Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 19 Oct 2022, and is filled under Crítica, Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , , , , , ,

“Rumspringa”, una sencilla y tierna historia Boys’ Love de la mano de Kaya Azuma

La pequeña joven editorial Fujur sigue apostando por el género BL. Tras éxitos como Tequila Sunrise, Como el perro y el gato o Mi querido policía, llega Rumspringa, una de las obras más célebres de la mangaka Kaya Azuma.

Portada del manga Rumspringa, de Kaya Azuma y Ediciones Fujur.

Serializada originalmente en la revista nipona Comic Chocolat, fue recogida en un único tomo autoconclusivo por la editorial Shinkousha en el año 2018, siendo este 2022 cuando Ediciones Fujur la ha publicado finalmente en castellano. El éxito japonés de Rumspringa ha provocado que tenga un spin-off titulado en japonés Shinai Naru Gene e, el cual se ambienta en el mismo universo.

Rumspringa, ambientada en los Estados Unidos de la década de 1980, nos cuenta la historia de Oswald y Theo, dos personas tan diferentes como únicas. El primero es un camarero frustrado que siempre ha soñado con ser bailarín; tras la muerte de su padre en la Guerra de Vietnam (1955-1975), tuvo que sobrevivir por su cuenta, aunque siempre persiguiendo su sueño de dedicarse al baile. Las negativas de los directores y músicos de Broadway, con los que incluso se acostaba para poder conseguir un papel, acabaron por hundir sus sueños. Ahora Oswald es un muchacho de veintisiete años, trabaja como camarero en el bar de un pueblo, se acuesta con clientes por dinero y mantiene una vida solitaria, pero aún mantiene la esperanza de llegar a bailar de manera profesional algún día.

Theo, por su parte, es un joven de 20 años perteneciente a los amish, grupo etnorreligioso protestante anabaptista conocido por su estilo de vida sencillo, tradicional y antitecnológico. Theo ahora mismo está en su rumspringa, periodo habitual en la adolescencia de los amish durante el cual pueden llevar a cabo actitudes y actividades rebeldes fuera de su sociedad; una vez terminada esta fase, que habitualmente se da en torno a los dieciséis años y tiene una duración de varios meses o incluso años, el joven deberá decidir si recibe el bautismo y pasa a formar parte de la comunidad como un adulto, o si, por el contrario, prefiere abandonar sus costumbres y pasar a formar parte del mundo exterior, lo que le acarrearía la total expulsión de su sociedad.

Ambos personajes se encuentran en el bar donde trabaja Oswald, iniciando su amistad con un malentendido que provoca que el camarero bese al inocente Theo. Este último decidirá pasar el tiempo de su rumspringa trabajando en el bar como camarero. Oswald le enseñará a Theo muchas cosas del “mundo moderno”, como la música o el cine, y poco a poco irán intimando hasta tener relaciones sexuales, algo que difícilmente sería aceptado por la comunidad amish. Así, ambos personajes conectan y mantienen una relación, la cual los llevará a plantearse su futuro y lo que quieren conseguir en la vida.

Imagen del manga Rumspringa, de Kaya Azuma y Ediciones Fujur.

El argumento de la obra no es muy innovador, pues se trata de la coexistencia de dos culturas contrapuestas y un amor prohibido, dándose situaciones tan variopintas como el momento en el que Oswald va a pasar una temporada con la familia de Theo, viendo entonces las costumbres de los amish en contraposición con lo que se había visto previamente del mundo exterior de la década de 1980. De hecho, la división de la obra es bastante clara, pues mientras que durante la primera mitad el predominio es para lo moderno, la segunda mitad se centra más en el entorno y las costumbres de los amish.

Los protagonistas, por su parte, también están bastante estereotipados, pero eso no es algo que importe demasiado, pues ambos son personajes complejos, con un pasado, unos traumas y unas frustraciones que marcarán su porvenir a lo largo de la obra.

El resultado final es una historia entretenida e interesante. La historia no es novedosa, no es rompedora, pero está tan bien contada que se convierte en una delicia. A esto se suman unos personajes trabajados, pues además de Theo y Oswald, hay una gran cantidad de personajes secundarios de ambos mundos, los cuales ayudan al lector a comprender más el ambiente en el que transcurre la obra. Por lo tanto, el manga es simple y sencillo, pero bello y emocionante.

El dibujo, por su parte, es uno de los grandes puntos de la mangaka. Kaya Azuma realiza unas ilustraciones llenas de vida y emoción, con grandes detalles que dejarán anonadado al espectador. Tanto las escenas emotivas, como las graciosas o las sexuales (explícitas) están muy bien trabajadas y realizadas, haciendo que el dibujo sume a la hora de contar la historia que nos propone.

Imagen del manga Rumspringa, de Kaya Azuma y Ediciones Fujur.

Por último, la edición de Fujur es exquisita, como todas las anteriores. Se trata de un único tomo rústico autoconclusivo de tapa blanda con sobrecubierta a color. Un manga de doscientas veintiséis páginas en blanco y negro (la primera a color) que viene acompañado de dos marcapáginas y una postal, lo que ya demuestra el gran mimo que ha puesto la editorial en la realización de esta obra. Con todo esto, Rumspringa, de Kaya Azuma, es un manga exquisito que cumple su función y que gustará a todos los fans del género Boys’ Love.

Imagen de la sobrecubierta del manga Rumspringa, de Kaya Azuma y Ediciones Fujur.

avatar Daniel Rodríguez (206 Posts)

Profesor de Geografía e Historia. Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo, con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca y otro Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional en la Universidad de Oviedo. Ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones LAUDEO, la Universidad de Salamana, Satori Ediciones y la Academia Formación Sagan.


Share

Los comentarios están cerrados.