Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 13 Sep 2016, and is filled under Cine y TV, Crítica.

Current post is tagged

, , , , ,

Crítica: “Masaan” (2015)

En la cartelera española de este mes de septiembre, entre la última película de Woody Allen y la versión animada del clásico de Saint-Exupéry, se ha hecho un hueco la cinta independiente india Masaan (2015),[1] del director y guionista Neeraj Ghaywan. La consecución del Premio FIPRESCI en el Festival de Cannes del año pasado parecía augurar un futuro prometedor para este cineasta novel, pero lo cierto es que las críticas a su ópera prima son más bien desiguales.

Cartel promocional de la película.

Cartel promocional de la película.

Masaan, que significa crematorio en hindi, es un drama de historias entrecruzadas unidas por multitud de detalles pero con un elemento clave en común: el río Ganges. En la ciudad de Benarés, a orillas de este río sagrado, conviven tradición y modernidad en una atmósfera de opresión y ancestrales restricciones, donde los más perjudicados serán los jóvenes que buscan labrarse un futuro mejor.

La acción se desarrolla fundamentalmente en los denominados ghats, las escalinatas que permiten el acceso al río Ganges y en las que se llevan a cabo las cremaciones y otras tradiciones hinduistas. Vidyadhar Pathak (Sanjay Mishra), que en otro tiempo fue profesor de sánscrito en la universidad, trabaja ahora en uno de estos ghats ofreciendo servicios fúnebres, ayudado por Jhonta (Nikhil Sahni), uno de tantos niños huérfanos que se entretienen sumergiéndose en el Ganges en busca de monedas. Su hija, Devi Pathak (Richa Chadha), es la que desencadena el drama al protagonizar un “escándalo sexual” por mantener relaciones prematrimoniales con su compañero de estudios y ser descubierta por la policía. Uno de los agentes se dedicará a extorsionar a la familia Pathak por dinero, amenazando con subir la cinta sexual a Youtube y abriendo así una brecha en la relación padre-hija.

Devi discutiendo con su padre en un fotograma del filme.

Devi discutiendo con su padre en un fotograma del filme.

El otro protagonista de este drama es Deepak Chaudhary (Vicky Kaushal), un joven estudiante de ingeniería que en ocasiones debe ayudar en el negocio familiar: la cremación de cadáveres. Deepak se enamorará de Shaalu Gupta (Shweta Tripathi), una bella joven a la que le encanta la poesía. Tras varios acercamientos y tras conectar a través de la red social Facebook, conseguirán por fin tener una cita, pero su futuro se tornará incierto cuando Shaalu descubra que pertenecen a castas diferentes.

Imagen de la película con Deepak y Shaalu viajando en moto.

Imagen de la película con Deepak y Shaalu viajando en moto.

Si bien la primera historia se muestra compleja y apasionante, con unos personajes bien configurados que se ven envueltos en situaciones extremas que les llevarán a enfrentarse a sus creencias más profundas, lo cierto es que la segunda trama argumental resulta algo convencional, con los amantes enfrentados por familias de diferente clase, lo que ocasiona los desajustes de guión que tan criticados han sido por los expertos.

En realidad el planteamiento de Neeraj Ghaywan, nada sencillo, es osado e interesante. Por un lado, la idea del río como fina línea que separa la vida y la muerte, así como el tema del amor juvenil y el sentimiento de pérdida, están bien hilados en ambas tramas; por otro lado, la crítica social a los pilares de la sociedad India es valiente y poco dada en el cine de Bollywood. Así, encontramos policías corruptos que no dudan en usar la violencia y el chantaje para conseguir beneficios ilícitos, pero también vemos cómo el patriarcado y sus sexistas restricciones cortan las alas de las mujeres de una nueva generación, fuerte y bien formada, que busca su propio camino.

Deepak ante las orillas del Ganges.

Deepak ante las orillas del Ganges.

Las nuevas tecnologías, que aparecen en diversas ocasiones a lo largo de la película, chocan frontalmente con costumbres religiosas y tradiciones ancestrales que coartan la libertad de los individuos y penalizan a aquellos que se alejan del camino establecido. La solución para los jóvenes es la huida, escapar de los suburbios de Benarés parece la única salida pues, como bien dice Devi: “Las ciudades pequeñas tienen una visión limitada del mundo”.

Tráiler en castellano.

Para saber más:


 

Notas:

[1] Masaan / Fly Away Solo (2015). País: India. Director: Neeraj Ghaywan. Guión: Neeraj Ghaywan, Varun Grover. Música: Bruno Coulais, Indian Ocean. Fotografía: Avinash Arun Dhaware. Reparto: Richa Chadda, Sanjay Mishra, Vicky Kaushal, Shweta Tripathi, Bhupesh Singh, Bhagwan Tiwari, Nikhil Sahni, Pankaj Tripathy. Productora: Coproducción India-Francia; Drishyam Films / Macassar Productions / Phantom Films / Sikhya Entertainment / Pathé / Arte France Cinéma. Idioma: Hindi.

avatar Laura Martínez (79 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, actualmente cursa el Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, especializándose en Cine.


Deja un comentario