Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 20 Mar 2018, and is filled under Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , , , , ,

Yasuke, el samurái africano

Yasuke, de orígenes desconocidos, es el primer samurái no japonés que se conoce. Según las fuentes históricas, se sabe que era un esclavo propiedad de los jesuitas, que llegó a Japón en 1581 acompañando a Alessandro Valignano (1539-1606), jefe de la orden jesuítica que en esa época estaba realizando una misión evangelizadora muy activa en tierras niponas. Está recogido que la llegada de un africano a la ciudad causó gran impresión entre el pueblo japonés, que lo recibió con extrañeza, insultos y miedo. Tal alboroto causó que el señor feudal que tenía la mayor parte de Japón bajo su dominio en esa época, Oda Nobunaga (1534-1582), fue en persona a ver la causa de la algarabía. Tras comprobar que el color de la piel del esclavo era natural, decidió tomarlo bajo su mando. En La Crónica de Nobunaga, el cronista Ôta Gyûichi dice de él: “Tenía negro todo el cuerpo, como un buey, parecía robusto y de buen carácter. Lo que es más, su formidable fuerza superaba la de diez hombres”.

Según el propio Gyûichi, los jesuitas regalaron Yasuke a Nobunaga para mostrar su buena voluntad. La teoría popular dice, sin embargo, que Nobunaga no empleó a Yasuke como esclavo, sino que lo hizo vasallo suyo. Esto se encuentra apoyado en parte por otra mención a Yasuke en las fuentes históricas cuando se habla de lo que ocurrió tras el Incidente de Honnôji, en el que Akechi Mitsuhide (1528-1582) asesinó a su maestro Nobunaga. Según se cuenta, Akechi le quitó la catana a Yasuke (si poseía tal objeto, difícilmente debía de ser un esclavo) y no lo mató por considerarlo un animal y no una persona, que además no sabía nada de Japón. También hay que recordar que, si bien existía la servidumbre en Japón, no existía la esclavitud, por lo que el papel de Yasuke en el ejército de Nobunaga, aunque poco claro, no era el de esclavo.

No se sabe qué hizo Yasuke tras la muerte de su señor. Las teorías populares dicen que volvió a su país, o que volvió junto a los jesuitas o incluso que se quedó en Japón sirviendo a algún otro daimyô.

Esclavos negros acompañando a un noble portugués en un biombo nanban (izquierda) y portada del cuento para niños Kurosuke (derecha).

La historia de Yasuke aparece desde en cuentos infantiles (el cuento japonés de los años setenta titulado Kurosuke) hasta en películas (a principios de 2017 se anunció que Hollywood iba a hacer una nueva adaptación al cine de su historia). Por su parte, en este artículo nos centraremos en las apariciones de este interesante personaje en mangas y videojuegos.

Apariciones en mangas

El primer manga en el que aparece Yasuke (y también el más conocido) es Afro Samurai,[1] de Okazaki Takashi, que sigue a Afro en su viaje para vengarse del asesino de su padre. Sin embargo, aparte del hecho de que el protagonista es un samurái de color, este manga no comparte ninguna otra relación con los hechos históricos.

El manga Hyôge Mono,[2] ganador del Premio a la Excelencia en el Festival Japonés de Artes Audiovisuales y del Gran Premio en los Premios Osamu Tezuka de 2010, sigue la historia de Furuta Sasuke, vasallo de Oda Nobunaga, un hombre obsesionado con la ceremonia del té hasta el punto de perder su alma. Yasuke, vestido con ropas de estilo portugués, aparece en este manga de personaje secundario, como vasallo de Nobunaga que le sirve hasta su muerte.

En 2009 empezó a publicarse el manga Nobunaga Concerto[3] (adaptado también a una serie de televisión y a una película). En este manga se sigue a Saburô, un chico de hoy día que se ve trasladado de repente al periodo Sengoku (1467/1477-1568/1600) y es obligado a suplantar a Nobunaga, con el que guarda gran parecido físico. Aunque en esta serie se respetan a grandes rasgos las características de los personajes históricos, Yasuke aquí aparece no sólo como fiel vasallo de Nobunaga, sino también como jugador de baseball profesional.

Yasuke (aunque nunca se le da ese nombre, está inspirado en él) en Afro Samurai (izquierda) con ropa occidental en Hyôge Mono (centro) y en Nobunaga Concerto (derecha).

De 2010 a 2012 se publicó el manga Sengoku Yatagarasu,[4] cuyo protagonista es Saiga Magoichi, un personaje histórico famoso por liderar uno de los pocos grupos armados de arcabuces del periodo Sengoku bajo la bandera del mítico yatagarasu.[5]

El ejemplo más reciente dedicado a este personaje es Kuro Bôzu,[6] un manga histórico de ciencia ficción que empezó a publicarse en 2016. En él se teoriza que el samurái Yasuke en realidad era un boxeador profesional que se vio trasladado al periodo Sengoku desde el futuro. Este es el único caso hasta la fecha donde Yasuke no es un personaje secundario, sino el protagonista.

Yasuke en Sengoku Yatagarasu (izquierda) y en la portada del primer volumen de Kuro Bôzu (derecha).

Apariciones en videojuegos

Yasuke no es un personaje fijo de los videojuegos ambientados en la época Sengoku, como pueden serlo Date Masamune o el propio Oda Nobunaga, pero sí tiene un modesto número de apariciones en videojuegos de muy distinta índole.

La empresa de videojuegos japonesa KOEI, caracterizada por prestar una gran atención a la fidelidad histórica de sus juegos, es de las pocas que incluye a Yasuke de manera habitual entre sus personajes. La primera vez que apareció en un videojuego de esta empresa es en la quinta entrega de una de sus sagas más antiguas (Nobunaga no Yabô), el simulador histórico Nobunaga no Yabô: Haôden,[7] en 1992, lo que también puede considerarse la primera aparición de Yasuke en el mundo de los videojuegos. No volvería a aparecer hasta su decimotercera entrega en 2013, Nobunaga’s Ambition: Sphere of Influence,[8] como personaje descargable, donde sus parámetros de valentía y lealtad son especialmente altos. También tiene una pequeña aparición en el juego social de red 100man-nin no Nobunaga no Yabô[9] en 2014.

Sin embargo, en ninguno de estos casos se profundiza en su historia. Los juegos Nobunaga no Yabô: Haôden y 100man-nin no Nobunaga no Yabô se centran más en la jugabilidad, por lo que no llega a desarrollarse la personalidad de ninguno de los personajes. Por su parte, aunque el videojuego Nobunaga’s Ambition: Sphere of Influence concede más importancia a la vida de sus personajes a través de los eventos históricos, al tratarse de un personaje descargable, Yasuke no aparece en ellos. Sí se cuenta más su historia en el videojuego Niô, también desarrollado por KOEI y estrenado en 2017. Este videojuego sigue a William, un soldado que en el año 1600 llega a Japón para rescatar a su guardián mágico. Yasuke aparece aquí como uno de los jefes finales de uno de los últimos niveles del juego. El villano de la historia, Edward Kelley, está intentando resucitar a Nobunaga para que siembre el caos en el mundo y Yasuke está colaborando con Kelley porque quiere volver a ver a su señor, al que tiene un gran aprecio. Es curioso que, aunque todos estos juegos han sido desarrollados por la misma empresa y la mente creativa detrás de ellos es la misma (Shibusawa Kô), el diseño de Yasuke cambia de un juego a otro. En Nobunaga no Yabô: Haôden lleva gola, un elemento característico de los samuráis cristianos, haciendo referencia seguramente a su origen como esclavo de los jesuitas. Esta referencia a los ibéricos se mantiene suavizada en su aparición en Nobunaga’s Ambition: Sphere of Influence, donde también lleva un elemento de clara inspiración occidental superpuesto al quimono; además, se le han añadido rastas. En 100man-nin no Nobunaga no Yabô también lleva quimono, pero el retrato del personaje no es de cuerpo entero, o sea que no pueden apreciarse más detalles. La aproximación más realista al personaje es la de Niô, donde va vestido con una armadura samurái (sin detalles occidentales) y lleva el pelo muy corto, aunque porta una enorme hacha en vez de la catana que se dice popularmente que manejaba.

Apariciones de Yasuke en videojuegos de KOEI: en Nobunaga no Yabô: Haôden (arriba izquierda), en 100man-nin no Nobunaga no Yabô (abajo izquierda), en Nobunaga’s Ambition: Sphere of Influence (centro) y en Niô con su espíritu guardián, el oso Atlas (derecha).

En el año 2001 tenemos el juego Vasara II,[10] donde se le da un aspecto mucho más moderno a Yasuke, representándolo como un guardaespaldas vestido de traje, con gafas de sol y anillos.

En 2010 se estrenó Sengoku Taisen,[11] un juego de cartas arcade.[12] En este caso, el diseño de Yasuke combina lo japonés con su patria, África: su ropa incluye estampados de leopardo, penachos con flecos en las piernas y en vez de cabalgar en un caballo lo hace en una cebra. En el mismo año se estrenó Sengoku IXA,[13] donde a Yasuke se le representa sin apenas atributos japoneses (a excepción de la catana), ya que los collares y pulseras de cuentas, así como el tocado, son claramente africanos.

En 2015 volvemos a encontrar una mezcla entre ambas culturas en el RPG para móviles Sentama,[14] donde Yasuke aparece vestido con una armadura samurái de la época Sengoku, pero decorado con detalles africanos, como pieles y cuentas de colores en el pelo.

Apariciones de Yasuke en videojuegos donde se combina Japón con África: Sengoku Taisen (izquierda), Sengoku IXA (centro) y Sentama (derecha).

En 2012 tenemos el videojuego de navegador llamado Onimusha: Soul.[15] Aquí se han hecho varios diseños distintos de Yasuke y, aunque en una de las versiones va vestido con una camiseta y pantalones de chándal modernos, en el resto de ellos el atuendo es japonés (le han añadido hasta un pequeño inrô) y maneja dos catanas.

En el videojuego gratuito para móviles de 2013 titulado Senran no Samurai Kingdom[16] también aparece Yasuke, vestido a la japonesa y con una pose que hace énfasis en su gran fuerza bruta, un atributo que, como se ha comentado, ya impresionó en su momento a los japoneses del siglo XVI.

No es hasta 2014, con Shiro Chronicle JOKER,[17] cuando vuelven a aparecer en el diseño de Yasuke las referencias a Occidente, ya que en este caso lleva gola.

Apariciones de Yasuke en Onimusha Soul (izquierda), Senran no Samurai Kingdom (centro) y  en Shiro Chronicle JOKER (derecha).

Yasuke también ha sido reinterpretado como mujer en alguna ocasión. Es el caso de Sengoku Asuka ZERO,[18] un RPG para móviles lanzado en 2015 ambientado en un periodo Sengoku donde todos los generales se representan como guapas mujeres. En la línea de este juego, Yasuke se representa aquí como una niña pequeña cuyas ropas apenas recuerdan ni a Japón ni a África.

Hay dos casos de videojuegos ambientados en la época Sengoku donde aparece un personaje llamado Yasuke, pero, que al no tener ningún elemento en común con el personaje histórico, resulta difícil discernir si se trata de una reinterpretación muy alejada de la realidad o es directamente otro personaje distinto con el que coincide el nombre por casualidad. Un caso se da en 1998, en el videojuego Sengoku Bishôjo Emaki: Sora wo Kiru!!,[19] donde aparece un personaje llamado Yasuke que es compañero de la ninja protagonista. Sin embargo, aunque el videojuego se desarrolla durante la época Sengoku, el Yasuke que aparece ahí no comparte ninguna característica con nuestro personaje histórico, ya que ni es samurái, ni sirve a Nobunaga (aunque éste aparece en el juego), ni es de raza negra. El otro caso es Sengoku Enbu,[20] donde aparece una chica vestida con un traje de bailarina de remota influencia india llamada Yasuke (nombre que sólo se emplea para varones), que tampoco comparte ningún atributo con el personaje histórico.

Interpretaciones improbables de Yasuke en Sengoku Asuka ZERO (izquierda), Sengoku Bishôjo Emaki: Sora wo Kiru!! (centro) y en Sengoku Enbu (derecha).

En este artículo se han repasado las apariciones de Yasuke en mangas y videojuegos japoneses. A pesar de que se le representa bastante en estos medios, pocas de estas historias han salido de Japón (de videojuegos, sólo algunos de los desarrollados por KOEI han llegado a Estados Unidos y a Europa), convirtiéndolo en alguien poco conocido en Occidente. La historia de Yasuke, una historia de comprensión entre dos personas de culturas muy distintas, sigue causando fascinación en Japón, como demuestran las muchas apariciones de esta figura en los medios audiovisuales japoneses.

Notas:

[1] Okazaki, Takashi, Afro Samurai. Revista Nô Nô Hau, 1999.

[2] Yamada, Yoshihiro, Hyôge Mono. Ed. Kôdansha, 2005.

[3] Ishii, Ayumi, Nobunaga Concerto. Ed. Shôgakukan, 2009.

[4] Kobayashi, Hirokazu, Sengoku Yatagarasu. Ed. Shôgakukan, 2010.

[5] Cuervo mítico de tres patas que vive en el Sol y que en el folklore japonés actúa como mensajero de los dioses (fue el guía al primer emperador mítico de Japón, Jinmu, en su viaje para conquistar el archipiélago).

[6] Tomizawa, Yoshihiko y Tami, Kuro Bôzu. Earth Star Entertainment, 2016.

[7] Shibusawa, Kô, Nobunaga no Yabô: Haôden. Desarrollado por KOEI, 1992.

[8] Shibusawa, Kô, Nobunaga no Yabô: Sôzô. Desarrollado por KOEI, 2013. Estrenado en Estados Unidos y en Europa en septiembre de 2015.

[9] Fujishige, Kazuhiro, 100man-nin no Nobunaga no Yabô. Desarrollado por DeNa y KOEI, 2014.

[10] Vasara II. Desarrollado por VISCO, 2001.

[11] Sengoku Taisen. Desarrollado por SEGA, 2010.

[12] Este género de juego es exclusivo de Japón, donde las máquinas de arcade siguen disfrutando de gran popularidad. Se conoce con las siglas de Trading Card Arcade Game (TCAG).

[13] Sengoku IXA. Desarrollado por Yahoo!JAPAN y Square Enix, 2010.

[14] Sentama. Desarrollado por DeNa, 2015.

[15] Onimusha: Soul. Desarrollado por Capcom, 2012.

[16] Senran no Samurai Kingdom (Samukin). Desarrollado por Maynet, 2013.

[17] Shiro Chronicle JOKER. Desarrollado por Bushiroad, 2014.

[18] Sengoku Asuka Rei (ZERO). Desarrollado por ORATTA, 2015.

[19] Sengoku Bishôjo Emaki: Sora wo Kiru!!. Desarrollado por TGL, 1998.

[20] Sengoku Enbu. Desarrollado por Sumzap, 2016.

avatar Claudia Bonillo (17 Posts)

Nació en Zaragoza el 29 de diciembre de 1993. En su época de instituto vio sus primeros mangas y animes, lo que la llevó a interesarse por Japón. Acabó la carrera de Ingeniería Informática en 2016 y actualmente estudia japonés en el Centro Universitario de Lenguas Modernas, además de cursar el post-grado de Estudios Japoneses en la Universidad de Zaragoza.


Share

Deja un comentario