Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 11 Nov 2014, and is filled under Arte.

Current post is tagged

, , , , , ,

Exposición: “Evangelion y las katanas japonesas”. Museo ABC. Madrid: 4 julio – 28 septiembre 2014.

Vista general de una de las salas de la exposición.

Vista general de una de las salas de la exposición.

La historia de esta muestra se remonta casi dos años atrás, cuando los kaji (forjadores) de la prestigiosa casa Bizen-Osafune propusieron una iniciativa para acercar el arte tradicional de la forja de nihontô (espadas y sables de fabricación japonesa) a la juventud.

Al igual que muchas otras antiguas disciplinas japonesas, la industria armamentística tradicional en Japón corre peligro de perder su patrimonio cultural ante la apatía de los jóvenes y el crecimiento vertiginoso de las industrias extranjeras.

Solucionar el segundo problema fue aparentemente sencillo para las autoridades japonesas al otorgar a la industria tradicional de la forja (con todos sus miembros y departamentos) la categoría de “tesoro nacional”. El listado del Kokuhô o Tesoro Nacional de Japón designa las piezas de mayor valor que se encuentran en los haberes del gobierno japonés. Entre templos, pinturas, esculturas, se encuentran los nihontô. Estos se ven localizados entre los apartados de Kôkoshinryô o Materiales arqueológicos y Kôgeihin o Artesanías.  En estos listados no sólo se recoge la hoja forjada sino toda la montura, denominada koshirae. Japón impone unas férreas directrices de control de maestros forjadores así como las piezas que se producen al año, para evitar la producción en serie y salvaguardar la calidad del producto final, defendiéndolo (incluso) de su propio mercado. En cuanto a la producción extranjera (sobre todo china) las aduanas japonesas prohíben totalmente la libre importación de armamento tradicional o acero como materia prima para forjar. Con estas medidas el gobierno japonés se asegura que su patrimonio cultural quedara debidamente protegido.

Armadura japonesa presente en la exposición.

Armadura japonesa presente en la exposición.

El primer problema resulta mucho más complicado de resolver, se trata de un problema que atenta de manera algo más indirecta contra estas tradiciones, aunque no por ello es menos peligroso: La falta de interés por parte de la juventud japonesa, con la consecuente falta de especialistas que continúen ejerciendo los oficios tradicionales que posibilitan la creación de un nihontô. Es por esto que la casa Bizen-Osafune se propuso atraer a las exhibiciones y muestras de nihontô a un público menor de 40 años forjando y exponiendo creaciones de fantasía basadas en manga y anime. En este caso en concreto han elegido una de las series más populares en los años 90 y que todavía hoy sigue de actualidad: Neon Genesis Evangelion. La obra de Anno Hideaki trata de un futuro apocalíptico en el que unos seres extraterrestres atacan la Tierra y los humanos se defienden de ellos construyendo robots gigantes. El argumento base no es innovador, aunque si la forma de tratarlo, mezclando teología judeo-cabalística y cristiano-mesiánica con psicología freudiana en base a los traumas que tienen todos y cada uno de los protagonistas. A esto hay que sumar un aspecto técnico de animación revolucionario para le época y una gran banda sonora. El resultado es un producto que ha movido masas en formatos escritos (manga y novelas gráficas) y en formatos audiovisuales (anime, videojuegos y largometrajes). A sabiendas del tirón que posee la serie entre la juventud, los maestros de Bizen-Osafune decidieron forjar a la manera tradicional algunas de las armas que aparecen en la serie y especialmente en las novelas gráficas, como método de atraer a nuevo público a su Museo.

Piedras de pulir y afilar.

Piedras de pulir y afilar.

Esta iniciativa no fue bien acogida en su origen por todos los estamentos de la sociedad japonesa dedicada a la forja tradicional, puesto que suponía una serie de innovaciones sobre temas y técnicas que no casan con la tradicionalidad de estas escuelas centenarias. Sin embargo, la acogida del público y de la crítica dio la razón a la valiente propuesta del Museo Bizen-Osafune, creando un interés no solo nacional sino internacional, llevando la exposición a varios países entre los cuales estaría España.

Con la ayuda de la Fundación Japón, tanto en su departamento Internacional como en su delegación en España, y bajo el amparo del Museo ABC y la promoción de la Embajada de Japón, esta exposición llegó a Madrid, bajo el título: “Evangelion y las katanas japonesas”.

La inauguración de la exposición tuvo lugar el 4 de Julio y contó con la presencia de excepción del Sr. Ueno Tetsuya, conservador del Museo de Bizen-Osafune así como del Sr. Kawasaki Akihira, maestro forjador de la tradición Bizen. En cuanto a las autoridades presentes asistieron: el Excelentísimo Embajador de Japón, Sr. Satoh Satoru, el Presidente de Fundación Japón, Sr. Ueno Hiroyuki, así como una amplia representación de la comunidad japonesa, investigadores y personalidades de la cultura japonesa.

Nihontô.

Nihontô.

El Sr. Ueno Tetsuya deleitó a la audiencia con una conferencia donde expuso la historia de la forja japonesa desde sus orígenes hasta la actualidad, prestando especial atención a la tradición Bizen. En esta zona, en la época dorada del nihontô, el denominado Periodo Kotô de los sables japoneses (987-1596), se desarrollaron principalmente dos escuelas:

  • Bizen Ichimonji: Se originó en Fukuoka gracias a la pericia de su fundador,Sukemune. Más tarde la escuela se trasladaría a Yoshioka.
  • Bizen Osafune: Fundada por Mitsutada y continuada por Nagamitsu, Sanenaga y Kagemitsu, competía codo con codo con la escuela Ichimonji, entre otras, por el liderazgo y la fama de las escuelas de la tradición de Bizen, consiguiendo alzarse con la victoria y acabar “absorbiendo” la escuela Ichimonji.

Al finalizar la charla, se celebró un sorteo entre los asistentes, y aquellos afortunados pudieron hacerse con una placa metálica con su nombre tallado en el metal por el maestro Kawasaki. La técnica que de grabado/tallado en metal que demostró el Sr. Kawasaki es la que se utiliza para firmar los nihontô con el nombre del tôgishi, la tradición o escuela, el año y el lugar de procedencia. Gracias a un complejo equipo informático pudimos ver en una pantalla todo el proceso de tallado, mientras nuevamente, el Sr. Ueno Tetsuya contestaba a las dudas de los asistentes sobre el nihontô.

El forjador Kawasaki Akihira.

El forjador Kawasaki Akihira.

Una vez el Sr. Kawasaki finalizó y entregó a los cinco agraciados sus respectivos premios, el público se dirigió a las plantas -1 y -2 del Museo, donde se inauguró oficialmente la exposición. En esta inauguración el Sr. UenoTetsuya pudo decir unas palabras como representante de Museo Bizen-Osafune, el Sr. UenoHiroyuki, presidente de la Fundación Japón, el Sr. HiraiTomokazu, adaptador de la exposición a Europa y la Sra. Inmaculada Corcho, directora del Museo ABC. Tras pronunciarse todas las autoridades implicadas en la exposición, el Sr. UenoTetsuya procedió a realizar una visita guiada al Sr. Embajador y otros acompañantes.

Tantô.

Tantô.

La muestra se articuló en tres partes o zonas:

1. Zona de educación: En la planta -1 se encontraban una serie de paneles explicativos de todas las partes de las que consta un nihontô, así como todas las personas que son necesarias para su fabricación. También en esta planta se localizaban dos pantallas de video donde se proyectan los procesos de forja tradicionales y los nuevos procesos para forjar las armas de fantasía del anime Neon Genesis Evangelion.

Katana del EVA-01.

Katana del EVA-01.

2. Zona de piezas antiguas: En la planta -2, al bajar por el pasillo de la exposición de la planta superior, todas las vitrinas que quedan adheridas al muro derecho hasta la mitad de la sala estaban dedicadas a piezas antiguas. En ellas se podía observar un breve repaso cronológico de las piezas de la tradición Bizen-Osafune-Ichimonji desde el siglo XV hasta el XIX. La colección era meritoria tanto por la variedad de las hojas (tachi, katana, tantô) como por la calidad de las mismas y de sus monturas. La mitad superior de la sala se encontraba dominada por la vitrina que exhibe una armadura japonesa. También esta zona de la exposición albergaba piezas tradicionales y antiguas en otras 5 vitrinas. Las dos primeras de ellas estaban dedicadas a las piezas que integran la montura del nihontô, prestando especial interés al tsukaito o trenzado en la empuñadura, samegawa o piel de raya que sirve pasta fijar el tsukaito a la tsuka (empuñadura) y al lacado urushi de la saya o vaina. La tercera vitrina recogía valiosísimas piedras de afilado y pulido de la hoja del sable japonés, así como un nihontô de muestra donde se podían apreciar todas las fases del proceso de pulido-afilado. Las dos restantes vitrinas recogían aquellas piezas de la montura del nihontô de mayor importancia por sus labores de metalistería y orfebrería: tsuba(guardas) y menuki o piezas decorativas que se ubican en la tsuka. Estas vitrinas también exponían algunos de los complementos que formaban un conjunto con el nihontô: kozuka (pequeño cuchillo de campaña), kôgai (pasador de pelo) y otra serie de pequeñas piezas de la montura conocidas como kodôgu (habaki, seppa, fuchiykashira).

Lanza Longinus.

Lanza Longinus.

3. Zona de piezas nuevas: Si la armadura japonesa dominaba la habitación en un extremo, es la llamada “lanza Longinus” (arma de fantasía de Evangelion) la que hacía lo propio al final de la sala de exposiciones. En el centro de la sala también se localizaban dos estatuas de los personajes femeninos protagonistas: Rei y Asuka, y del robot principal: EVA-01. Desde la mitad de sala (por la parte que acoge las piezas antiguas), todas las vitrinas que corren en paralelo a la pared estaban repletas de piezas forjadas en base a la popular serie de animación. Sólo unas piezas antiguas de la armadura japonesa correspondientes al mempô o protecciones del rostro, rompían la línea moderna de la forja. En este punto los artistas, sin dejar de lado las técnicas tradicionales, pueden dar rienda suelta a su expresión artística al tratarse de piezas de fantasía.

Esta exposición representa un punto de inflexión en el desarrollo y promoción del arte de la armamentística japonesa en España, puesto que nunca antes se había dedicado una muestra por entero a estas piezas del armamento samurái, utilizando para ello ejemplos de tan buena calidad. Debido a este carácter excepcional y al rotundo éxito de público y crítica, la exposición “Evangelion y las katanas japonesas” y el propio Museo ABC ha sido marco de otras actividades relacionadas con el mundo de la nobleza guerrera japonesa.

Muestrario de habaki para nihontô.

Muestrario de habaki para nihontô.

El día 16 de septiembre el director de la Biblioteca de Estudios Japoneses, el Sr. Blai Guarné, presentaba su editorial con los títulos que están ya a la venta así como las futuras publicaciones. En este marco, el Dr. Gustavo Pita Céspedes presentaba su libro: “Genealogía y transformación de la cultura bushi en Japón”. El acto contó con la presencia del Director de la Fundación Japón, Sr. Ueno Hiroyuki, la directora del Museo ABC, Sra. Inmaculada Corcho y especialistas e investigadores de la cultura japonesa. En el acto el profesor Pita ofreció una conferencia sobre la figura del bushi a lo largo de la historia japonesa.

Tsuba (guarda del nihontô).

Tsuba (guarda del nihontô).

El día 23 de septiembre, el Dr. Javier Villalba ofrecía la conferencia: “La cultura del budismo zen y los samuráis”. La ponencia del profesor Villalba versó sobre los orígenes y evolución del budismo zen y la figura del samurái. Para unir ambos mundos el profesor Villalba se valió de las figuras de aquellos samurái que habían adoptado enseñanzas zen. Al finalizar la charla, Sekiguchi Kenryû, representante para España (hombuchô) de la escuela antigua Musô Jikiden Eishin Ryû iaijutsu, realizó una demostración de formas de combate con el sable japonés. En la demostración se pudieron ver diferentes técnicas de los siglo XVI, XVII y XVIIIque utilizaban los samurái de Tosa (Shikoku). A la conferencia asistieron diversas autoridades de la cultura española y japonesa, destacando el recién nombrado nuevo Embajador de Japón para España, el Sr. Koshikawa Kazuhiko, a quien tuve el honor de guiarle en una visita a la exposición de sables japoneses. El Sr. Koshikawa demostró ser un gran especialista en la materia y manifestó reiteradamente su interés por el arte del nihontô y por el koryûbujutsu (antiguas tradiciones marciales) y su difusión en España. Con este motivo le entregué un ejemplar impreso de la revista Ecos de Asia en su número especial que conmemora el Año Dual Japón-España y donde queda recogido mi artículo sobre guardas del sable japonés (tsuba).

Muestrario de lacados para vaina del nihontô.

Muestrario de lacados para vaina del nihontô.

Para finalizar el programa de eventos relacionados con la exposición, el Museo ABC realizó un taller de manga. El taller: “Desde el personaje a la viñeta” estuvo dirigido por el Estudio Kôsen y en él los participantes pudieron aprender cómo crear un personaje estilo manga e introducirlo en una escena de cómic japonés. Las clases las impartieron las fundadoras del estudio Kôsen: Aurora García y Diana Fernández, dos de las autoras de manga más importantes del panorama nacional.

Con la finalización del taller, el 28 de septiembre se clausuraba la Exposición “Evangelion y las katanas japonesas”, una muestra irrepetible del arte bélico japonés que a su vez ha sido marco de multitud de actos relacionados con la cultura nipona. La crítica y el público avaló esta muestra, algo que quedó sobradamente demostrado por la gran afluencia de visitantes, tanto curiosos que tomaban un primer contacto con el tema como especialistas de diversos campos, destacando la visita de dos Embajadores de Japón, el saliente en el cargo, Sr. Satoh y el entrante Sr. Koshikawa.

El embajador de Japón, Koshikawa Kazuhiko, con un ejemplar de Ecos de Asia, en una visita a la exposición guiada por M. S.

El embajador de Japón, Koshikawa Kazuhiko, obsequiado con un ejemplar especial de Ecos de Asia, en una visita a la exposición guiada por M. S.

 

avatar Marcos Sala (3 Posts)

Licenciado y Doctorando en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid, con la tesis “Lugares en el metal: tsuba y tsuka. Monturas de sables japoneses en colecciones españolas”. Posee el Diploma de Estudios Avanzados, el Título de Aptitud Pedagógica y ha alcanzado muy importantes reconocimientos en el mundo del iaidô. Es miembro del Grupo de Investigación Asia.


Share

Deja un comentario