Revista Ecos de Asia

Descubriendo Bali en la sala de exposiciones de la Biblioteca María Moliner

La isla de Bali suena a un destino paradisiaco, un espacio que nos evoca a largas playas solitarias de aguas azules y cristalinas. Pero además de esta idílica imagen promocionada por las agencias turísticas, ¿qué más conocemos sobre sus habitantes, su cultura, su historia, etc.?

Esta situación de general desconocimiento es lo que se ha propuesto solventar la investigadora Marisa Peiró, quien ha comisariado en la sala de exposiciones de la Biblioteca María Moliner la muestra titulada Descubriendo Bali. Arte y exotismo en la crónica hispánica, la cual puede visitarse libremente desde el 25 de septiembre hasta el 29 de noviembre.

Descubriendo Bali nos adentra, gracias a diversos fondos artísticos y bibliográficos, en la cultura de la isla de Bali, una de las muchas que componen la República de Indonesia. La propuesta de la comisaria, según ella expone, es descubrir la cultura balinesa como muchos otros se adentraron en ella antes que nosotros, es decir, gracias a los libros, las revistas, las películas o sus producciones artísticas y sus magníficos trabajos artesanales.

De esta manera, gracias a la gran cantidad de materiales recopilados, podemos conocer mejor algunas de sus manifestaciones culturales más destacadas, mostrando desde muestras de su gastronomía a manufacturas que nos muestran la riqueza artística de las producciones balinesas. Entre estas últimas, llama la atención las delicadas y ornamentadas telas y prendas de vestir que se usan en la actualidad en la isla, o las impresionantes piezas talladas de artesanía. Pero sin duda, lo que más destaca en esta exposición son los objetos que nos evocan el arte vivo de Bali, es decir, los atuendos para la danza, los instrumentos musicales como el gangsa pemadé, los títeres con los que se realizan el teatro de marionetas Wayang, un tipo de teatro de sombras enormemente valorado e idiosincrático de la cultura balinesa, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial por la Unesco en 2003.

Pero además de estas piezas y objetos que dan muestra del enorme patrimonio balinés, esta muestra tiene un atractivo adicional, ya que en ella se recogen diversas publicaciones, relatos y descripciones a través de las cuales los visitantes occidentales han dado a conocer sus impresiones y vivencias sobre Bali o han mostrado al resto del mundo la cultura, la lengua, el arte y la arquitectura, etc.

Esta segunda parte me parece especialmente interesante a la par que original, otorgando al hilo conductor de la muestra un matiz distinto al que acostumbramos al ver exposiciones de culturas ajenas a la nuestra, la cuales generalmente se centran en exponer diversos objetos y materiales. Gracias a estos libros podemos rastrear la visión de la cultura balinesa a lo largo del tiempo, desde la mención de la isla en los mapas del neerlandés Jan Janssonius en el siglo XVII a relatos más contemporáneos, con especial hincapié en las descripciones de los viajeros hispánicos como el artista mexicano Miguel Covarrubias, el poeta Gerardo Diego o el científico aragonés Julio Palacios.

Finalmente, la exposición se completa con diversos paneles de sala y explicaciones sobre variados aspectos de la isla de Bali como su historia, la gastronomía y la vida cotidiana de la isla, su religión o sus manifestaciones artísticas, de manera que se complementan a la perfección con las vitrinas repletas de objetos y producciones balineses y libros de viajes que nos adentran en una cultura fascinante y poco conocida.

Por último, destacar que esta es una exposición “viva”, la cual se complementa con diversas actividades dedicadas al público interesado en esta temática. Concretamente se ha organizado un interesante ciclo de conferencias a cargo de la comisaria Marisa Peiró (para más información sobre dicho ciclo pulse aquí).

En definitiva, esta exposición nos quiere decir que Bali es algo más que un destino turístico de moda, es una isla con cientos de años de historia, con una cultura propia muy interesante y unas producciones artísticas de primer nivel. Una historia y una cultura que han fascinado a diversos viajeros, eruditos y artistas a lo largo del tiempo, de la misma forma que sigue sorprendiendo a quienes visitan este rincón del mundo en la actualidad.

avatar Alejandro Sanz Guillén (11 Posts)

Graduado en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza. Actualmente estudia en la misma Universidad el Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte y un diploma de Especialización en Estudios Japoneses.


Share

Deja un comentario