Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 21 May 2019, and is filled under Varia.

Current post is tagged

, , , , , , , , ,

Crónica de la XVIII Semana Cultural Japonesa

Entre los días seis y catorce de mayo se celebró en la Universidad de Zaragoza la decimoctava Semana Cultural Japonesa, uno de los acontecimientos culturales más importantes para todos los amantes del arte y la cultura del País del Sol Naciente a nivel nacional. Esta edición, del año 2019, titulada Sensei, maestros del Japón, Homenaje a Fernando García Gutiérrez, estaba dedicada al gran maestro y pionero de los estudios de arte japonés en España, el padre Fernando García Gutiérrez.

Cartel de la XVIII Semana Cultural Japonesa, en la que se puede observar a Fernando García Gutiérrez contemplando el jardín del Ryôan-ji (Kioto).


Fernando García Gutiérrez
(Jerez de la Frontera, 20/09/1928 – Málaga, 19/04/2018), historiador del arte y padre jesuita ha sido una de las figuras mas destacadas del estudio del arte y de la cultura japonesa en nuestro país. Realizó estudios de Humanidades y Filosofía, con especialidad en Estética en la Universidad de Barcelona, y muy tempranamente, en el año 1955 y siguiendo los pasos de Francisco Javier,[1] figura por la que sentía una gran admiración, partió rumbo a Japón, donde cursó dos años de cultura y lengua japonesa como paso previo a realizar labores docentes en la prestigiosa Universidad de Sophia, en Tokio, ciudad en la que sería ordenado sacerdote. En el año 1970 a su vuelta a España, el Padre Arrupe, Superior de la Compañía, le encomendó la dirección de la oficina de conexión de los jesuitas en Sevilla, labor que compaginó una vez más con la docencia en la capital hispalense de la asignatura Arte Extremo Oriental perteneciente de la Licenciatura de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla hasta el momento de su jubilación, labor que alternó con el puesto como Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico – Artístico de Sevilla, además de tareas como profesor invitado en distintas universidades europeas y americanas, así como comisario de exposiciones,[2] a lo que habría que añadir los cargos de Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, en la que en la actualidad se puede contemplar su interesante colección de Arte de Asia Oriental, que legó a dicha institución, además de ser miembro de la Academia de Bellas Artes de Cádiz y de la de San Dionisio de Artes y Letras de Jerez.

Como hemos avanzado, Fernando García Gutiérrez ocupa un lugar destacado entre los principales difusores del conocimiento del arte japonés en España durante la segunda mitad del siglo XX,[3] reconocimiento que le llevó a ser distinguido por el emperador japonés con el premio de la cruz de la “Orden del Tesoro Sagrado” en el año 1993, así como otros premios y distinciones, como durante la primera edición de los premios de la Fundación España-Japón en el año 2011, de la que fue premiado ex aequo junto con otros dos integrantes del grupo denominado de “Los Siete Samuráis,”[4] Fernando Rodríguez Izquierdo y Federico Lanzaco Salafranca.

Inauguración de la XVIII Semana Cultural Japonesa

De esta manera, y con la figura de Fernando García Gutiérrez siempre en mente a lo largo de las diferentes sesiones de esta Semana Cultural, la mañana del lunes 6 de mayo tuvo lugar el acto de inauguración en el Salón de Actos de la Biblioteca de Humanidades María Moliner de la Universidad de Zaragoza, en el que intervinieron la directora del evento, la doctora Elena Barlés y los representantes de las distintas instituciones implicadas: el decano de la Facultad de Filosofía y Letras Eliseo Serrano, el director del Departamento de Historia del Arte Juan Carlos Lozano y la Vicerrectora de Cultura y Proyección Social Yolanda Polo, que mostraron su total apoyo a la celebración de la Semana Cultural, destacando su valor científico y de difusión cultural. También asistió el presidente de la Fundación Torralba-Fortún, Juan Ulibarri, institución que siempre ha colaborado y ayudado a la celebración de las sucesivas semanas culturales desde su primera edición. D. Tôru Shimizu ministro de la Embajada de Japón en España, fue el representante del cuerpo diplomático nipón, y ensalzó la labor que realiza la Semana Cultural en el conocimiento y difusión de la cultura japonesa en nuestro país. Tras el acto inaugural, la directora de la Semana Cultural, Elena Barlés Báguena, realizó la ponencia inaugural que llevaba por título, Semblanza de un sensei. Fernando García Gutiérrez, pionero del estudio del arte japonés en España, en la que se expuso pormenorizadamente la carrera de Fernando García Gutiérrez, destacando las numerosas aportaciones que realizó al estudio del arte japonés, además de señalar su extremada erudición y conocimientos acerca de la cultura, historia y religión del archipiélago nipón. Posteriormente, por la tarde, un numeroso grupo de asistentes tuvieron la oportunidad de desplazarse hasta el Torreón Fortea del Ayuntamiento de Zaragoza, para poder contemplar la exposición Ito Mari. El jardín de los deseos del Japón contemporáneo, visita que estuvo dirigida por la comisaria de dicha exposición, Alejandra Rodríguez Cunchillos, doctoranda de la Universidad de Zaragoza y gran experta en arte japonés contemporáneo, que realizó un recorrido por las obras de esta artista tokiota residente en Barcelona. A continuación, tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza la primera de las sesiones del ciclo de conferencias Vida en Ficciones, dirigidas por la profesora Amparo Martínez Herranz de la Universidad de Zaragoza y, que este año por vez primera, complementan las sesiones de la Semana Cultural Japonesa. El ponente, Raúl Fortes de la Universidad de Valencia, realizó una más que interesante exposición acerca de El anime y la secuenciación del relato en la Historia, en la que a través de distintas obras de Hayao Miyazaki indagaba acerca de la narración del pasado japonés mediante el anime.

La directora de la Semana Cultural Elena Barlés durante su ponencia Semblanza de un sensei. Fernando García Gutiérrez, pionero del estudio del arte japonés en España.

El segundo día de la Semana Cultural tuvo lugar en el Salón de Actos del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Zaragoza. Marcos Sala Ivars, de la Universidad Complutense de Madrid, desarrolló una completa intervención titulada Grandes maestros de la espada japonesa, en la que se desgranaba el trabajo de diferentes maestros y escuelas que, a lo largo de la historia, han desarrollado y perfeccionado el arte del sable japonés o nihontô. Posteriormente el profesor de la Universidad de Zaragoza David Almazán realizó una interesante visión sobre el uno de los artistas mas versátiles del grabado en madera japonés en Kuniyoshi, el maestro de la imaginación, desarrollando una interesante aproximación a la obra de este maestro del grabado. Posteriormente y cerrando el ciclo matinal, Gonzalo Domínguez, coordinador de Cultura y Educación de la Embajada de Japón en España y junto a Nieves Moreno, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, presentaron el programa de becas Monbukagakushô, explicando pormenorizadamente los requisitos y procedimientos para todos aquellos interesados en este tipo de ayudas destinadas al estudio en suelo nipón. Por la tarde y en la misma localización, Francisco Barberán, profesor de lengua japonesa del Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Zaragoza, en su ponencia El término Sensei, en la lengua y la cultura de Japón, ahondó en el significado de éste termino empleado para referirse a la figura del maestro; posteriormente, para finalizar la sesión de tarde, Pablo Anía, de la Universidad de Zaragoza, en Hokusai, el maestro de la estampa japonesa, realizó un completo y exhaustivo recorrido por la trayectoria, obra e influencias de este imprescindible maestro del grabado japonés.

Durante la mañana del miércoles 8 de mayo dio comienzo la tercera jornada de la Semana Cultural, celebrándose las sesiones en esta ocasión en el Salón de Actos del Edificio Central de la facultad de Filosofía y Letras, donde Pilar Cabañas, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, en su conferencia Ogata Korin la Escuela Rimpa, nos presentó una más que interesante visión del trabajo de este pintor, lacador y diseñador japonés del periodo Edo (1603-1868), así como un recorrido por la historiografía de la denominada Escuela Rimpa. A continuación, Ana Trujillo, profesora de la Universidad Pontificia de Comillas, en su ponencia, Yanagi Soetsu y el arte popular japonés, realizó un recorrido por la vida y obra del filósofo japonés, fundador del movimiento Mingei y gran valedor de las artesanías japonesas. Por la tarde del miércoles tuvo lugar la segunda de las visitas comprendidas dentro de los actos de la Semana Cultural, un recorrido por la exposición de arte japonés albergada en la actualidad en el Museo de Zaragoza, La elegancia de la tradición. El legado del ceramista japonés Tanzan Kotoge, a cargo de David Lacasta, doctorando de la Universidad de Zaragoza experto en cerámica japonesa, en la que se pudieron contemplar realizaciones del afamado ceramista de Kioto Tanzan Kotoge, junto algunas de las piezas más destacadas de cerámica oriental de la Colección de Federico Torralba. Tras la finalización de la visita tuvo lugar un intenso concierto de tambor japonés o taiko a cargo de la Asociación Aragón – Japón en el patio del Museo y en el que los asistentes posteriormente pudieron acercarse a contemplar estos impresionantes instrumentos de percusión tradicionales. Para finalizar la sesión, de nuevo en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, se celebró la segunda de las conferencias Vida en Ficciones, en la que José Andrés Santiago, de la Universidad de Vigo, impartió la conferencia Del cuadro flotante a la viñeta del manga, tremendamente instructiva y que planteó más de una cuestión relevante sobre la representación de la historia en el anime.

Las sesiones del jueves 9 de mayo retornaron al Salón de Actos del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Zaragoza, donde nuestra compañera y codirectora de Ecos de Asia, Carolina Plou, de la Universidad de Zaragoza, experta en el panorama de la fotografía japonesa en nuestro país, desarrolló en su conferencia Grandes Maestros de la fotografía japonesa un completo recorrido por la obra de algunos de los fotógrafos y fotógrafas japoneses más destacados, presentando algunos más que interesantes trabajos actuales. Posteriormente, Enrique Mora, profesor de la Universidad de Zaragoza, en Akira Kurosawa: La antigua canción de un maestro del cine japonés, expuso un genial recorrido por la obra y trayectoria de la ésta figura clave de la cinematografía japonesa y mundial. La tarde del miércoles tuvo lugar la visita a la Escuela Museo Origami, ubicada en el Centro de Historias de Zaragoza, en el que Luis Fernando Giménez realizó la visita guiada a la exposición Los maestros del origami Akira Yoshizawa y Yoshihide Momotani, donde los asistentes pudieron comprobar de primera mano la minuciosidad de estas realizaciones tradicionales japonesas conseguidas mediante el plegado del papel.

Para finalizar las sesiones de conferencias de esta decimoctava edición de la Semana Cultural japonesa, el viernes 10 de mayo, en el Salón de Actos del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Zaragoza se celebró el último grupo de intervenciones. Carmen Tirado, profesora de derecho internacional de la Universidad de Zaragoza y directora del Grupo Japón, y Juan Luis López Aranguren, profesor en la misma universidad, en El Juez Isashi Owada, un sensei del derecho internacional, desarrollaron un interesante recorrido por la figura y carrera del magistrado Isashi Owada, destacando las numerosas aportaciones en la esfera internacional del actual suegro del emperador japonés. Posteriormente, Félix Alcántara, de la Universidad de Zaragoza, realizó interesante y provechosa ponencia en Grandes Maestros del haiku, a través del desarrollo de la historia y trabajos de los principales maestros de este tipo de poesía breve tradicional japonesa. Durante la tarde del viernes, en el Museo de Zaragoza, David Almazán y Elena Barlés, junto con los especialistas de la empresa ECAS Técnicos Asociados, Ramón Salvador y Pablo Alfonso, presentaron la visita virtual a la Exposición Hiroshige y su época, celebrada entre los años 2015 y 2018 en el Museo de Zaragoza, y que gracias a esta interesante iniciativa resulta accesible para los usuarios a través de la página web del Museo de Zaragoza. Posteriormente se celebró en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza la última sesión del ciclo de conferencias Vida en Ficciones, a cargo de Juan Francisco Jiménez Alcázar catedrático de historia medieval de la Universidad de Murcia, titulada Las potencialidades de los videojuegos para el conocimiento del pasado, donde planteó unas guías sobre el análisis de los videojuegos históricos y ofreció un completo y ameno recorrido por distintos videojuegos occidentales que representaban con mayor o menor veracidad el Japón de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Durante la mañana del lunes 13 de mayo se realizó el primero de los dos talleres que han acompañado las conferencias de esta decimoctava Semana Cultural. El primero, realizado por Eduardo Giménez de la escuela LIBRO de Zaragoza, consistió en un interesante taller acerca de la encuadernación tradicional japonesa, en el que los asistentes pudieron comprobar los entresijos del cosido tradicional que configura los libros japoneses. Al día siguiente, la experta en el arte del ikebana, Sonoko Inoue, de la Escuela Japonesa de Ikebana Sôgetsu, de la Asociación Aragón – Japón, realizó un interesantísimo taller de ikebana en el que los participantes pudieron realizar por ellos mismos en una de estas realizaciones de arreglo floral tradicional japonés.

Como en ocasiones anteriores, el éxito de esta XVIII Semana Cultural Japonesa estuvo garantizado, contando tanto las diferentes sesiones de conferencias como las visitas y talleres una notable cantidad de afluencia de público, cosa que no viene sino a reflejar el empeño e interés manifiesto por este tipo de eventos culturales en los que Japón y su arte adquieren un carácter destacado. Gracias al empeño de los directores de la Semana Cultural, Elena Barlés y David Almazán, y de la directora del ciclo de conferencias Vida En Ficciones Amparo Martínez, así como a las diferentes instituciones que hacen posible y apuestan pos este evento, El Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, La Embajada de Japón en España, la Fundación Japón, el grupo de investigación Japón y España: relaciones a través del arte, el grupo de investigación Japón del Gobierno de Aragón, así como la Fundación Torralba Fortún, además del apoyo de las instituciones colaboradoras, la Asociación Aragón – Japón, el Museo de Zaragoza, la Escuela Museo de Origami, así como la Sala de Exposiciones del Torreón Fortea del Ayuntamiento de Zaragoza, han posibilitado que esta edición de la Semana Cultural se tratara de una cita imprescindible para los amantes del arte y de la cultura japoneses, así como un perfecto y genial homenaje a la extremada sencillez, afabilidad, simpatía y enorme sabiduría del sensei Fernando García Gutiérrez.

 

Notas: 

[1] El sacerdote jesuita navarro Francisco Javier (1506-1552), fue uno de los fundadores de la Compañía de Jesús. Como su delegado apostólico en Asia estuvo destinado en la India y Malaca, lugar en el que conoció al expatriado japonés Anjirô, quien le describió Japón y le urgió a dirigirse al archipiélago nipón. Acompañado de dos sacerdotes jesuitas y de Anjirô, Javier alcanzó la ciudad de Kagoshima el quince de agosto de 1549, comenzando su labor misionera y convirtiendo muy tempranamente a más de cien seguidores. Visitó Hirado y Yamaguchi, viajando hasta Kioto con la intención de poder mantener una audiencia con el emperador que no pudo conseguir. Dejó Japón en el año 1551, falleciendo en la isla de Shangchuan el tres de diciembre de 1552. En su correspondencia Javier hablaba muy bien del pueblo japonés, alabando su cultura y alto sentido del honor.

[2] Destacar entre muchas otras Momoyama: la Edad de Oro del Arte Japonés, celebrada en el Palacio de Velázquez del Parque del Retiro de Madrid entre noviembre de 1994 y febrero de 1995, que contó con la organización de la Agencia de Cultura de Japón, La Fundación Japón y el Ministerio de Cultura de España. La exposición supuso un auténtico hito ya que se exhibieron unas ciento cuarenta piezas (pinturas, esculturas, máscaras de teatro, cerámicas, lacas, armas y armaduras), procedentes de instituciones niponas, entre las que se encontraban una obra designada como Tesoro Nacional y varias calificadas como Propiedades artísticas importantes.

[3] Entre las numerosas publicaciones de Fernando García Gutiérrez podríamos destacar: El Arte de Japón, Tomo XXI de la Colección Summa Artis, Editorial Espasa-Calpe, Madrid, 1967, 1999 (9a edición); El Padre Arrupe en Japón, Guadalquivir, Sevilla, 1992; Los Mártires de Nagasaki, Guadalquivir, Sevilla, 1996; El zen y el arte japonés, Guadalquivir, Sevilla, 1998; Japón y Occidente. Influencias recíprocas en el arte Guadalquivir, Sevilla, 1990; La Arquitectura Japonesa vista desde Occidente. Japón y Occidente II, Guadalquivir, Sevilla, 2001; El arte de Japón. Lo Sagrado, lo Caballeresco y otros temas, Guadalquivir, Sevilla, 2008.

[4] Sacerdotes y misioneros que en su juventud permanecieron en Japón durante las décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo XX y que a su vuelta a España han tenido un destacadísimo papel en la difusión de la cultura japonesa. Estos pioneros de la Niponología aplicaron un método y rigor académico en todos sus trabajos, especialmente en traducciones de clásicos japoneses, ensayos o estudios sobre historia, pensamiento, religión, arte, literatura o cultura del País del Sol Naciente. A los tres citados anteriormente, Fernando García Gutiérrez, Fernando Rodríguez Izquierdo y Federico Lanzaco Salafranca, habría que añadir los nombres de Jesús González Vallés, Antonio Cabezas, José María Ruiz y Ángel Ferrer.

avatar David Lacasta (73 Posts)

Soy Licenciado en Historia del Arte y actualmente estoy cursando el máster en estudios avanzados, en la modalidad de Asia Oriental. Estoy trabajando en la cerámica Satsuma, y el fenómeno de su coleccionismo en occidente.También me interesa mucho todo lo relacionado con las armas y armaduras de los samurai, así como la historia militar de Japón.


Share

Deja un comentario