Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 23 Abr 2018, and is filled under Crítica, Cultura Visual.

Current post is tagged

, , , , , ,

Reseña: “Mi chico lobo” (Norma Editorial)

El shôjo es uno de los géneros más consumidos en nuestro país, aunque sigue estando detrás del shônen, el popularmente conocido “manga para chicos”, y Norma Editorial es muy conocida en este campo. Mientras tanto, el “manga para chicas” ha pasado un tanto desapercibido tras la crisis económica que asoló España, pero ahora que el país está más recuperado, el género ha vuelto a cobrar fuerzas. Esto es demostrado cuando editoriales como Planeta Cómic, Panini Cómics o Norma Editorial empiezan a impulsar el género, viéndose casos como los de Tiger and wolf, de Planeta, Ana de las tejas verdes, de Panini, o Mi chico lobo, de Norma.

Este último es el que se ha publicado más recientemente, se trata de un shôjo creado por Yoko Nogiri, una mangaka muy desconocida en Occidente. Ésta es la primera de sus obras en llegar a España, y esperemos que no sea la última, pues ha sido todo un acierto por parte de la editorial catalana.

Puede que al principio, al leer la sinopsis, Mi chico lobo parezca el típico manga para adolescentes que tiene poco que aportar al género, pero eso no es así. Esto no significa que no se trate de un shôjo, ya que tanto en el dibujo como en la historia se puede ver que pertenece a dicho género.

Portada del primer tomo de Mi chico lobo, de Norma Editorial.

La protagonista de la obra es Komugi Kusunoki, una adolescente que se traslada a Hokkaidô a vivir con su padre. Con este viaje Komugi intentará olvidar la marginación a la que sus compañeras de la ciudad le tenían sometida, pues en su anterior instituto opinar diferente a la norma y tener voz propia era un motivo de desprecio.

Al llegar a Hokkaidô y empezar en un instituto nuevo, Komugi podría empezar de cero otra vez, haciendo al poco de llegar dos nuevas amigas. Pero parece ser que nuestra protagonista seguirá siendo odiada, pues nada más llegar, los chicos más populares del instituto se arremolinan junto a ello, algo que no les hace mucha gracia a las veteranas.

Todo comienza cuando Yû Ôgami empieza a olerla, algo bastante extraño, pero es que el padre de Komugi tenía un restaurante de udon, por lo que ella olía a comida. No es muy normal que un chico de clase olfateé a sus compañeras, pero es que resulta que Ôgami no es del todo humano. Tanto él como su grupo de amigos, cuatro en total, proceden del monte Maruyama, lugar sagrado en el que, en raras ocasiones, los animales consiguen poderes. De este modo, Yû Ôgami es un lobo, Rin Fushimi es un lobo, Aoshi Awaji es un tanuki y Senri Miyama es un gato de dos colas.

Tras conocer el secreto de sus compañeros, Komugi pasará mucho tiempo con ellos, siendo su enamoramiento de Ôgami el eje fundamental de la historia; aunque quien sabe, a lo mejor al final se acaba fijando en alguno de los otros miembros del grupo.

Portada del segundo tomo de Mi chico lobo, de Norma Editorial.

La publicación de este manga por parte de Norma comenzó en marzo de 2018, llevando dos tomos publicados hasta el momento, por lo que va por el ecuador de la serie, ya que en total son cuatro volúmenes. La edición española es muy similar a la nipona, con algunas páginas a color y una sobrecubierta de plástico brillante, como suele ser habitual en los mangas de esta editorial catalana.

Con Mi chico lobo, Norma se convierte en otra de las editoriales que más fomenta el shôjo en España, y eso es debido a la gran demanda del género que hay actualmente en nuestra sociedad. El público está en constante cambio, y mientras que antiguamente se solicitaba más shônen que shôjo, en la actualidad ambos géneros están casi a la par, e incluso se fomentan mucho otros como el Boys’ Love o el seinen. Así, esperamos que una de las grandes editoriales españolas, como es Norma, siga cuidando y mimando a sus lectores, algo que de momento hace bastante bien.

Imagen publicitaria de Mi chico lobo.

 

avatar Daniel Rodríguez (103 Posts)

Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo, con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca, ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones Laudeo, la Universidad de Salamanca y Satori Ediciones. Recientemente ha finaliado el Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional en la Universidad de Oviedo.


Share

Deja un comentario