Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 10 Ene 2017, and is filled under Crítica, Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , ,

Reseña manga: ¿Quién es el 11º pasajero?

Portada de la cuidada edición de Tomodomo.

Portada de la cuidada edición de Tomodomo.

La editorial Tomodomo ha publicado recientemente ¿Quién es el 11º pasajero?, un shôjo de ciencia ficción. Con este título, realizan una aportación de gran importancia al mercado editorial de manga en castellano, ya que editan por primera vez a Môto Hagio, una de los principales miembros del denominado Grupo del 24, formado por varias mujeres mangakas cuyas obras supusieron una auténtica revolución dentro del manga y, particularmente, del shôjo o manga para chicas.

Este Grupo del 24 (cuyo nombre proviene del año 24 del periodo Shôwa -1949-, fecha en torno a la cual nacieron sus principales representantes) comenzó a incorporar en las revistas de manga para chicas otro tipo de historias que se salían de los habituales romances. Con ellas, comenzaron a desarrollarse mangas para chicas con ambientaciones históricas (La Rosa de Versalles, de Riyoko Ikeda, sería otro de los ejemplos fundamentales), mangas de ciencia ficción, o los primeros pasos del shônen-ai (un género de historias de amor protagonizadas por dos chicos). Aunque su influencia ha pasado desapercibida (especialmente en los mercados extranjeros, como es el caso de España), la labor de estas autoras resultó fundamental para la configuración del manga tal y como lo comprendemos hoy en día.

Así pues, que Tomodomo haya dado el paso y haya traído a una de las autoras más importantes de esta corriente supone un auténtico acierto y una iniciativa loable, dentro de una tendencia que esperamos que continúe. No es solamente que hayan publicado a Môto Hagio, sino que además han escogido una de las historias de mayor personalidad, y la han presentado en una edición muy cuidada, que incluye ¿Quién es el 11º pasajero?, la continuación de la historia en Al horizonte del Este, eternamente el Oeste, siete episodios cortos de Space Street (pequeños cómics de humor, protagonizados por los personajes de la historia principal) y una pequeña biografía de la autora. Todo ello, aderezado por páginas a color y una introducción de Marc Bernabé, además del material adicional, en forma de postal y marcapáginas, detalle que suele ser marca de la casa.

Al hablar de la edición, debe destacarse muy positivamente el diseño de la sobrecubierta, una preciosa ilustración de los personajes con un patrón plateado, de gran sobriedad y elegancia. Pese a su cuidado aspecto y a su considerable extensión (trescientas veinticinco páginas), el volumen posee un precio muy económico, un aspecto que también debe tenerse en cuenta.

Respecto al contenido, ¿Quién es el 11º pasajero? deja con hambre de más, y es una suerte que en el mismo volumen vaya incluida la secuela. Suerte, pero también necesidad, puesto que la historia original tiene un desarrollo precipitado. Teniendo un planteamiento muy interesante en una ambientación muy original, parece como si Môto Hagio no estuviese segura de que la historia fuese a tener éxito, por presentar una historia de ciencia ficción clásica en una revista femenina. Al horizonte del Este…, por su parte, presenta una estructura narrativa con los tiempos mejor medidos y un ritmo más pausado, fruto del ejercicio de confianza propiciado por la primera parte.

Sin embargo, a pesar de este aspecto, resulta una obra de lo más interesante, y una lectura obligada para todo aquel que esté interesado en el manga más allá de los superventas de cada temporada. El argumento viene respaldado por un dibujo detallista, con rasgos propios del shôjo de los setenta (la estilización, las frondosas melenas y los ojos, de gran tamaño, pero de diseño cuidadamente naturalista), pero también con una frescura y una innovación que lo convierten en una obra muy actual, sin que las viñetas hayan envejecido apenas.

En definitiva, se trata de un título fundamental para toda biblioteca manga que se precie de serlo. Una obra característica de su tiempo, que introduce novedades que la convierten en atemporal, y a pesar de sus carencias, supone un manga al que merece la pena dar una oportunidad.

avatar Carolina Plou Anadón (143 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, preparando una tesis doctoral sobre fotografía japonesa.


Deja un comentario