Revista Ecos de Asia

Sexo en Nueva Delhi: “Veere Di Wedding” (2018)

De todos es conocida la mítica serie de la HBO Sexo en Nueva York (1998-2004), que encumbró a Sara Jessica Parker como icono de la moda y la televisión. Los principales ingredientes que dieron fama a las correrías de Carrie Bradshaw eran tan simples como efectivos: un grupo de amigas hablando continuamente de hombres y sexo, empleando un lenguaje a veces soez, y rodeadas del lujo neoyorquino. La fórmula ha sido imitada en diversas ocasiones en cine y televisión, destacando Girls (2012-2017) en clave millennial o la versión afroamericana que supuso la película Girls Trip (2017), traducida al castellano como Plan de chicas. Ahora le ha llegado el turno de réplica a Bollywood, que ha intentado adaptar las líneas generales de estas “películas de chicas” a la idiosincrasia india en la película Veere Di Wedding (2018),[1] con un resultado cuestionable, como analizaremos más adelante.

Arriba: imagen de Sexo en Nueva York; abajo: fotograma de la película india Veere Di Wedding.

La película comienza mostrándonos a cuatro muchachas que celebran su graduación del instituto, expresando sus sueños y deseos de futuro, dejando entrever las diferencias de carácter existentes entre ellas. Tras un salto temporal de diez años, aquellas jovencitas son ahora mujeres que tratan de encontrar su destino y la realización personal en todos los ámbitos de la vida.

Kalindi (Kareena Kapoor) vive con su novio en Sidney, a donde se mudó tras la muerte de su madre; Avni (Sonam Kapoor) es una abogada de éxito especializada en divorcios que vive en Nueva Delhi junto a su madre, la cual la atosiga para que encuentre pareja; Meera (Shikha Talsania) vive en Estados Unidos con su marido y su hijo de dos años, pero no se habla con su familia, que nunca aceptó su matrimonio con un hombre blanco; y finalmente encontramos a Sakshi (Swara Bhaskar), una auténtica bala perdida, fumadora y bebedora empedernida, que ha regresado a casa de sus padres en Nueva Delhi al separarse de su marido, que vive en Londres.

Cartel promocional de la película.

Sin embargo, todas se reunirán de nuevo en a India cuando les llegue la noticia de la futura boda de Kalindi, y correrán a su lado para celebrar este gran momento juntas. La familia del novio convierte el enlace en un auténtico circo, exhibiendo su poder adquisitivo en cada uno de los rituales y ceremonias previos, y que son tradicionales en cualquier boda india. La ostentación llega a tal punto que la lista de invitados alcanza las mil personas y los vestidos son tan excesivos que superan lo hortera. La presión se va acumulando en torno a Kalindi, cuyas dudas sobre la institución del matrimonio se habían ido cimentando desde su juventud, por las continuas peleas entre sus progenitores y las posteriores segundas nupcias de su padre poco después de enviudar. Estas inseguridades unidas a la tensión impuesta por su excéntrica familia política, llevarán a la protagonista al límite pero, ¿será el miedo más fuerte que el amor? y, ¿podrá la amistad de estas mujeres superar sus diferencias personales?

Fotograma del filme.

La película pone el punto de mira en la adinerada sociedad de Nueva Delhi, mostrando sus excesos: vestidos de diseño y coches caros pueblan casi todas las escenas creando un ambiente de continua ostentación, sin ningún aspecto de crítica hacia esta realidad, tan diferente de la del resto de la sociedad india. Los personajes, como el propio filme, resultan atractivos sobre el papel, pero alarmantemente insustanciales en su fondo: el drama personal de cada una de las protagonistas apenas queda integrado en el conjunto ni es explorado en profundidad, dejándonos con la impresión de haber visto algunas historias inconexas, con la riqueza como telón de fondo.

Por otro lado, aquello que en los noventa supuso una revolución televisiva, encarnado por la descarada Samantha Jones de Sexo en Nueva York, que combinaba desinhibición y continuas palabras malsonantes, sigue resultando chocante en la India contemporánea, dominada por una imagen de la mujer radicalmente opuesta, como prescribe el patriarcado. Precisamente el lenguaje obsceno y las actitudes de las protagonistas de Veere Di Wedding tuvieron como consecuencia que estuviera prohibida su proyección en Pakistán y Kuwait, generando una enorme polémica.

Imagen promocional de la película.

A pesar de resultar altamente atractiva en su forma, la película carece de un guión convincente y, aunque trata algunos temas de interés sociológico, como el matrimonio tradicional, el orgasmo femenino o la homosexualidad, lo cierto es que adolece una falta de profundidad que le otorgue cierto peso dramático, resultando, al igual que sus protagonistas, tan ostentosa como insustancial.

Tráiler oficial de la película.

 

Para saber más:

 

Notas:

[1] Veere Di Wedding (2018). País: India. Dirección: Shashanka Ghosh. Guion: Nidhi Mehra, Mehul Suri. Música: Payal Dev, Dipanjan Guha. Fotografía: Sudhakar Reddy Yakkanti. Reparto: Kareena Kapoor, Sonam Kapoor, Swara Bhaskar, Shikha Talsania, Sumeet Vyas. Productora: Anil Kapoor Film Company / Anil Kapoor Productions / Balaji Telefilms / Saffron Broadcasters. Idioma: Hindi.

avatar Laura Martínez (119 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza y Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, especializada en Cine.


Share

Deja un comentario