Revista Ecos de Asia

“Hichki” (2018) y el poder de un docente inspirador

Dar clase a adolescentes nunca resulta una tarea sencilla, menos aún si estos provienen de familias desfavorecidas y viven en un entorno socioeconómico paupérrimo. Pero el reto se torna en desafío si, además, la profesora padece una enfermedad neurológica como es el Síndrome de Tourette, causándole espasmos y sonidos incontrolables. Esta es la premisa de la película bollywoodense Hichki (2018),[1] que podríamos traducir como “hipo”, en referencia a los repentinos sonidos que emite la protagonista.

Cartel de la película.

Naina Mathur (Rani Mukerji) es una joven con un currículum impresionante y que, pese al rechazo, no desiste en su sueño de convertirse en profesora. Allá donde va encuentra obstáculos en su camino, pues en cada entrevista de trabajo ponen pegas a sus capacidades, alegando que sus alumnos serán incapaces de concentrarse o que se reirán de sus incontrolables ruidos. Incluso en su entorno familiar choca con la incomprensión de su padre, quien la instará a buscar otro tipo de trabajo.

Sin embargo, su oportunidad llegará cuando una escuela le ofrezca hacerse cargo de una clase de ingobernables adolescentes. Estos catorce alumnos en realidad proceden de otra escuela marginal que hubo de cerrar, y nunca llegaron a ser aceptados por el resto de alumnos ni profesores de su nuevo centro.

Se inicia así el característico enfrentamiento entre la profesora novata pero decidida a desempeñar su trabajo con esmero, y los rebeldes aunque imaginativos adolescentes, que llevarán a cabo todo tipo de fechorías buscando desesperar a su maestra: desde poner carteles con su foto y número de teléfono ofreciendo sus servicios como masajista, hasta detonar pequeñas bombas artesanas en clase. Igualmente típico de este tipo de cintas es el momento en que la profesora encubre a sus alumnos por las fechorías realizadas, aceptando la culpa y provocando un cambio entre su alumnado.

El centro, harto de su vandalismo y continuos enfrentamientos con otros estudiantes, les da un ultimátum: si no aprueban los exámenes finales expulsará a los alumnos y despedirá a la profesora. Se inicia así una lucha contra las probabilidades y los medios, a través de la cual Naina tratará de fomentar las cualidades de sus estudiantes, así como sus talentos desaprovechados, utilizando métodos poco convencionales: en lugar de desperdiciar sus habilidades matemáticas en juegos de cartas y sus conocimientos químicos en la cocina, todos se esforzarán para lograr un objetivo común.

Fotograma de la película.

Por lo que respecta a su argumento, como hemos podido comprobar, se repiten muchos de los clichés preestablecidos por este subgénero dramático que son las películas de alumnos adolescentes, tales como los clásicos Rebelión en las aulas (1967) o Sister Act 2 (1993), por lo que el desarrollo del filme resulta poco sorpresivo. La vuelta de tuerca llega con la introducción de la enfermedad de la profesora, aunque a este respecto la cinta tampoco resulta original, dado que se inspira en el relato autobiográfico de Brad Cohen, quien narró su historia en el libro Front of the Class: How Tourette Syndrome Made Me the Teacher I Never Had (2005), que fue adaptado por el canal americano Hallmark Channel en el telefilme El primero de la clase (2008).[2] Así pues, el único cambio sustancial que nos ofrece esta producción india es el cambio de sexo de su protagonista.

Pese a su más que evidente falta de originalidad y lo predecible de su argumento, la cinta está maravillosamente realizada, combinando momentos de humor con el drama personal de la docente, así como el retrato que ofrece de las condiciones de vida de los alumnos más pobres de la India. A ello se suma la conmovedora interpretación de todo el elenco de actores, de entre los que podríamos destacar a la joven Naisha Khanna, que interpreta a Naina durante su etapa escolar, consiguiendo captar la dulzura e inocencia de una niña que sufre el rechazo y se crece ante la adversidad.

Reconfortante e inspiradora, la cinta de Siddharth Malhotra nos muestra cómo nuestras circunstancias no determinan nuestras posibilidades y tan solo nuestro propio miedo consigue limitarnos.

Tráiler de la película

Para saber más:

Notas:

[1] Hichki (2018) País: India. Dirección: Siddharth Malhotra. Música: Jasleen Royal, Hitesh Sonik. Reparto: Rani Mukherjee, Supriya Pilgaonkar, Ivan Rodrigues, Asif Basra, Shivkumar Subramaniam, Kunal Shiinde, Harsh Mayar, Suprio Bose. Productora: Yash Raj Films. Idioma: Hindi e inglés.

[2] El primero de la clase / Front of the Class (2008) País: Estados Unidos. Dirección: Peter Werner. Guion: Thomas Rickman. Música: Ernest Troost. Fotografía: Paul Elliott. Reparto: Jimmy Wolk, Treat Williams, Dominic Scott Kay, Sarah Drew, Kathleen York, Joe Chrest, Patricia Heaton, Johnny Pacar, Charles Henry Wyson, Charlie Finn. Productora: Hallmark Hall of Fame Productions / McGee Street Productions / CBS Television Network.

avatar Laura Martínez (166 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza y Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, con especialización en Cine. Actualmente realiza estudios de Doctorado en la Universidad de La Rioja.


Share

Deja una respuesta