Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 11 Nov 2019, and is filled under Varia.

Current post is tagged

, , , , , , , , , ,

25 Manga Barcelona: Historia y crónica I

Cartel del 25 Manga Barcelona, realizado por Kenny Ruiz, autor de mangañol.

El Salón del Manga de Barcelona, actualmente conocido como Manga Barcelona, celebra este año su 25 aniversario, y desde Ecos de Asia queremos acercarnos a este evento, como hemos tenido la oportunidad de hacer en anteriores ocasiones.

En primer lugar, y a modo de introducción, decir que el 25 Manga Barcelona ha tenido lugar durante los días comprendidos entre el 31 de octubre y el 3 de noviembre en la Fira Barcelona Montjüic (emplazamiento que se lleva utilizando desde el año 2012, durante el XVIII Salón del Manga), y, al igual que en ocasiones anteriores, ha contado con toda una serie de actividades, invitados y exposiciones que, en este caso, se han complementado con la muestra que ha tenido lugar (y seguirá estando presenta hasta el mes de enero de 2020) en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, centrada en la figura del llamado Dios del Manga, Osamu Tezuka.[1] Mediante esta serie de artículos vamos a aproximarnos a la historia de este longevo evento y las propuestas que ha traído consigo esta vigésimo quinta edición, analizando su diversidad e impacto.

 Para empezar, subrayar algo que ya resulta evidente, y es, como ya hemos comentado, su longevidad,  ya que tal cantidad de ediciones sin interrupción alguna dicen mucho del valor y la calidad de este evento. Para hablar de sus orígenes, hemos de retrotraernos a la Estació de França en el año 1995 con el I Salón del Manga, el Anime y el Videojuego de Barcelona, para, a lo largo de los años, cambiar varias veces de nombre (a título de ejemplo tenemos el V Salón del Manga, el Cómic, el Coleccionismo, los Videojuegos y la Animación en 1999), de sitio y de dirección, pero sin nunca dejar de lado ese espíritu y esas ganas de divulgar y poner de relieve el impacto que estas manifestaciones de origen nipón tienen en nuestro país. Tras 25 años, sólo podemos decir que ese espíritu prevalece, además, al mismo hemos de añadirle una dosis de nostalgia,  que ha estado más que presente en este 25 Manga Barcelona, como atestiguan algunas iniciativas que comentamos a continuación.

Uno de los elementos que nos ha llamado la atención de esta edición (entre otros muchos que iremos desarrollando en siguientes entregas) es la exposición presente en el pabellón 5, bajo el título Manga Revival: la Expo. Esto es nada más y nada menos  que una pequeña muestra recopilatoria de esos buenos 25 años de actividades, invitados, cosplay y, por supuesto, mucho manganime. Esta iniciativa, que atraía a visitantes de todas las edades, contaba con distintos paneles distribuidos por todo el espacio, en los que se hacía un breve repaso de todas las ediciones de este evento y que, además, incluía elementos para que los visitantes interactuaran con ella: un photocall con el cartel del evento, diversas estructuras de cartón para posar en ellas o incluso un apartado para grabar un vídeo en el que se dieran a conocer experiencias personales. Lo cierto es que no se trataba de algo denso con cartelas de lo más extensas, sino todo lo contrario, puesto que la disposición y el hecho de ir a la vertiente más anecdótica hacían que todo fluyera y se visitara de forma amena y divertida. Como ya hemos comentado, cada uno de los paneles recogía autores invitados, bocetos de los distintos carteles, fotografías que ponían de relieve el volumen de visitantes desde sus orígenes, dedicatorias de artistas invitados, nombres que a día de hoy aún resuenan en el panorama, y otros tantos que en su momento pusieron su granito de arena para llegar a este 2019 y la más que evidente relevancia y presencia de la cultura japonesa en nuestro país.

Una de las zonas de Manga Revival: la Expo. En la fotografía se pueden apreciar algunos de los paneles y cómo invitan al público a participar compartiendo sus experiencias en notas de papel. Fotografía de la autora.

Para nosotros, ha sido un punto fuerte de este evento, ya que, a pesar de su simplicidad, no hace sino marcar su carácter histórico y referencial que, a su vez, se subraya todavía de forma más evidente con la exposición Osamu Tezuka. Tenemos que pararnos a pensar en el hecho del que el manga, a pesar del tiempo que le ha costado, ya ha entrado en los museos occidentales. A título de ejemplo, podemos hablar de la exposición que ha tenido lugar en el British Museum (y a la que ya hemos hechos referencia en artículos anteriores en esta revistas) como un primer hito, pero hay que tener en cuenta que los siguientes hitos nos trasladan a esta muestra, que tuvo su primera disposición en Angulema, dentro del marco del Angouleme International Comics Festival, para después llegar a nuestro país y hacerse un hueco dentro del MNAC, ligada, en este caso, a este 25 Manga Barcelona.

Entrada del MNAC con el cartel de la exposición dedicada a Osamu Tezuka. Fotografía de la autora.

Ligada a esta pequeña muestra de historiografía del salón, tenemos que mencionar una de las iniciativas que nos ha llamado la atención, y es que a todo asistente se le hacía entrega de una revista a modo de panfleto, que contaba, además, con un apartado a modo de álbum de cromos a completar a través del llamado Manga Quest. De esta manera, la visita al evento podía complementarse con una especie de caza del tesoro (o de los distintos cromos) pasando por una serie de pruebas y preguntas que no hacían sino remitir, de nuevo, a la historia y recorrido del evento, puesto que los cromos eran los 25 carteles. Además, esta revista se completa con entrevistas y un detallado plano de los distintos expositores y su disposición por el amplio recinto. Quizá hemos echado de menos algún dato acerca de sus autores o hitos de cada una de las ediciones, pero, por suerte, este se veía complementado con la pequeña muestra que comentábamos.

Algunos de los cromos que se podían conseguir durante las pruebas correspondientes al Manga Quest, formando parte de la revista que se repartió en el evento. Fotografía de la autora.

Igualmente, y de manera bastante sintetizada, el 25 Manga Barcelona contaba con una pequeña exposición de algunos de los cosplay  y cosplayers participantes y clasificados en los distintos concursos de carácter internacional que han tenido lugar en el gran escenario de este evento. Personajes de lo más variados y algunos complementos, así como, por supuesto, información acerca de los creadores y las ediciones en las que participaron y resultaron vencedores. En resumidas cuentas, elementos para todos los gustos, de una belleza y detallismo increíbles que, igualmente, son un complemento más de ese trazado histórico y que, además, ponen de relieve el hecho de que en España hay personas con habilidades más que evidentes para hacerse un hueco en el panorama internacional.

Algunos cosplay expuestos, creaciones a manos de los ganadores de distintas competiciones que han tenido lugar en ediciones anteriores del evento. Fotografía de la autora.

Creemos que queda bastante claro que este es un año especial e importante para el Manga Barcelona y su organización, y, por ello, hemos querido detenernos brevemente en estos hitos que hablan de una de las iniciativas más longevas de nuestro país, del cariño que despierta entre sus organizadores y, desde aquí, sólo podemos decir que esperamos que siga durante mucho tiempo acompañándonos a nosotros y a otras tantas generaciones.

No obstante, y a continuación, queremos hacer un repaso de la presente edición, sus invitados y la amplia parrilla de actividades que hemos disfrutado durante estos cuatro días. Lo primero que nos gustaría señalar, y con un carácter general, es la diversidad de propuestas que hemos encontrado este año y que no hacen sino acercar el evento a público de todas las edades con distintas preferencias y gustos, y si a esto le sumamos, además, otras actividades realizadas por distribuidoras, editoriales y demás, podemos hablar de un evento completo y variado, para todos los gustos, siempre con el manganime y la cultura japonesa como centro. Y es que, además de autores y presentaciones que son más afines a esta cultura otaku de la que hablaremos más adelante, hemos podido encontrar charlas que nos hablan de la situación del colectivo LGBT en Japón, de tiro con arco, proyecciones de próximos lanzamientos cinematográficos, gastronomía y, por supuesto, sobre Osamu Tezuka, como la presentación que llevó a cabo uno de nuestros colaboradores, Pablo Begué; estos son algunos pocos ejemplos que citamos en este repaso generalizado al que se le suman encuentros con autores, clases magistrales o la iniciativa de Otaku Summit. A esto, además, se sumaban conciertos de muy diversa índole, ya que, por un lado teníamos a algunos miembros del conocido grupo nipón AKB48, que, por supuesto, deleitaron al público con sus voces y su dulzura, como otras propuestas que aludían a la música tradicional y a la aplicación que se puede dar al samisén respecto a música mucho más actual. En este mismo escenario se celebraron dos concursos de cosplay, exhibiciones de soft combat o encuentros con youtubers cuyos canales se centran en el manganime y su difusión.

Este es un muy breve repaso de todo lo que nos hemos podido encontrar en esta edición del 25 Manga Barcelona, en artículos siguientes analizaremos el evento propiamente dicho, comentando las actividades, autores invitados, exposiciones y otros elementos que, en su totalidad, conformaron esta tan esperada edición del evento, por excelencia, de manga en nuestro país.

 

Notas:

[1] Osamu Tezuka (1928-1989) es un mangaka y animador japonés conocido por obras como Astroboy o La princesa caballero, entre otras muchas. Se le conoce como Dios del manga debido a su alta producción de muy diversa temática.

avatar María Gutiérrez (109 Posts)

Graduada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, Máster de Estudios Avanzados en Hº del Arte y Máster en Formación de profesorado en Educación Secundaria por la misma universidad. Actualmente se encuentra ultimando su tesis doctoral acerca del coleccionismo de muñecas tradicionales japonesas.


Share