Revista Ecos de Asia

David B. nos propone un viaje por “Las mil y una noches” con “Hâsib y la reina de las serpientes”

La editorial Impedimenta nació en el año 2007 con el propósito de dar cabida en su catálogo a obras clásicas y modernas de gran importancia para la literatura. Trabajando en esa línea, el pasado año cumplieron su décimo aniversario como una editorial plenamente consolidada. Entre sus colecciones o líneas editoriales, que abarcan desde literatura contemporánea hasta clásicos e incluso infantil, destaca la atención al cómic a través de su línea El chico amarillo.

Portada escogida para la edición española de Impedimenta

Ha sido precisamente en esta colección en la que ha publicado uno de los últimos éxitos del francés David B.,[1] Hâsib y la reina de las serpientes. Esta obra fue publicada originalmente por la editorial francesa Gallimard en dos tomos, aunque Impedimenta ha optado por recopilarla y ofrecerla en un único volumen, de gran formato, con una edición muy cuidada a todo color.

Hâsib y la reina de las serpientes adapta uno de los muchos relatos que componen Las mil y una noches, titulado La reina Yamika, princesa subterránea.[2] David B. escoge, por lo tanto, una historia más desconocida dentro del vasto corpus de relatos recogidos dentro de esta antología de orígenes complejos.[3]

El cómic cuenta la historia de Hâsib, hijo del sabio Daniel, que, siendo un joven sin beneficio, se ve obligado a trabajar con unos leñadores para ganar dinero. Sin embargo, los leñadores pronto le traicionan, dejándole atrapado en una cueva. A partir de ahí, comienza el periplo que le llevará hasta la Reina de las Serpientes, que se convertirá en su protectora.

Aunque la historia de Hâsib es el hilo conductor principal de la obra, también se insertan las aventuras de otros personajes, construyendo un relato dentro de otro relato y llegando a alcanzar los tres niveles de narración. Así, cuando Hâsib se encuentra con la Reina de las Serpientes, ella le cuenta la historia de Buluqiya, el rey de los Banu Israîl de El Cairo, a quien la devoción hacia Dios y hacia el profeta Mahoma condujo a una aventura en la que también la conoció a ella. Además, durante su periplo Buluqiya también se había encontrado con el príncipe Chansah del reino de Kabul, y las aventuras de este último pasaban a integrarse en el relato del primero.

De este modo, la historia de Hâsib, más breve, se ve enriquecida con las narraciones de la Reina de las Serpientes, que a su vez suponen una valiosa lección para Hâsib a la hora de enfrentarse a su propio destino. Pero, más allá de lo puramente argumental, esta estructura también convierte a esta obra en un cuento sobre la importancia de contar historias.

David B. realiza un ejercicio narrativo basado en viñetas de gran tamaño, que llena y abigarra de elementos en una suerte de horror vacui que, lejos de dificultar la lectura, la enriquece y hace que sea más interesante, invitando al lector a deleitarse con los múltiples detalles. Además, jugando con el concepto y la idea de la Reina de las Serpientes, en algunas páginas plantea ejercicios visuales con sinuosos recorridos que se convierten en una constante subyacente, recordando en todo momento que la historia gira en torno a la Reina de las Serpientes.

Además de ello, resulta muy interesante la inclusión de reminiscencias arquitectónicas de Persia y Mesopotamia, como la Puerta de Istar, una de las ocho puertas monumentales de la muralla de Babilonia, conservada actualmente en el Museo de Pérgamo de Berlín.[4] Si bien en el cómic no se representa esta puerta como tal, sí que supone una referencia visual en una serie de viñetas.

Así pues, David B. nos propone un cuento fantástico que hunde sus raíces en la tradición próximo y medio oriental, construyendo en torno a esta premisa una fantasía visual plagada de color y de elementos para recrearse contemplando hasta el último detalle. Impedimenta ha realizado una edición a la altura, con un papel de gran calidad que potencia el brillo de los colores y en un gran formato, que permite deleitarse con los numerosos detalles.

Notas:

[1] David Beauchard, conocido como David B, es un artista francés con una amplia trayectoria en el mundo del cómic. Tras la publicación de numerosas historias cortas, colaboraciones en obras colectivas y obras menores, entre 1996 y 2003 publicó la que se convertiría en una de sus obras más destacadas, La ascensión del gran mal (que vio la luz en España entre 2001 y 2007), un relato autobiográfico en el que reflexionaba sobre su juventud y sobre cómo las vidas de su familia quedaron marcadas por la epilepsia que sufría su hermano. Esta obra supondría su consagración como artista de la BD, dando lugar a una trayectoria plagada de obras significativas, entre las que puede destacarse Babel (de 2004, con secuela en 2006), El jardín armado (2006) o Los incidentes de la noche (2012-2013).

[2] Aunque, según la versión, también puede recibir otros títulos, como La reina de las serpientes o Cuento de Hasid Karim ad-Din.

[3] El caso de Las mil y una noches es uno de los más intrincados de la literatura, con múltiples versiones y variables a lo largo de los siglos. Aunque ha pasado a la historia como una recopilación de cuentos de la tradición árabe, en realidad reúne historias de procedencias tan variadas como China, India o Persia. A lo largo del tiempo, algunos relatos han ido entrando y saliendo, e incluso entre las versiones canónicas existe variedad, tanto en las historias incluidas como en su desarrollo y en el orden en el que son narradas por Sherezade.

[4] La puerta de Istar era uno de los accesos a la ciudad de Babilonia, que conducía a la zona en la que se encontraba el templo de Marduk, principal deidad de la religión babilonia. La puerta fue levantada por Nabucodonosor II en el año 575 a.C., en adobe y cerámica vidriada con lapislázuli, que le otorga el característico color azul que David B. ha utilizado como uno de los elementos distintivos. Otro rasgo diferenciador que reproduce el cómic es la estructura volumétrica de la puerta, con formas rectas y compactas, bloques sólidos de geometría cuadrangular y rectangular.

avatar Carolina Plou Anadón (189 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, prepara una tesis doctoral sobre fotografía japonesa. Autora del libro “Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón”.


Share

Deja un comentario