca, muy acorde con el contenido de la obra. Además, la primera edición de Aula demoníaca incluía un extra muy especial. Junto con el marcapáginas habitual, el tomo se acompaña de un original regalo: una mascarilla para la boca con un diseño que reproducía la sonrisa de Chizumi con el aterrador aspecto que presenta en el capítulo El novio de Chizumi, un obsequio especialmente significativo y útil en las fechas en las que se comercializó este tomo, próximas a la festividad de Halloween.

En cualquier caso, Aula demoníaca es un manga muy divertido, con una historia interesante y bien planteada, que no puede faltar en la colección de cualquier aficionado a Junji Ito, pero que puede resultar también muy atractivo para otros públicos, precisamente por esa dosis de humor negro que marca una diferencia sustancial con el resto de su obra. Quizás no sea apto para todas las sensibilidades, aunque en este sentido, el diseño de la sobrecubierta cumple una función adicional como filtro: si el desagrado ante esta imagen vence a la curiosidad por su planteamiento, entonces quizás no sea recomendable. Sin embargo, si lo que vence es la intriga por qué estará ocurriendo o cómo se habrá llegado hasta allí, será difícil que el resultado les decepcione.

Notas:

[1] Además de las anteriormente citadas, se han publicado en España Relatos terroríficos, Hellstar Remina, El muerto enfermo de amor, Fragmentos del mal, Frankenstein, Black Paradox, Las caprichosas maldiciones de Sôichi, Voces en la oscuridad y El diario gatuno de Junji Ito, teniendo presencia en el catálogo de tres editoriales españolas: ECC Ediciones, Planeta y Tomodomo. Merece la pena destacar el hecho de que dos de las tres editoriales que publican a Junji Ito en España sean dos de las grandes: Planeta ha publicado Uzumaki, pero para ECC este autor supone uno de los principales de su catálogo manga. Por su parte, Tomodomo compite en el mercado de licencias trayendo obras quizás consideradas “menores” dentro de su trayectoria, pero que mantienen un nivel y un interés igual o mayor que los grandes títulos.

avatar Carolina Plou Anadón (174 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, prepara una tesis doctoral sobre fotografía japonesa. Autora del libro “Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón”.


Share

Deja un comentario