Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 17 Ene 2017, and is filled under Crítica, Literatura.

Current post is tagged

, , , , , , , , ,

Puedo oír el sol: ¿es posible que el amor verdadero aparezca caído del cielo?

Parece ser que el año 2016 ha sido muy bueno para los amantes del género yaoi o boys’ love, ya que se han publicado muchas obras de esta temática en nuestro país, algo que no sucedía desde hacía mucho. Han sido, sobre todo, las editoriales de manga más jóvenes de España, Tomodomo y Milky Way, aquellas que se han lanzado en esta aventura, aunque no hay que dejar de lado a la conocida como la reina del shôjo, Ivrea, quien también se afianza como una gran fan de este género.Puedo oír el sol 1

En este caso, Puedo oír el sol es uno de los primeros manga de esta temática publicados por la editorial ovetense Milky Way, ya que tan sólo había publicado otro manga de este temática, En un rincón del cielo nocturno de Nojiko Hayakawa. Aun así, todos los amantes del BL le agradecerán y pedirán que siga por este camino.

Puedo oír el sol es un manga de dos tomos escritos por Yuki Fumino, una joven mangaka que comenzó su carrera profesional en el año 2013. A pesar de su poca experiencia, su estilo, delicado y poético, hacen que Yuki Fumino pueda tener una brillante carrera en el mundo del manga, y concretamente dentro del género BL.

Milky Way Ediciones ha traído una obra maravillosa en dos volúmenes, de 196 y 306 páginas cada uno, que ya se encuentran a la venta y que no deben faltar en ninguna colección que se precie. La traducción, las portadas, las páginas…, todos los aspectos de la obra han sido mimados hasta el más mínimo detalle, como todas las ediciones que esta editorial ha traído a España.Puedo oír el sol 2

No se trata de una simple historia de amor entre dos adolescentes, sino que representa los problemas que puede haber en una relación amorosa cuando uno de los dos integrantes de la misma tiene discapacidad auditiva. Así, más allá de una temática amorosa al uso, es una llamada a erradicar el maltrato que la sociedad lleva a cabo sobre los grupos minoritarios.

De este modo, el manga se convierte en un manifiesto para reivindicar la igualdad de todos los seres humanos. El hecho de ser diferente, algo muy castigado en Japón, no debe de verse como algo malo, sino que debe ser integrado en la sociedad hasta que, un día, no haya ningún tipo de discriminación por el mero hecho de ser diferente a los demás.

Así, la autora nos presenta una historia de amor entre dos universitarios, Taiichi y Kôhei, y analiza los problemas que puede suponer el mundo para una persona con problemas auditivos. Kôhei es un joven estudiante que siempre ha sido marginado por los demás debido a que padece una discapacidad auditiva, lo que ha provocado que sea una persona solitaria y desconfiada; pero todo eso cambia cuando, un día, aparece Taiichi, un joven optimista, decidido y empático que decide convertirse en el apuntador de Kôhei en la universidad a cambio de comida, pues Taiichi tiene serios problemas económicos. Así, comienza un relato que atrapa al lector en un sinfín de emociones producidas por la brillante mano de Yuki Fumino, siendo la siguiente cita una muestra de ello:

¿Sabes? Hace tiempo olvidé lo que era reír o enfadarse. No recordaba lo que era hacer algo por otra persona. Me olvidé de todo, incluso de respirar. Pero entonces conocí a Taiichi. Y con él empecé a recordar. Él pasa el día de un lado a otro con el estómago vacío. Es capaz de dar la cara e incluso pelear por la gente que le importa. Ya sé que es un desastre cogiendo apuntes. Pero cuando quise darme cuenta, ya estaba riendo con él. Desde que lo conocí he vuelto a ser feliz. Gracias a él, no poder oír, se ha convertido en una bendición. He maldecido mi sordera tantas veces, he huido de la realidad durante tanto tiempo, pero desde que Taiichi llegó como caído del cielo, he aprendido a convivir conmigo mismo. Si tuviera que volver a elegir, elegiría el mismo camino. Conocer a Taiichi, me ha devuelto la felicidad.[1]

Esta joven mangaka nos ilustra, de este modo, una historia de amor que nadie se arrepentirá de leer. Sentimientos como la soledad, felicidad, marginación o superación son los que esta brillante autora hará sentir a todo aquel que dediqué un poco de su tiempo a leer esta magnífica obra. La facilidad que Yuki Fumino tiene para narrar el alma de cada personaje, es lo que hará que, posiblemente, tenga una larga y fructífera carrera. Esperemos que, dentro de poco, Milky Way Ediciones nos vuelva a sorprender trayendo obras tan hermosas y emocionantes como esta.

Notas:

[1] Fumino, Yuki. Puedo oír el sol, vol. 2. Oviedo, Milky Way Ediciones, 2016, pp. 147-151.

avatar Daniel Rodríguez (23 Posts)

Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo y con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca. Ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones Laudeo, la Universidad de Salamanca y Satori Ediciones.


Deja un comentario