Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 26 Oct 2014, and is filled under Cine y TV, Crítica.

Current post is tagged

, , , ,

Crítica: Lifi, una gallina tocada del ala (2011).

Desde Corea del Sur llega, quizás un poco tarde puesto que su estreno en dicho país tuvo lugar en 2011, un largometraje de animación que sin duda fue profeta en su tierra, ya que se convirtió en la película de animación más taquillera del cine surcoreano. En España tampoco entró con mal pie, puesto que logró en el Festival de Sitges de 2011 el premio al mejor largometraje de animación para niños. Ahora en cartelera, sin duda se espera que siga por este buen camino, aunque lo cierto es que en la actualidad tiene alguna que otra competidora.

Lifi, una gallina ponedora que vive atrapada en una granja, consigue por fin su sueño de escapar de la misma. Sin embargo lo que desconoce es que el mundo que hay más allá de ésta no es tal y como se lo esperaba. Emprende un viaje que le llevará a sortear diversos problemas por la naturaleza salvaje, donde encontrará amigos como el pato Viajante, pero también algún que otro enemigo, como la comadreja. Cuando el primero de ellos y su mujer sucumben a la maldad del terrible roedor, Lifi se ve obligada a cuidar del hijo de ambos, Perejil, con el que vivirá trepidantes aventuras.

lifi

Basada en el bestseller The hen who dreamed she could fly, de la escritora Seonmi Hwang, lo cierto es que se trata de una película de animación amable, en ciertos momentos incluso excesivamente edulcorada, algo que se compensa con escenas de terrible violencia.

El argumento de la misma carece de interés, convirtiéndose en una mera sucesión de situaciones predecibles y facilonas. Sin duda se encuentra muy alejada de una cinta de similares características, Chicken Run: Evasión en la granja (2000), la cual puede resultar más atractiva no solo a un público infantil, sino también adulto. Este largometraje se sitúa en la línea de la fábula de El patito feo, intentando mostrar a los niños alguna que otra moraleja dentro de, en la mayoría de las ocasiones, triste vida de la gallina Lifi. Por esta razón se puede afirmar que Lifi, una gallina tocada del ala sigue la estela de algunas de las películas más famosas de la factoría Disney que ya trataron las relaciones materno/paterno-filiales, como Bambi(1942) o El rey león (1994).

De lo que no cabe la menor duda es de la maestría técnica con la que está dotada la película. El baile de colores y formas que se sucede durante la misma muestran como no tiene nada que envidiar a otras cintas coetáneas. Algo similar ocurre con el aspecto musical, sin duda sobresaliente para un largometraje que, en numerosas ocasiones, se apoya en éste para dar mayor calidad a las escenas.

Lifi, una gallina tocada del ala seguramente no va a pasar a la historia del cine occidental (algo que quizás sí ocurra en Corea del Sur), sin embargo se trata de una película correcta y perfectamente indicada para el público infantil. Partiendo de una historia ciertamente simplona, la calidad audiovisual demuestra cómo se pueden realizar productos donde la forma dote de una gran dignidad al contenido.

Para saber más:

avatar Ana Asión (41 Posts)

Licenciada en Historia del Arte, Máster en Estudios Avanzados en Historia del Arte, Máster en Gestión del Patrimonio Cultural y Máster en Profesorado por la Universidad de Zaragoza, en la actualidad me encuentro realizando el doctorado en Historia del Arte cuya tesis lleva por título La Tercera Vía: revisión, actualización y debate historiográfico en el cine español del tardofranquismo. Para el mismo soy beneficiaria de un contrato predoctoral por parte de la Diputación General de Aragón.


Share

Deja un comentario