Revista Ecos de Asia

“Tabi no sakana. Bocados de un viaje gourmet”: una inesperada travesía picaresca por el Japón del periodo Edo, de la mano de Quaterni

Quaterni es una de las editoriales españolas enfocadas en la cultura asiática, destacando especialmente por la variedad de títulos que se hallan en su catálogo. Esta, al igual que ocurre con el caso de Satori Ediciones, se encuentra especializada en el archipiélago nipón, encontrando entre sus publicaciones desde novelas contemporáneas hasta títulos tradicionales, así como obras de corte científico y filosófico, y un sinfín de variedades más. Dentro de sus licencias se hallan, como no podía ser de otro modo, mangas, siendo su última publicación la que hoy reseñamos en Ecos de Asia.

Portada de los dos tomos de Tabi no sakana. Bocados de un viaje gourmet, de Uonome Santa, Qusumi Masayuki y Quaterni Editorial.

Tabi no sakana. Bocados de un viaje gourmet es una obra compuesta de dos tomos, ambos ya a la venta, pues el primero salió en marzo y el segundo en octubre de este año 2020. Se trata de una serie creada por el escritor y guionista Qusumi Masayuki, de quien en español se encuentran publicadas El gourmet solitario y Paseos de un gourmet solitario, ambas con el dibujo de Jirô Taniguchi y licenciadas por Atisberri. En cuanto a las ilustraciones, estas han sido realizadas por el mangaka Uonome Santa con un estilo muy particular que hasta entonces desconocíamos en España, pues la obra de Quaterni es la primera en la que él participa que llega a nuestro país.

Qusumi Masayuki y Uonome Santa hacen una colaboración espectacular en Tabi no skana. Bocados de un viaje gourmet. Originalmente, la obra fue publicada en la revista Comic Birz de la editorial Gentosha, siendo en el año 2017 cuando la historieta se recopiló en formato manga.

Formando parte de los géneros histórico, seinen y slice of life, la obra nos sitúa en el período Edo (1603-1868), concretamente en 1794, momento en el que Shigeta Sadakatsu (1765-1831), un joven con un gran número de deudas, es encomendado a realizar un viaje por la carretera Tôkaidô, la cual unía Edo (actual Tokio) con la ciudad de Kioto por el sur de la isla Honshû, siendo, por tanto, una ruta principalmente costera. Dicha travesía es encomendada por Tsutaya Jûzaburô (1750-1797), jefe y fundador de la editorial Tsutaya, especializada en ukiyo-e, con el objetivo de realizar una guía de los lugares más destacados de la travesía, así como de las especialidades gastronómicas y de la calidad del sake.

Mapa de la ruta Tôkaidô.

Shigeta Sadakatsu, más tarde conocido como Jippensha Ikku, acepta la petición de su jefe a cambio de que todas sus deudas sean perdonadas. Pero dicho viaje no lo hará en solitario, como él hubiese querido, sino acompañado de un joven monje de nombre Hasshû, quien controlará al escritor, así como se encargará de llevar el dinero. Además, los dos tendrían la tarea de cobrar las deudas que algunos antiguos viajeros tienen con el señor de Suzunoya. Es así como ambos viajeros comienzan su travesía, parando en diferentes lugares a degustar las especialidades gastronómicas de cada zona. Un viaje lleno de diversión, toques de picaresca y, como no podía ser de otro modo, comida.

Escaneo de las páginas 5 y 6 de Tabi no sakana. Bocados de un viaje gourmet, de Uonome Santa, Qusumi Masayuki y Quaterni Editorial.

Esta obra enseña al lector la creación del kokkeibon (libro cómico ilustrado) titulado Tôkaidôchû Hizakurige, obra publicada entre 1802 y 1822 por Jippensha Ikku, en la que dos viajeros, Yajirobê y Kitahachi, van desde Edo hasta Kioto en su peregrinación al Gran Santuario de Ise; una guía por la carretera Tôkaidô en tono humorístico con gran protagonismo de la comida, el sake y la belleza femenina. De este modo, se podría decir que Tabi no sakana. Bocados de un viaje gourmet pertenece al género de ficción histórica.

Ilustración de Utagawa Hiroshige de Tôkaidôchû Hizakurige.

Un guion muy divertido y acertado es complementado con un dibujo espectacular. El trabajo realizado por Uonome Santa es sencillamente sublime, mezclando el toque caricaturesco en la representación de los personajes, con cuerpos pequeños y cabezas inmensas, con un gran detallismo, tanto de los escenarios como de los elementos que aparecen representados, como la comida o los ropajes. Además, las portadas de cada capítulo de la obra están realizadas a modo de estampas japonesas, algo que también alude a la obra Tôkaidôchû Hizakurige, pues varios artistas nipones realizaron pinturas ukiyo-e, como fue el caso del famoso Utagawa Hiroshige (1797-1858).

En cuanto a la edición española, el manga ha sido traducido por Bárbara Pesquer, especialista en el doblaje al castellano y al catalán de obras literarias, cinematográficas y de animación. Quaterni, además de la historia principal, también ha incluido un glosario de términos japoneses, así como notas de traducción y una aclaración sobre el uso de medidas y distancias en la obra. Tabi no sakana. Bocados de un viaje gourmet, incluye, además, algunas páginas en las que se tratan varios de los platos que los protagonistas van degustando, así como otras que explican elementos y circunstancias sobre el viaje.

Con todo esto nos encontramos con una obra sensacional que nada tiene que ver con los mangas publicados por las editoriales comunes. Quaterni nos ha traído algo novedoso y diferente, una historieta cargada de humor que encandilará a cualquier tipo de lector, pues los diálogos de Qusumi Masayuki y las ilustraciones de Uonome Santa son maravillosos. Sin duda alguna, un gran acierto de la editorial española, de la cual esperamos que siga apostando por este tipo de obras y nos siga sorprendiendo con cada licencia.

avatar Daniel Rodríguez (172 Posts)

Profesor de Geografía e Historia. Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo, con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca y otro Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional en la Universidad de Oviedo. Ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones LAUDEO, la Universidad de Salamana, Satori Ediciones y la Academia Formación Sagan.


Share