Revista Ecos de Asia

“Moon lovers: scarlet heart ryeo”. El período Goryeo visto desde este dorama coreano

Como de costumbre, las series de Corea no suelen dejar indiferente a nadie; en este caso, habría que destacar un dorama que se emitió en televisión entre agosto y noviembre del 2016 y que retrata los primeros años de la dinastía Goryeo, o Koryo. Se trata de Moon lovers: scarlet heart ryeo, protagonizado por el actor, modelo y cantante Lee Joon Gi y la también cantante y actriz Lee Ji Eun, mejor conocida como IU.

Lee Ji Eun y Lee Joon Gi.

Lee Ji Eun y Lee Joon Gi.

El dorama comienza mostrando a una chica llamada Go Ha Jin (Lee Ji Eun), quien viaja atrás en el tiempo tras sumergirse en el agua para salvar a un niño. Es así como llega a la época Goryeo, apareciendo en unas termas donde se estaban bañando algunos de los príncipes de la dinastía. En esta otra época, ella se convierte en Hae Soo, la prima de la señora Hae (Park Shi Eun), esposa del octavo príncipe, Wang Wook (Kang Ha Neul), quien se acabará enamorando de la protagonista.

El otro personaje principal de la serie es el cuarto príncipe, Wang So (Lee Joon Gi), quien es conocido como “el lobo” debido a que circula un rumor de que se crio con una manada de ellos. Fue alejado de la familia real al poco de nacer, por lo que es una persona fría y distante con sus hermanos. Finalmente, también se acabará enamorando de Hae Soo, algo que pone en problemas a la joven protagonista, pues no sabe cuáles son sus sentimientos.

Imagen de las relaciones entre algunos de los principales personajes del dorama.

Imagen de las relaciones entre algunos de los principales personajes del dorama.

Así, el dorama avanza, mostrando los últimos años del reinado del monarca Wang Kong, también conocido como Wang Geon o, simplemente, Taejo (918-943), interpretado magistralmente por Jo Min Ki; los problemas sucesorios de los diferentes príncipes (se dice que, históricamente, eran unos veinticinco, pues el rey Taejo tuvo que casarse varias veces, veintinueve, para mantener el país unido), las peleas entre las dos reinas, Joo (Park Ji Young) y Hwangbo (Jung Kyung Soon), y la real dama de la corte, o real concubina, Oh Sang Goong (Woo Hee Jin), y la relación de Hae Soo con todos los personajes de la época, convirtiéndose en un elemento clave para el desarrollo de la historia.

Esta breve sinopsis da a entender que se trata de una serie histórica, pero al principio de cada capítulo ya advierten que sus creadores se han tomado alguna licencia creativa (como podrían ser los avanzados conocimientos que Hae Soo aporta a la época acerca de maquillaje, jabones y otros utensilios para el cuidado). Entre estas licencias, cabría destacar el hecho de que Hae Soo cree que, según lo que le dijo su profesor de Historia, el sucesor del rey Taejo sería el rey Gwangjong, cuando históricamente hubo dos reyes más entre ellos, Hyejong y Jeongjong; casualmente, en el dorama aparecerán los cuatro, por lo que, o bien ella suspendió Historia en el instituto o los guionistas de la serie hacen creer al espectador que la existencia de esos dos reyes antes de Gwangjong fue gracias a la participación de Hae Soo en la trama de Goryeo, cambiando así la Historia. El mayor problema que tiene la protagonista es que los reyes coreanos se cambian el nombre al llegar al trono, por lo que ella no sabe quién será el misterioso Gwangjong.

Además, según ella, el rey Gwangjong fue un sádico tirano que asesinó a todos sus familiares y gobernó mal el país. Si se mira el papel que jugó dicho rey en la verdadera Historia de Corea, se puede observar que este juicio resulta demasiado simplista. El rey Gwangjong (925-975) alejó a los clanes más poderosos de la corte para que no pudiesen manipularlo e impulsó los contactos con China al instaurar a nobles y funcionarios de origen chino en su propia corte. Al mismo tiempo, promovió la emancipación de los esclavos,[1] algo que hizo legalmente con la publicación de una ley en el año 958 y también instauró un examen para el acceso a la corte, teniendo que superarlo para poder llegar a ser funcionario en la corte de Goryo, algo que también existía en China. De este modo, entabló buenas relaciones con su país vecino, alejó del poder a los clanes más poderosos, liberó a los esclavos e impuso un sistema para acceder a la corte que provocó la mayor concentración de poder en el monarca y, por tanto, redujo la influencia de los nobles de la época.

Estas reformas provocaron un gran descontento entre las familias más poderosas de la época, quienes quisieron rebelarse contra él; pero antes de poder hacerlo, el rey los mandó asesinar, por lo que no hubo revuelta alguna bajo su mandato. Entre aquellos nobles asesinados se encontraban sus sobrinos Heunghwagoong y Gyeongchunwon. Además, encarceló a todos aquellos que pretendían o intentaban sublevarse contra él, una medida que lo hizo muy impopular. Por estas razones, el reinado de Gwangjong resulta controvertido a ojos de la Historia, ya que es cierto que estabilizó el gobierno de la época Goryeo e incentivó la economía del país, pero sus crueles medidas contra los disconformes con sus ideas le otorgan una despiadada reputación.

Imagen promocional del dorama.

Imagen promocional del dorama.

De todos modos, es posible que, en la Historia de Corea que se puede ver en el dorama, originalmente solo hubiera dos reyes, Taejo y Gwangjong, siendo el segundo un tirano que no aportó nada bueno al país. De este modo, los creadores de la serie han hecho que gracias a la intervención de Hae Soo en la historia, hubo dos reyes más antes de Gwangjong y que, también gracias a ella, éste no fue el tirano que ella había estudiado en el instituto. Claramente, todo esto es una especulación, pues no se sabe cuáles eran las ideas originales de los creadores, guionistas y productores de la serie.

Dejando a un lado la trama histórica, se trata de un dorama en el está bien reflejado como era la época Goryeo. Tanto la arquitectura, los diferentes palacios, pueblos y monasterios que se muestran en la serie, como la vestimenta son una gran muestra de lo que fue dicha época. Puede que lo más llamativo sea la manera en que Hae Soo elabora maquillajes, medicinas y jabones con productos de la época, dejando bastante impresionados a todos los demás personajes.

Ahora bien, no deja de ser un drama romántico, donde al principio hay un triángulo amoroso que, según avanza la serie, se acaba resolviendo en un complicado romance; aunque, por supuesto, también presenta un toque de comicidad muy típico de todos los dorama coreanos. Por ejemplo, es bastante cómico cuando la protagonista emplea palabras en coreano moderno o en inglés que no son conocidas por ningún personaje, ver como ella tiene que aprender a escribir en chino, ya que el silabario coreano aún no existía, o la relación que entablan todos los príncipes con ella.

Por estas razones, se trata de una serie muy recomendable para todos aquellos que quieran conocer algo más acerca de la tradición coreana pues, aunque realmente no es una serie histórica, puede ser una gran ayuda para visualizar mejor este período coreano.

Notas:

[1] Se cree que la razón por la que liberó a algunos esclavos, es decir, a aquellos que no descendían de esclavos, fue para revitalizar la economía coreana y, al mismo tiempo, fortalecer su gobierno. Al dar a aquellos sirvientes cuyo estatus original no era el de esclavo, provocó que éstos le apoyasen durante su gobierno; al mismo tiempo, cómo estos ya no eran esclavos, tenían que trabajar para poder vivir, lo que supuso un aumento en la recaudación de impuestos por parte del gobierno coreano, puesto que los esclavos no los tenían que pagar.

avatar Daniel Rodríguez (32 Posts)

Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo y con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca. Ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones Laudeo, la Universidad de Salamanca y Satori Ediciones.


Deja un comentario