Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 09 Ene 2018, and is filled under Crítica, Literatura.

Current post is tagged

, , , ,

Reseña: La poética de lo cotidiano. Escritos sobre cine, de Yasujiro Ozu (Gallo Nero, 2017)

La editorial Gallo Nero siempre ha mostrado un especial cariño hacia el País del Sol Naciente, que se ha materializado en diferentes títulos que salpican su catálogo, y entre ellos, la recuperación de títulos tan destacados del manga gekiga como El hombre sin talento, La mujer de al lado (ambos de Yoshiharu Tsuge) y La chica de los cigarrillos (de Masahiko Matsumoto). El pasado otoño incorporaron a su catálogo La poética de lo cotidiano. Escritos sobre cine, en el que se recopilan los textos de Yasujiro Ozu.

El texto cuenta con un prefacio escrito por el italiano Dario Tomasi, especialista en cine y autor de numerosas obras teóricas, entre las que se encuentran varios títulos dedicados a Yasujiro Ozu, así como a Kenji Mizoguchi, a Akira Kurosawa y al cine japonés y oriental en general. Tomasi ofrece, en pocas páginas, un retrato aproximado del cineasta nipón, así como algunos de sus estilemas.

Por otro lado, incluye también una introducción a cargo de Franco Picollo y Yagi Hiromi, donde contextualizan la preocupación académica por Yasujiro Ozu y la compilación del corpus que suponen los textos que se presentan en La poética de lo cotidiano. Sirven estas páginas como pinceladas para terminar de comprender la importancia real del director y su manera de valorar la escritura de textos sobre cine.

Pero lo verdaderamente importante de esta obra son los escritos de Ozu. Como se advierte en los textos previos, Ozu nunca fue un gran teórico del cine, sino que materializaba sus reflexiones a través de los ejercicios que realizaba en sus propias películas. Sin embargo, aunque sean estas las que hablan por sí solas, existen una serie de documentos que permiten completar la visión que el realizador japonés tenía de lo que es el cine y de lo que deben ser y aportar las películas.

Así pues, el contenido se distribuye en tres bloques: Conversaciones sobre mi oficio, Unas palabras sobre mis películas y Un arte rico en variedad. El primer bloque recoge ensayos publicados por Ozu en diferentes medios, en los que reflexiona sobre sí mismo como cineasta. Resulta especialmente interesante el primer texto, Un plato de arroz al curri, que fue publicado originalmente en 1950 y en el que, en apenas un par de páginas, Ozu explica cómo logró una oportunidad para dirigir una película, de una forma bastante atípica y completamente fortuita. La cercanía y sencillez con la que narra este hecho desprenden un aire humilde y un cierto sentido del humor que, en cierto modo, contribuyen a idealizar su figura.

El segundo bloque se centra en la producción cinematográfica de Ozu, y recoge varias entrevistas y conversaciones entre Ozu y diversos interlocutores, entre los que destaca Kozo Ueno. Además de las entrevistas, el bloque se completa con un artículo publicado originalmente en la revista Kinema Jumpo en 1952, en el que Ozu comenta título por título sus películas. Con una gran concisión, el realizador valora sus objetivos, sus pretensiones o aquellos aspectos destacados de la creación de cada película. Aunque el artículo original se publicó en 1952, el texto que se incluye en La poética de lo cotidiano es una versión actualizada por el propio Ozu, en la que habla de prácticamente toda su filmografía.

El tercer bloque recoge textos de Ozu centrados en el cine, en general. Aunque por supuesto ofrece su opinión sobre distintos temas, los textos (en su mayoría, artículos para prensa), Ozu reflexiona sobre el estado del cine en Japón en la postguerra, sobre el star system, sobre algunas figuras del panorama como Setsuko Hara o Hideko Takamine, e incluso sobre la propia revista Kinema Jumpo, para felicitar a la publicación por su cuarenta aniversario.

Todos los textos de Ozu destacan por su tono humilde y sencillo, aunque sin dejar de ser consciente de la importancia de su voz para realizar críticas (a veces, feroces) contra la evolución que estaba experimentando el cine en Japón durante las décadas centrales del siglo XX.

Con muy buen criterio, Gallo Nero ofrece una edición muy sencilla, con un cuidado y atractivo aspecto exterior y gran sobriedad en el interior, haciendo que sean los textos de Ozu los que acaparen por completo la atención del lector. Definitivamente, el testimonio del cineasta es una obra que no puede faltar en cualquier biblioteca, pero muy especialmente en la de ningún cinéfilo y amante del País del Sol Naciente.

avatar Carolina Plou Anadón (174 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, prepara una tesis doctoral sobre fotografía japonesa. Autora del libro “Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón”.


Share

Deja un comentario