Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 29 May 2018, and is filled under Crítica, Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , ,

“La pequeña forastera”, una fábula moderna

La editorial ECC Ediciones sigue perfilando su línea manga con una serie de títulos que buscan diferenciarse y configurar su personalidad. Después de consolidarse con el seinen de terror, de la mano de autores como Suehiro Maruo, Shintaro Kago o, muy especialmente, Junji Ito (una de las joyas de la corona de ECC), en los últimos tiempos la editorial busca nuevos referentes que les aproximen a otros públicos dentro de la amplitud de perfiles de lectores de manga. Para ello, ha realizado una serie de apuestas, en ocasiones acertadas, en otros casos más arriesgadas, pero en cualquier caso, un esfuerzo consciente por encontrar un hueco de mercado en el que consolidarse más allá del terror. En este sentido, quizás una de sus apuestas más fuertes de los últimos meses haya sido La pequeña forastera. Siúil a Rún, una obra del mangaka Nagabe.

La pequeña forastera nos presenta la interacción entre dos personajes que jamás deberían haberse encontrado: un monstruo del país exterior y una niña del país interior. El mundo en el que viven se rige por esta división, que aísla a los humanos del interior de los monstruos que habitan en el exterior, y que transmiten una maldición al tocar a los humanos. Por ello, la división se fundamenta en el miedo al otro, la ignorancia y los prejuicios que desdibujan al otro y lo convierten en el enemigo a través de sus diferencias.

Así pues, aunque los caminos de la pequeña Shiva y de la criatura, a la que ella llama Doctor, no deberían haberse cruzado. Sin embargo, lo han hecho, dando lugar a una relación llena de ternura en la que el Doctor, lejos de ser el monstruo temible que su aspecto amenazante (y la perspectiva de los humanos en la obra) podría sugerir, se comporta con gentileza, cuidando a Shiva con absoluta devoción. Conforme avanzan las páginas, poco a poco vamos comprobando que quizás el mundo en el que se ambienta la historia tal vez no se rija por los principios que se planteaban a priori.

A nivel narrativo, Nagabe tiene la capacidad de dosificar muy bien los tiempos, dando lugar a un ritmo lento, pausado, que evoca la narrativa de los dramas clásicos del cine nipón. Tanto las (escasas) escenas de acción como los misterios que se plantean, entre los que destaca la verdadera identidad de Shiva, se dosifican para generar una tensión creciente que, ayudada por la estética de la obra, hacen que el espacio seguro de ternura en el que conviven Shiva y el Doctor se vaya viendo envuelto por un ambiente cada vez más opresivo en el que la realidad trata de acabar con el pequeño mundo que ambos han montado en su cabaña.

En el apartado visual, el dibujo de Nagabe resulta absolutamente espectacular. Quizás donde resulte más evidente esta calidad es en el diseño de la pequeña Shiva, ya que con una gran economía de trazos logra construir un personaje que transmite dulzura, candidez e inocencia. También en el personaje del Doctor se pone en evidencia la maestría de Nagabe: aunque normalmente se muestra como una mancha negra, el juego con los trazos crea de manera muy sutil una textura que permite asimilar la imagen del monstruo con mayor detalle del que realmente se muestra.

Pese a lo que informa ECC Ediciones en su web oficial, en la cual limita la serie de La pequeña forastera a cuatro volúmenes, se trata de una serie abierta en Japón, aunque su continuidad es lenta. Sin embargo, para este año 2018 está previsto que se publique un quinto volumen, que verá la luz en inglés el mes de septiembre. Así pues, nos queda esperar que ECC Ediciones anuncie si seguirá su publicación o si, por su parte, quedará como una serie limitada de cuatro tomos. En cualquier caso, todo apunta a la primera opción, si tenemos en cuenta que uno de los avisos más destacados de la editorial el pasado Salón del Cómic de Barcelona fue la visita de Nagabe como invitado especial para el Salón del Manga de 2018.

avatar Carolina Plou Anadón (271 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, prepara una tesis doctoral sobre fotografía japonesa. Autora del libro “Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón”.


Share

Deja una respuesta

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.