Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 22 Abr 2020, and is filled under Cine y TV, Crítica.

Current post is tagged

, , , , , , , , , ,

“Family Karma” (2020): Gandhi Shore viaja a Miami

El pasado ocho de marzo se estrenó en Bravo, el canal de televisión estadounidense, un nuevo reality show llamado Family Karma que merece nuestra atención por estar íntegramente protagonizado por diversas familias de origen indio. Este canal televisivo, del que han salido productos como la franquicia The Real Housewives o el programa original de Queer Eye (del que ya nos ocupamos en un artículo anterior), se caracteriza por ofrecer al espectador entretenimiento barato con altas dosis de drama y el caso que nos ocupa no es ninguna excepción. A pesar de ello, la inclusión de la cultura india en la parrilla americana merece, cuando menos, un análisis.

Imagen promocional del programa.

La premisa sobre la que se sustenta Family Karma es sencilla: un grupo de amigos de entre 27 y 44 años que vive en un barrio acomodado de Miami comparte sus experiencias ante las cámaras. Siguiendo un formato similar al de otros productos ya mencionados, los protagonistas añaden comentarios a posteriori a través de entrevistas personales, unas veces solos y otras con miembros de sus familias, en las cuales explican, analizan o justifican sus comportamientos o los del resto del grupo.

Lo verdaderamente interesante de este programa es que sus protagonistas son inmigrantes indios de segunda generación, por lo cual podemos apreciar cómo su etnicidad y su cultura, heredada de sus padres, impregna su realidad cotidiana. Así, por ejemplo, en los primeros episodios vemos cómo las familias se preparan para el Diwali, el festival de las luces hindú que
se celebra en otoño y simboliza la entrada al año nuevo. Este evento de enorme importancia en el calendario hindú es afrontado de forma diversa por Brian Benni, un joven y atractivo técnico de telecomunicaciones que ni siquiera recuerda lo que es el rangoli,[1] especialmente si lo comparamos con Monica Vaswani, profesora de bailes de Bollywood, vegetariana y que acude al templo cada semana.

Brian posando junto a sus padres.

Por supuesto, las tradiciones indias forman parte del programa pero no son su principal atractivo. Lo que de verdad nos engancha de este tipo de televisión es, sin duda, el drama, y de eso no falta en Family Karma. Los protagonistas, que rondan la treintena, están solteros y viven con sus padres, por lo que uno de los temas recurrentes es el del matrimonio. Muchas de estas familias son producto de enlaces concertados y esperan de sus hijos e hijas que, alcanzada cierta edad, se asienten definitivamente y les den nietos. La presión para algunos, como Anisha Ramakrishna, es intolerable. Esta empresaria del mundo de la moda de 34 años está decidida a centrarse en su carrera tras romper una relación de doce años con su novio, pero su entorno familiar y la comunidad india en general no lo ven con buenos ojos.

Anisha y su familia.

Incluso para aquellos que sí han encontrado al amor de su vida, como Vishal Parvani, no es fácil cumplir las expectativas familiares. Tras tres años de compromiso, Vishal deberá afrontar definitivamente a su aterradora suegra, quien lo considera muy inferior a su hija y parece no aceptarlo por completo, provocando una guerra abierta entre las dos familias que implicará de forma indirecta a todas sus amistades.

Y es que nadie se libra de los juicios de sus amigos y vecinos en este drama: el padre divorciado de Monica, la salida del armario de Amrit Kapai, la ostentación pretenciosa de la familia Patel o la vida amorosa de Bali Chainani, dos veces divorciada y madre. Cualquier detalle es susceptible de convertirse en carnaza para el cotilleo, especialmente a medida que la relación entre Monica y Brian parece estrecharse a la vez que la amistad entre Vishal y Anisha pende de un hilo…

Si optáis por adentraros en los dramas de Family Karma, con toda seguridad quedaréis atrapados por el embrujo de este producto de telebasura americano recubierto de una lustrosa pátina de orientalismo que lo hace si cabe más atractivo. Como ocurre con la alimentación, no os recomendamos que consumáis exclusivamente este tipo de programas pero, ocasionalmente, podemos permitirnos un pequeño placer culpable… sobre todo si es con
un toque de curry.

Imagen de Family Karma en la que vemos a los amigos posando para un selfie.

Para saber más:

  • Página web oficial de Family Karma en Bravo.

 

Notas:

[1] Rangoli es como se conoce a los diseños decorativos que se realizan en el suelo con arenas o harinas coloreadas y pétalos de flores durante distintos festivales hindúes.

avatar Laura Martínez (140 Posts)

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza y Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte de la misma, con especialización en Cine. Actualmente realiza estudios de Doctorado en la Universidad de La Rioja.


Share