Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 09 Sep 2015, and is filled under Arte.

Current post is tagged

, ,

La laca japonesa urushi I: definición, elaboración y técnicas

  1. ¿Qué es la laca urushi? Definición y elaboración:

El término “laca” se usa para designar a un barniz que se aplica a diferentes objetos con la función de protegerlos y de embellecerlos; en el caso de la laca de Asia Oriental se utiliza la resina extraída de la savia del árbol Rhusvernicifera, también conocido como Toxicodendron vernicifluum, en latín, o simplemente como árbol urushi. Se trata de un árbol que crece en las zonas costeras de China, de Corea y de Japón, siendo estos tres países aquellos que producen laca mediante la savia extraída de este árbol (existen diferentes tipos de laca, como por ejemplo la laca india, para la cual no se utiliza la savia del árbol urushi, sino que se utilizan cochinillas para producirla). De entre ellos, destaca la laca japonesa, conocida como laca urushi, debido a la exquisitez y minuciosidad que presenta.

La extracción de la savia se realiza predominantemente en verano. Este árbol brota entre abril y mayo y florece entre mayo y junio, siendo este último mes el momento en el que se empieza a sangrar el árbol para obtener su sabia. El sangrado se realiza entre junio y septiembre, siendo a partir de este mes cuando la savia es de peor calidad, y sólo en los árboles que hayan alcanzado, mínimo, diez centímetros de grosor y tengan más de diez años. Tras la extracción, la savia es sometida a un proceso de purificación, añadiéndosele agentes deshidratantes y tintes; todo ello se realiza con sumo cuidado,puesel líquido extraído es tóxico y puede producir fuertes irritaciones en la piel.

Una vez completado este proceso, la laca, mezclada normalmente con pigmentos rojos (cinabrio) o negros (óxido de hierro), se aplica sobre el objeto deseado. La razón por la que se mezcla la laca con pigmentos es que el color del urushi suele ser claro y transparente. La aplicación de la laca al objeto se realiza en diferentes capas, aunque éstas no se pueden aplicar a la vez, sino que tiene que pasar un período de tiempo (días) para que se consolide cada capa. Esta consolidación se realiza al introducir el objeto lacado en una cámara de madera humedecida, furo o muro, ya que las capas de laca se endurecen mediante la oxidación. Cuando una capa se ha consolidado, se pule con carbón vegetal humedecido, y se aplica otra, repitiendoel mismo proceso, una y otra vez, hasta que se consigue el número de capas deseado.[1]

Tras aplicar las capas, el objeto es decorado con las técnicas que prefiera el lacador, dando como resultado una obra de arte extremadamente valiosa, exquisita, cuidada y resistente, ya que la laca no solo es usada para embellecer y decorar objetos, sino que puede ser empleada como adhesivo y como sistema de protección y de reparación de cerámicas y de objetos de madera fracturados.

De todo este proceso, el resultado es un producto que se ha convertido en uno de los principales representantes del arte japonés, y que, a pesar de la influencia china, coreana y europea, ha logrado ser única y diferente al resto de las lacas, fructificando en obras de alta exquisitez codiciadas en todo el mundo.

  1. Técnicas:

Como se pudo leer en el anterior apartado, una vez que el objeto es lacado, se emplean diferentes técnicas para decorarlo, habiendo una gran variedad de técnicas diferentes.

  • Laca en capas:

Este tipo de decoración es la más sencilla. Fue aquella utilizada en China y Japón durante la Prehistoria, y consiste en la aplicación de capas, siendo las dos primeras negras, normalmente de baja calidad, mientras que las finales son de mejor calidad. Los acabados suelen ser negras o rojas, pero también pueden adquirir otras tonalidades como castaño, rosa, amarillo o transparente, en el caso de que la laca no se hubiese mezclado con ningún pigmento, aunque estos acabados son muy poco frecuentes.

Réplica de un plato de madera lacado con capas del Período Jômon(h. 8000-299 a.C.).

Réplica de un plato de madera lacado con capas del Período Jômon (h. 8000-299 a.C.).

Tras aplicar cada capa podía ocurrir que en vez de pulirla, dejando un aspecto liso, se dejase como estaba, dando como resultado una superficie arrugada o con surcos.

Esta técnica siguió utilizándose durante todos los períodos históricos de Japón, continuando vigente también en la actualidad.

  • Laca tallada o chositsu:

  La laca tallada es originaria de China, y llegó a Japón a finales del siglo XIV debido a una serie de regalos del Emperador Yung-lo. El procedimiento empleado era similar al de la laca de capas, pero tenía que haber un gran número de capas para poder luego esculpir en ellas (el grosor que tenía que tener el conjunto de capas oscilaba entre 3 milímetros y 1 centímetro). La diferencia que había entre las lacas talladas chinas y las japonesas era el momento en el que se esculpía: mientras que en China se hacía cuando la laca no estaba del todo endurecida, en el país nipón se esperaba a que ésta estuviese dura.

La policromía de estas lacas solía ser, igual que en el periodo anterior, negra, roja o amarilla, en ocasiones también incluyendo el guri, es decir, arabescos en las capas de laca para mostrar los diferentes colores.

Caja ornamental de 1964 que presenta laca en capas, chositsu en el exterior y takamaki-e y togidashimaki-e en los laterales.

Caja ornamental de 1964 que presenta laca en capas, chositsu en el exterior y takamaki-e y togidashimaki-e en los laterales.

 

  • Laca sobre madera tallada o kamakura-bori:

La kamakura-bori deriva de las lacas talladas, pero en este caso, es una técnica originaria de Japón. Consistía en esculpir la madera, lacarla con capas de color negro o rojo, normalmente, y pulirla. Se trata de un proceso barato debido a la poca cantidad de capas de laca que se aplican, siendo ideal para realizar objetos de gran tamaño como mesas o bandejas.

Mesa del siglo XIII realizada mediante el kamakura-bori.

Mesa del siglo XIII realizada mediante el kamakura-bori.

 

  • Lacas incisas:

Las lacas incisas también son habituales de China y de Japón. Consisten en la incisión de un elemento punzante en la laca. Éstas se pueden dividir en tres grupos: harigaki, sobre un fondo de un solo color se realizan incisiones con un objeto punzante, creando trazos, líneas o contornos sutiles, pero profundos; sokin o chinkin,[2] se crean incisiones, igual que en el caso anterior, pero éstas se rellenan de oro o de plata (chingin); y kimma,[3] que consiste en retirar, vaciar, la laca de una determinada zona y rellenarla con una laca de otro color. Este último tipo fue muy empleado en laChina de la Dinastía Ming (1368-1644), siendo una técnica característica de este país, a pesar de que también fue utilizada en Japón y en Corea.

Gabinete de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Técnicas: laca tallada, hiramaki-e, takamaki-e, tsukegaki, harigaki, chinkin, chingin y nashiji-e.

Gabinete de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Técnicas: laca tallada, hiramaki-e, takamaki-e, tsukegaki, harigaki, chinkin, chingin y nashiji-e.

  • Lacas con taraceas:

Este tipo de laca nació en China, pasando luego a Corea y a Japón.[4] Consiste en aplicar a la superficie lacada diferentes materiales, siendo los más usados la madreperla (raden) y los metales y sus aleaciones (heidatsu). También se emplearon incrustaciones de coral, porcelana, marfil y piedras preciosas y semipreciosas. En Japón, además, fueron muy empleadas las incrustaciones de concha de tortuga.

Tebako, caja de cosméticos, lacado del siglo XII con togidashimaki-e y con incrustaciones de raden.

Tebako, caja de cosméticos, lacado del siglo XII con togidashimaki-e y con incrustaciones de raden.

  • Laca espolvoreada o maki-e:

Se trata de la técnica más desarrollada en Japón. Consiste en lacar el objeto de un color y, después, dibujar con un pincel motivos decorativos que luego son cubiertos con polvo de oro. El dibujo se realiza enun color que contraste con el fondo; por ejemplo, si el fondo es negro, se realizaría en rojo, mientras que si el fondo es rojo, se dibujaríaen negro, cubriéndose ese dibujo al final con el polvo de oro.Aunque el polvo de oro es el más utilizado,también se puede espolvorear polvo de plata, de cobre, de aluminio, de zinc y de plomo.

Teniendo en cuenta que la laca aún no está seca, mediante una canilla de bambú, un pincel o con tampones de seda, se espolvorean los polvos de oro sobre el urushi, quedándose éstos pegados. Finalmente, el objeto es lacado con urushi transparente, o de otro color, para proteger al objeto, y se abrillanta. De este modo, como bien dice Yayoi Kawamura,[5] cuando los polvos de oro reciben luz, ofrecen una compleja refracción y brillantez que un simple pan de oro adherido no podría lograr.

Así, dependiendo de la distribución del oro, se podían crear distintas texturas, pudiendo ésteestar totalmente disperso o aglomerado. En caso de que el polvo de oro estuviese junto, al lacarse, parecería que fuese oro puro,[6] siendo algo habitual en los regalos de boda de los samurái de alta clase social durante la Edad Moderna.

Dentro de esta técnica, se pueden distinguir tres grandes grupos: el togidashi-maki-e, el takamaki-e y el hiramaki-e. El primero, togidashi-maki-e, es el proceso más antiguo de los tres y consiste en espolvorear el polvo por la superficie y luego cubrirla con una capa del mismo color que el fondo. De este modo, el polvo de oro queda tapado, pero tras un largo proceso de pulimento, éste vuelve a salir, siendo finalmente cubierto de laca transparente y abrillantado. Es una técnica que actualmente no se suele usar, pues desde que se logró hacer un polvo de oro muy fino en el siglo XVI, éste se cubre directamente con laca transparente, sin tener que pasar porel proceso de pulimento antes mencionado.

El segundo, takamakie, fue desarrollado en el siglo XII, y consiste en moldear el diseño en altorrelieve con un compuesto de laca cruda y sabi, una pasta hecha con una mezcla de laca y arcilla fina, aunque este núcleo del relieve también puede usar polvos de carbón vegetal. Mediante este proceso, las partes deseadas quedan elevadas del fondo, pudiendo ser esculpidas y pulidas. Luego, se cubre la zona deseada con polvos de oro, o de otro metal, siendo ésta, finalmente, recubierta con laca transparente y abrillantada. Dentro de este método de relieve se distinguen tres submétodos: chu-takamaki-e, medio-relieve, sabiage-takami-e, altorrelieve, y usunsiku, bajorrelieve. Además, también existe otra variante que fue inventada por ShibataZeshin en el siglo XIX, la takamakie-ho, que consiste en realizar elementos ornamentales con relieve y, luego, adherirlos al objeto lacado.

La última subtécnica, hiramaki-e, consiste en espolvorear el polvo, cubrirlo con una laca transparente y abrillantarlo, dando como resultado un fondo sin apenas relieve. Este método se empezó a utilizar en el siglo XVII, llegando a su esplendor con ShibataZeshin en el siglo XIX.

El espolvoreamiento de oro también es usado en la técnica nashiji-e, que consiste en salpicar el fondo con finos polvos, normalmente de oro o de plata, dejándose ver el fondo negro.

Escritorio de 1630-1650. Técnicas: hiramaki-e, takamaki-e, nashiji-e, raden, tsukegaki, urushi-e.

Escritorio de 1630-1650. Técnicas: hiramaki-e, takamaki-e, nashiji-e, raden, tsukegaki, urushi-e.

  • Laca pintada:

La laca pintada se subdivide en tres grupos, teniendo todos ellos en común que la decoración se realiza mediante un pincel, aplicándose la laca directamente sobre el objeto. El grupo más destacado es el de la laca urushi-e, que consiste en realizar un dibujo, con un pincel fino, y rellenarlo de un color diferente al del fondo, es decir, mezclando la laca con algún pigmento.

El segundo grupo corresponde al de la laca a la cola; consiste en dibujar, con varios pinceles de diferente grosor, motivos decorativos con una solución de cola mezclada con polvo de oro y de plata (kingin-e) o con algún pigmento (sai-e).

Por último, estaría el grupo de la laca al óleo. Dentro de este grupo, se halla, por un lado, la técnica mitsuda-e, que consiste en mezclar aceite vegetal, óxido de plomo y colorantes; y por otro lado, el yoshoku-e, igual que el anterior, pero queno usa óxido de plomo, sino que tan sólo mezcla el aceite con los diferentes pigmentos. Ésta última técnica fue abandonada en favor de la primera debido a la poca resistencia que daba al objeto.

Tiger Jâtaka, detalle del Santuario de Tamamushi, templo Hôryû -ji de Nara, Período Asuka (siglos VI-VII). Laca en capas y mitsuda-e. Es un episodio del Sutra de la Luz Dorada en el que un  bodhisattva se quita sus prendas superiores, colgándolas de un árbol, y se arroja desde un acantilado para alimentar a una tigresa y a sus cachorros hambrientos.

Tiger Jâtaka, detalle del Santuario de Tamamushi, templo Hôryû -ji de Nara, Período Asuka (siglos VI-VII). Laca en capas y mitsuda-e. Es un episodio del Sutra de la Luz Dorada en el que un  bodhisattva se quita sus prendas superiores, colgándolas de un árbol, y se arroja desde un acantilado para alimentar a una tigresa y a sus cachorros hambrientos.

  • Laca seca o kanshitsu:

La laca seca fue una técnica practicada en China desde el siglo III a.C., jiaqi, llegando a Japón en el siglo VII. Fue muy empleada para hacer estatuas: primero se realizaba una estructura de madera, se revestía de arcilla y se moldeaba con la forma deseada; luego se le aplicaban estratos de tela que habían sido mojados en laca. De este modo, al secarse la escultura, se le retiraba la arcilla del interior, quedando una figura hueca. Más tarde, se le añadían las extremidades, realizadas de madera, y se revestía a toda la estatua con un compuesto de serrín, cánapa, arcilla, incienso y laca.

Jikokuten del Período Nara (646-794) realizado con kanshitsu. Se trata de uno de los Cuatro Guerreros Celestiales del budismo.

Jikokuten del Período Nara (646-794) realizado con kanshitsu. Se trata de uno de los Cuatro Guerreros Celestiales del budismo.

  • Laca shunkei:

La laca shunkei consiste en aplicar laca clara o transparente para así poder ver los rasgos del soporte (de la materia), siendo algo muy habitual en las obras de madera.

Panel de madera de principios del siglo XVIII. Técnicas: kamakura-bori, raden, shunkei.

Panel de madera de principios del siglo XVIII. Técnicas: kamakura-bori, raden, shunkei.

De todas estas técnicas, fue el maki-e, y sus variantes, la que más destacó dentro de la laca japonesa, siendo actualmente un símbolo de identidad de la cultura nipona. Fue tal su belleza que en el período en el que estuvieron los europeos en Japón (1543-1641), conocido como período namban, el maki-e fue de lo más exportado a Occidente, e incluso tras la expulsión de los europeos, excepto de los holandeses, se siguió exportando laca a toda Europa, principalmente a España, Reino Unido y Holanda.[7]

En este artículo se ha podido comprobar como el trabajo del lacador no es sencillo, sino que existen un número muy amplio de técnicas y de estilos. Éste tan solo ha sido el principio de una serie acerca del urushi; en próximas entregas se hará un repaso sobre la evolución histórica de la laca japonesa, desde sus comienzos en el Período Jômon hasta su supervivencia en el mundo contemporáneo.

Para saber más:

  • Failla, Donatella.Lacche giapponesi nel Museo Chiossone. Génova, Regione Liguria, 1993.
  • Kawamura, Yayoi. “Laca japonesa en la época Namban: Sevilla abierta a Oriente a través del mar”, Boletín de Bellas Artes, vol. XXXIX. Sevilla, Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, 2011.
  • Munstenberg, Hugo.Dictionary of Chinese and Japanese art. Nueva York, Hacker Art Books, 1981.
  • Sierra de la Calle, Blas, “Las lacas”, Sierra de la Calle, Blas, Japón. Arte Edo y Meiji. Valladolid, Museo Oriental, Real Colegio PP. Agustinos, 2002.

Notas:

[1] El máximo de capas empleado suele ser veinte.

[2] Este tipo de incisiones derivan de la técnica china qiangjin.

[3] Es originaria de Birmania y Siam, llegando a Japón en el Período Muromachi.

[4] Llegó a Japón en el Período Nara (649-794).

[5] Kawamura, Yayoi. “Laca japonesa en la época Namban: Sevilla abierta a Oriente a través del mar”, en Boletín de Bellas Artes, vol. XXXIX, Sevilla, Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, 2011, p. 78.

[6] Cuando el oro espolvoreado está junto, habiendo una cantidad que tapa el fondo, se denomina ikakeji, y cuando éste está muy disperso, cubriendo poca parte del fondo, se llama usumaki.

[7] Para saber más acerca del período namban, se recomienda consultar el artículo Asia y Europa, dos continentes conectados mediante el comercio de obras artísticas. Laca japonesa y su atracción en Occidente.

avatar Daniel Rodríguez (26 Posts)

Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo y con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca. Ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones Laudeo, la Universidad de Salamanca y Satori Ediciones.


Deja un comentario