Revista Ecos de Asia

“Beecham House”: Misterio y romance en la India antes del “Raj”

La televisión británica no descansa ni siquiera en verano, época en la que suele ofrecernos golosos productos audiovisuales de regusto exótico. Este año, quien vino a llenar las noches estivales fue Gurinder Chadha, la creadora de la serie Beecham House,[1] estrenada el 23 de junio de 2019 en el canal ITV.

Imagen promocional que muestra a los personajes de la teleserie Beecham House.

En artículos anteriores, ya nos hemos aproximado a la vida y obra de esta cineasta británica originaria de la India y conocida por el público en general gracias a películas como Quiero ser como Beckham (2002), comedia romántica de adolescentes protagonizada por Keira Knightley, o el musical Bodas y prejuicios (2004), adaptación bollywoodiense de la afamada novela de Jane Austen. Aunque ya en estas primeras producciones está patente el acervo cultural de la guionista y directora, lo cierto es que en épocas más recientes ha optado decididamente por el género del drama histórico como un vehículo a través del cual plasmar su propia etnicidad.

Si bien en 2017 Chadha focalizaba su interés sobre la época de la partición de la India, a finales de los años cuarenta, que significó el fin del Raj británico, con la película El último virrey de la India y el documental India’s Partition, The Forgotten Story; ahora la cineasta da un salto atrás en la Historia hasta finales del siglo XVIII, momento en el que se ambienta Beecham House, serie de televisión que ahora analizaremos y que cuenta con seis episodios para su primera temporada.

Beecham House es una historia de misterio y pasión que se desarrolla en Delhi en el año 1795. El drama que mueve el argumento principal de la serie gira en torno al personaje de John Beecham, a quien da vida el actor Tom Bateman (conocido por interpretar a Giuliano Medici en Da Vinci’s Demons, 2013, o Rawdon Crawley en Vanity Fair, 2018). Beecham es un hombre envuelto en un halo de secretismo y cuya historia vamos desentrañando de forma fragmentada a lo largo de los distintos capítulos de esta primera temporada, como un abigarrado mosaico que tan solo adquiere sentido cuando se observa con la adecuada perspectiva. Para no arruinar la experiencia al posible espectador desvelando todos los arcanos, diremos tan solo que el personaje de Beecham es un súbdito británico que ha dejado atrás su pasado trabajando para la Compañía de las Indias Orientales y que busca asentarse en Delhi y prosperar en el comercio de obras de arte y piedras preciosas.

John Beecham, protagonista de la serie, en una imagen promocional de la misma.

Al inicio del primer capítulo, John Beecham llega a su nuevo hogar, la mansión colonial que da nombre a la serie. Consigo trae unos pocos sirvientes de confianza y un bebé mestizo cuya procedencia resulta enigmática para el personal de la casa: ¿será su madre alguna de las mujeres indias que acompañan al señor?, ¿es acaso fruto de una aventura amorosa con alguna criada? Así, en un guiño a la serie británica Arriba y abajo,[2] el argumento se va completando con las intrigas personales del servicio, además de otros personajes de la vida de Beecham que enriquecen la acción de la serie. De esta forma, amigos, enemigos, miembros de la familia o posibles intereses románticos entretejen sus vivencias con las del protagonista para configurar
una historia diversa y facetada.

Fotograma que muestra a los sirvientes de Beecham House.

Entre estos secundarios cabe citar al General Castillion (interpretado por Grégory Fitoussi, conocido por dar vida a Henri Leclair en la serie de televisión Mr. Selfridge, 2013-2015), militar francés a cargo del Fuerte Rojo de Delhi, que ejercerá de antagonista; Henrietta Beecham (Lesley Nicol, que interpretaba a la cocinera Mrs. Patmore en Downton Abbey), la madre adicta al opio que encarna el choque cultural entre lo británico y lo indio; Daniel Beecham (Leo Suter), el díscolo hermano que proporcionará jugosos líos amorosos; o Margaret Osborne (Dakota Blue Richards), la encantadora institutriz de los vecinos.

El General Castillion en un fotograma de la serie.

En sus intentos por asegurar una licencia comercial, John Beecham deberá convencer al emperador mogol Shah Alam (al que da vida Roshan Seth, quien interpretara a Nehru en la película Gandhi, 1982; o más recientemente a Darius en la teleserie El fin de un imperio, 2015-2016), quien se encuentra bajo la protección de los franceses y desconfía de los británicos. Los continuos enfrentamientos entre Castillion y Beecham trascienden lo personal para reflejar la lucha por la hegemonía de la India entre ambos países pero, como bien dirá el protagonista en un momento dado: “La India no pertenece a Francia ni a Inglaterra”.

A estas tensiones entre poderosas naciones se unirán las rencillas familiares de la corte imperial, puesto que la emperatriz y el heredero tratarán de combatir a los ejércitos extranjeros, superando la inacción del ya anciano y ciego emperador, utilizando a Beecham en el proceso y colocándolo en una peligrosa posición en la corte. Durante el transcurso de estos acontecimientos, nuestro protagonista será acusado de robar una valiosa joya: la estrella de Agra, cuya misteriosa desaparición desencadenará una investigación digna del mismísimo Wilkie Collins.[3]

La emperatriz y su corte, en un fotograma de Beecham House.

Pese a tratarse de una obra de ficción, su componente histórico es innegable ya que se ubica en un periodo muy específico de la Historia de la India: la última década del siglo XVIII. En primer lugar, conviene destacar la excepcionalidad que supone este momento escogido para ambientar la acción de la serie, puesto que no se corresponde con lo que viene siendo habitual en las producciones británicas que hablan de la relación con la India. Por el contrario, como ya comentamos en un artículo anterior, los cineastas prefieren centrarse en el momento histórico conocido como el Raj, entre 1858 y 1947, para plasmar bien sea el esplendor del imperio británico durante el siglo XIX, o los avatares de su caída en el momento de la partición. Así pues, resulta peculiar que esta producción televisiva analice un momento anterior, en el que precisamente se cimentan las relaciones entre lo que será la colonia y su metrópolis.

A finales del siglo XVIII la India estaba sufriendo un periodo de desintegración, el imperio mogol estaba siendo dividido en provincias y el poder del emperador Shah Alam II era cada vez más limitado. Fue este contexto de declive político el que aprovecharon las potencias europeas para consolidar su dominio en la zona, por un lado la Compañía Británica de las Indias Orientales trataba de establecer puestos comerciales extendiendo su presencia militar, mientras que su homólogo francés defendía sus propios intereses a través de diversas alianzas. Sin embargo, la Revolución Francesa provocó un vacío de poder en los ejércitos franceses desplazados a la India, provocando que muchos generales se convirtieran en mercenarios al servicio de los maharajás locales.[4]

La serie captura a la perfección las tensiones entre Francia e Inglaterra por el dominio de la India, el esplendor oriental de las edificaciones y el vestuario, así como el personaje real de Shah Alam quien, en el momento en el que se sitúa la acción, era efectivamente el gobernante mogol de la India y, tal y como se muestra en la serie, era un anciano ciego rodeado de una opulenta corte que hubo de hacer frente a los intereses de las potencias europeas.

A la izquierda, ilustración de la época que muestra al emperador Shah Alam II (1759-1806) en su trono dorado; a la derecha, fotograma de la serie.

Pero ¿qué hay de verdad en el protagonista de la serie, John Beecham? La autora y el actor que le da vida reconocen que, aunque no existió realmente, sí que está basado en distintos diarios de la época combinados entre sí.[5] Por otro lado, el historiador William Dalrymple cree que Beecham puede estar basado en el capitán James Achilles Kirkpatrick, de quien escribió en su libro White Mughals: Love and Betrayal in Eighteenth-Century India (2002), declarando que Gurinder Chadha trató de conseguir los derechos del libro pero, al no conseguirlo, desarrolló esta historia.[6]

Retrato del capitán James Achilles Kirkpatrick, quien inspiró el personaje de Beecham, realizado por George Chinnery (c. 1805)

Polémicas aparte, Beecham House presenta enormes atractivos para el público deseoso de zambullirse en un drama de época, desde sus fastuosos decorados y espectaculares exteriores, que muestran las grandiosas casas y los palacios imperiales repletos de lujo oriental, hasta las tramas llenas de suspense, romance, misterio y sensualidad. Si bien es cierto que su protagonista muestra tal contención y secretismo que en ocasiones raya en el aburrimiento, los espectadores ansían que se confirme una segunda temporada de la serie a fin de resolver los flecos de la primera pero, sobre todo, el enorme cliffhanger con el que finalizó su último episodio.

Para saber más:

  • Ficha de la serie en Filmaffinity.
  • Ficha de la serie en IMDb.
  • La historia de James Achilles Kirkpatrick, en quien se inspira el personaje de John Beecham, en la Revista Good Times.
  • DALRYMPLE, William, White Mughals: Love and Betrayal in Eighteenth-Century India. Londres, Penguin Books, 2002.
  • DATTA, Kalikinkar, Shah Alam II and the East India Company. Calcuta, World Press, 1965.

 

Notas:

[1] Beecham House (2019) País: Reino Unido. Dirección: Gurinder Chadha. Guion: Paul Mayeda Berges, Gurinder Chadha, Shahrukh Husain, Victor Levin. Música: Natalie Holt, Craig Pruess. Fotografía: Niels Reedtz Johansen. Reparto: Tom Bateman, Kumiko Kaur Chadha Berges, Ronak Singh Chadha Berges, Bessie Carter, Amer Chadha-Patel, Tisca Chopra, Grégory Fitoussi, Kulvinder Ghir, Viveik Kalra, Trupti Khamkar, Advait Kottary, Lesley Nicol, Goldy Notay, Shriya Pilgaonkar, Adil Ray, Dakota Blue Richards, Roshan Seth, Pallavi Sharda, Arunoday Singh, Leo Suter, Marc Warren, Saiyami Kher, Denzil Smith, Umesh Wadhvani, Medha Shankar. Productora: Bend it TV. Distribuida por Fremantle Media / Public Broadcasting Service (PBS).

[2] Arriba y Abajo (1971-1975) es una clásica teleserie británica que cuenta la historia de la familia Bellamy a lo largo de varias décadas a principios del siglo XX y su relación con el servicio. Se hizo una secuela con el mismo título en 2010 y tiene una clara influencia en la aclamada serie Downton Abbey (2010-2015).

[3] William Wilkie Collins fue un escritor británico, autor de La piedra lunar (1868), considerada por muchos como la primera novela detectivesca, cuyo argumento gira en torno a la recuperación de un diamante de la India que, tras ser arrancado de una deidad hindú, es llevado por un oficial colonial a Inglaterra y entregado como regalo a una joven aristócrata.

[4] La propia Gurinder Chadha analiza este vibrante momento histórico que inspiró la serie en unas declaraciones a Radiotimes. Disponible aquí.

[5] Declaraciones de Tom Bateman, disponibles aquí.

[6] El historiador William Dalrymple habló sobre Beecham House en Express. Disponible aquí.

avatar Laura Martínez (171 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza y Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, con especialización en Cine. Actualmente realiza estudios de Doctorado en la Universidad de La Rioja.


Share

Deja una respuesta

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.