Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 29 Oct 2019, and is filled under Cine y TV, Crítica, General.

Current post is tagged

La película Chronicles of the Ghostly Tribe de Lu Chuan, una obra de difícil lectura

Introducción

Poster de la película.

En artículos anteriores hemos analizado algunos hitos del género de la ciencia ficción en el gigante asiático. Vimos como en Impossible (2015) de Sun Zhou y The Wandering Earth de Frant Gwo (2019), la industria cinematográfica china lucha por encontrar su propia voz y un sentido de identidad en un género en el que pocas cinematografías del mundo se atreven a competir con la hegemonía de Hollywood. Aunque en estos trabajos, que cuentan con la ayuda de empresas norteamericanas para sus efectos especiales o en el diseño y fabricación de vestuarios, se aprecia el dominio continuado de Hollywood en materia de apoyo tecnológico para crear en celuloide una visión de mundos fantásticos, lo cierto es que China innova aportando una nueva mirada al género. Una cosmovisión que transmite valores más positivos, dando un sentido de una comunidad unida, y una visión utópica del futuro de la humanidad, que contrasta radicalmente con las distopías de la industria norteamericana, que promueven una sensación de alienación en sus grandes metrópolis, con sus antihéroes enfrentados con el sistema y la sociedad, familias disfuncionales y a menudo una irreverencia frente a cualquier símbolo o representante del poder o la autoridad. En este artículo nos centramos en Chronicles of the Ghostly Tribe (China, 2015), otra película china del género, que promete sorprender de una manera parecida. ¿Será posible que incluso restaure la fe en el amor e inspire una actitud más solidaria frente al egoísmo descarado de la actualidad?

 El problema de definir el género del film

La película fue dirigida y coescrita por Lu Chuan (8 Febrero 1971, Xinjiang, China), y es una adaptación muy particular de la exitosa novela Ghost Blows Out the Light de Zhang Muye (2006), que trataba originalmente sobre una banda de ladrones de tumbas que buscan tesoro. Hecha en 3D y ambientada a finales de los setenta y principios de los ochenta, se suele clasificar como una película de fantasía pero, en realidad, es una mezcla de muchos géneros. Si la novela original tuvo que ser cambiada para eliminar referencias a lo sobrenatural, en este caso no se sabe si el relato tiene un argumento de fondo sobre una invasión extraterrestre para ser más políticamente correcto, o si el director se siente realmente atraído por el género de la ciencia ficción. Tal vez, si ocurre lo primero, esto explicaría las muchas faltas de coherencia en el argumento. Un aspecto especialmente problemático es que las formas de vida extraterrestre son demasiado reconocibles como parte de la mitología china o del cine de terror para ser de origen extraterrestre. Encontramos, por ejemplo, dragones, murciélagos, espectros de guerreros muertos, monstruos que recuerdan mucho a hombres lobos y lo que parecen ser demonios. Por otra parte, incluso en lo que es la resucitación de los muertos, el poder no se atribuye a una tecnología avanzada extraterrestre, sino que parece ligado a algo sobrenatural que poseen los descendientes del pueblo extraterrestre.

Yang Ping utilizando sus poderes sobrenaturales para devolver a su amado Hu Bayi a la vida.

Ahondando un poco más en la figura de su director, este se formó como militar y posteriormente hizo un máster en dirección fílmica en la Beijing Film Academy, terminando sus estudios con un trabajo fin de máster sobre Francis Ford Coppola. En su filmografía anterior se percibe un interés por la historia de China y por temas bélicos, a los que aporta una visión personal. Experimenta además con los géneros de la comedia y el documental. Parece ser que la obra de Francis Ford Coppola constituye una referencia importante en la génesis del director. Entre los trabajos del director norteamericano se encuentra la película Bram Stoker’s Dracula (1992). Lejos de considerar una afinidad estética entre los dos directores, lo que parece compartido por ambas obras en esta película es una especie de romanticismo, una entrega completa al amor por los personajes principales y el problema de la pérdida. En Chronicles of the Ghostly Tribe esto ocurre en un momento en el que la pareja está suspendida sobre un abismo por una cuerda que está rompiéndose. Están tan inmersos el uno en la otra que parece que lo único que importa es el amor que sienten el uno para el otro. Lo mismo se puede decir cuando la chica está moribunda. Solo lamenta no haber podido pasar más tiempo con su amado en la tierra.

Suspendidos en una cuerda que se rompe, la heroína y el héroe piensan más en su amor que en el peligro.

El argumento

En cuanto al argumento del filme, el crítico Matthew Jones se ha quejado de la falta de coherencia en el guion. Argumenta que es como si los creadores no llegaran a decidirse sobre cuál es el hilo narrativo más importante, y se han metido demasiados temas sin desarrollar ninguno satisfactoriamente. Mientras el presente autor coincide en que es imposible entender la interrelación entre todos los elementos de la obra, no comparte la idea de que un argumento complejo sea necesariamente malo. A veces este tipo de cine tiene pequeños enigmas que hay que intentar resolver, y el salir del cine con algunas preguntas sin resolver a veces contribuye al encanto de un filme. Por otro lado, discrepo en que no hay un hilo argumental nuclear.

Fotogramas de una torre sagrada llamada la Pagoda Demonio.

El relato arranca hace 10 000 años cuando la tierra es invadida por una civilización extraterrestre que intenta eliminar la vida humana. Pero hay un príncipe que consigue unir las fuerzas de distintas naciones de la tierra para hacer frente a esta amenaza. Los comandantes de las alienígenas consiguen escapar pero los que no mueren se dispersan y se asientan, teniendo hijos en secreto con los habitantes de la tierra, y se reproducen hasta que sus hijos no se distinguen de los niños de los indígenas humanos. Este pueblo mestizo se hace llamar la Tribu Fantasma. Mientras tanto, sigue existiendo un portal interestelar extraterrestre escondido en las montañas, llamado la Pagoda Demonio, que podría orquestar en teoría otra invasión extraterrestre. En la práctica, si fuese activada, primero liberaría unas criaturas extraterrestres que se parecen a hombres lobos y, si no se apaga, posteriormente podría enviar un ejército de guerreros extraterrestres para iniciar otro intento de conquistar el planeta. Dejando de lado esta situación hipotética y volviendo a lo que realmente sucede en el relato, es importante resaltar que todos los miembros de la Tribu Fantasma tienen una maldición genética que les hacen morir entorno a los 40 o 50 años, consumidos por el fuego, y que solo con activar la torre se podría anular este defecto biológico.

Fotograma del padre presenciando la muerte de su mujer a causa de la maldición genética de la Tribu Fantasma.

La familia principal de la historia es precisamente uno de estos matrimonios mestizos entre extraterrestres y seres humanos. Tenemos al profesor que es un ser humano y a su “mujer” que es miembro de la Tribu Fantasma. Tienen una hija, la heroína Yang Ping que, como su madre, tiene poderes sobrenaturales porque ella, por nacimiento, también se convierte en otro miembro de la Tribu Fantasma. En vida, la madre prohíbe a la hija utilizar sus superpoderes, tales como resucitar a animales y a personas. El desencadenante de la acción de la película es la reacción del padre cuando tiene que ver a su mujer morir consumida por el fuego. Jura hacer lo que sea para librar a su hija del mismo destino, y para ello investiga todo lo relacionado con la torre sagrada. En cuanto a los detalles de su activación, según la leyenda, si un descendente del príncipe que acabó con la invasión extraterrestre y un miembro de la Tribu Fantasma entran juntos por el umbral de la entrada de la torre y se enciende una llama, se pone el portal en marcha y en un momento dado, no especificado, se romperá la maldición. Desgraciadamente cuando el padre, con la ayuda de su hija y de Hu Bayi, consigue activar el portal no sabe lo que realmente ha desencadenado.

El héroe Hu Bayi es un bibliotecario y soldado que desconoce que es descendiente del príncipe liberador. Yang Ping, mientras tanto, es totalmente consciente de sus poderes sobrenaturales como miembro de la Tribu Fantasma. Se conocen cuando están trabajando juntos en un campo de excavación dirigido por el padre de esta, el profesor, y para Hu Bayi es amor a primera vista. Después de una explosión, los tres se hacen voluntarios en una expedición para averiguar la causa de la misma. Siguen la pista de una criatura gigante que deja huellas en la nieve. Después de pasar por varias pruebas, finalmente encuentran la torre Pagoda Demonio y entran Yang Ping y Hu Bayi por el umbral desatando unos poderes sobrenaturales y otros peligros. El proceso es interrumpido por un capitán de la expedición que extingue la llama que controla el funcionamiento del portal. Lo hace porque se da cuenta de que lo que están desatando tiene más de negativo que de positivo. No obstante, solo los tres personajes principales consiguen escapar del lugar, ya que el capitán es alcanzado por unos murciélagos de fuego que hacen que se encienda su cuerpo.

Yang Ping es llevada debajo del agua en las fauces de un dragón submarino.

Después de huir por unos túneles, el padre, Yang Ping y Hu Bayi tienen que saltar a un lago desde gran altura. Una vez debajo del agua, Yang Ping es llevada en las fauces de un dragón submarino, y Hu Bayi escapa con vida por poco ya que arriba había sido quemada en la espalda por uno de los murciélagos. Este último consigue volver a la civilización pensando que es el único superviviente y en los tres años que siguen intenta superar todo lo ocurrido, aunque le cuesta olvidar a Yang Ping. Sin embargo, cuando se encuentra trabajando en una biblioteca, alguien le manda misteriosamente más información científica sobre el misterio de la Pagoda Demonio, y al final una organización gubernamental secreta le dice que tanto su amada como el padre de esta siguen vivos, y el jefe de la unidad le pide su ayuda para encontrar al padre, que ha desaparecido. A pesar de su alegría al pensar que Yang Ping puede estar viva, cuando la ve ya no responde a este nombre sino que se hace llamar Shirley y pretende no conocerle. En realidad, o bien su personalidad se ha transformado debido al poder mágico de la torre Pagoda Demonio o, lo que parece más lógico, ella está ausente porque su cuerpo está actuando como un avatar por otra persona o ser. No se sabe con exactitud porque en el guion no lo explica.[i]

En la nueva caracterización de Yang Ping como Shirley, no solo pretende no reconocer a Hu Bayi sino que además ha adquirido una ligera sensualidad que contrasta con el romanticismo de su representación inicial.

Fotograma mostrando a la guardiana de la santa reliquia. Se parece mucho a Shirley en forma fantasmal, algo que plantea la pregunta sobre si es en realidad Shirley.

Pronto Hu Bayi se da cuenta de que la única manera de salvar a sus amigos y a la humanidad es matar a Shirley mientas está ocupando el cuerpo de su amada. Lógicamente, al llevarlo a cabo corre el peligro de matar tanto a Shirley como a Yang Ping. Por extraño que parezca, la sobrehumana Shirley siente una extraña atracción por él, lo que la debilita, de forma que Hu Bayi consigue matarla con tres balas. La idea subyacente es que el impulso amoroso o el deseo le quitan temporalmente sus superpoderes de modo que puede morir mediante una sencilla bala. Sería algo comparable con las balas especiales de plata que consiguen matar a una versión fémina de un hombre lobo en el cine de terror. Una vez herida de muerte, la imagen de Shirley desaparece y la semblanza de Yang Ping reaparece. Ha vuelto la Yang Ping que había conocido antes, y muere en sus brazos lamentando haber tenido poco tiempo juntos en la tierra. Pervive posteriormente solo en la forma de una voz en su cabeza que le pide ir en busca de su padre perdido.

Medio plano de la secuencia en que Shirley es asesinada por tres balas. Resaltamos la mirada en sus ojos. Vista su agresividad y la representación del personaje como una fiera, se plantea la pregunta de si lo que se representa en su mirada es un impulso amoroso, meramente la expresión de deseo, o ambos.

Fotograma que demuestra como Yang Ping reaparece después de que Hu Bayi haya disparado a Shirley. La mirada es más tierna y más sensible, contrastando radicalmente con la de Shirley.

Cómo explicar el empleo de estilos de relación interpersonal propios Occidente en un producto asiático

Vista en su conjunto, la película impresiona por su sentido de comunidad y de optimismo para el futuro. Esto se aprecia en los cantos patriotas que son repetidos con caras radiantes, llenas de esperanza, y el fuerte sentido de deber hacía el pueblo, que tanto el héroe como la heroína demuestran al hacerse voluntarios para una expedición que busca descubrir la causa de una explosión. Sin embargo, resulta extraño encontrar una historia de amor envuelta en el relato cuyos protagonistas se expresan con un estilo afectivo que parece más occidental que de China. Concretando, típicamente en un cine más autóctono los sentimientos se suelen expresar con acciones y sin declaraciones abiertas de amor:

Los chinos aprenden a no expresar sus emociones, especialmente las fuertes y negativas, ya que éstas se ven como una fuente de problemas de salud. Los sentimientos de amor, alegría o depresión se tapan en la cultura china. Por ejemplo, los chinos rara vez verbalizan su amor, que en general es expresado mediante el cuidado y la ayuda al otro, y el mismo principio se aplica a las relaciones familiares. Lo importante son las acciones y no las palabras. Al no demostrar alegría, amor, felicidad o tristeza, los chinos evitan imponer sus sentimientos a los demás y así mantienen la armonía.[ii]

 Será tal vez un ejemplo de aculturación en su intento por hacer el cine más occidental

Imágenes del actor y modelo Mark Chao y La actriz y filántropa Yao Chen.

También conviene resaltar la actuación magistral del actor y modelo Mark Chao en el papel de Hu Bayi, quien consigue transmitir la idea de un amor que no conoce límites a la hora de luchar y sacrificarse para la amada. Pero al mismo tiempo expresa una vulnerabilidad que le hace parecer de carne y hueso, incluso un chico un poco introvertido. La actriz Yao Chen en el papel de Yang Ping/Shirley Yang también merece ser mencionada por ser capaz de representar a un personaje que encandila en un momento, y asusta con sus miradas frías y naturaleza violenta en otro, como si estuviese representando una versión femenina del protagonista de Doctor Jekyll y Mister Hyde.

Fotograma mostrando el grado de realismo de los monstruos.

 Cuestiones técnicas

En cuanto a los logros técnicos, el director emplea una serie de recursos para resaltar momentos claves en la obra.  Como el uso del contrapicado para dramatizar más el momento cuando Hu Bayi vuelve a ver a su amada después de tres años. También destacamos los grandes planos panorámicos para transmitir la idea del heroísmo cuando están cruzando el desierto y perdidos en la montaña. Obviamente, al ser una película que depende en parte de las reacciones de los protagonistas para su impacto dramático, hay un predominio de primeros planos y planos medios cortos para mostrar mejor las emociones de los personajes.  A esto hay que añadir un control meticuloso de la luz y la sombra, a la vez que amplía los tonos cromáticos para representar momentos especialmente alegres, como por ejemplo un reencuentro con un viejo amigo del colegio.

Fotograma del reencuentro de Hu Bayi con un viejo amigo del colegio mostrando la riqueza cromática.

Sin embargo, lo que más impacta son las secuencias donde se representan las criaturas extraterrestres o los espíritus de los antepasados. Son en su mayoría espectaculares y tienen tanto realismo que se puede entender el miedo que provocan en los personajes. No obstante, igual que en la previamente analizada película de ciencia ficción The Wandering Earth del director Frant Gwo(2019), los efectos especiales llevan unos veinte años de retraso con respecto a lo que podría producir el cine hollywoodiense. Esta carencia se aprecia sobre todo en la falta de detalle en los rostros de cualquiera de las apariciones fantasmales.

Fotograma mostrando la falta de definición en la imagen de las fantasmas.

Conclusiones

Dejando de lado los problemas teóricos en definir el género de esta película, relativos a si se debe clasificar más como una película de fantasía o de ciencia ficción, para puristas que siempre quieren ver un argumento lógico y bien explicado, puede resultar un poco irritante. Genera muchos enigmas, entre los cuales destaca la cuestión de en quién se convierte Yang Ping después de ser raptada en las fauces del dragón. ¿Será que, influida por el poder y la magia de la torre Pagoda Demonio, se convierte en otra versión de ella misma? – como en la historia de El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde de Robert Louis Stevenson (1886), sobre un científico que crea una poción capaz de liberar un lado oscuro escondido, más maléfico-, ¿o actúa como avatar para la guardiana de la santa reliquia u otra persona? Si es cierto que es el mismo personaje, desde el punto de vista del psicoanálisis freudiano, la primera versión del personaje podría entenderse como la expresión de un yo romántico que se reprime los impulsos más primitivos, que Freud identificaba con el concepto del ello. En la segunda versión del personaje, hay una sugerencia de sensualidad en su representación, y en vistas de su caracterización como un ser violento, una fiera salvaje, en términos freudianos llegaría a personificar lo que se esconde en el inconsciente del personaje; una encarnación del ello, de lo puramente instintivo.  Irónicamente, no es la fuerza sobrehumana lo que intimida a Hu Bayi en la nueva representación de Yang Ping, sino su frialdad. Habla por ejemplo de la frialdad en la expresión en sus ojos. No obstante, es la opinión del presente autor que lo que sucede es una implantación por otro ser que utiliza el cuerpo de Yang Ping como avatar.

Independiente de la interpretación que damos a la transformación, está claro que esta obra es curiosa porque retrata ciudadanos patriotas del pueblo chino que se sacrifican, pero a la vez hay un acercamiento al Romanticismo que, como movimiento, exaltaba más el individualismo y una subjetividad que contradice el realismo socialista; aquella creencia de que lo único que importa es lo material y el progreso histórico, y no las fantasías de la mente. Sin embargo, si nos fijamos más en los detalles del guion, el héroe efectivamente sacrifica su amor por el bien de todos, de modo que lo que se exalta al final no es el amor romántico, sino la entrega personal a un propósito que es mucho más grande que los intereses personales, convirtiendo la película en un hito patriota. Efectivamente, esta viene a ser otra película china que transmite una visión más utópica de la sociedad. Desde el punto de vista sociológico, confirma la idea de que el individuo prospera mejor cuando acepta su posición en el mundo e intenta hacer algo que contribuya al bienestar de una sociedad. Aunque el ideal romántico que se retrata es propio de otra etapa de la evolución sociocultural de un mundo principalmente europeo, que poco tiene que ver con lo real, la historia de amor es como un despertar. De modo que, si al lector le hace ilusión recordar otros tiempos en que las relaciones de pareja en Occidente no estaban en crisis, les recomendamos encarecidamente que vean esta película.

Para saber más:

 Jones, Matthew, “Review: Chronicles of the Ghostly Tribe (2015) “, Philosophy in Film. Agosto 2, 2017, (Disponible aquí)

[i] En realidad, hay cierto misterio sobre en quien se ha convertido o si sigue siendo ella misma. ¿Será que está bajo el efecto de alguna magia de la Tribu Fantasma? El autor de este artículo incluso pensaba que se había convertido en un avatar para la guardiana de la santa reliquia ya que esta se representa en una forma fantasmal de Shirley cuando habla delante de la torre sagrada en una secuencia, como se puede apreciar en la imagen en la cabecera de este artículo. Mathew Jones, opina que tal vez ni siquiera los responsables del guion lo saben. Además, sostiene que el argumento de la película es muy confuso. No hay un hilo sencillo en el argumento, al contrario, incorpora mucha más información de la necesaria, mucha de la cual no se explica o entiende.

[ii] García-Tapia Bello, José Luis “Comunicación entre chinos. Existen cinco características principales en el proceso de comunicación de los chinos”, protocolo.org, 11 octubre 2016. (Disponible aquí)

 

avatar Simon Kelly (17 Posts)

Graduado en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, donde también realizó el Máster en Estudios Avanzados en Historia del Arte, especializándose en cine y literatura. Además, es Licenciado en Biología por la UCM y continúa realizando estudios de psicología, sociología, francés y chino.


Share

Deja un comentario