Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 19 Ene 2018, and is filled under Crítica, Literatura.

Current post is tagged

, , , , , , , , , ,

“Japón especulativo”: un homenaje a la ciencia ficción japonesa

La editorial Satori nos tiene acostumbrados a la mejor narrativa japonesa, por medio de sus líneas y colecciones, en las que tienen cabida desde ensayos sobre Japón hasta literatura clásica y contemporánea, sin descuidar tampoco la poesía. Recientemente, han publicado Japón especulativo. Relatos asombrosos de fantasía y ciencia ficción, una antología de género que esconde mucho más de lo que parece.

Lo primero que debe aclararse a la hora de hablar de Japón especulativo es que se trata de una traducción de una antología publicada en primer lugar en inglés, por la editorial Kurodahan Press, en 2007. El proyecto surgió de la mano de Gene van Troyer y Grania Davis, quienes a su vez recuperaban una idea surgida en los años setenta de la mano de otros nombres tan significativos como desconocidos en la divulgación de la ciencia ficción, tanto en Japón como en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Se trata de Yano Tetsu y Judith Merrill, a cuyos recuerdos va dedicada la obra.

Fruto de un proyecto, por lo tanto, longevo, complejo y con altibajos, Japón especulativo recibe varios capítulos que sirven para dar contexto tanto a la obra en sí como a la ciencia ficción nipona o a algunas de estas figuras implicadas. Las menciones a Yano Tetsu son frecuentes, aunque quedan en un segundo plano eclipsadas por la memoria de Judy Merrill, cuya semblanza ocupa las primeras páginas del texto (resulta refrescante la reivindicación de la importancia de la figura femenina como artífice primigenia y alma del proyecto desde su origen).

A través de estos textos introductorios, se ofrece un interesantísimo panorama sobre el estado y la historia de la ciencia ficción japonesa, que contextualizan los relatos incluidos en la antología y permiten contemplarlos no solo como muestras de la ciencia ficción producida en Japón, sino como parte de la evolución que ha ido experimentando el género a lo largo de los años. Así, adquieren un nuevo significado como testimonio del momento, y todo ello contribuye a enriquecer enormemente la lectura.

Además, entre las obras que conforman la antología se encuentran principalmente relatos, pero también un ensayo sobre ciencia ficción escrito por Shibano Takumi en 1971 (y revisado en el 2000), que ofrece una perspectiva muy personal pero a la vez extraordinariamente esclarecedora sobre la percepción de la ciencia ficción. No es la única rareza, puesto que la antología concluye con un poema, Adrenalina, de Yoshimasu Gôzô, demostrando la cualidad de la ciencia ficción para trascender, innovar y para no constreñirse dentro de los marcos (de cualquier tipo, de formato, contenido o incluso mentales) que suelen trazarle.

Junto a estas excepciones, Japón especulativo incluye catorce relatos stricto sensu, algunos de ellos inéditos fuera de Japón, que dibujan el amplio panorama cronológico (una evolución de seis –ya siete– décadas) conceptual y perceptivo del género en el País del Sol Naciente. Propuestas todas ellas diferentes y variadas, pero igual de interesantes y atractivas.

Cabría destacar también los extras incluidos al final de la antología, en los que se reúnen el testimonio de Asakura Hisashi, uno de los traductores que trabajó con Judith Merrill en sus estancias en Japón, un texto de la editora Grania Davis reflexionando sobre el papel de los traductores y una colección de biografías de los implicados en la obra. Al hilo del epílogo de Davis, titulado El traductor como héroe haciendo toda una declaración de intenciones, queremos destacar también la excelente traducción del volumen a cargo de Alexander Páez.

Como todos los libros publicados por Satori, se trata de una edición muy cuidada, que se inserta en su línea Satori Ficción. El diseño escogido para la portada es una de las ilustraciones más célebres del artista Naoyuki Kato, muy vinculado al ámbito de la ciencia ficción, con lo cual el círculo queda cerrado.

Japón especulativo es una obra imprescindible en cualquier estantería, pero resulta imperdonable su ausencia en las bibliotecas de cualquiera que se considere amante de la ciencia ficción. No solamente son textos de género de calidad, sino que sus poco más de trescientas cincuenta páginas suponen un muestrario exquisito de la historia del género en Japón.

avatar Carolina Plou Anadón (270 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, prepara una tesis doctoral sobre fotografía japonesa. Autora del libro “Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón”.


Share

Deja una respuesta