Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 22 Sep 2015, and is filled under Cine y TV.

Current post is tagged

, , , ,

Brotherhood of blades (2014)

El largometraje Brotherhood of Blades nos traslada a un turbulento periodo de la historia de China. Durante los primeros años del siglo XVII, la dinastía Ming, que había gobernado los destinos del Celeste Imperio durante más de dos siglos, se encontraba en un delicado momento, sumida en luchas internas entre varios sectores de la corte, una corrupta burocracia, y problemas en sus fronteras.

El emperador Xizong (1620-1627) sentía interés por elementos de lo más peculiares, caso la carpintería, afición que le llevó a realizar toda una serie de bellos muebles que él mismo lacaba, lo que, en consecuencia ocasionó que desatendiera las labores de gobierno, haciendo que las luchas entre las distintas facciones de la corte se volvieran despiadadas. En ente contexto histórico encontramos a Wei Zhongxian (1568-1627), interpretando en la película por Chin Shih-chieh, un eunuco[1] tan competente como carente de escrúpulos que adquirió mucho poder debido a la influencia que ejercía sobre el emperador, y que se fue haciendo progresivamente con el gobierno gracias a la purga de sus adversarios, muchos de los cuales murieron en prisión tras ser torturados.

Wei fue un personaje complejo, que no se conformó con ostentar el poder, sino que ansiaba  sobremanera el reconocimiento público, lo que hizo que se colmara de honores a sí mismo, fomentara la construcción de templos que albergasen su imagen a lo largo de toda China, e incluso llegó hasta el punto de hacer que un sobrino suyo ocupase el lugar del emperador durante la celebración de los sacrificios en el templo imperial. Tal era su control en los asuntos de estado, que siete de cada diez de los altos funcionarios de la corte le eran leales.

Wei Zhongxian (Chin Shih-chieh), el eunuco que ostentó el poder a finales de la dinas tía Ming.

Wei Zhongxian (Chin Shih-chieh), el eunuco que ostentó el poder a finales de la dinas tía Ming.

En este contexto arranca la película: el joven emperador Chongzheng (1627-1644) (interpretado por Ye Xiangming) acaba de subir al trono e intenta  introducir una serie de reformas en la decadente estructura de gobierno, siendo la principal el relevar a Wei de todas sus funciones y exiliarlo al lejano emplazamiento de Fengyang. El joven emperador no se contentará con esto, ya que los tentáculos de Wei se extienden todavía entre el alto funcionariado de la corte, con lo que encargará a su cuerpo de élite, los Asesinos del Emperador, el arresto y ejecución de Wei, así como el de todos sus partidarios.

Esta delicada labor le será encargada a los tres protagonistas del filme, Shen Lian (Chang Chen), Lu Jianxing (Wang Qianyuan) y Yichuan (Ethan Li), tres afamados y competentes asesinos. Nuestros tres protagonistas, los cuales se profesan una lealtad y amistad que va más allá de lo profesional, se verán movidos por diferentes intereses. Así comprobaremos como Shen está enamorado de Zhou Miaotong (Liu Shishi), una joven cortesana propiedad de un burdel, de la que está decidido a comprar su libertad pese a su más que exiguo salario. El asesino veterano Lu, ansía conseguir una más que merecida promoción, con la que poder ayudar a su familia, encontrándose una y otra vez con que su inmaculado expediente no supone gran cosa a los corruptos funcionarios, y que sin los correspondientes sobornos resulta imposible conseguir el ascenso. Por último, el joven Yichuan, se verá constantemente acosado por un antiguo compañero, el  enigmático Ding Xiu (Zhou Yiwei), un hábil espadachín, que le chantajea amenazándole con revelar un terrible secreto de su pasado.

Los asesinos protagonistas: Yichuan (Ethan Li), Lu Jianxing (Wang Qianyuan) y Shen Lian (Chang Chen).

Los asesinos protagonistas: Yichuan (Ethan Li), Lu Jianxing (Wang Qianyuan) y Shen Lian (Chang Chen).

Así, seremos testigos de cómo, tras enfrentarse y derrotar a la guardia del eunuco, Shen Lian está en disposición de acabar con Wei, pero caerá en sus engaños, perdonándole la vida a espaldas de sus amigos a cambio de una sustanciosa cantidad de dinero. Shen destinará esta fortuna a ayudar a sus compañeros de armas, así realizará los sobornos pertinentes con los que comprar el ascenso de Lu; acabará con los chantajes de Ding Xiu; e intentará comprar la libertad de la cortesana Zhou Miaotong. La falsa muerte del eunuco no pasará mucho tiempo inadvertida, lo que  generará que nuestros tres protagonistas se vean atrapados en medio de las conspiraciones y luchas de poder de la corte, en la que altos funcionarios, afines todavía al eunuco, intentarán por todos los medios acabar con los protagonistas.

El director Lu Yang conduce esta producción wuxia,[2] en la que encontramos los elementos característicos del género, como unas cuidadas acrobacias en las que no se abusa del uso de cables, así como toda una serie de masivos enfrentamientos en los que nuestros protagonistas saldrán victoriosos gracias a su maestría en el manejo de todo un repertorio de armas blancas. La puesta en escena resulta reseñable, ya que nos ayuda a apreciar la contraposición entre los lujosos ambientes de la corte con las moradas más humildes, representantes de la China tradicional. El final de la narración se desarrolla en los bellos pero inhóspitos parajes de Manchuria, donde conoceremos a los manchúes, un belicoso pueblo nómada, que regirá los destinos de China durante la etapa posterior a la caída de los Ming.

A lo largo de la narración se desarrollará toda una serie de espectaculares combates y demostraciones de artes marciales que pondrán a prueba a los tres protagonistas.

A lo largo de la narración se desarrollará toda una serie de espectaculares combates y demostraciones de artes marciales que pondrán a prueba a los tres protagonistas.

La historia acusa algún que otro fallo desconcertante, como la fácil aceptación por parte de sus compañeros del soborno de Shen, o los repentinos cambios de lealtad de los personajes implicados, pero nos transmite satisfactoriamente la sensación de opresión y juego de intereses de la corte de los Ming. La cámara se esfuerza por recoger con todo detalle los duelos, así como por intentar situar al espectador como uno más dentro de las andanzas del grupo de asesinos. Los efectos especiales son correctos, así como las panorámicas en las que contemplamos la magnitud y dimensiones del Pekín de los Ming. El desgarbado espadachín Ding Xiu, que jugará un papel destacado en la historia, se nos muestra como una lejana reminiscencia del personaje de Toshiro Mifune en Los siete samuráis (1954), pero sin acercarse a la complejidad del samurái de Kurosawa.

Desde Ecos de Asia hemos querido acercarles esta producción, muestra de como una buena cinta de acción puede encajar en un trasfondo de conspiraciones e intrigas palaciegas, acercándonos y haciendo partícipe al espectador de un interesantísimo momento de la historia de China, en la que el Celeste Imperio se encontraba en un delicado momento, teniendo que hacer frente a unos endémicos problemas internos de gobierno, así como a peligros de fuera de sus fronteras, como es el casode los ya mencionados manchúes.

Para saber más:

  • Tráiler de la película aquí.
  • Ficha de la película en filmaffinity aquí.
  • Ficha en IMDb aquí.

Notas:

[1] Los eunucos jugaron un papel destacado en la corte de la China imperial, siendo muchos los emperadores que depositaron su confianza en ellos, ya fuera como sirvientes, consejeros o ministros. Esto se debía a la creencia de que los eunucos, privados de toda relación familiar, profesaban una mayor lealtad hacia su soberano, además de resultar perfectos para velar por el correcto comportamiento de las concubinas de palacio. Varios eunucos alcanzaron gran fama y reconocimiento durante el gobierno de los Ming, caso de Wei Zhongxian o del almirante y explorador Zheng He (1373-1433).

[2] El wuxia es un género distintivo de la literatura, televisión y cine China, en el cual se conjugan determinados aspectos de la filosofía de las artes marciales con la historia del país.

avatar David Lacasta (60 Posts)

Soy Licenciado en Historia del Arte y actualmente estoy cursando el máster en estudios avanzados, en la modalidad de Asia Oriental. Estoy trabajando en la cerámica Satsuma, y el fenómeno de su coleccionismo en occidente.También me interesa mucho todo lo relacionado con las armas y armaduras de los samurai, así como la historia militar de Japón.


Deja un comentario