Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 27 Dic 2016, and is filled under Crítica.

Current post is tagged

, , , ,

Crítica: “Kapoor and Sons” (2016)

La familia como tema fílmico ha dado mucho juego en todo el panorama internacional, fundamentalmente cuando se trabaja sobre esa línea entre la comedia y el drama que genera películas entretenidas, de amplio target y, por consiguiente, económicamente rentables. Kapoor and Sons (2016)[1] entra en esta categoría cumpliendo las expectativas del género y suponiendo a su vez un genial divertimento con el sello de Bollywood.

Cartel de la película.

Cartel de la película.

La acción comienza cuando el patriarca de la familia, Amarjeet Kapoor (Rishi Kapoor), sufre un ataque al corazón que provocará la vuelta al hogar de sus nietos, por largo tiempo ausentes: Rahul (Fawad Khan) y Arjun (Sidharth Malhotra). El primero, Rahul, es un escritor de éxito que vive en Londres y está comenzando su segunda novela, mientras que su hermano menor, Arjun, trabaja como camarero en Nueva Jersey mientras intenta publicar sus libros. Tras años sin verse, ambos regresarán a la casa familiar para ser testigos de cómo el matrimonio de sus padres pasa por un momento difícil. La madre, Sunita (Ratna Pathak), sueña con emprender un negocio de catering pero deberá afrontar la delicada situación económica en que se encuentran, a la vez que alberga sospechas sobre la posible infidelidad de su marido, Harsh (Rajat Kapoor). El inestable clima marital se verá aún más alterado con la llegada de los hijos, entre los que existen envidias y rencores cuyos orígenes se irán desvelando a lo largo del filme.

Cuando el abuelo Amarjeet salga del hospital una vez recuperado, los preparativos de su noventa cumpleaños se unirán al empeño por cumplir el último deseo del anciano, que es hacerse una foto de familia que lleve por título “Kapoor e hijos” (y que da nombre a la película).

Los protagonistas reunidos en torno a la cama del abuelo Amarjeet y su inseparable iPad.

Los protagonistas reunidos en torno a la cama del abuelo Amarjeet y su inseparable iPad.

Las rencillas diarias de esta familia disfuncional se ven magnificadas por la contraposición de los dos hermanos: mientras que Rahul es el hijo perfecto, el primogénito, trabajador y triunfador, ojito derecho de su madre, Arjun es un desastre, incapaz de terminar nada de lo que se propone y siempre de fiesta. El distinto tratamiento que reciben de sus padres genera fuertes sentimientos de incomprensión, envidia y frustración en el menor de los hermanos, pero además los diversos caracteres de ambos provocarán continuos choques entre el responsable y serio hermano mayor, y el despreocupado y dicharachero benjamín. Para agitar aún más el ya de por sí precario ecosistema familiar de los Kapoor, irrumpirá en escena Tia Malik (Alia Bhatt), una joven que conocerá a Arjun en una fiesta y a Rahul por motivos comerciales, configurando una suerte de triángulo amoroso de consecuencias inesperadas.

Tia, Rahul y Arjun en una imagen promocional.

Tia, Rahul y Arjun en una imagen promocional.

A simple vista, Kapoor and Sons puede parecer uno de tantos melodramas familiares articulados en torno a un enfrentamiento entre hermanos, como por ejemplo la cinta navideña La joya de la familia (2005), protagonizada por Sarah Jessica Parker, incluyendo el vitalista tono del cine indio a través de números musicales con pobladas coreografías que acaban convertidos en éxitos de discoteca (como Kar Gayi Chull). Sin embargo, esta cinta nos ofrece mucho más que puro entretenimiento. Con un inteligente desarrollo narrativo, el espectador irá desvelando los diferentes secretos y conflictos sin resolver que unen y separan a los distintos miembros de la unidad familiar. Asimismo, la película permite explorar temas de enorme relevancia social como la emigración de los jóvenes indios a Europa y Norteamérica, el cambiante rol de género (si comparamos a la doliente Sunita con la liberal e independiente Tia), las relaciones interpersonales en el núcleo familiar a través de distintas generaciones o incluso la sexualidad, en un amplio espectro que va desde las reminiscencias de las uniones por conveniencia (la familia intentará emparejar a Rahul con alguna muchacha de buena familia), la infidelidad o la homosexualidad y sus consecuencias (giro de guión en el que no profundizaremos para no desvelar la trama).

Todo ello configura una película completa que supondrá una montaña rusa emocional para el espectador, el cual pasará de la risa al llanto de una manera tan natural como sucede en la vida misma, mientras que los personajes, realistas y multidimensionales, aportan veracidad al relato. Pero, además, como hemos comentado, no solo cumple las expectativas, sino que sus múltiples capas permiten un análisis más profundo que eleva la cinta por encima del melodrama y la comedia romántica, aunque manteniendo siempre un espíritu fresco y positivo de tono eminentemente esperanzador.

Video musical Buddhu Sa Mann, que pone la animada banda sonora al cumpleaños del señor Kapoor.

Para saber más:

Notas:

[1] Kapoor & Sons (2016). País: India. Director: Shakun Batra. Guión: Shakun Batra, Ayesha DeVitre. Música: Amal Mallik, Badshah, Sameer Uddin, Arko, Tanisk Bagchi, Benny Dayal, Nucleya. Fotografía: Jeffery F. Bierman. Reparto: Sidharth Malhotra, Fawad Khan, Alia Bhatt, Anuradha Chandan, Vikram Kapadia, Ratna Pathak, Rajat Kapoor, Anahita Oberoi, Rishi Kapoor, Gunavanthe Aditya. Productora: Dharma Productions. Idioma: Hindi.

avatar Laura Martínez (85 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, actualmente cursa el Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, especializándose en Cine.


Share

Deja un comentario