Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 27 Ene 2017, and is filled under Cine y TV.

Current post is tagged

, , , , , , , , ,

“Margarita with a Straw” (2014): Discapacidad y sexualidad en la India.

El cine puede servir, entre otros muchos propósitos, como herramienta de concienciación social o escape hedonista de la realidad que nos rodea. Aunque aparentemente opuestas, ambas ideas están presentes en la película que hoy os presentamos, Margarita with a Straw (2014),[1] la cual consigue abrir los ojos del espectador a una realidad muchas veces desconocida, al mismo tiempo que se torna en un vitalista e inspirador relato lleno de optimismo.

Imagen promocional de la película.

Imagen promocional de la película.

Esta fábula contemporánea sobre el amor y la aceptación personal, tuvo un fulgurante estreno al conseguir el premio a la Mejor película asiática en el Festival de Cine Internacional de Toronto, en 2014. Tras su paso por otros festivales como los de Estonia, Londres, Brisbane o Estambul, la cinta fue estrenada en su país de origen, la India, en abril de 2015. Dentro del circuito comercial, el filme tuvo una presencia escasa, siendo estrenada en pocos países, con notable retraso y de forma limitada. Así por ejemplo, llegó a algunas salas estadounidenses en mayo de 2016, mientras que en España ni siquiera consiguió estrenarse.

Tal vez este tratamiento de cine independiente –que para nada se aprecia en su impecable factura técnica- le haya aportado el definitivo toque de exclusividad que la cinta necesitaba para convertirse en todo un hito entre la crítica especializada, haciendo aún más trágico, si cabe, su desconocimiento por parte del público en general.

Fotograma de la película.

Fotograma de la película.

La película, escrita y dirigida por la cineasta india Shonali Bose, nos cuenta las vivencias de Laila Kapoor (Kalki Koechlin), una joven estudiante de Delhi que sufre parálisis cerebral, lo que afecta a su movilidad -pues debe desplazarse en silla de ruedas- y a su habla, pero en ningún caso limita su increíble capacidad intelectual, su buen humor o su innegable carisma. Laila vive con su madre Shubhangini (Revathy), su padre Baljit (Kuljeet Singh) y su hermano Monu (Malhar Khushu), que configuran un núcleo familiar lleno de amor y devoción. A estos inestimables apoyos, se unen sus compañeros de universidad, de entre los que destaca Dhruv (Hussain Dalal), quien también sufre parálisis cerebral.

Laila no entiende de limitaciones y se esfuerza por llevar una vida completamente normal, ayudada por su entorno, por lo que además de estudiar (con brillantes resultados) participa en una banda de rock junto a otros compañeros. A pesar de la enorme inclusión que se percibe a su alrededor, Laila deberá enfrentarse al desamor cuando Nima (Tenzing Dalha), el líder de la banda del que siempre ha estado enamorada, la rechace.

Laila y Nima en un fotograma del filme.

Laila y Nima en un fotograma del filme.

Su madre intentará entonces apoyarla todo lo posible, motivándola para que acepte la oferta de proseguir sus estudios en la Universidad de Nueva York. La estancia de Laila en la Gran Manzana consigue que abra los ojos a nuevas experiencias y conozca gentes de todo tipo y condición, como su guapo compañero de clase, Jared (William Moseley). Sin embargo, la conexión que acabará por desbaratar su mundo será Khanum (Sayani Gupta), una joven ciega de madre pakistaní y padre bangladesí, con la que iniciará una relación amorosa que le hará replantearse su propia concepción del amor, de la vida y de sí misma.

Laila, al fondo, contempla a Jared, en primer plano.

Laila, al fondo, contempla a Jared, en primer plano.

Laila y Khanum se conocen en las calles de Nueva York.

Laila y Khanum se conocen en las calles de Nueva York.

La película permite un análisis en profundidad puesto que trata temas de interés social que apenas están presentes en ninguna cinematografía, asiática o no. Por un lado, el aspecto más evidente es el de la discapacidad, que ha tenido una escasa visibilidad en el Séptimo Arte. En el cine clásico algunas cintas mostraban personajes discapacitados, pero como muestra de las devastadoras consecuencias de la guerra, tal es el caso por ejemplo de Los mejores años de nuestra vida (1946), de William Wyler. También es cierto que, en época más reciente, este tema ha vuelto a tomar relevancia debido al enorme éxito de la cinta francesa Intocable (2011), protagonizada por François Cluzet y Omar Sy.

Por su parte, el despertar sexual sí resulta un tópico sobreexplotado por la industria cinematográfica, que siempre encuentra en los ritos de paso a la edad adulta un caldo de cultivo extraordinario para sus ficciones. Sin embargo, es la combinación de ambas temáticas lo que resulta tan inédito como desconocido, y acaba convirtiéndose en un éxito rotundo por el tratamiento que se le otorga, combinando humanidad y humor a partes iguales.

Gran culpa de ello tiene la influencia de su creadora, Shonali Bose, que hasta ahora solo había dirigido la película Amu (2005), pero que en esta ocasión construye un complejo y emotivo drama que bebe de su propia experiencia personal. De esta forma, la historia está inspirada por el personaje real de Malini, prima de la autora, que sufre parálisis cerebral. Según describe la propia Shonali, cuando se aproximaba el cuarenta cumpleaños de su prima, decidió preguntarle que deseaba como regalo, a lo que ésta respondió que quería tener sexo. Esta anécdota insufló el aliento creativo de la directora, que decidió así contar el desconocido aspecto de la sexualidad y la discapacidad en homenaje a su propia familia.

Sin embargo, las múltiples capas y pequeñas historias que componen Margarita with a Straw, hacen posible diferentes lecturas, todas ellas muy interesantes. Así pues, tal vez la más evidente sea la de dignificar y dar visibilidad a los discapacitados, narrando con verismo casi documental escenas de una intimidad sobrecogedora. Para aportar realismo a esta ficción resulta clave el papel de la actriz principal, Kalki Koechlin (a la que vimos en un rol secundario en la hilarante Zindagi Na Milegi Dobara, 2011) y que da una lección interpretativa en su fiel retrato de Laila.

Video sobre la creación del personaje de Laila.

Una lectura desde los estudios de género resulta inevitable, pues muchos son los aspectos que hablan de la feminidad, la liberación de la mujer y su rol en la sociedad actual. Apreciamos por lo chocante y poco habitual el tema del lesbianismo y la sexualidad en una sociedad tan tradicional como la india, aunque no deja de ser emblemático que el descubrimiento, tanto de los goces carnales como de las posibilidades románticas del ser humano, surja en la cosmopolita y rabiosamente liberal Manhattan, y no en las calles de Delhi.

Mucho más tradicional, aunque no por ello menos relevante, resulta el papel de la madre de Laila, una auténtica madre coraje, emblema del matriarcado, que supone el ancla de su hogar y que ama incondicionalmente a sus hijos, hasta sus últimas consecuencias. La lucha porque su hija goce de la mejor educación posible contrasta con las primeras reticencias hacia las elecciones vitales de Laila, que resultan entendibles para el espectador por el contexto en el que tiene lugar la acción.

Shubhangini y Laila.

Shubhangini y Laila.

A pesar de todo lo comentado, el tema principal de la película escapa a un análisis concreto sobre los muy diversos (e interesantes) aspectos que trata el filme, ya que la verdadera clave de la historia –su moraleja, si quiere decirse- es el amor, en todas sus formas, ya sea este maternal o sexual, lésbico o meramente platónico, pero sobre todo la aceptación del propio yo. Laila recorrerá medio mundo para volver al punto de origen, pero por el camino aprenderá la valiosa lección que supone el aceptar las propias limitaciones y también sus enormes cualidades, y abrazar la oportunidad de quererse a sí misma, aunque sea disfrutando a solas de un margarita… con pajita.

https://www.youtube.com/watch?v=JDh7n6bte-c

Tráiler de la película.

 

Para saber más:

Notas:

[1] Margarita, with a Straw (2014). País: India. Director: Shonali Bose. Guión: Shonali Bose, Atika Chohan. Música: Mikey McCleary. Fotografía: Anne Misawa. Reparto: Kalki Koechlin, Revathy, William Moseley, Hussain Dalal, Sayani Gupta, Helen Abell, Doug Plaut, Marco Torriani. Productora: Ishan Talkies / Viacom18 Motion Picturesn / Jakhotia Group. Idiomas: hindi, inglés.

avatar Laura Martínez (84 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, actualmente cursa el Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, especializándose en Cine.


Share

Deja un comentario