Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 24 Dic 2015, and is filled under Música y escenarios.

Current post is tagged

, , , , , , ,

Acercándonos al folk metal mongol: entrevista a Tengger Cavalry

Tengger Cavalry es, probablemente, la banda mongola emergente más importante del momento. Con su particular mezcla de metal y música tradicional de Mongolia, han despertado en el público un mayor interés de lo esperado. El grupo es el proyecto más conocido de su líder, Nature Ganganbaigal. Nacido en China (aunque de origen mongol), reside actualmente en Nueva York, donde combina una carrera en solitario como compositor para películas y videojuegos, con la banda. [1]

Foto promocional con los actuales miembros del grupo (de izquierda a derecha): Alex Abayev, Robert McLaughlin, Nature Ganganbaigal y Yuri Liak.

Foto promocional con los actuales miembros del grupo (de izquierda a derecha): Alex Abayev, Robert McLaughlin, Nature Ganganbaigal y Yuri Liak.

El grupo toma su nombre de Tengri, dios del cielo y principal deidad de la antigua religión turca y mongola.[2] Su folk metal de las estepas, en plena concordancia con su épica nómada de tonos nostálgicos, les ha merecido una importante exposición mediática[3] a lo largo de su carrera:[4] ahora es nuestro turno. Hoy, en Ecos de Asia, tenemos la oportunidad de hablar con su líder y fundador, Nature Ganganbaigal, sobre música, tradición y cultura mongolas.

Ecos de Asia: Nos dirigimos a ti como consecuencia del éxito de Tengger Cavalry. Por ello, nuestra primera pregunta es ¿cómo definirías el trabajo del grupo?

Nature Ganganbaigal: Combinamos la música tradicional mongola con heavy metal y heavy, creando un nuevo género de folk rock/metal mongol.

EdA: Sabemos que usáis instrumentos tradicionales como el morin juur[5] y el igil,[6] además de algunas formas tradicionales de canto.[7] ¿Puedes explicar a nuestros lectores qué hay de tradicional y qué de occidental, qué es rock/metal, en vuestra música?

NG: Bueno, la manera de tocar es diferente. La música mongola tiene muchas escalas pentatónicas, mientras que la occidental tiene semitonos. También la armonía es diferente. La música oriental tiene más notas ornamentales al tocarla, y la occidental es más estandarizada.

EdA: No conocemos nada acerca del rock en Mongolia. ¿Qué deberíamos saber sobre la llegada del pop, rock, punk y metal occidental a este país? Sabemos que naciste y creciste en China, así que permítenos una pregunta: ¿existe algo así como un panorama internacional de música mongola?

NG: No lo creo. Los grupos de música mongola son algo bastante regional. Hay grupos mongoles modernos tanto de China como de Mongolia, y también de Rusia, pero nunca se convierte en un fenómeno internacional.[8] Por eso lo hacemos [nuestra música], para hacerlo internacional.

Foto del grupo en plena actuación.

Foto del grupo en plena actuación.

EdA: ¿Cuáles son tus principales referencias musicales? ¿Con qué trasfondo musical creciste y te formaste?

NG: Música de todo el mundo, música folk, música cinematográfica… Muchas cosas al margen del rock y el metal.

Imagen del líder de la banda, Nature Ganganbaigal, ataviado con vestimenta tradicional mongola y portando el morin juur.

Imagen del líder de la banda, Nature Ganganbaigal, ataviado con vestimenta tradicional mongola y portando el morin juur.

EdA: Por favor, háblanos ahora sobre tu carrera en solitario. Como hemos podido ver, tus composiciones han recibido muchos premios…

NG: Sí, soy compositor de bandas sonoras para películas y videojuegos. Mi trabajo ha recibido premios musicales a nivel mundial en los Estados Unidos y mi música para películas ha sido proyectada en múltiples festivales cinematográficos internacionales.

EdA: ¿Cómo ha evolucionado el proyecto desde sus principios?

NG: Es una larga historia. Empecé la banda como un proyecto en solitario y después, progresivamente, fui incorporando nuevos miembros a lo largo de los años. Ahora va bien.

EdA: En 2014 te trasladaste a Nueva York y recompusiste la banda con miembros nuevos. Hemos comprobado que dos de ellos tienen nombres rusos y en tu cuenta de Twitter dices que tu bajista, Abayeb, es “centroasiático”. ¿Tiene esto algo que ver con el bagaje cultural de vuestra música, o es pura coincidencia? ¿Qué puedes contarnos de los actuales miembros del grupo?

NG: Me mudé a Nueva York para proseguir mi carrera musical y encontré a todos los miembros en la zona de dicha ciudad. La cosa va muy bien. Somos gente muy internacional porque todos tenemos diferentes orígenes culturales pero, de algún modo, todos estamos conectados por la música que tocamos.

EdA: ¿Cuáles son los temas principales de vuestra música? Identificamos claramente las referencias al chamanismo y el tengrismo, junto al imaginario de los caballos, los lobos, los guerreros y las hordas pero, ¿qué puedes contar a nuestros lectores?

NG: Se trata de letras con una temática tradicional mongola. Sobre sobrevivir en las praderas, ser independiente y proteger a aquellos a los que amas y nunca rendirse. También sobre la conexión humana con la naturaleza.

Video musical del grupo Tengger Cavalry interpretando la canción War Horse.

EdA: Los oyentes occidentales pueden no estar familiarizados con la cultura mongola.[9] La primera idea que nos viene a la cabeza cuando pensamos en los mongoles sería, probablemente, la de fieras hordas de guerreros cabalgando por las estepas, guiados por un despiadado líder, al estilo de Gengis Khan, tal vez saqueando algún pueblo o durmiendo en yurtas. ¿Qué hay de cierto y qué de imaginario en esta suposición tópica? ¿Cómo explicarías las bases de la cultura mongola a esa audiencia?

NG: Los mongoles son nómadas que viajan a través de los prados en diferentes estaciones. Se preocupan por los seres vivos de las estepas y su modo de vida es muy natural y orientado hacia la protección de la naturaleza.

tengger1

Portadas de los Lp de Tenger Cavalry

Portadas de los Lp de Tenger Cavalry

EdA: En relación con lo anterior, ¿has encontrado una respuesta diferente de la crítica hacia tu trabajo en los medios chinos y en los internacionales? ¿Y qué hay de los propios medios mongoles y centroasiáticos?

NG: Sí, hay gente con una mente cerrada respecto al lugar del que vengo y se enfadan porque están confundidos por los múltiples significados culturales de nuestra música. No somos nacionalistas y algunos no lo entienden. Pero, en general, a la gente le encanta. También tenemos muchos fans en Mongolia.

EdA: ¿La gente que acude a vuestras actuaciones está familiarizada con la cultura y la historia mongolas? ¿Qué diferencias encuentras a este respecto entre chinos y occidentales? ¿Vuestros instrumentos, las melodías folk, vuestros cantos difónicos o incluso vuestras ropas, les sorprenden o asombran? ¿Es eso una ventaja o un inconveniente?

NG: La mayoría lo entiende. Sorprendentemente, muchos estadounidenses conocen la cultura muy bien, gracias a la serie de Marco Polo, y entienden que es un arte serio.

EdA: ¿Qué diferencias encuentras entre la recepción de vuestra música en China y en los Estados Unidos? ¿Piensas que vuestra música podría triunfar en Europa? Personalmente, vemos un interesante nicho de mercado entre los oyentes de black metal, pagan metal, viking metal o incluso dark folk. Ni vuestra forma de cantar ni vuestras principales temáticas parecen demasiado alejados de estos estilos… incluso la escritura túrquica antigua tiene un aspecto muy similar a las runas…

NG: Recibimos montones de mensajes desde Europa y el próximo año compartiremos cabeza de cartel en el festival francés de metal Ragnarock Festival, lo que será una buena oportunidad para conseguir una mayor repercusión.

EdA: ¿Cuáles son tus objetivos profesionales a corto plazo?

NG: Hacer más actuaciones y esperemos que iniciar una gira por Estados Unidos y Europa.

EdA: Desde la revista, os deseamos lo mejor. Gracias por tus amables palabras y tu buena disposición. Esperamos haber despertado en nuestros lectores, al menos, una pizca de la curiosidad y el asombro que nos habéis causado a nosotros.

NG: Gracias a vosotros por dedicar vuestro tiempo a hacernos estas preguntas.

Para saber más:

 


Notas:

[1] Tianran Zhang (nombre real) se trasladó en 2014 de Pekín a Nueva York para realizar un Máster en composición musical para cine y videojuegos. Además del grupo Tengger Cavalry, ha grabado, como solista, un álbum de música mongola New Age titulado To Where Tengger Leads Me (2014), que ganó la medalla de bronce en los premios Global Music. Ha compuesto bandas sonoras para videojuegos como Wormarium, Rising Suns y Asura: Rise of the Demon King y películas como A Map of My Heart, Rootless, Flying Steed y Araginee, proyectadas en importantes festivales independientes de Europa y Norteamérica.

[2] Tengri o Tengger es el dios del cielo y la principal deidad de los primitivos pueblos túrquicos (incluyendo a los xiongnu, hunos, protobúlgaros y xianbei). La religión de dichos pueblos recibe precisamente el nombre de tengrismo o tengrianismo, siendo sus principales divinidades el Padre Cielo y la Madre Tierra, y su práctica implica ciertos elementos de chamanismo, animismo, totemismo y el culto a los antepasados.  Considerado Tengri como el antiguo dios de los turcos, su culto fue la religión oficial de varios importantes estados (como el Kaganato Ávaro, el Kaganato Kökturk, el primer Imperio Búlgaro o la Primitiva Gran Bulgaria), y co-oficial en diversos mandatos mongoles y turco-mongoles. Por su dualidad – a pesar de ser una religión enoteísta-, en ocasiones fue interpretado como una forma de primitiva de cristianismo por algunos historiadores y cronistas europeos. Reprimido durante época zarista y soviética, en la actualidad, se practica en regiones como Mongolia y las Repúblicas rusas de Sajá, Tuvá y Buriatia, en combinación con elementos del budismo tibetano y del burjanismo; en Turquía se conservan algunas de sus tradiciones culturales.

[3] Entre los medios musicales que se han hecho eco del grupo, encontramos MTV, CNN, WeRock, Huffington Post, The Guardian, The Chicago Reader, Metal Hammer, Noisey, TeamRock, Sputnik Music, Metal Injection, Terrorizer.

[4] Hasta el momento han grabado dos demos (Tengger Cavalry, 2009 y Blood Sacrifice Shaman, 2010) y cuatro álbumes (Sunesu Cavalry, 2012, The Expedition, 2013, Ancient Call, 2014 y Blood Sacrifice Shaman, 2015): el último de ellos es una edición de su última demo.

[5] El morin juur (en mongol морин хуур) es un instrumento musical de cuerda frotada tradicional de Mongolia. Se compone de una caja de resonancia de madera, de forma trapezoidal, con dos cuerdas (fabricadas con hebras de nailon o pelo de cola de caballo) y una empuñadura que suele estar tallada con forma de cabeza de caballo (aspecto del cual recibe su nombre en varios idiomas). Se toca mediante un arco, sujetándose el instrumento entre las piernas. El morin juur está ligado a numerosos aspectos de la vida tradicional en Mongolia.

[6] El igil o ikili (en tuvano, игил) es un instrumento musical de cuerda frotada originario del pueblo tuvano (nativo de la República constituyente rusa de Tuvá, en el centro de Asia). Se compone de una caja de resonancia pequeña, cubierta de piel o madera, dos largas cuerdas, y un largo mástil coronado, como el morin juur, por una cabeza de un caballo tallada. Como este, también se toca mediante un arco y apoyado entre las piernas.

[7] Una forma tradicional de canto en Asia Central (en lugares como Mongolia, Tíbet, Tuvá, Usbekistán y Kazajstán) es el conocido como el Khoomii, canto difónico o gutural: una técnica vocal consistente en una reverberación sonora que produce dos o más sonidos simultáneos con una ligera variación.

[8] Entre estos grupos musicales podemos destacar las formaciones originarias de Mongolia, como Altan Urag, con su música folk rock, o Nisvanis, que tiende más hacia el grunge, mientras que Hanggai es una banda formada en China cuyo estilo punk rock tiende hacia la tradición mongola, incluyendo instrumentos de esta cultura.

[9] Aunque más adelante vuelve a hacer referencia a ella, el artista evitó responder una de nuestras curiosidades, en la le preguntábamos sobre qué había de cierto y de falso en los estereotipos mongoles más famosos de las últimas décadas. Así pues, comentábamos como los mongoles (históricos) no había tenido una tener representación muy limitada en la cultura audiovisual occidental y que, mientras que la generación de nuestros padres probablemente se formó con imágenes de pseudo-mongoles como el Genghis Khan de John Wayne, o una de las muchas versiones de Kublai Khan en el cine (siendo la más notable la interpretada por Anthony Quinn), la generación de los entrevistadores creció con otros personajes pseudo- mongoles, como el antagonista de la película de Disney, Mulan, o el Khal Drogo de George R. R. Martin. No obstante, producciones recientes como Mongol (2007) de Sergei Brodrov y la serie de Netflix, Marco Polo (2014), han utilizado, al menos,  actores “étnicos” para estos papeles (a pesar de que su protagonistas no sean mongoles) y parecen ofrecer una descripción más veraz de su  bagaje cultural e histórico. Sin duda, la representación de los mongoles en el cine merece sus propios artículos que tendremos a bien dedicar en un futuro.

avatar Staff ECOSdeAsia (31 Posts)


Deja un comentario