Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 23 Mar 2018, and is filled under Arte.

Current post is tagged

, , , , , , , , ,

El mercado artístico en China (III). Galerías y casas de subastas

Una vez analizados el motor y combustible del mercado artístico chino actual, debemos centrarnos en los agentes que contribuyen al correcto funcionamiento de esta maquinaria económica.

Subasta en Christie’s Hong Kong.

Los agentes económicos principales sobre los cuales se sustenta cualquier mercado del arte en todo el mundo son generalmente dos: las galerías, como principal centro de venta del arte primario; y las casas de subastas, el eje del mercado secundario, junto con anticuarios y almonedas de los cuales no trataremos dada la escasa relevancia que estos negocios parecen tener actualmente en China. Trataremos ambos agentes conjuntamente ya que el resultado final que han tenido en el mercado chino es el mismo o similar.

En cuanto al mercado primario hemos visto que era inexistente según los testimonios de los primeros coleccionistas, quienes recuerdan cómo las primeras transacciones en el nonato mercado chino se hacían sin intermediarios, el  comprador se ponía en contacto directamente con los artistas, y estamos hablando de que esto sucedía a lo largo de la década de 1990.

El mercado primario era pues inexistente por distintos motivos: por un lado el control y la censura del gobierno chino no posibilitó nunca la difusión de un arte fuera de su control; por otro ni China ni ningún otro país en ese momento valoraba el arte contemporáneo chino, por lo que no tiene ningún sentido la sostenibilidad de un mercado en el que no existe una demanda. Uli Sigg responde a si tuvo problemas comprando obra fuera de China de la siguiente manera:

No tuve problemas porque China no se le da ningún valor al arte contemporáneo. … Solo ha habido algunas dificultades con las obras del Realismo Socialista. …. Tenían mucho miedo de exportarlas, no por razones políticas sino por la creciente presión para mantenerlas en China. Lo que me preocupa son las nuevas regulaciones de evaluación que examinan el trabajo por su contenido político, cada trabajo, exportado o importado.[1]

La historia de las galerías que asentaron este mercado es difícilmente rastreable, pero lo cierto es que hoy en día proliferan multitud de estos negocios a lo largo de las grandes ciudades chinas. Cabe suponer que estas galerías comenzarían a fundarse en ciudades como Hong Kong, por su cultura mucho más abierta que el resto de ciudades, o Shanghái, centro económico de China, en donde sabemos que se funda en 1998 Shanghái Yibo Gallery como una de las galerías artísticas más antiguas de la ciudad.[2]

Actualmente China se ha convertido en una de las mejores plazas del arte contemporáneo y afloran multitud de galerías de todas nacionalidades, como es el caso de la galería española Pantócrator, la cual tiene espacio expositivo en Shanghái desde 2011.[3]

En cuanto a las casas de subastas, algunos datos históricos nos pueden llamar a engaño. Las casas históricas de Christie’s y Sotheby’s parece que se establecen en China muy tempranamente.

En 1973 Sotheby’s se establece en Hong Kong, como la primera casa de subastas internacional en Asia,[4] aunque en ese momento Hong Kong no pertenecía a China sino al gobierno británico. Pero no es hasta 2012 cuando a partir de un acuerdo con la empresa china Beijing GeHua Art Company se funda Sotheby’s (Beijing) Auction Co., Ltd., según Sotheby’s la primera casa de subastas de Bellas Artes internacional en China, celebrando su primera subasta el 27 de septiembre de 2012.[5]

Por otro lado la historia de Christie’s con el gigante asiático también es algo engañosa. Christie’s funda su sede en Shanghái en 1994, alardeando también de antigüedad, en este caso por ser la primera casa de subastas internacional con oficina en Shanghái. Pero se convierten, según ellos, en ser la primera casa de subastas internacional con licencia para operar independientemente en la China continental en la subasta de Shanghái de 2013.[6]

Esta rivalidad entre las dos casas de subastas de arte más importantes del mundo por ver cuál es la más antigua se mantiene a través de pequeños matices: si fundan oficina y sede o tienen capacidad para organizar subastas; si es en el Hong Kong británico o en la República Popular China; si su primera subasta obtiene el permiso a partir de la unión con otra empresa china o la pueden realizar de manera independiente, etc.

Fuera de esta absurda lucha de titanes, lo cierto es que la casa de subastas más importante en China es Beijing Poly International Auction, casa de origen chino, la cual comienza a funcionar en 2005.[7] Basándonos en esta fecha, puede parecer que Poly International es una casa de configuración muy reciente, y así es, especialmente si la comparamos con las fundaciones de otras casas de subastas europeas, las cuales han sido históricamente las más potentes: Sotheby’s fundada en 1744, Christie’s fundada en 1766, Bonhams fundada en 1793, o el Hotel Drouot fundado en 1852.

A pesar de este corto recorrido, Poly International ha logrado posicionarse como la tercera casa de subastas más importante del circuito internacional, por detrás de Christie’s y Sotheby’s. Pero al hablar de Poly International no hablamos de un caso excepcional, sino que en el top ten de las casas de subastas por producto de ventas encontramos otras casas de origen chino como: China Guardian, Beijing Council International Auctions, Shanghai Jiahe, Xiling Yinshe Auction o Beijing Hanhai Art Auction Co. Ltd.[8]

Top 10 de las casas de subastas por producto de ventas en 2015 según Artprice.

Aunque siempre hemos de tener en cuenta a la hora de leer estas cifras en la internacionalización del comprador de arte de gama alta, es decir, si una buena pieza sale en subasta, la plaza en la que esa pieza salga le dará igual a un buen comprador, y más hoy en día existiendo la posibilidad de asistir a las subastas telemáticamente. Esto quiere decir que Sotheby’s y Christie’s mantienen unas cifras muy superiores a otras casas de subastas gracias a sus sedes alrededor del mundo y a las facilidades que ofrecen a los grandes coleccionistas para asistir a sus subastas de modo no presencial.

Y en relación a este tema del comprador no presencial en las grandes subastas también hemos de hacer un pequeño apunte y destacar los avances tecnológicos por los que han apostado algunas casas de subastas destacando Poly International. Hoy en día el mercado no se puede posicionar físicamente en un lugar concreto sino que estamos asistiendo a la transformación digital del mismo. En el caso de las casas de subastas de Bellas Artes, en 2015, el 95% de las casas de subastas, unas 4.500 en todo el mundo, ya se volcaban de una u otra forma a la red.[9] Los denominados Silver Surfer, coleccionistas de más de cincuenta años con un alto poder adquisitivo se han convertido en importantes usuarios y compradores a través de Internet.[10] Y por lo que destacamos a Poly International sobre otras casas de subastas es por su visión empresarial al ser una de las casas de subastas pioneras en apostar por el mercado a través de la red:

El mercado del arte ‘Internet+’ se está convirtiendo en tendencia y la compraventa de obras en la red ha progresado con impresionante rapidez […]. La casa de subastas Poly International de Pekín, se aventuró, con la ayuda de Yidian China, en el mundo de las subastas en red, una iniciativa que fomentó las subastas tradicionales.[11]

Hemos visto el valor de galerías y casas de subastas como agentes económicos, pero sobre un mercado recién formado, estos agentes también tienen un peso aún más fuerte como agentes culturales, ya que se encargan de promocionar, difundir e incluso crear tendencias. La presidenta de Christie’s en Asia, Rebeca Wei, explica así su trabajo:

Mi trabajo es hacerles varias preguntas clave de forma muy clara. […] La primera, subjetiva, es ‘¿Te gusta?’. Ahí yo no tengo nada que ver, porque nuestro trabajo se centra en otros aspectos. Por eso, a las siguientes cuestiones espero respuestas afirmativas de los coleccionistas: ¿Te lo puedes permitir? ¿Cuánto tiempo lo vas a guardar? ¿Lo vas a poder vender?[12]

Además galerías y casas de subastas, sin olvidarnos del papel de los ya mencionados coleccionistas, han sido factores fundamentales en elevar a los artistas contemporáneos chinos a lo más alto del ranking de ventas mundial. Principalmente estos agentes han sido los causantes de que cada año leamos en las noticias del mercado artístico nombres como: Zeng Fanzhi, Zhiu Xinjian, Zhou Chunya, etc.

Artistas chinos en el top 50 mundial (2014-2015) según Artprice.

Artistas poco o nada conocidos en occidente cuyas obras alcanzan sumas astronómicas, teniendo también en cuenta la breve trayectoria de algunos de ellos. Aunque caso aparte presenta Ai Weiwei, tal vez uno de los artistas contemporáneos chinos más conocidos pero no por su cotización en el mercado sino por sus actuaciones polémicas y su continua oposición al régimen chino que incluso le llevo a ser detenido el 3 de marzo del 2011, mismo año que por otro lado fue nombrado miembro de la Academia de las Artes de Berlín y Hombre del año POR Time Magazine.[13]

Haciendo un breve inciso, hemos de destacar la rápida regeneración de este mercado y las cotizaciones de los artistas chinos los cuales suben y bajan, se revalorizan o se deprecian rápidamente, y tanto artistas que en un principio pasaron desapercibidos como artistas jóvenes son susceptibles de aparecer en cualquier momento en estas listas de más vendidos:

Los laureles que coronaban a los líderes del precio de remate en el sector del Arte contemporáneo han cambiado de manos: si antes los ostentaban los antaño líderes del mercado (los famosos 4: Zhang Xiaogang, Fang Lijun, Wang Guanyi y Yue Minjun) han pasado ahora a distinguir a artistas de gran talento que nunca fueron parte de la antigua burbuja, como Zhao Bandi, Shi Chong, Mao Yan y Duan Jianwei, cuyo trabajo se ajusta los valores estéticos de China continental. Las obras de artistas como Zeng Fanzhi, Zhang Xiaogang y Liu Wei (1965) han vuelto a situarse en el rango de precios de los 2 millones de dólares. Este año, la obra Delighted Young Man de Shi Chong fue vendida por 5,95 millones de dólares, lo que supuso un nuevo récord del artista. Los ingresos por ventas de obras del artista Mao Yan se incrementaron un 78% en comparación con 2014. En el sector del Arte abstracto, Shang Yang obtuvo buenos resultados este año, con 34 obras a subasta y un volumen de negocio que aumentó un 188% en comparación con 2014. También se observan resultados optimistas en el sector de Jóvenes talentos, estando liderado el de Cuadros de reciente creación por jóvenes artistas como Jia Aili, Liu Wei (1972) y Wang Guangle. Poly International (Pekín) celebró dos subastas dedicadas a cuadros de reciente creación, y ambas alcanzaron tasas de venta de más del 88%. Este año, la casa Christie’s de Hong Kong subastó la pieza Tiananmen (2009- 2010) de Liu Wei (1972), que obtuvo un precio de remate de 849000 dólares, marcando así un nuevo récord del artista.[14]

Notas:

[1] Baker, Keneth, “Insiders’ views of China’s art”, SFGate, 2008. Disponible aquí.

[2] Acosta, Andrés, “Shanghái, el imperio del arte”, Condé Nast Traveler, 2013. Disponible aquí.

[3] Página oficial de la galería Pantócrator. Disponible aquí.

[4] Página de Sothby’s Hong Kong. Disponible aquí.

[5] Página de Sothby’s Beijing. Disponible aquí.

[6] Página de Christie’s Shanghai. Disponible aquí.

[7] Palma, Noelia, “Arte chino: estrategia y poder”, 20minutos, 2013. Disponible aquí.

[8] “Art Market Trends”, Artprice, 2016. Disponible aquí.

[9] “Art Market Trends”, Artprice, 2016. Disponible aquí.

[10] “Art Market Trends”, Artprice, 2016. Disponible aquí.

[11] “Art Market Trends”, Artprice, 2016. Disponible aquí.

[12] Aldama, Zigor, “¿Quién da más por el mercado de arte chino?”, El País, 2015. Disponible aquí.

[13] “El mercado del arte contemporáneo”, Artprice, 2015.  Disponible aquí.

[14] “Art Market Trends”, Artprice, 2016. Disponible aquí.

avatar Alejandro Sanz Guillén (9 Posts)

Graduado en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza. Actualmente estudia en la misma Universidad el Máster de Estudios Avanzados en Historia del Arte y un diploma de Especialización en Estudios Japoneses.


Share

Deja un comentario