Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 29 May 2017, and is filled under Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , , , , ,

El género del yaoi en España V: Ediciones Glénat y su paso por el género Boys’ Love

Después de ver en el último artículo la historia de Ediciones Glénat, más tarde conocida como Editores de Tebeos, ha llegado el momento de hablar del BL. La importancia de esta editorial en España no solo es por traer obras populares, como Naruto o Bleach, sino también porque fue la primera que introdujo BL, aunque fue seguida de cerca por Norma Editorial. De este modo, a continuación se realizará un repaso de todas las obras de este género, yaoi y shônen-ai, que la editorial catalana ha licenciado en nuestro país.

Portada de los cinco tomos de Zetsuai 1989 de Ediciones Glénat.

La primera de ellas fue Zetsuai 1989, una obra de cinco tomos recopilados en Japón por la editorial Shueisha entre 1986 y 1990 y escrita e ilustrada por Minami Ozaki. En España fue licenciada por Glénat y publicada en su totalidad en el año 2001. Su secuela, Bronze: Zetsuai 1989, la cual fue creada entre 1992 y 2006, también fue traída a España en su totalidad entre los años 2002 y 2007.

Portada de los catorce tomos de Bronze: Zetsuai 1989 de Ediciones Glénat.

Este manga nos presenta a dos personajes masculinos, Kôji Nanjô y Takuto Izumi, y se centra en la relación amorosa que ellos mantienen, aunque más que romántica, se diría que es obsesiva, pues el manga se centra, justamente, en lo que se puede llegar a hacer por amor y en como éste puede dominar la vida de alguien hasta límites insospechados. En ella, la mangaka narra la vida de estos dos adolescentes y los problemas que tienen a lo largo de su vida por culpa de esta relación. Takuto Izumi es un apasionado del fútbol y quiere llegar a ser futbolista profesional, al mismo tiempo que intenta cuidar a sus dos hermanos, quienes están adoptados por una familia, ya que sus padres murieron cuando ellos eran pequeños, aunque Izumi prefirió vivir solo y trabajar y estudiar al mismo tiempo. En cuanto a Kôji Nanjô, éste es uno de los idol más famosos de todo Japón, por lo que no tiene ningún problema monetario, a diferencia del otro protagonista, y tiene una vida llena de lujos y placeres. Casualmente, ellos dos se encuentran en la calle, cuando Nanjô se encuentra medio dormido al lado de un contenedor en pleno invierno e Izumi volvía a su casa; éste lo recoge y lo lleva a su piso, siendo ese el momento en el que comienza la historia entre ellos. La secuela, Bronze: Zetsuai 1989 continúa con la historia de amor y desamor de estos dos personajes, así como todos los problemas y traumas emocionales y afectivos que tienen los dos protagonistas.

En realidad, el manga no es nada diferente a lo que las fujoshi y los fundashi están acostumbrados, aunque en la época sí era una novedad, y ya no hablemos de lo que supuso traer una obra así al mercado hispano. Algo que habría que destacar es el dibujo de la autora, pues éste es muy delicado y estilizado, aunque recuerda a la mayoría de las obras de los años noventa. También, como muchos mangas de esos años, no tuvo un final cerrado, lo que le daba a la autora la oportunidad de continuarlo en el futuro.

El manga en Japón fue todo un éxito, ya que contó con tres OVAs entre los años 1992 y 1994 y siete discos de música de Kôji Nanjô (éstos salieron a mercado entre 1989 y 1996). También fueron escritas cuatro novelas ligeras por Akiyama Rin y Minami Ozaki. Además, en el año 2011, Minami Ozaki retomó el manga bajo el nombre de Bronze Zetsuai gaidan kaendan-shô-tenshikôtan, pero ahora se publica en Chorus.

Portada de los doce mangas de Gravitation de Ediciones Glénat.

El otro manga BL que trajo la editorial catalana fue Gravitation, una obra escrita por Maki Murakami y recopilada en doce tomos por la editorial japonesa Gentosha entre 1996 y 2002. En España se publicó entre los años 2004 y 2006, por lo que se publicó al mismo tiempo que se seguía traduciendo Bronze: Zetsuai 1989. Al igual que la anterior, también cuenta con una secuela directa, Gravitation EX, la cual cuenta en Japón con un tomo físico, publicado en 2004, y otro digital en la revista online Web Spica, el cual fue escrito en el año 2011, aunque actualmente la serie se encuentra abierta. Glénat trajo el tomo del año 2004 de esta secuela en 2007.

Portada del tomo de Gravitation EX de Ediciones Glénat.

Lo más curioso con respecto a Gravitation es que la editorial catalana recopiló y publicó los dôjinshi que había hecho la autora, algo que hizo en cuatro volúmenes con el nombre de Gravitation remix entre los años 2006 y 2007; un dato que puede dar a entender que esta serie tuvo éxito.

Este manga trata la historia de Shûichi Shindô y Eiri Yuki, un cantante y un novelista. Al igual que la anterior, la historia no presenta escenas sexuales explícitas, por lo que se enmarcaría dentro del género BL, [1] aunque hay que señalar que las páginas de Gravitation remix contienen sexo explícito. En este caso, los dos protagonistas son adultos (aunque Shindô empieza el manga cuando está en último año de preparatoria) y se conocen cuando Shindô está en un parque leyendo una canción que había escrito para su banda, Bad Luck, y el viento se la lleva de las manos, cayendo junto a Yuki, quien la lee y le dice que era una basura.[2] A partir de entonces, empezará una historia de amor, y desamor, entre los dos, aunque ésta es bastante más “sana” que la que se puede leer en Zetsuai 1989.

El manga cuenta con una OVA lanzada en 1999 y un anime de trece episodios que fueron emitidos entre los años 2000 y 2001. Además, Jun Lennon ha escrito dos novelas ligeras en los años 2000 y 2002. La serie cuenta, asimismo, con un spin-off que se inició con la publicación de un one-shot, es decir, una historieta de un solo capítulo, en la revista digital Web Spica en el año 2014 bajo el nombre de Shindô Family Circumstances o Shindô-ke no Jijô, tras el cual la autora empezó a escribir y publicar un nuevo manga, con ese mismo nombre, también en Web Spica. Por lo tanto, la serie, de nuevo, no está publicada en España en su totalidad, al igual que ocurrió con Zetsuai 1989.

Portada de los cuatro tomos de Gravitation remix de Ediciones Glénat.

Otras de las novedades que trajo Ediciones Glénat fue la del shônen-ai, aunque hay que decir que las dos obras que trajo no muestran ninguna relación amorosa directa, pero muchos fanes piensan que si existen. En realidad, tan sólo son historias de “acción” pero con un dibujo que recuerda mucho a los mangas shôjo, por eso se enmarcan bajo este género. Estas dos obras fueron Yami no Matsuei y La saga de Caín.

Portada de los once tomos de Yami no Matsuei de Ediciones Glénat.

La primera fue escrita por Yôko Matsushita y publicada por la editorial japonesa Hakusensha entre 1996 y 2003. En España fue traducida entre los años 2003 y 2005, aunque ésta se encuentra incompleta, pues el tomo doce no fue publicado en Japón hasta el año 2010, y, en la actualidad, la serie se encuentra abierta, pues la autora continúa escribiendo y dibujando. El argumento principal de esta obra es la búsqueda de almas humanas que no quieren ir a Meifu, la tierra de los muertos; de este modo, los protagonistas, dos shinigami varones, Asato Tsuzuki y Hisoka Kurosaki, tienen que buscarlas, combatirlas y hacer que descansen en paz.

Las únicas muestras de afecto que existen es el compañerismo entre los dos protagonistas, pero la mayoría de la gente lo cataloga como shônen-ai. Es importante señalar que una de las principales razones por las que se incluye a esta manga en dicho género es por el anime de trece capítulos del año 2011, donde se puede ver mejor la relación entre ellos.

Portadas de los tres primeros tomos de La saga de Caín de Ediciones Glénat.

El otro shônen-ai que trajo Glénat fue La saga de Caín, una serie escrita por Kaori Yuki entre 1991 y 1994 y publicada en Hakusensha. Se trata de cinco tomos que en España se publicaron entre 2006 y 2007, seguidos de su secuela, La saga de Caín: god child, en el año 2007 (publicada en Japón entre 2001 y 2003). De nuevo, se trata de una obra en la que tampoco hay ninguna relación amorosa, pero muchas personas la han supuesto por el cariño que se tienen los dos protagonistas, Caín Hargreaves y su mayordomo Riff Raffit (es muy similar a la idea que tiene la gente con Kuroshitsuji, un manga shônen en donde muchas personas ven shônen-ai por la relación entre el señor y su criado).

Portadas de los dos últimos tomos de La saga de Caín de Ediciones Glénat.

El argumento también es bastante simple. Cuenta la historia de Caín, un noble británico experto en venenos, y los problemas que ha tenido en su infancia, así como su estado actual y su participación en el ámbito de la nobleza victoriana. Junto con su mayordomo Riff, descubrirá algunos casos a modo de detective, al mismo tiempo que indagará sobre su pasado. Su secuela continúa las aventuras de Caín y Riff, descubriendo cada vez más de la historia y la vida pasada de la familia del protagonista. Lo más destacado de la segunda parte es el increíble cambio en el dibujo que realiza la autora, pues ahora las figuras son mucho más definidas y realistas, además de ser todo mucho más detallado.

No cuenta ni con anime ni con OVAs, pero si tiene algunos CDs dramas que fueron publicados en 1999. La serie, a diferencia de las anteriores, se encuentra finalizada.

Portada de los ocho tomos de La saga de Caín: God Child de Ediciones Glénat.

El año 2007 es el último en el que Ediciones Glénat publicó un manga BL; de hecho, al año siguiente, la revista digital Misión Tokyo hizo una entrevista a Félix Sabaté en donde se aclaró muchos puntos con respecto al BL  y Ediciones Glénat. Por ejemplo:

“Y otro digamos de los grandes chascos que nosotros nos tragamos el anzuelo fue el yaoi. Sacamos Bronze, Yami no Matsuei… y han sido un desastre. Sí que es verdad que hay mucho fan y muy integrista, y yo he visto chicas llorando con el número de Bronze porque había salido el número #11, pero no responden a la realidad del público que hay detrás de esos productos. Y claro, de ahí la sorpresa, porque además es la evolución lógica, es como el shôjo para las chicas más adultas, no tan jovencitas porque el público de manga como todos los públicos va creciendo, Naruto crece, Son Goku pasa a convertirse en adulto, vas con el público, y no, hay muchas integristas, pero no las suficientes como para justificar que haya una línea sólida de yaoi y que estemos detrás de ella”.

De esta intervención, habría que destacar que señalar a Yami no Matsuei como yaoi es no tener mucha idea sobre lo que se está publicando. Pero sus declaraciones no terminaron ahí; por ejemplo, cuando la revista le dijo “O sea, del yaoi que se olviden”, Félix Sabaté respondió:

“Más que que se olviden, a que nosotros demos con algo que les guste, lo hemos intentado pero no hemos podido, ahora por ejemplo, ya no tan yaoi en ese sentido pero sí un shôjo para chicas más maduritas digamos sacamos Five, que es de Shueisha, que lo sacamos para el Salón del Cómic, y es un shôjo así también de relaciones amorosas pero no tanto para niñas sino para gente de más edad, a partir ya de 16 o algo así.” [3]

La gran cuestión es: si tan malas fueron las ventas de, por ejemplo, Zetsuai 1989 y Gravitation, ¿por qué licenciaron sus secuelas? Esta pregunta nunca será respondida, pero es una duda que le surgirá a cualquiera que lea con atención estas declaraciones

Fue en 2011 cuando Ediciones Glénat se convirtió en Editores de Tebeos, continuando en su misma línea, pero el último año de actividad, publicó una obra que llamó mucho la atención, pues volvió a publicar una obra homoerótica. No se trata de un manga, sino de un cómic-novela; a pesar de ello, se podría considerar BL, e incluso yaoi debido a la gran cantidad de escenas eróticas que presenta. Dicha obra fue Saihôshi integral, escrita por Studio Kôsen, un grupo de mangaka, compuesto por Aurora García Tejado y Diana Fernández Dévora, que propusieron a Ediciones Glénat crear la línea Gaijin, y ésta fue la única obra homoerótica que se incluyó en dicha línea. Saihôshi integral es la continuación de Saihôshi, el guardián, iberomanga que había sido publicado por la Editorial Ivrea en el año 2006. Después de esa fecha, las autoras continuaron escribiendo y dibujando en su página web, dando lugar a Saihôshi redemption. Finalmente, EDT decidió publicarlo todo junto bajo el nombre de Saihôshi integral, por lo que se trata de un libro que tiene una parte dibujada y otra escrita, en la que también se intercalan algunos capítulos ilustrados.

Dicha obra presenta un mundo de fantasía dividido en varios reinos, y la historia comienza cuando el rey de Sarah pide ayuda al Guardián del Norte, Sastre, para que escolte a su hijo, el príncipe Anel, hasta el reino vecino de Tyrsan, donde se casaría con la princesa para mantener la paz. Este príncipe ordenará a uno de sus sirvientes, Kaleth, que se haga pasar por él para no correr ningún riesgo. De este modo, al final Sastre tiene que hacer que protege a Kaleth, acabando enamorándose el uno del otro durante el trayecto. La secuela continúa, aunque en un ambiente bastante distinto, con la historia de dicha relación, los orígenes y problemas de los guardianes y el peligro del mundo en el que se encuentran.

Portada y contraportada de Saihôshi integral de Editores de Tebeos.

Esta fue la última obra perteneciente al BL que sacó la editorial catalana, aunque también es uno de los últimos manga-cómic que publicó. Y, aunque actualmente esté inactiva, siempre habrá que agradecerle a Ediciones Glénat el hecho de que fuese la primera editorial en España en acercarse a este género, trayendo obras de gran popularidad en Japón, aunque aquí no tuviesen el éxito esperado por los catalanes.

La siguiente editorial en hacerlo fue Norma Editorial, quien licenció Lawful Drug, de CLAMP, en 2004, un manga considerado shônen-ai por muchos lectores; los BL Fake y Kizuna, de Sanami Matoh y Kazuma Kodaka respectivamente, en 2005, y, por último, los considerados shônen-ai  Blood+, de Asuka Katsura, Blood+ Adagio, de Kumiko Suekane, y Blood+ Ciudadela Nocturna, de Hirotaka Kirasagi, en 2008, aunque sólamente el último podría encajar en dicho subgénero. Estos mangas, al igual que la propia historia de la editorial, se analizará, con mayor profundidad, en el próximo artículo de esta serie.

Notas:

[1] Hay que recordar que, a pesar de que el término Boys’ Love se use para referirse a todas las publicaciones homoeróticas, sí que hay una distinción, aunque no muy clara, entre yaoi, BL y shônen-ai. El primero hace referencia a los mangas en donde aparecen escenas de sexo explícitas, el segundo se refiere a los mangas en donde el protagonista es la relación romántica y, por lo tanto, no hay escenas de sexo detalladas, aunque sí que aparecen; y el último es usado para referirse a las obras en donde no hay ninguna escena sexual, sino que es un amor más casto y, en algunos casos, incluso inventado por los fanes.

Aun así, en el primer artículo de esta serie ya se dijo que se emplearía el término Boys’ Love, Be-boy o BL para referirse a todas las publicaciones en donde haya contenido homoerótico masculino, aunque al hablar de cada uno de los mangas que se analizarán en la serie, se indicará a que género pertenecen, es decir, si son BL, yaoi o shônen-ai.

[2] Hay que reconocer que el primer contacto de los protagonistas en este tipo de obras no es muy real, pues siempre son situaciones poco creíbles.

[3] Entrevista completa disponible aquí.

avatar Daniel Rodríguez (43 Posts)

Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo y con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca, ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones Laudeo, la Universidad de Salamanca y Satori Ediciones. Actualmente se encuentra estudiando el Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional en la Universidad de Oviedo.


Share

Deja un comentario