Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 10 Jun 2016, and is filled under Cine y TV, Crítica.

Current post is tagged

, , , ,

Barkhaa (2015): Puro Bollywood

Si cerramos los ojos y tratamos de visualizar un filme made in Bollywood, seguramente imaginemos un melodrama romántico, plagado de números musicales en los cuales sus protagonistas se dedican fogosas miradas, él ligeramente descamisado, ella con un colorido sari. Así ha sido durante cincuenta años y, cuando pensábamos que la industria cinematográfica de la India comenzaba a cambiar, nos encontramos con Barkhaa (2015).[1]

En el caso de que existan clásicos atemporales y películas fuera de tiempo, Barkhaa es una de estas últimas, ya que podrían decirnos que se trata de una producción de los años 70 y lo aceptaríamos sin contemplaciones, pero la realidad es que se estrenó el año pasado. Su argumento, su música, su cinematografía e incluso sus actuaciones parecen sacados de otra época.

Cartel promocional de la película.

Cartel promocional de la película.

El manido argumento de la pareja de enamorados separada por las circunstancias, que debe superar distintos retos para alcanzar su final feliz es el primer tópico con el que cumple la cinta. Jatin (Taaha Shah) es un joven de buena familia y estudiante de derecho que, durante un viaje a la localidad norteña de Himachal, se enamora a primera vista y perdidamente de una bella joven: Barkhaa (Sara Loren). Cuando se reencuentren tiempo después en Bombay, descubrirá que la muchacha se gana la vida como bailarina en un local de dudosa reputación. Barkhaa lleva consigo además un duro bagaje emocional que justifica su natural desconfianza hacia los hombres, por lo que intenta disuadir a Jatin, pero el amor acaba triunfando y ambos desearán estar juntos. La familia del joven es la que pondrá entonces los impedimentos para que el enlace se lleve a cabo y los amantes se verán abocados a la separación. ¿Superará Barkhaa las heridas de su triste pasado?, ¿volverá a reencontrarse con Jatin?, ¿tendrá por fin su historia un final?

Como vemos, el drama se centra en la mujer caída en desgracia y maltratada por las circunstancias (así como por los hombres), y su largo camino hacia la redención, en un argumento que ya trataron otros cineastas indios como Kamal Amrohi, en Pakeezah (1972), o Raj Kapoor, en Ram Teri Ganga Maili (1985).

Aquello que da sentido al melodrama, y a gran parte del cine creado en Bollywood, es la presencia de números musicales para subrayar momentos de extrema emotividad. En Barkhaa, estos momentos son sobradamente numerosos y no hacen sino detener la acción para profundizar en los sentimientos de los protagonistas, alargando el metraje hasta superar las dos horas de duración. El sentimentalismo llega a ser tan exagerado que resulta absurdo hasta rozar la comicidad, sobre todo, en los números musicales que diseccionan el estado de ánimo de Jatin. Cuando este se enamora, le vemos brincar por las montañas nevadas de Himachal, y cuando descubre que su amada tiene un trabajo que roza con la prostitución, le encontramos desgarrando sus vestiduras en una playa, escribiendo en la arena el nombre de la dueña de su corazón. Tal es la expresividad del atractivo Taaha Shah, que puede recordar a la reciente Into the Woods (2014) y el momento en que los príncipes del cuento dialogan sobre sus problemas amorosos en el maravilloso dueto “Agony”. La diferencia entre ambas es que, al menos en esta última, Chris Pine era consciente del componente irónico de su actuación.

Jatin en sendos números musicales del filme.

Jatin en sendos números musicales del filme.

Si Taaha Shah y su expresividad rayan el histrionismo, su compañera de rodaje, Sara Loren, peca de lo contrario, manteniendo un gesto impertérrito ante cualquier circunstancia, incapaz de transmitir al espectador sentimiento alguno, de ninguna clase.

A estas carencias interpretativas, la cinta suma el pobre manejo de la cinematografía que hace el director novel Shadaab Mirza, planteando una historia cuya complejidad narrativa supera sus capacidades. El argumento se construye a través de varios flashbacks, contenidos unos dentro de otros, para narrar, por un lado, la historia de amor de los protagonistas y, por otro, el misterioso pasado de Barkhaa, pero los fallos de guión provocan serias desconexiones entre los diversos hilos argumentales, que no llegan a encajar como deberían.

A su favor, el filme cuenta con un argumento que, a fuerza de estar sobre-explotado ha demostrado su éxito, así como con unos actores protagonistas jóvenes y atractivos, que no duda en mostrar en todo su esplendor, ya sea con bailes sensuales, escenas de ducha, o encuentros amorosos explícitos. En resumen, música, amor e historias de redención que os llevarán a rememorar el Bollywood de otras décadas.

Para saber más:

  • Tráiler de la película en Youtube.
  • Ficha de la película en IMDb.

 

Notas:

[1] Barkhaa (2015). País: India. Director: Shadaab Mirza. Guión: Lawrence John, Shadaab Mirza. Música: Amjad Nadeem. Fotografía: Mujahid Raza. Reparto: Priyanshu Chatterjee, Puneet Issar, Sara Loren, Shweta Pandit, Ashiesh Roy, Taaha Shah. Productora: Zahara Productions. Idioma: Hindi.

avatar Laura Martínez (85 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, actualmente cursa el Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, especializándose en Cine.


Share

Deja un comentario