Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 30 Abr 2015, and is filled under Cine y TV, Crítica.

Current post is tagged

, , ,

Crítica: Say “I love you” (2014)

Cartel de la película Say “I love you”

Cartel de la película Say “I love you”

Desde Ecos de Asia os traemos hoy un ejemplo paradigmático de drama romántico japonés: la película Say “I love you” (Sukitte Ii nayo), estrenada en los cines nipones en julio de 2014, donde hubo de competir con Maléfica (Robert Stromberg) quedando en un nada desdeñable segundo puesto en su primer fin de semana en cartelera.

El argumento, manido a la vez que predecible, nos sitúa en un típico instituto japonés donde, al ritmo de One Direction, encontramos al guapo y popular Yamato Kurosawa (interpretado por Fukushi Sota) y a la sempiterna chica antisocial y taciturna: Mei Tachibana (Kawaguchi Haruna). Todos los compañeros se burlan de Mei quien, intentando defenderse, agredirá accidentalmente a Yamato. Tras este encuentro, ambos se hacen amigos y comienza así una historia de amor en la que se entrecruzan los celos, las inseguridades personales y un pasado oculto que volverá para alcanzar a los protagonistas.

La película no solo es arquetípica en su argumento, personajes y localización, sino que además es una adaptación de otros soportes audiovisuales anteriores con el mismo nombre y formato, puesto que el filme tiene su origen en el manga shôjo de Kanae Hazuki, publicado en Japón entre agosto de 2008 y julio de 2014. Esta popular historia de romance juvenil, tuvo ya su adaptación al anime en la teleserie de 13 episodios dirigida por Takuya Sato y estrenada en el canal Tokyo MX en octubre de 2012.

Tres imágenes que muestran los distintos formatos en los que podemos encontrar Say “I love you”: a la izquierda, portada del anime, a la derecha arriba el manga, y abajo a la derecha la película.

Tres imágenes que muestran los distintos formatos en los que podemos encontrar Say “I love you”: a la izquierda, portada del anime, a la derecha arriba el manga, y abajo a la derecha la película.

Así pues, nos encontramos ante una historia de largo recorrido en Japón, con una popularidad más que probada y cuyo éxito en taquilla es indiscutible. Sin embargo, debemos advertir que el filme, escrito y dirigido por Asako Hyuga, no ofrece mucho más de lo arriba comentado: una simplona historia de amor adolescente, tan predecible como lo es la discreta resonancia que podría tener en España.

Si bien cinematográficamente hablando, la película no merece más atenciones, cierto es que desde un punto de vista sociológico y cultural nos encontramos ante un interesante ejemplo para ilustrar las problemáticas a las que deben hacer frente los adolescentes nipones: un mundo de acoso y karaoke, lleno de luces y sombras. Las inseguridades y complejos físicos, la sexualidad, el primer beso… todo tiene cabida en este filme, del que sin embargo rescatamos la completa visión que nos ofrece del acoso escolar: un tema tan controvertido como cotidiano. En la película se nos muestran las distintas actitudes que el alumnado puede tener ante estas circunstancias: la víctima, el acosador y los cómplices por omisión, es decir, aquellos compañeros que, por no intervenir, colaboran en el engranaje del acoso escolar. Cierto es que el asegurado happy ending ya nos hace predecir un twist evidente: el del personaje que pasa de acosador a defensor, pero esto no desmerece el valor didáctico de la película, que ilustra estas situaciones tan asiduas de los mangas y animes japoneses.

Para saber más:

avatar Laura Martínez (70 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, actualmente cursa el Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, especializándose en Cine.


Deja un comentario