Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 15 Sep 2016, and is filled under Cine y TV.

Current post is tagged

, , , , ,

“Regreso a casa” (2014). Zhang Yimou vuelve a sus orígenes

El pasado mes de agosto, tras una larga espera, llegó por fin a las carteleras españolas Regreso a casa (2014),[1] película del afamado realizador chino Zhang Yimou. Basada en la novela de Yan Geling, The Criminal Lu Yanshi (2011), la cinta relata la historia de una familia de intelectuales de Shanghái que sufre las consecuencias de la Revolución Cultural china llevada a cabo por Mao Zedong.[2] La colaboración entre la escritora y el cineasta no resulta una novedad, puesto que Zhang Yimou ya llevó anteriormente a la pantalla una obra de esta autora con Las flores de la guerra (2011),[3] inspirada en 13 Flowers of Nanjing (2007) y ambientada en la guerra sinojaponesa.

Cartel promocional de la película.

Cartel promocional de la película.

En esta ocasión, Zhang Yimou retoma la estela de sus anteriores películas, en las que relata ciertos momentos de la historia de China a partir de melodramas intimistas de impecable realización técnica, centrándose en uno de los aspectos más controvertidos de la historia reciente de la República Popular China.

Su trayectoria como narrador, siempre crítico, de los males de su propia nación, se inició a finales de los años ochenta, con películas como Sorgo rojo (1987) o La linterna roja (1991), que ponían de manifiesto el ambiente cuasi medieval de la China rural, destacando el papel de la mujer en la sociedad patriarcal. Hasta tal punto resultaban críticas dichas producciones que incluso esta última estuvo prohibida en China, a la vez que era nominada a los Oscar para competir por el galardón a Mejor Película de Habla No Inglesa, lo que supuso el reconocimiento internacional de la cinematografía china. Este hecho supone una muestra más de la ambivalencia del gobierno de la República Popular, que por un lado promociona y por otro veta este tipo de películas.

Sobre el momento histórico que aquí nos ocupa, el de la Revolución Cultural (que el propio cineasta sufrió),[4] ya puso el foco en anteriores producciones como es el caso de ¡Vivir! (1994), que triunfó tanto en los Premios BAFTA como en el Festival de Cannes, lo que no impidió que fuera censurada por el gobierno chino.

Tras un giro radical hacia temáticas contemporáneas con Keep Cool (1997) y un más que prolongado tanteo con las superproducciones tan del gusto occidental, basadas en leyendas de la China ancestral (entre las que podemos destacar Hero, La casa de las dagas voladoras o La maldición de la flor dorada), Zhang Yimou parece que progresivamente vuelve a sus orígenes.

Regreso a casa nos muestra a Feng Wanyu (Gong Li) y su hija Dan Dan (Zhang Huiwen) que salen adelante en el opresivo y paranoico ambiente de la Revolución Cultural, mientras que el padre de familia, Lu Yanshi (Chen Daoming), se encuentra detenido en un campo de reeducación. El primer acto de la película se inicia hacia el año 1973, cuando Lu escapa de su cautiverio y ambas mujeres, que llevan diez años sin verlo, son presionadas para delatarlo y ayudar en su captura, por el bien del Partido. Feng, fiel a sus ideas, tratará de asistir a su marido, mientras que la adolescente Dan Dan, que apenas conoce a su padre, teme que esta intromisión afecte a sus planes de triunfar como bailarina, impidiéndole conseguir el papel principal en una obra de clara temática nacionalista. Tras un dramático y brevísimo encuentro en la estación, Lu será de nuevo atrapado y alejado de su familia.

Tres años después, con el final de la Revolución Cultural, los presos serán liberados y rehabilitados, lo que permite el regreso a casa de Lu. Sin embargo, lo que él supone un reencuentro feliz se tornará en desaliento cuando sea consciente de que su mujer sufre amnesia y no lo recuerda. Lu intentará por todos los medios que su esposa recupere la memoria, reconstruyendo el pasado, mostrándole fotografías antiguas, leyéndole las cartas que le escribió durante su cautiverio…, todo en vano, pues Feng seguirá acudiendo cada mes a la estación, esperando el ansiado regreso de un marido que, sin ella saberlo, ya está a su lado.

regreso-a-casa-2

A pesar de su comienzo lento y pausado, poco a poco esta historia de amor va calando y emocionando al espectador, hasta que entendemos el verdadero horror por el que han pasado los sufridos protagonistas, a través de retazos de sus ya olvidados recuerdos.

Así pues, esta segunda mitad del filme supone una metáfora sobre la memoria histórica hilada a través del drama familiar. En Regreso a casa la Revolución Cultural no está apenas presente sino que es casi un fantasma que se cierne sobre los protagonistas, apenas expresado, siempre temido. Vemos sus efectos, entendemos su importancia, pero no se nos muestra directamente, como sí ocurría por ejemplo en su otro filme antes comentado, ¡Vivir!. Precisamente ahora que se cumplen cincuenta años del inicio de la Revolución Cultural (1966-1976), parece que Zhang Yimou suaviza su crítica, quedando ésta deslavazada por un sencillo, aunque potente, melodrama sobre la pérdida de la memoria.

Sí que se aprecia la asfixiante proximidad de los oficiales del Partido, prestos a interrogar de forma arbitraria para capturar a cualquier disidente, y los ensayos de la joven Dan Dan nos acercan a El destacamento rojo de mujeres (色娘子), uno de los “ocho dramas modelo” aceptados por el régimen. Este ballet, producido por la Ópera de Pekín y del que se hizo una adaptación cinematográfica,[5] cuenta la historia de una muchacha de la isla de Hainan que, tras ser liberada por un destacamento compuesto únicamente por mujeres, militará en el Partido Comunista Chino e irá ascendiendo hasta conseguir alzarse con el mando del pelotón que la rescató. Cuando el presidente de los Estados Unidos Richard Nixon visitó China en 1972, asistió precisamente a una representación de este ballet.

regreso-a-casa-3

Esa amnesia real de la protagonista actúa, pues, como una metáfora de la verdadera amnesia global de un país que ha optado (como otros muchos) por olvidar para seguir adelante. ¿Hay horrores que es mejor olvidar?, ¿debemos olvidar el pasado para tener un futuro?, ¿es necesario el olvido para la curación de estas viejas heridas? Lo que Zhang Yimou plantea es que, en ocasiones, el olvido es la propia enfermedad, y es que medio siglo después de esta purga para eliminar opositores políticos que fue la Revolución Cultural, sigue siendo un trágico episodio que el Partido Comunista prefiere olvidar.

Zhang Yimou vuelve de esta forma a agitar conciencias, poniendo el dedo en la yaga con lo que, en apariencia, es un inocuo drama sobre el amor y la vejez. En esto ayuda que recupere a la que fuera su actriz fetiche, Gong Li, que nos deja un emotivo y desgarrador retrato de la constancia con su papel principal. Juntos, actriz y cineasta, elaboran una sencilla obra de elegante maestría técnica, capaz de emocionar al público a la vez que lo mueve hacia la profunda reflexión.

Gong Li como protagonista en distintos filmes de Zhang Yimou (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): La linterna roja (1991), ¡Vivir! (1994), La joya de Shanghái (1995), La maldición de la flor dorada (2006) y Regreso a casa (2014).

Gong Li como protagonista en distintos filmes de Zhang Yimou (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): La linterna roja (1991), ¡Vivir! (1994), La joya de Shanghái (1995), La maldición de la flor dorada (2006) y Regreso a casa (2014).

Para saber más:

  • Ficha de la película en Filmaffinity y en IMDb.

  • MacFarquhar, Roderick; Schoenhals, Michael. La revolución cultural china, Barcelona, Editorial Crítica, 2009.

  • Phillips, Tom. “The Cultural Revolution: all you need to know about China’s political convulsion”, The Guardian, 11 de mayo de 2016. Disponible aquí.

  • Ramzy, Austin. “China’s Cultural Revolution, Explained”, The New York Times, 14 de mayo de 2016. Disponible aquí.

  • Vidal Liy, Macarena. “Revolución Cultural: La gran herida sin cerrar de China”, El País, 15 de mayo de 2016. Disponible aquí.


Notas:

[1] Regreso a casa / Gui lai / Coming Home (2014). País: China. Director: Zhang Yimou. Guión: Zhou Jingzhi. Música: Chen Qijang. Fotografía: Zhao Xiaoding. Reparto: Gong Li, Chen Daoming, Zhang Huiwen, Guo Tao, Yan Ni, Li Chun, Zhang Jiayi, Liu Peiqi, Ding Jiali, Xin Baiqing, Zu Feng, Chen Xiaoyi. Productora: Le Vision Pictures

[2] Sobre la figura de Mao Zedong, puede consultarse el correspondiente artículo en Ecos de Asia.

[3] Las flores de la guerra / Jin Ling Shi San Chai / The Flowers of War (2011). País: China. Director: Zhang Yimou. Guión: Liu Heng. Música: Qigang Chen. Fotografía: Xiaoding Zhao. Reparto: Christian Bale, Ni Ni, Xinyi Zhang, Shigeo Kobayashi, Atsurô Watabe, Dawei Tong, Tianyuan Huang, Paul Schneider, Bai Xue, Takashi Yamanaka, Shawn Dou, Kefan Cao, Hai-Bo Huang, Junichi Kajioka. Productora: Coproducción China-Hong Kong; Beijing New Picture Film Co. / EDKO Film / New Picture Company.

[4] Zhang Yimou, nacido en Xi’an en 1951, era hijo de un soldado revolucionario y durante la Revolución Cultural fue enviado a un campo de trabajo, donde fue empleado como operario textil durante diez años. Finalmente, ya con 28 años, pudo retomar sus estudios y graduarse en la Academia Cinematográfica de Pekín.

[5] El destacamento rojo de mujeres / Hong se niang zi jun (1961). País: China. Director: Jin Xie. Guión: Xin Liang. Música: Zhun Huang. Fotografía: Xilin Shen. Reparto: Qiang Chen, Niu Tie, Xin-Gang Wang, Mei Xiang, Xijuan Zhu. Productora: Tianma Film Studio.

avatar Laura Martínez (75 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, actualmente cursa el Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, especializándose en Cine.


Deja un comentario