Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 28 Mar 2017, and is filled under Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , ,

Biografía de Jirô Taniguchi

1Hoy queremos rendir homenaje a uno de los grandes autores de manga que, desgraciadamente, falleció el pasado mes de febrero. Es Jirô Taniguchi.

Jirô Taniguchi (12/08/1947 a 11/02/2017) nació en la ciudad de Tottori (que pertenece a la prefectura de Chûgoku) en la cual se inspira en muchos de sus mangas. Perteneció a una familia muy humilde y ya desde muy pequeño tuvo que ver cómo se reconstruía Japón después de la Segunda Guerra Mundial.  En 1966 entra como asistente en el estudio del mangaka Kyota Ishikawa. En 1970 debuta como dibujante propio con la obra Kareta Heya (La habitación ronca) en la revista Young Comic. En esta época crea historias cortas para diversas revist2as hasta que realiza su primera obra propia, más larga, a la que tituló Namae no nai dôubutsutachi  (Animales sin nombre) y fue publicada en la revista Kôdansha, en 1975.

A partir de 1976 elabora varios trabajos basados en diferentes géneros junto a diversos guionistas, uno de los cuales es Natsuo Sekikawa. Sus obras en esta época fueron Mubôubitoshi (Ciudad sin defensa) en 1976;  Nishikazewashiroi (El viento del oeste es blanco) en 1976; Lindo 3! en 1978. Ya en la década de 1980 hace una de sus obras más conocidas Botchan no jidai (La época de Botchan), basada en la obra clásica del conocido escritor Natsume Sôseki y realizada desde 1987 hasta 1996. Con Marley Karibou colaboró con varias historias de género negro, entre ellas están Blue fighter en 1982, Knucklewars en 1983, Live!Odyssey en 1983 y Rudo boy en 1984.

3Con el guionista Natsuo Sekikawa realizó Hotel Harbour view en 1986. Gracias al también mangaka Kazuo Kamimura conoció el cómic occidental, algo que le influenció en sus obras y le aportó gran detallismo en sus viñetas así como unos personajes más complejos y adultos. Con ayuda de esto comenzó una nueva etapa dentro de su trabajo  en la década de los años 90, momento en el que empieza a realizar obras más en solitario aunque sin dejar de colaborar con diferentes guionistas. Son obras con un carácter más intimista y personal, siendo de las más conocidas por el público en general. Entre ellas se encuentran  Aruku no hito (El caminante)4 de 1990-1991 y Chichi no koyomi (El almanaque de mi padre) de 1994; este último ganó el premio al mejor guión en el Festival de Angulema en 2001 y el premio al mejor manga en el Salón del Cómic de  Barcelona en 2003. Otra de sus obras más conocidas es Kodoku no gurume (El gourmet solitario) en 1997, del cual realizó una continuación dieciocho años después de que se publicase bajo el título de Kodoku no gurume 2 (Paseos de un gourmet solitario) en 2015 ambos con la colaboración en el guión de Masayuki Kusumi.

5Ya a finales del s.XX realizó una obra en Europa con guión de Moebius y Jean Annestay, algo muy curioso porque hay pocos autores que colaboren con artistas europeos y Taniguchi lo hizo. Su obra se publicó en la revista Morning con el título de Ikaru  (Icaro) y se recopiló en un único volumen ya que, por problemas de ventas, se cerró rápidamente siendo actualmente uno de los títulos más buscados entre los coleccionistas de las obras de Jirô Taniguchi.

En el s.XXI también ha tenido una prolífica carrera haciendo obras incluso en formato de cómic europeo a color. Entre ellas están Sousakusha  (El rastreador) en 2000; Seton en 2004; Hare yuku sora  (Un cielo radiante) en 2005; Mahô no yama (La montaña mágica) en 2007; Fuyu no dôbutsuen  (Un zoo en invierno) en 2008, la cual destaca por ser una obra autobiográfica en la que se ve la trayectoria de un joven aspirante a dibujante de manga que quiere conseguir su sueño, y se ve cómo Taniguchi se inspira en sí mismo para realizarla. En 2014 realiza la obra Tomoji que trata sobre la vida de la joven Tomoji en el Japón de la era Taishô. Y que cuenta cómo es la vida sencilla de esta joven dejando entrever los acontecimientos históricos que van sucediendo a lo largo de su vida.6

Jirô Taniguchi ha ganado numerosos premios tanto en su país natal Japón como fuera de él. Sus obras han sido traducidas a varios idiomas entre ellos el español y es muy conocido en Europa, sobre todo en Francia.

Entre sus premios en Japón se encuentran, por ejemplo, el premio Tezuka por su obra Botchan no jidai  (La época de Botchan) o el premio Shôgakukan por Inuwokou  (Tener un perro). Entre sus premios en Europa se encuentran, por ejemplo, el premio Alph´Art  al “Mejor guión” en el Festival internacional de cómics de Angoulême en Francia por Harakuna machi-e  (Barrio lejano) en 2003, a la que también galardonaron en el Salón del cómic de Barcelona en el 72004. En el 2005 en el Salón Internacional del Cómic del Principado de Asturias ganó el premio Haxtur a la “Mejor historieta corta” por El olmo del Cáucaso junto al guionista Utsumi y en el mismo Salón, en el año 2007, el Haxtur a la “Mejor historieta larga”. Por último, en el mismo Salón del Principado de Asturias ganó el Haxtur al  “Mejor dibujo” por su obra Sandhill Stag. Seton (Seton. El naturista viajero) recopilada en 3 volúmenes por la editorial Ponent Mon.8

9A España Jirô Taniguchi llegó de la mano de la revista “El víbora” en 1992 con su obra Aruku no hito (El caminante) en pleno boom del anime en la televisión española con series como Dragon ball, Los caballeros del zodíaco o Sailor moon. La primera editorial que publicó sus obras fue Planeta de Agostini cuando en 1993, en un tomo único,lanzó la obra titulada Hotel Harbour view y aunque pasó desapercibida hizo que más tarde publicase otra obra titulada Chikyûhyôkaikotoki  (Cómo sobrevivir a la nueva era glacial) publicada originalmente en la revista Shônen Magazine y que quedó inconclusa en Japón.En el 2001 Planeta volvió a apostar por Jirô Taniguchi al publicar su obra Chichi no koyomi (El almanaque de mi padre) en 3 tomos. Más tarde, en el 2008, la volvió a reeditar en un tomo único más cómodo de leer y de poder coleccionar.

Ivrea es otra editorial que publicó una de sus obras en un tomo único, en concreto Kaze no shô (Crónicas del viento) en colaboración con el guionista Kan Furuyama. En ella se narran las aventuras de Jubei Yagyu (1607-1650)  importante figura histórica de Japón. Famoso espadachín de la época Tokugawa que, según el folclore japonés, tenía la visión de un solo ojo porque el otro lo perdió en una lucha y, a menudo, se le representa con un característico parche.

Pero aún hay más editoriales que publicaron más trabajos de Taniguchi como Otakuland que en 2005 editó K en un tomo único y  en la que escribe cinco historias sobre alpinismo en las que usa el Himalaya como una metáfora de la vida, o la editorial Ponent Mon, que es la que más ha apostado por sus trabajos. Desde 2004 ha publicado Aruku no hito (El caminante), Keyaki no ki (El olmo del Cáucaso), el primer tomo de La época de Botchan, Blanca y Un zoo en invierno. A todo esto hay que sumarle las reediciones de Barrio lejano y Como sobrevivir a la nueva era glacial que ha hecho que podamos disfrutar de casi todas sus historias en castellano.

10Jirô Taniguchi es uno de los autores de manga con más versatilidad del mercado en cuanto a género, ya que, los ha tocado todos desde el histórico al thriller siendo en el del costumbrismo en el que más ha  destacado. Con bellas viñetas de paisajes que, a veces,  pueden recordar a las estampas ukiyo-e y con un estilo narrativo muy pausado, pero que te pide seguir leyendo sin parar, algo muy japonés que se puede ver en otros géneros como el cine o la literatura.

Su estilo de dibujo se define por ser de trazos muy limpios y definidos en blanco y negro, casi sin usar tramas para las sombras pero que en algunas ocasiones realizó con una gran maestría, con viñetas que compartimentan las páginas pero que, si hace falta, también usa para una sola o dos hojas enteras. También hace uso del color para sus portadas o para partes de la historia de una forma sutil y con colores  muy suaves, lo cual demuestra también su maestría con el color. En estos pequeños detalles se ve su admiración por el cómic europeo.11

En cuanto a la ambientación que le da a sus obras destaca por su gran detalle y realismo, parece que te vayas a meter dentro del dibujo, ya que, reproduce fielmente, como si se tratase de una foto, edificios y paisajes naturales como si los tuvieses delante. Gran amante de la naturaleza y de los animales se ve reflejado en sus dibujos que reproducen hasta la última hoja de los árboles. O, incluso, parece que estés caminando por las calles de Edo o comiendo en ese restaurante que huele tan bien y al cual te invita a entrar. Sus personajes tienen una fisonomía muy realista, alejada quizá del prototipo de personajes manga de ojos grandes y cabellos de colores. Se parecen mucho entre sí, sobre todo 12los masculinos, pero que da mucha expresividad a los ojos y, en algunas de sus historias, puedes ver cómo el protagonista avanza en el tiempo y le puedes ver en varias épocas de su vida. De esta forma el lector puede ver cómo eran las calles, los edificios e, incluso, la moda de cada época siendo un fiel reflejo de la historia de Japón del s.XX. Quizá por esto Taniguchi no sea uno de los autores de manga más conocidos entre los jóvenes lectores pero que merece darle una oportunidad a sus obras porque se convertirá en un autor de referencia y se hará un hueco en tu estantería. Descanse en paz sensei y ahora sólo nos queda el poder disfrutar de sus obras una y otra vez, ¡gracias!.13

avatar Zahira Moreno (1 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza. Actualmente, se encuentra cursando el Diploma de especialización en Estudios japoneses en la misma universidad. Con una gran pasión por Japón e interés por su cultura popular, sobre todo del manga, del que posee una amplia colección.


Share

Deja un comentario