Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 02 Abr 2015, and is filled under Cine y TV, Crítica.

Current post is tagged

, , , ,

Crítica: Lilting (2014)

Hay ocasiones en las que, por intereses comerciales o simplemente por mero azar, la mayor parte del público pasa por alto exquisitas producciones cinematográficas dignas de las mejores salas. Éste es el caso de la película británica Lilting (2014).

Obra del director novel Hong Khaou (1975, Camboya), su trayectoria guarda ciertos paralelismos con la del español Carlos Vermut.[1] Ambos comienzan su andadura con una serie de cortos antes de dar el salto definitivo al largometraje. Pese a que Vermut ya había estrenado anteriormente Diamond Flash (2011), lo cierto es que se podría decir que alcanza su debut cinematográfico en mayúsculas con la película Magical Girl. Lo mismo le ocurre a Khaou, que tras los cortos Verano (2006) y Primavera (2011), se alza en el panorama internacional con Lilting.

Imagen promocional de la película.

Imagen promocional de la película.

La película narra la historia de Junn (Cheng Pei-pei), una madre china que, tras la prematura muerte de su único hijo, Kai (Andrew Leung), en un accidente, lucha por superar el día a día en el geriátrico de Londres en el que se encuentra. Sin embargo, su duelo es repentinamente interrumpido por el novio de Kai, Richard (Ben Whishaw), quien intentará, pese a la diferencia idiomática (Junn no habla inglés), poder superar juntos el dolor que les une. Pero ésta no es la única barrera que les separa. La madre de Kai desconocía que su hijo era homosexual, aunque éste tenía pensado contárselo. En definitiva, se trata de dos individuos, Junn y Richard, confusos, pero al mismo tiempo unidos, por un dolor común: la muerte de un ser querido, Kai.

Al impecable y estremecedor guión de Lilting se le unen unas interpretaciones llenas de carisma y personalidad, todo ello aderezado a su vez con una excelente fotografía.[2]Para la misma, el propio director declaró que se había inspirado visualmente en el largometraje de Wong Kar-wai titulado Deseando amar (In the Mood for Love) (2000). Sensible, pausada, son adjetivos perfectos para esta trama que destila trabajo bien hecho y meticulosidad en las cuestiones abordadas. Y es que el tratamiento dado al tema de la homosexualidad goza de la misma delicadeza que los restantes. La vejez, el dolor por la pérdida o el choque cultural son colocados al mismo nivel que el anterior, y se les dota a todos ellos de un toque minimalista digno de los grandes maestros.

Fotograma de Lilting.

Fotograma de Lilting.

Por otro lado, cabe resaltar el excelente planteamiento dado a la estructura de la historia, puesto que, pese a los continuos retrocesos en el tiempo, no se rompe en ningún momento la continuidad de la misma.

Si ya el taiwanés Ang Lee se atrevió en el exitoso drama Brokeback Mountain(2005) a dar un paso más y colocar el cine asiático en lo más alto del panorama internacional, sin duda Khaou con Lilting merece un lugar similar en la historia.

Para saber más:

 


 

Notas:

[1] Véase la crítica a Magical Girl en Ecos de Asia.

[2] Premio a la Mejor fotografía (World Cinema) en el Festival de Cine de Sundance 2014.

avatar Ana Asión (41 Posts)

Licenciada en Historia del Arte, Máster en Estudios Avanzados en Historia del Arte, Máster en Gestión del Patrimonio Cultural y Máster en Profesorado por la Universidad de Zaragoza, en la actualidad me encuentro realizando el doctorado en Historia del Arte cuya tesis lleva por título La Tercera Vía: revisión, actualización y debate historiográfico en el cine español del tardofranquismo. Para el mismo soy beneficiaria de un contrato predoctoral por parte de la Diputación General de Aragón.


Share

Deja un comentario